Betear

Publicado por Yoruichi en el blog What's the matter? =D. Vistas: 91

Tu Nick: Yoruichi
Tus Fandom: Naruto, DN, One Piece
Link a algún fic (puede ser fuera de CZ):
Tipo de Beta que podrías ser: de los que corrigen fallos ortográficos o de expresión, básicamente u.u



Inuyasha y Kagome caminaban hacia la salida de ese lugar. Todo estaba en silencio ninguno de los dos decía nada. Mientras, Shippo dormía tranquilamente.

-Oye inuyasha - dijo kagome. -¿Por qué no dejamos a Shippo en una habitación para que duerma?
-Sí, es cierto- dijo Inuyasha, disminuyendo el paso. -Déjalo por ahí.
-Eres un insensible, ¿cómo lo voy a dejar por ahí? - exclamó Kagome un poco nerviosa, ya que detectaba el olor de ese tal Naraku. - ¿No hay ninguna habitación?
-Kagome, es por aquí - dijo Inuyasha abriendo la puerta de un cuarto y dejando ver un futón. - Acuéstalo ahí.
Sí- dijo kagome mientras pasaba. Cuado llegó junto al futón dejó a Shippo suavemente para que no se despertara. - ¡Ojalá cuando se levante no se asuste!
-Fe el no se asustara porque se lo comerán -dijo Inuyasha dando media vuelta. – Vámonos.
-¡Inuyasha! - exclamó Kagome siguiéndolo. -¿Por qué eres así con Shippo?- le preguntó mientras llegaba donde él estaba.
-Porque no me cae - dijo Inuyasha deteniéndose para mirarla. – Además quiero preguntarte algo.
-¿Qué quieres preguntarme? - le preguntó mirándolo con duda.
-¿De dónde conoces a Kikio? - dijo Inuyasha con un deje de tristeza. - Lo digo porque ella te reconoció y tu parecías tenerle mucha cólera...

Kagome no dijo nada. ¡Se sentía tan impotente al escuchar ese nombre...! ¡Esa mujer le había hecho tanto daño! Sin querer empezó a recordar ese día...

Flash back
Una chica corría por los campos de una aldea, muy feliz, para dar encuentro con un hombre de edad avanzada.
-Papá, papá, papá -exclamaba la niña feliz al ver que su padre le daba vueltas en el aire. - Te extrañé un montón.
-Lo sé, Kagome, pero ahora estoy contigo -dijo el padre dejando a Kagome en el suelo. -¿Y tu madre?
-Papá - dijo Kagome poniéndose a llorar -Ella… Está…muerta -contestó muy apenada escondiéndose en los brazos de su padre. - No pude protegerla, perdóname.
-Ay, hija - dijo el padre correspondiendo el abrazo de su hija. - No te preocupes, tu madre… Ella… Está en un lugar mejor. Pero dime, ¿quién fue? -preguntó el padre ya un poco molesto.
-Vinieron otra vez, padre -contestó Kagome separándose de su padre y limpiándose la cara. -Pero esta vez querían a mi madre y la mataron porque ella se rehusó - aclaró Kagome volviendo a llorar. -Y yo la abandoné , la dejé a su suerte.
-Ya, Kagome, si la hubieras ayudado también habrías acabado muerta -dijo el padre abrazándola.
De pronto se oyó un ruido en los arbustos, de los que salió una muchacha.
-Padre, ¿quién es ella? - preguntó Kagome al ver a la muchacha de tez fría y ojos chocolate.
-Ella, Kagome, es tu hermana – le respondió el padre dejando a kagome para ir al costado de esa chica. -Tú no la conociste porque al nacer las dos fueron separadas - aclaró el padre mirándola.

Kagome estaba en shock. ¿Era su hermana? Sí, eso había dicho su padre.
-Hola hermanita - dijo la joven acercándose a Kagome. -Me llamo Kikio. Yo te cuidaré mientras nuestro padre va a buscar a esos que mataron a mamá - dijo Kikio con cara de aburrimiento.
-No, no quiero – se negó Kagome retrocediendo y cuando iba a empezar a correr sintió unas manos que sostenían sus muñecas.- ¡Suéltame, no quiero que ella me cuide, yo sé cuidarme sola!
-No, hija, tiene que cuidarte ella - dijo el padre soltándola. - Tú no puedes cuidarte sola, mira lo que le pasó a tu madre. No quiero que tú también mueras, así que decidido - dijo el padre un poco molesto. - Kikio, yo me tengo que ir, por favor cuida bien de Kagome.
-Sí, padre, lo haré - dijo Kikio tomando de la mano a Kagome. -Seré muy buena con ella.
-Bueno hijas, adiós – se despidió el padre empezando a correr para desaparecer en la entrada del bosque.
-Bueno niña- dijo Kikio soltando a Kagome para que se cayera. -O me respetas o te arrepentirás - advirtió mirando a Kagome de una manera que a ésta no le gustó.
-No me trates así - respondió Kagome. -Dijiste que me ibas a tratar bien.
-Sabes qué, mocosa, como nuestro padre no va a regresar no me servirás- dijo Kikio tomando fuertemente la muñeca de kagome y arrastrándola hasta llegar al pueblo.
-Tú te quedas aquí _ dijo Kikio tirando a Kagome al suelo. Cuando se quiso dar cuenta una red la estaba envolviendo. -Bueno, hermanita, aquí te dejo. ¿Sabes? me pagaron muy bien por ti - dijo caminando asia un hombre.
-Me has vendido -sollozó Kagome. -Kikio, cuando mi padre se entere...
kagome no pudo decir más ya que la empezaron a arrastrar y vio por última vez a Kikio riéndose.
Fin flash back.

Escritor: coquetaprin



[ Fe el no se asustara porque se lo comerán ] <- No entiendo qué quiere decir eso, no tiene mucho sentido.

[Porque no me cae] Yo pondría “no me cae bien”, pero no estoy segura de si es correcto o no lo que ella ha escrito.

Coquetaprin debería usar más verbos, además de “decir”, como exclamar, preguntar, contestar, etc.

[Yo te cuidaré mientras nuestro padre va a buscar a esos que mataron a mamá] <- Se supone que el padre acaba de entertarse, igual que Kikyo.

[ - Kikio, yo me tengo que ir, por favor cuida bien de Kagome.] -> No es creíble que nada más llegar junto a Kagome, como se ha enterado de que su mujer ha muerto decida irse a vengarla, lo normal sería esperar por lo menos un día, ¡que hace mucho que no ve a su hija!
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario