Ahora, a desempolvar los vestuarios...

Publicado por Blog POT en el blog DIARIO DE UN TENISTA. Vistas: 186

Escoba, pala y plumero. A abrir las ventanas y a empezar a plumerear los casilleros, los bancos y las raquetas viejas. A barrer el piso y a acomodar los antiguos uniformes.

¿Qué ha sucedido con el grupo? Mal que mal, Prince of Tennis Gakuen un poco de actividad tiene, que muere y revive así sola, como el fénix. Pero el foro, ya no tanto. Torneos es más o menos lo que estaba generando prácticas, y el Campamento Sub 17 quedó de basurero, donde fueron a parar todas las cosas viejas y que, en cierto modo, "estorbaban".

Por ahí aún quedan algunas raquetas y unas cuantas pelotas en sus canastos. La vieja red enrollada aún sirve, y el cuaderno mágico de donde se sacaban las ideas, las actividades y las prácticas, permanece sobre la mesa empolvada, viejo y con las tapas cubiertas de fino polvo, y con algunas huellas digitales de las últimas y pocas veces que se lo abrió.

El set de química de Inui también está ahí, en un rincón completamente a oscuras. ¿Cuándo fue la última vez que creábamos y tomábamos espantosos jugos de Sadaharu? La edad dorada de POT se fue, pero no quedó en el olvido. Algunos jugadores andan por ahí aún, esperando nuevos entrenamientos o desafíos, esperando una nueva meta, o un nuevo horizonte.

Somos pocos los que quedamos del viejo Club. Hubo jugadores nuevos, y aún hay jugadores fieles, que tienen puesta la camiseta y esperan. Esperan seguir adelante, "apuntar mucho más alto"...

Entonces dejemos la ventana abierta para que entre el nuevo sol. Dejemos los casilleros limpios, para que vuelvan a ser ocupados por los tenis y el uniforme del equipo. Dejemos los canastos a mano, rebosantes de pelotas. Dejemos la red en condiciones, para que vuelva a ocupar su lugar en el medio de la cancha. Dejemos la mesa limpia, para que volvamos a sentarnos en derredor de ella para hacer planes y comentarios, o para pasar simplemente un rato ameno. Y dejemos el cuaderno abierto, lápiz sobre él, para crear más entrenamientos y una nueva historia.

Escoba, pala y plumero. Ventana abierta, cortinas nuevas. El sol inundando el vestuario, y la puerta abierta para que entren, otra vez, los leales jugadores que una vez dejaron todo de sí mismos aquí. Es hora de tomar la gorra y colocarla nuevamente sobre mi cabeza, firmemente. Hora de salir a la cancha una vez más, raqueta en mano, para entrenar otra vez bajo el cielo azul y el sol ardiente. Porque esto aún no se ha acabado, nunca terminó. Aún queda mucho por escribir, y hay tanto nuevo por hacer...


a SAKUSTARS y Echizen Tezuka les gusta esto.
  • SAKUSTARS
  • Acero
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario