Avanzan las brujas hacia el Brocken.

Publicado por CENTSOARER en el blog Un blog que se actualiza con cierta regularidad. Vistas: 121

¡Ahora resulta que los cerebros le tiran a las escopetas!

HIPOTÁLAMO.- Soy la estructura biológica integradora de los seres superiores. Soy la esencia de Dios, cuando evolucione a la perfección. ¡Ay, de aquellos retrasados!
---------------------------------------------------
Cuando entré había muchas moscas, varios bultos que ladraban como perros (tal vez porque eran perros), gente comiendo deliciosas pestes en tacos disfrazados, una puerta blanca... una puerta, mejor, que alguna vez fue blanca y que ahora era más del color del metal óxidado. Y rojo.

MITOCONDRIAS.- Muy bien, del 21% de oxígeno del aire que inhalamos, por el simple hecho de estar aquí, ya se ha reducido a un 16 ó 17%, en cada respiro nos gastaremos un 4% del 21% inicial de oxígeno, así que nos queda, por inhalación y sin requerir mucha más energía que la esencial sólo para 4 respiros por llenado de pulmones; eso en este sitio.
-----------------------------------------------------
Así que apuré el paso, que se volvió trote y me agité. Respiraba jadeando por ingenuo. Pregunté por el capataz y me dijeron que lo buscara adentro, mientras reían regocijándose los muy diablos. Con absoluta rigidez en casi todo el cuerpo, miro de soslayo una rata que parecía un bizarro enorme perro gris. "¿Y dónde está el jefe?" Eso les pregunté, a lo que con cierta burla descarada dijeron "pues mira, ese cabrón explotador..." -risas al fondo- "jajajaja, no, bueno, pues 'el tetas' está allá atrás trabajando, ahorita no está el encargado del negocio, pero ese guey te puede ayudar con tus tripas" (o algo así). Yo les agradecí.

CONOS Y BASTONES (en coro).- Pues me excita lo que veo, sólo espero que el hipotálamo empatice... diablos, que nos adelantamos.

NARIZ.-¡Ay efluvios! ¿Dónde carajos me has metido?
-------------------------------------------------------
En un principio traté de aguantarme. De verdad, no era tan terrible. Recordé aquellos cuasi ritos de familia en la cuál varios homínidos nos juntábamos para matar a un animal domesticado, luego lavarlo y pelarlo, después abrirlo y seleccionarlo para finalmente cocinarlo al fuego en grasa, mientras nos tomamos una cerveza fría. Pero no, es peor un cuerpo tendido que uno colgado y abierto, hay cierta empatía entre el animal que muere y el animal que mata cuando no está acostumbrado uno al otro. Así que, comenzó a darme miedo.

HIPÓFISIS.- Bien, bien. Tu siempre de miedoso, ora estresado, ora enojado, luego complacido. Si fuese por mis amigos los glóbulos rojos...

GLOBULOS ROJOS (hablando con algazara).- ¡Esperen, no empujen! ¿Qué? ¿MMM? ¿Cómo? Ahhhh... no, no entiendo. Ahhh, no.

HIPÓFISIS.- Tú llévate ésto.
-------------------------------------------------------
Ahora tengo miedo de verdad, camino como si no llevara rumbo y creo que pasan varios minutos cuando apenas, tal vez, ha pasado uno: miro mi reloj para distraerme, recordar qué hago y adónde voy, recordar qué quiero... no recuerdo nada en el momento, pero sigo caminando. De alguna u otra forma llego con 'el tetas' y me doy cuenta de qué va con el apodito,"Buenas tardes", le saludo, "¿Qué pasó", es lo que responde, "Pues vengo por mis tripas". Al parecer le agrada la respuesta.

EL TETAS.- A ver, siéntate por ahí, donde puedas.
"______".- Pues, aquí... mmmmm, qué lugar tan desagradable. Apesta.
EL TETAS.- Te acostumbras, no te fijes.

El tetas comienza a afilar su cuchillo con ese sonidito que hace que mis dientes se exasperen, aprieto las mandíbulas una contra otra y reparo en la mujer que está al fondo parada, en un umbral. El tetas se dirige hacia ella y le pide que baje la cabeza, yo veo su espalda y la mitad posterior de su cuerpo, su pelo que cae no logra verse del color que supuestamente es, éste tapa también su cara, pero no parece una mujer joven, lo digo por sus pantorrilas. El tetas levanta su cuchillo recién afilado y lo inserta en la espalda de la mujer... tal vez era ya una joroba pues veo carne abultada. El tetas sigue sacando carne de la joroba y en cuanto termina, estrepitosamente yace la mujer en el suelo, puedo ver el hueco rojo, blanco y ocre. El tetas se voltea como si nada y yo me exalto pero no me doy cuenta de lo que sucedía.

FIBRAS MUSCULARES.- ¿¡Qué carajos!? ¿¡Qué carajos!?
MÁS CONOS QUE BASTONES.- ¿Viste eso SNC?
SNC.- !!!!!!!!!!!!!!!!
HIPOTÁLAMO-HIPÓFISIS-DOPAMINA.- "................."
-------------------------------------------------------------
Pues me mancho la mano de sangre, no supe dónde la metí. El tetas se me acerca.

EL TETAS.- Ahora sí. ¿Qué se te ofrece? -mientras limpia el cuchillo en su jerga-
"________".- Ncaefnueipfwqifdimcqdcmwpnuicnpwecn, mis tripas.
EL TETAS.- Me llamo Valentín Juárez y ahorita estoy encargada. Ven para acá.
"_________".- Ujfnpuwfqnuweifn, wqnfpiuew.
VALENTÍN.- Así que andas buscando unas lombrices.
"_________".- Sí, aunque... yo.... no sé qué pensaba.
VALENTÍN.- Aquí a todo te acostumbras.

VALENTÍN descuelga un cerdo con sus gruesos brazos, tan gruesos de músculo como de grasa. Lo sujeta bien seguro con su abrazo y lo echa a la mesa con ruedas. Lo empuja hasta donde están todos los demás.
-----------------------------------------------------------

HIPOTÁLAMO-HIPÓFISIS-SEROTONINA.- Van, ora, despliéguense.
GLÁNDULA SUPRARENAL.- ¡Nos invaden los cabezas verdeeeees! ¡Nos invaden los cabezas verdeeeees! ¡Nos invaden los cabezas verdeeeees!

"Rayos, ya me quiero ir de aquí"´, le digo a Valentín 'El Tetas'. Él me pide que espere un ratito, y comenta que no es un lugar para alguien como yo. Abre el cerdo, abre la cavidad visceral, abre los intestinos y saca un puñado de Ascaris lumbricoides del animal. Yo saco mi bolsa con solución salina y echo las lombrices dentro, unas miden como medio metro, enseguida le agradezco a él y a todos y salgo del rastro muy presto. Al cruzar la puerta, más blanca por dentro, oigo el grito de una mujer. Sé que no es verdad, me voy a mi casa.






(ESTO Y MÁS ME HA SUCEDIDO ÉSTOS DÍAS, les contaré poco a poco)
  • Gex
  • CENTSOARER
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario