Algo nuevo...

Publicado por Mononoke en el blog ♠♣ Style Mononoke ♠♣. Vistas: 93

Traeré algún día mas preguntas estúpidas...porque si que me entretienen, pero ahora...con el animo de hacer algo más en ese blog he escrito algo así como fic, así que espero que lo lean....

Romance Secreto


Era una de esas tardes para recordar, al menos para Alejandra Romero, una mujer soñadora, de 23 años, quien había llegado a Las Vegas con un gran sueño que fue destruido en muy poco tiempo por un hombre que se hacía llamar Robert. Ella nunca supo de donde venía, ni cual era su casa, o su apellido, solo supo que era la peor escoria que existía en el mundo, pero lastimosamente de eso se dio cuenta muy tarde…

Comenzaba a anochecer, así que ella montó su camioneta y la echó a andar, tendría que volver al pequeño apartamento en el que vivía, y hoy no había conseguido dinero para la renta. Todo el camino fue entretenido, hasta que la camioneta paró…

-Oh no!-

No tenía gasolina, era lo peor que le hubiera pasado en una noche así… a unos cuantos pasos se divisaba un bar, así que sacó unas monedas de su bolso y se dirigió hasta allá, quizá habría un teléfono para llamar al dueño del edificio donde vivía, era un anciano muy amable y siempre le había colaborado.

Alejandra caminaba sin prisa, sus jeans le incomodaban mucho, pero igual los usaba, pues era lo único que le quedaba de su antigua ropa; cuando llegó al lugar donde varios carros se encontraban estacionados, empezó a buscar un teléfono, por suerte había uno, al lado de la puerta del bar.

La mujer marcó rápidamente un número, sonó tan solo una vez el timbre antes de que de aquel bar sacaran a un muchacho prácticamente a patadas.

-¡Espero no volverte a ver por aquí!- Dijo el guardia fortachón mientras cerraba la puerta de nuevo-

Alejandra colocó el auricular en la base y corrió a ayudar al muchacho, su boca sangraba, así que le prestó un pañuelo.

-¿Cuál es tu nombre?- Le dijo extendiéndole la mano para darle el pañuelo-

-Soy Fran…cisco- Tomando el pañuelo y levantándose

El muchacho era debilucho, muy flaco, al parecer era algo joven, pero mayor de edad. Su cabello muy corto, era dorado y su color de piel era un blanco perfecto, tenía facciones de mujer, manos delicadas y una mirada penetrante, azul profundo.

-¿Por qué te echaron del bar?-

La pregunta imprudente de Alejandra no fue contestada, pero esta al notar que el muchacho estaba a punto de llorar se dispuso a hablar.

-Lo siento, quieres ir a otro lugar, se le terminó el combustible a mi auto y necesito un teléfono-

-¿Y no ibas a llamar de ese teléfono?- limpiándose el rostro-

-Pues si, pero se me terminaron las monedas- Guardando el resto de monedas en su bolsillo trasero-

-Esta bien, si quieres vamos a mi casa, no queda lejos, allí te prestaré mi teléfono-

-Esta bien-

Alejandra le sonrío y el muchacho se sonrojo. Caminaron durante una media hora aproximadamente y al fin llegaron a la casa del muchacho, era grande, blanca, y acogedora.

Francisco sacó de su bolsillo las llaves de la casa y entró invitando a Alejandra, quien admiraba cada objeto.

-Ahí esta el teléfono. Puede usarlo, hoy no hay nadie en mi casa- Siguiendo hasta el fondo donde se encontraba la cocina-

Alejandra marcó el número y dejó que timbrara varias veces, contestó la contestadota y dejó un mensaje: “Señor, soy yo, Alejandra, hoy no iré, estoy en la casa de un amigo, así que no se preocupe. Adiós.” Colgando.

-Toma- Ofreciéndole una copa

-Vaya, si que estas preparado… -Recibiéndola- Y dime, ¿con quién vives?

-Con mi mamá y mi papá y mi tía- Bebiéndose todo el vino que había en la copa- ¿Quieres más?

-Claro

Así se pasaron toda la noche, y se tomaron las tres botellas que había en la nevera, ya era la 1 de la madrugada…

-Tengo sueño…

-¿Quieres quedarte en mi habitación? Mi cama es muy cómoda

Continuará.
  • David
  • Kotono
  • Akari
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario