¿Tienes miedo?

Publicado por patri en el blog El blog de patri. Vistas: 88

- ¡Qué monstruo ni que ostias, eso era un sapo!-. Dijo uno de mis compañeros.-

-¡Es imposible, era demasiado grande!-. El que estaba a su lado golpeó la mesa con fuerza.-

- Vale, vale lo que tu digas. Pero yo, si no lo veo no lo creo .-

-Que no lo veas no significa que no exista.- Dije en voz baja para que no me escuchara.-

-¡porqué narices estáis todos en mi contra!-. Dice mirando en mi dirección.-

" ¡Ups! me oyó... que fallo."

-Entonces que te parece esto. Te desafío a ir y comprobar que la leyenda del viejo templo es verdad. Allí a medianoche en halloween, ¿que te parece?-. Dijo mi mejor amiga que llevaba un buen rato escuchando la conversación.

- De acuerdo, acepto tu desafío. Nos veremos allí Mayu, Óscar, Seul, Lea ... Eanna-."¿A que ha venido esa pausa?".- Os demostraré que la leyenda es falsa.-

" Genial, mañana a congelarme de frio en ese agujero del diablo, o mejor dicho montaña. Porqué seré tan bocazas. Porqué cuando quiero hablar no me salen las palabras, pero cuando me tengo que estar bien calladita suelto lo primero que me viene a la mente...En fin lo hecho hecho está.

Aunque... a lo mejor no es para tanto. Quizá no lo pase tan mal, incluso puede que hasta me lo pase bien."

_____________________________________

Nos encontrábamos ya bastante alejados de las calles decentes y caminábamos por un sendero pedregoso. La luz de la linterna solo me permitía ver un poco más allá de mis narices, aun así podía distinguir unas escaleras de piedra que parecían estar talladas en la roca y que llevaban hasta el antiguo templo, abandonado hace más de diez años. Al final de las escaleras había un cruce que se dividía en tres caminos. El del frente llevaba directamente al templo, el de la derecha llevaba a un pequeño santuario, también había un pozo, y el de la izquierda llevaba al cementerio.

-¡Que frío, joder!.- Grité -

-Sheesh... cuántas veces más te vas a quejar.-Dijo Óscar.-

-Me apuesto a que no se dejará de quejar hasta que esté en casita calentita jajajaja.- Le respondió Lea-

-¡Hey! Que soy pesada,pero no tanto.-Suspiré.-

-Bueno gente ahora que hacemos.- Intervino Seul.-

-Pues, decidir los grupos para separarnos y buscar. Nos encontraremos aquí dentro de media hora.- Propuso Mayu.-

-De acuerdo. Entonces, Seul con Mayu, Óscar con Lea y yo con Eanna.-"!Huh!".- Así evitaré que intentéis gastarme una broma.- Decidió Itah.- Por cierto Eanna y yo iremos por el camino de enfrente, entre vosotros decidís cual queréis coger .- Y con eso se puso en marcha.-

Nos miramos confundidos, sin saber que decir. Iba a preguntar que narices había sido eso, pero me di cuenta que lo estaba perdiendo de vista, asi que me puse a andar lo más rápido posible para conseguir alcanzarlo.

Caminamos en silencio el pequeño tramo hasta el templo.

-Ugh más escaleras... .- Suspiré "Misterio resuelto, ahora entiendo porqué ni dios viene aquí" -

- Entiendo tu pesar, pero tenemos que seguir. Quiero demostraros que en verdad ese espíritu, monstruo, ente o lo que quiera que sea, no existe.-

"Espero que la leyenda sea mentira no quiero tener que..."*BOOM*

-MIERDA-."Mi gozo en un pozo".- ITAH APÁRTATE.-

Lo empujé justo a tiempo para que la bola de electricidad no lo alcanzase.

-QUÉ COJO.... . -

No le dio tiempo a acabar porque, ahora, el monstruo con forma de rana intentó atacarnos con su asquerosa lengua viscosa. "No pensé que tuviera que hacer esto, pero no queda otro remedio".

Giré sobre mi propia pierna para darle la cara al bicho que nos estaba atacando, dibujé en el aire una estrella dentro de un círculo, y procedí a completar el hechizo en mi mente lo que produjo una sucesión de pequeñas explosiones que alcanzó al monstruo, dejándolo desconcertado. Preparé otro hechizo para lanzarlo antes de que se recuperara, pero fui demasiado lenta porque le dio tiempo a atacar a Itah, esté logró esquivarlo, pero con tan mala suerte que acabó cayéndose por las escaleras. Acabé de matar al monstruo y corrí escaleras abajo para ver si se encontraba bien. Cuando ya me encontraba a su lado Itah abrió los ojos.

-¿Qué narices acaba de pasar?.- Preguntó frotándose la frente.-

-Ehhh.... n-nada solo que al subir las escaleras tropezaste y te caiste.-

-O-oh.... ya...veo. Ugh me duele todo el cuerpo.-Le ayudé a levantarse.-¿Por cierto qué hora es?-.

-Hmmm.... ya es la hora, será mejor que nos vayamos.-

Estuvimos un rato caminando en silencio. "DIOSTENGOQUEDECIRALGOESTOESDEMASIADOINCOMODO"

-Estoo... -.Dijimos los dos a la vez.- Tu primero.-Otra vez.-

Nos miramos y nos echamos a reir.

-Bueno qué me querías decir.-Dije yo, cuando fui capaz de tranquilizarme un poco.-

-Nah...-.Hizo u gesto con la mano.-Nada importante... es solo que cuando estaba inconsciente tuve un sueño de lo más extraño.-Hizo una pausa, al parecer, meditando lo siguiente que iba a decir.-¿ Se puede soñar estando inconsciente? quiero decir, te pasa eso porque te has dado en la cabeza ¿si?.- yo asentí.- entonces.... nada, olvídalo.- Sacudió la cabeza, yo la incliné.- Culpa del golpe.-

__________________________________



-¿Qué, habéis encontrado algo?.- Preguntó Óscar.-

Al parecer eramos los últimos en llegar.-

-No,¿vosotros?.-Todos hicieron un gesto negativo.- entonces, ¿nos vamos?.-Dije yo.-

-Si. Al parecer Itah ganó la apuesta al final.-Dijo mi mejor amiga, Mayu.-

- ¡Pero yo juraría que lo había visto, era enorme, verde y viscoso!.-

- Anda déjalo Seul, seguramente estarías borracho.- Dijo Lea.-

-¡Pero si no bebo, y tú lo sabes!.-

- Porque no te olvidas ya de eso tio. No merece la pena seguir discutiendo.-Dijo Óscar.-

Itah se pasó todo el camino de vuelta extrañamente callado.

FIN....

Gracias, gracias * reverencia*
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario