¡El Panteón Rococó está en la casa!

Publicado por Skafôlickësh en el blog This is HARDCORE. Vistas: 105

AAAAAAAHAHRHHYAEWHGWRGVwobodv. Estoy agotada. A TODA MADRE.

Yo llegué sola al estadio cerca de las 9 de la noche, unas dos horas después de que hubiera comenzado el toquín; habían tocado ya La Granja y Vortex, que de todas formas no me interesaban nadita. Me acoplé con una amiga, su novio y la familia de su novio. Cuando nos instalamos cerca del escenario, el presentador anunciaba a KL; perfecto -quienes hayan puesto atención a posts anteriores sabrá que ahí tocan unos amigos y que me gustan bastante-. Yo no andaba muy animada y casi ni bailé, más porque de repente Ale -mi amiga- se quiso meter más hacia el centro del escenario y acabamos topando con Alonso, y como que eso me cohibió un poco. KL tocó unas tres canciones, luego tocó Helvete algo de metal fuera de lugar, La Komadre Sebastiana con su ska ondeado y comenzó 6 Million Dollar Weirdo, que me gustó más de lo que esperaba. Tocaron cerca de una hora, prendieron muchísimo el ambiente. Para entonces yo ya me había retirado de con Ale y su novio y me había encontrado con otro amigo, y me fuí con él a ver el comienzo de Jumbo. Unas tres canciones después, llegó Piña y me quedé con él y sus amigos (uno de ellos un blogger paceño algo famosón que reconocí la noche anterior -cuando la marihuana- y que me hizo darme cuenta de lo triste de mi vida cuando me preguntó quién era tecleando en un teclado imaginario). Rato después se nos unieron el guitarrista y el percusionista de la banda de Alonso. El guitarrista -Juan- se quedó diciéndole a Piña que Alonso y el tecladista -aminovio de Alonso- lo querían correr de la banda y nadie sabía por qué (jojojo, yo sí sé n.n). El percusionista y yo nos sentimos incómodos y nos fuimos con el tecladista y otros amigos de la banda por unas cervezas de contrabando, porque adentro no vendían ni dejaban beber, pero el baterista de KL ayudó para que metieran un 12.

Ya después de la segunda chevecha me empecé a animar y empezó a tocar La Gusana Ciega. Durante las canciones que no me sabía me quedaba platicando con Juan muy a toda madre. Se puso muy bien el ambiente; ese día cumplía años el guitarrista de La Gusana y todo el estadio le cantó las mañanitas. El vocalista yo creo que acababa de cortar con su novia y andaba ardidón porque no dejó de hacer comentarios extraños a lo largo de toda su actuación "Sí, we... la neta un chingo de gracias por estar aquí, no esperábamos tanta gente ni ver tantas mujeres hermosas, we... muy hermosas y muy cabronas, we. Neta, we. Bajando del avión, we, nos recibieron con una manta que decía 'La Paz: mujeres hermosas y muy cabronas', we. Así que Jorge -guitarrista-, no te vayas a enamorar aquí porque te van a romper el corazón, we". Antes de tocar una canción que no recuerdo el nombre el vocalista preguntó quiénes venían solas. "Oye, we, pero ahí está tu chavo con cara de qué pex, we... ¿por qué son así las mujeres, we?... y al respecto, ahí les va una rolita... para los corazones destrozados -awwww generalizado-. We, ¿por qué son así las mujeres de La Paz, we? ¿Ves cómo se burlan, we?".

Hay cosas que yo puedo perdonar, pero hay cosas que tú tienes que explicar. ¿Por qué yo siempre tengo que esperar en una esquina mientras tú bailas con alguien más? Yo no soy nadie para desconfiar, pero últimamente nada ha sido igual. Piensa dos veces antes de jugar con mi cariño, que estoy dispuesto a hacerte llorar. Porque yo no, ¡no!, no, ¡no!, no, ¡no!, no puedo verte con alguien máaaaaas. Porque yo no, ¡no!, no, ¡no!, no, ¡no!, no puedo verte con alguien máaaaaaaaaaaas. Hay cosas que yo puedo perdonar, pero últimamente nada ha sido igual. No te sorprendas si algún día estás sin mi cariiiiñoooo y estoy en braaaaazooooos de alguien máaaaaaaaas. Porque yo no, ¡no!, no, ¡no!, no, ¡no!, no puedo verte con alguien máaaaaas. Porque yo no, ¡no!, no, ¡no!, no, ¡no!, no puedo verte con alguien máaaaaaaaaaaaas. No quiero descubrir que te vas a ir. No puedo permitir que me engañes a mí ¡como yoooo te engaaaño a tiiiiiii! (8)

Luego Tornasol. Luego muchos minutos de larga espera para que apareciera Panteón Rococó en el escenario. Para entonces, yo ya me había movido con Juan, Freddie -percusiones de Alonso-, Raol -teclados-, un tipo más y una gordita simpática al otro lado del escenario, por donde estaba con Ale inicialmente. Comenzaron tocando "Dime" y me desaté. Baile, baile, baile, baile, cante, cante, cante, cante con el Juan. La ciudad de la esperanza/Malbicho, yo deshaciéndome. Tocaron Reality shock, genial. Cuando tocaron Asesino les dije que nos fuéramos más para adelante, donde estaba el desmadre cont odo. Me hicieron segunda y ahí llegamos. Casuaaaaaalmente quedamos junto con Alonso. Estaba él, luego Juan y luego yo, luego Freddie, y atrás Raol. Tocaron Cúrame y me proyecté con todo n.n. Luego Centerfold blues/La rubia y el demonio, y luego comenzó una música de viento y percusiones muy sepsi. Era La dosis perfecta. Como dos minutos de "Hoooooooo" finteadores que tenían a todo el estadio en eufórica desesperación. Cuando fue el bueno, se hizo El Desmadre. Casi ni se oían los Panteones de tanta gente cantando. No sé cómo estuvo que Juan se movió y me jaló y yo quedé pegada a Alonso mientras todo el estadio cantaba:

Hoooooy teeeeee vaaaaaas, pero sé que volverás porque lo que yo te dí no lo encontrarás jamás; esas noches, esos días cuando tú te retorcías en mis brazos. Cuando veíamos estrellas y TÚ eras una de ellas, de esas que abrasan la Tierra con su luz. Y hoy me llamas y me dices que empacas tu presencia, que has hecho las maletas, que hoy dices aaaadióoooooos. Y después de romper el cielo juntos, esa forma tan tuya de hacer el amor y estallar -de risa- al llegar. No, no puedo aceptar que hoy te vayas si hoy me debes un cuarto de mil batalles, y cobrarme yo no quiero, no quiero cobrarlo, sólo quiero que tú te quedes aquí, ye, ye, ye. Hoy mi cuerpo necesita de tiiii, saber que la dosis perfecta está en tus caderas, en tus besos, tu sonrisa, tu cabello y ese cuerpo que me erizaaaaaa, oh no. Hoy mi alma sabe que estás bien, ay, pero tú dime, tú dime quién estará para aliviar mi dolor si ya no estás tú. Y DESPUÉS DE ROMPER EL CIELO JUNTOS, ESA FORMA TAN TUYA DE HACER EL AMOR Y ESTALLAR AL LLEGAR, NO NO PUEDO ACEPTAR QUE HOY TE VAYAS SI HOY ME DEBES UN CUARTO DE MIL BATALLAS, Y COBRARME YO NO QUIERO, NO LO QUIERO COBRAR, ¡YO SÓLO QUIERO QUE TÚ TE QUEDES AQUÍ, YE, YE YE! HOY MI CUERPO NECESITA DE TI, Y SABER QUE LA DOSIS PERFECTA ESTÁ EN TUS CADERAS, EN TUS BESOS, TU SONRISA, TU CABELLO Y ESE CUERPO QUE ME ERIZAAAAA, OH NO. HOY MI ALMA SABE QUE ESTÁS BIEN, AY, ¡PERO TÚ DIME, TÚ DIME QUIÉN ESTARÁ PARA ALIVIAR MI DOLOR SI YA NO ESTÁS TÚ! (8).

Terminada mi proyección EXTREMA, y como si no hubiese ya suficiente desmadre (para entonces mi cabello estaba completamente empapado en el lodo que se hizo con mi sudor y el polvo que estábamos levantando los que bailábamos y los que hacían slam), los Panteones tocaron Hijo de su Pinche Puta Perra Madre (Canción a Bush). UUUFFFFFFFFFFF. Llovieron madrazos. Hijo de Bush, hijo de Bush, hijo de su pinche puta perra madre (8). Le dí la espalda al escenario y me puse en la orilla de la rueda de slam a meter el pie y empujar tipos. Baile y baile y baile. Terminando, tocaron Esta Noche, y para entonces yo ya había quedado justo enfrente de Alonso dándole la espalda. Jamás me vió cuando yo lo veía, pero que me tomaba de los hombros y me movía cuando venía algún madrazo. Y de nuevo me proyecté. En realidad me estaba muriendo de ganas por voltearme y cantarle en la cara.

Cuántas veces me mirabas sin ponerte a pensar cuántas veces yo soñaba con tu cuerpo acariciar. Cuántas veces tus manos y mis manos fueron cómplices de piel. Cuántas veces nos miranos, nos tocamos hasta el amanecer. Y el tiempo pasó y todo cambió, y el tiempo pasó y todo acabó. Y esta noche va este trago por ti, y esta noche quisiera estuvieras aquíiiiii. Cuántas veces te besaba y comenzabas a volar. Y qué me dices de esos días, no parábamos de amar. Cuántas cosas se nos fueron de las manos sin pensarlo y sin querer. Y ese tiempo tan bueno que pasamos que jamás podrá volver. Cuántas veces te pedí que te olvidaras de las cosas del ayer, y cuántas veces me pediste respetar tu manera de seeeer. Y cuántas veces nos hemos ofendido y otras tantas gritamos al oído, cuántas veces nos hemos enfrentado y el amor se quedó de lado. Y el tiempo pasó y todo cambió, y el tiempo pasó y todo acabó. Y dejamos pasar nuestros momentos, y cansados no hicimos el intento de salvar lo que juntos construímos, los momentos que día con día vivimooooos. Y fumando aquí, muy lejos de ti, dando tiempo a que se me curen las heridas, y sentado aquí en la estación, la añoranza tuya atada a esta canción, con tanto tiempo desperdiciado, tantos reproches, tanto arrebato. Y esta noche, tan sólo esta noche, esta noche yo quisiera hoy brindar por ti (8).

Tocaron Toloache pa' mi negra, un cover raro de Tu forma de ser (creo que así se llama esa canción sombreruda que dice algo de "tu egoísmo y tu soledad son estrellas en la noche de la mediocridad"), y otro de El Tri. Missael (L) se aventó hacia el público y yo estuve tentada a bajarle los bóxers de manga larga que traía puestos, que a todo esto, era lo único que traía puesto. Ese tipo me gusta por estrafalario. Hicieron una dinámica muy chingona y luego el grupo se despidió y se apagaron las luces. El escenario se llenó de humo mientras todos gritaban "cu-le-ros-cu-le-ros". Los de seguridad agarraron a toda la fila de mujeres entre las que estaba -pero me safé-... y de repente se distinguen las siluetas de los Panteones y de las niñas, y ¡a huevo!: LA CARENCIA. "Porque en este mundo globalizado LA GENTE POBRE NO TIENE LUGAR".

Por la mañana yo me levanto, no me dan ganas de ir a trabajar. Subo a la combi, voy observando que toda mi gente comienza a pasar. Por la avenida va circulando el alma obrera de mi ciudad; gente que siempre está trabajando y su descanso lo ocupa pa' soñar. Lo ocupa pa' soñar, lo ocupa pa' soñar. Después de ocho horas de andar laborando, desesperanza se siente en el hogar, pues con la chinga que llevo a diario ya no alcanza pa' progresar. Y así han pasado decenas de años, porque en un mundo globalizado ¡la gente pobre no tiene lugar! Y la carencia ¡arriba!, y los salarios ¡abajo! Con lo que gano en esta empresa no me alcanza pa' tragar. Y la carencia ¡arriba!, y los salarios ¡abajo! Y yo le digo a mi Teresa "no me voy a resignar". Y la carencia ¡arriba!, y los salarios ¡abajo! Con lo que gano en esta empresa no me alcanza pa' tragar. Y la carencia ¡arriba!, y los salarios ¡abajo! Y yo le digo a mi Teresa "vente, vamos a bailar porque ahí viene El Antidoping, ahí viene El Salario, ahí viene Santa Sabina, ahí viene La Maldita, ahí viene Los de Abajo, ahí viene El Salón Victoria, ahí viene Secta Core, ¿quién viene?, ahí viene el chile que te mantiene y en la cama te entretiene y en la boca lo retienes. Mejor tráete a tu pareja y sóplale una oreja pa' que mueva la cintura y le dé la calentura, y después de la sobada ella ya no quiera nada y te diga ¡que no, que no, que no, que no, que no, que noooo! (8).

Ya nadie alegó cuando se retiraron ahora sí. Todos estábamos completamente agotados. Me fuí con el gordo, el Piña yotros amigos a comprar unos taquitos mientras el gordo no dejaba de hacerme reír. Es un gordo enorme de cabello largo, peludo y rrrrrrocker.

Piña: Oye, Mario, ¿a ti te tocó ver al gordo con el pelo corto?
Gordo: No, wey, así nací, neta. Si yo me agüité porque cuando me recibió el doctor le dijo a mi jefa "No mame, doña, no se ande metiendo con los aliens, se pasó de verga".

Piña: Gordo, ¿en Halloween sales a asustar niños?
Gordo: No, de hecho yo nunca he festejado Halloween.
Piña: ¿Y esa onda?
Gordo: Porque es una pinche fiesta gringa AND I AM MEXICAN, BITCH.

Gordo: Me pica el trasero. Como cuando el calzoncito se te incrusta. Oigan, palomilla, ¡a que no pueden hacer un ocho! (hace un ocho con piernas y brazos).

Ajajauajauaja. Voy a bañarme, que en hora y media tocan los KL en la plaza n.n.
  • D'artagnan
  • Jade
  • Mina Harker
  • D'artagnan
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario