Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [FF] El Vocaloid X-El 1° Amor de Miku Hatsune

    Aclaraciones

    Persona: [Dialogo], // [Pensamiento], () [Acciones]

    -Este es mi primer Fic de Vocaloid asi que espero que les guste
    -En este Fic, los personajes tendran diferentes edades a las originales, por ejemplo que Miku y Luka tengan la misma edad
    -El Vocaloid X es un personaje que invente yo
    -El Nombre del Vocaloid X no tiene relacion con mi persona, solo se lo puse porque me gusta ese nombre

    Capitulo 1-El Nuevo Vocaloid del Maestro

    El Mundo Virtual, cualquiera lo creeria un mundo lleno de numeros, letras, graficos y todas esas cosas que cualquiera se le viene a la cabeza, pero eso mis amigos es un error, el mundo virtual es lo que para nosotros es el mundo humano, un mundo totalmente igual, solo que todo era virtual, arboles, mar, cielo y demas, todo para ellos era real mientars que para nosotros no, y este mundo era habitado por sus propios habitantes.
    En un estudio musical de ese mundo se podia escuchar como la vida diaria de nuestros queridos vocaloids era lo normal

    Miku: (de cabeza en un sofa) ¡estoy aburriiiiiiiiiida!

    Esa era ella, Miku Hatsune, 17 años, Vocaloid 01, una chica siempre vivaz, dulce y extravagante, aunque por el momento no parecia asi

    Meiko: (sentada a su lado, leyendo una revista mientras bebia su bien confiable e inseparable cerbeza) y ¿porque no vas a cantar un rato?

    Meiko Sakine, 18 años, Vocaloid 00, una chica que siempre te hace reir y una bebedora a casi tiempo completo, una chica dulce pero cuando se enfurece, temible y de mal caracter

    Miku: ya hice eso
    Meiko: entonces ¿porque no vas con len y rin?
    Miku: se fueron a jugar con su aplanadora, no se cuando vuelven
    Meiko: ¿y kaito?
    Miku: fue a comprar helado
    Meiko: ¿y luka?
    Miku: no se donde esta
    Meiko: ¿gakupo?
    Miku: limpiando
    Meiko: me rindo, se me acabaron las opciones (en eso la puerta se habla dejando pasar a una chica de muy buen humor y de una sonrisa tan dulce que haria diabetico a cualquiera)
    Luka: hola ya llegue n_n

    Luka Megurine, 17 años, Vocaloid 03, es increiblemente dulce pero a la ves madura, es amable y seria cuando se lo propone

    Miku: ¡LUKA! (sujetandose de repente a la pierna de la pelirosa) ¡estoy aburrida y no lo soporto mas! ¡ayudame porfavor!
    Luka: vamos miku, no puede ser para tanto

    De repente una de las pantallas que ocupaban la pared de la habitacion se enciende de repente dejando a la vista a una figura imponente y respetable, la que dirigia a los vocalois como el "padre" que era para ellos, El Maestro

    Maestro: buenos dias chicas
    Luka: buenos dias maestro (mostrando su dulce sonrisa)
    Miku: ¡Maestro! ¡me aburro! TT_TT (se quejaba la pobre miku mientras hacia pucheros y lloraba a pequeñas cascaditas)
    Maestro: tranquila pequeña miku, creo que puedo arreglar eso
    Meiko: me gustaria ver eso en verdad (dejando al revista de lado)
    Maestro: de hecho, es por eso que las llamo, quiero que en media hora vayan a la sala principal, ha algo que quiero hablarles tanto a ustedes como a los demas vocaloids y utaus, los cuales ya fueron informados
    Luka: esta bien maestro, iremos
    Maestro: bien, las esperare (corta la comunicacion)
    Miku: ¡esperar media hora! ¡eso es aun mas aburrido! (continuando con sus pucheros)

    Asi continuando con el "rutinario" dia, la media hora paso con rapides, para que asi ya en la sala de reunion estubieran reunidos tanto los Vocaloids como los Utaus los cuales se ponian comodos donde podian y en la pantalla principal aparecia de nuevo el maestro

    Kaito: bueno maestro, ¿para que nos llamo?

    Kaito Shion, 18 Años, uno amante del helado con una gran voz, es practicamente visto por los demas como un hermano mayor mas que como un amigo, porque el siempre cuida de todos

    Maestro: veran, los eh traido aqui para presentarles a alguien, tendran un nuevo miembro con ustedes, un nuevo vocaloid
    Rin-Len: ¡¿Nuevo Vocaloid?! ¡Que Bien!

    Rin y Len Kagamine, 14 Años, Vocaloids 02, Ambos hermanos gemelos, ambos se quieren mucho pero tambien son diferentes en ciertos aspectos

    Maestro: asi es, es el vocaloid mas avanzado hasta ahora, les presento al Vocaloid X, Zeon Asakura

    En eso una de las puertas se abre lentamente mientras que por ella entraba lentamente una silueta, parecia tener 18 años, tenia pelo castaño bastante rebelde y ojos tan azules como el zafiro, vestia zapatillas blancas, jeans azules los cuales poseian la clasica correa de los vocaloid en la cintura, de color azul con negro, una camisa negra, una chaqueta azul bastante oscuro con paneles, botones y demas las mangas mientras que en el hombro izquierdo de la chaqueta tenia una "X" blanca, justo donde iria su marca de codificacion, y por ultimo, llevaba unos audifonos negros con pequeños detalles en rojo

    Zeon: soy zeon asakura, el vocaloid x, de ahora en adelante trabajare con todos ustedes (decia mientras que su expresion reflejaba una tranquilidad absoluta, como si nada en el mundo pudiera hacerlo enfadar lo cual logro un efecto sigular entre algunas de las personas presentes)
    Miku: (sintiendo de repente como sus mejillas se sonrojaban mientras sus manos temblaban) /¿que me ocurre? ¿porque tiemblo?, de repente me da mucho calor/
    Luka: /ese chico se ve muy gentil, y parece que no es alguien que se aloque como len o kaito/ (pensaba mientras que no se percataba que sus mejillas tomaban un lijero rubor)
    Neru: /vaya esta lindo, me gustaria pasar un rato a solas con el/

    Neru Akita, Utau, una chica que nunca deja su celular, puede ser muy lo opuesto a miku

    Satsune: /¡dios que galan!, este chico me lo quedare, no hay duda/

    Miku Satsune, Practicamente lo opuesto a miku en su totalidad, terca, rebelde, sensual, y demas

    Maestro: Bien, eso es todo lo que queria decir, Kaito, enseñale a Zeon el lugar
    Kaito: si maestro, como diga
    Maestro, bien, espero que te adaptes zeon
    Zeon: no creo que sea un problema, maestro
    Maestro: bien, entonces ya pueden irse, que les vaya bien

    Dicho y Hecho, el maestro se desconecto del monitor, dando comienzo al primer dia del Vocaloid X, en el edificio donde posiblemente ocurran nuevas experiencias

    Capitulo 2-Primer Dia, Con sus respectivas locuras

    Ya habia pasado aproximadamente 1 Hora desde que el Vocaloid X habia llegado al estudio donde su hasta ahora sempai Kaito le enseñaba el lugar

    Kaito: y bueno ¿que te parece el lugar? (tratando de encontrar un tema de conversacion)
    Zeon: es bastante confortable, creo que me acostumbrare rapidamente a vivir aqui (caminando detras suyo)
    Kaito: es bueno oir eso, ¿disfrutas cantando?
    Zeon: podria decirse
    Kaito: ¿y en que clase de musica te especializas?
    Zeon: cualquiera
    Kaito: ¿cualquiera?
    Zeon: si, cualquier genero y en cualquier idioma
    Kaito: vaya que curioso /si que es un vocaloid avanzado/ (siguiendo con el recorrido mientras que ninguno se daba cuenta de que ambos eran seguidos por 4 personitas las cuales estaban ocultas en el pasillo detras de ellos)
    Luka: ¿canta en cualquier idioma y cualquiere genero musical? es impresionante
    Miku: ¡demaciado impresionante!, aproposito, ¿porque estas aqui zatsune?
    Zatsune: esos son mis asuntos, no tuyos hatsune, ¿tu porque estas aqui?
    Miku: (sonrojandose de repente) mis asuntos tambien, no tuyos
    Neru: ¿no tuvieron que elegir un mejor momento para discutir?
    Miku: ¿y tu porque estas aqui?
    Neru: (ocultando un leve sonrojo) porque quiero, ¡y tu luka? aun no nos has dicho
    Luka: pues, porque tengo curiosidad
    Zatsune: ¿curiosidad?
    Luka: si solo eso

    -Mientras Tanto-

    Rin: ¡ven aca! (persiguiendo a su gemelo por toda la sala)
    Len: ¡dejame! (escapando mientras derribaba todo a su paso y sostenia "cierto" objeto en particular)
    Kaito: (llegando con zeon para ver como todo era un desastre) ¡oigan oigan oigan! (apurandose y poniendose entre ambos) ¿que es lo que ocurre?
    Rin: (señalando a su hermano de forma acusadora) ¡len tiene el ultimo helado!
    Kaito: (abriendo los ojos de golpe al escuchar que era el ultimo helado) ¡aaaaahhhhhhh! (paranoico por la situacion esta ves empieza el a perseguir al pobre rubio seguido por la pequeña rin de forma que la sala se vuelva aun mas desastrosa)
    Zeon: (simplemente se queda de pie donde estaba mientras que por la puerta entraban meiko y gakupo los cuales habia vuelto de hacer las compras) disculpen ¡esto es algo normal aqui
    Gakupo: ahi veces en que si

    Gakupo Kamiu, 18 Años, un buen chico que siempre porta una indumentaria estilo samurai en su ropa, le encanta las berenjenas pero muy seguido se deja influenciar por lo que le dicen los demas y termina haciendole favores a todos

    Meiko: lo mas molesto es que es dificil pararlos
    Zeon: (notando que len se acercaba a el simplemente acerca el pie haciendo que el pobre niño tropieze pero antes de que cayera el lo sujeta con un brazo mientars que con el otro le quita el helado para despues hacer que kaito y rin choquen con len y de un movimiento los sienta a los tres en el sofa mas cercano) no fue tan dificil (metiendose el helado a la boca)
    Meiko: no puedo creerlo O_O
    Gakupo: ya somos dos (cayendosele las compras de las manos)
    Len: ¡mi heladooooooooo! TT_TT
    Kaito: ¡no tuyo! era mio! TT_TT
    Miku: (que habia llegado segundos antes con las otras tres chicas) ¡vieron eso o fue mi imaginacion!
    Neru: lo vimos, detuvo a los tres en un segundo y los obligo a sentarse en el sofa
    Zatsune: seguro bajo la ropa hay musculos (decia mientras imaginaba cosas y empezaba a babearse)
    Luka: parece que con el aqui habra mas orden

    De repente la pantalla principal de la sala se enciende dejando a la vista al gran monarca de los vocaloids

    Maestro: ¿te esta gustando el lugar zeon?
    Zeon: diria que me acostumbrare a este lugar pronto maestro (comiendose el helado)
    Maestro: eso me alegra, aproposito ¿que te parece si les muestras a tus compañeros tu forma de cantar?
    Zeon: no me es problema
    Maestro: bien, entonces gakupo muestrale la sala de grabado por favor
    Gakupo: como usted ordene
    Maestro: entonces me retiro, nos vemos (apagando la transmision)

    Despues de eso el vocaloid samurai lo llevo a la sala de grabado mientars que todos los demas como curiosos que eran, los siguieron para poder escuchar

    Zeon: (dentro de la cabina de grabacion mientars que conectaba sus audifonos) y ¡que deberia cantar?
    Gakupo: (usando la mescladora) no se, improvisa
    Rin: ¡que tal una cancion en ingles?
    Zeon: me parece bien
    Gakupo: entonces comienza ¡ya! (dandole la señal mientras el vocaloid X empezaba con la cancion)


    Meiko: (aplaudiendo al igual que los otros vocaloid) estubo grandioso
    Zeon: gracias (en eso la puerta de la cabina empieza a ser envestida de tal forma que cualquiera diria que la tratan de derribar) ¿que ocurre?
    Neru: (tratando de derribar la puerta con ayuda de miku y zatsune mientras las 3 tenian ojos de corazon) ¡estupida puerta no se cae!
    Zatsune: ¡apurate que ya quiero abrazarlo!
    Miku: ¡no yo primero!
    Len: (tratando de detenerlas con ayuda de kaito y gakupo)
    Rin: parece que las cosas se pondran interesantes
    Meiko: ni que lo digas ¿no crees luka?...¿luka? (volteando a ver a la pelirrosa la cual estaba desmayada en el piso pero tambien con un gran sonrojo) diria que ella tambien estara incluida
    Rin: ni se cuestione
    Zeon: mejor aun no salgo de la cabina (obtando por la opcion mas sensata mientras que los otros 3 chicos trataban de detener a las 3 chicas, pero algo era seguro, este era solo el comienzo)
    a jesi le gusta esto.
  2. Paris, Francia.

    La ciudad del amor, según dicen. Con tantos escenarios que la gente considera románticos, especiales para un primer beso. Unos sueñan con un beso apasionado bajo la Torre Eiffel con la luna como su testigo, algunos lo prefieren en alguna calle de la ciudad bajo la lluvia, otros no sé molestan en ir hasta ahí por lo que eligen un pequeño café de la esquina cerca de su hogar, o por otro lado también tenemos a los que no les importa que lugar sea ya que con el simple hecho de estar juntos es más que suficiente.

    —Con qué esto es Francia ¿Eh? Nada mal —Dijo para sí misma una muchacha caminando por uno de los muchos parques del país. Para tener apenas diecisiete años de edad era bastante hermosa con esos soñadores y amables ojos azules que hacían juego con su blanquezina piel y su rubia cabellera que le caía en caireles sobre su espalda, cualquier hombre que la viera diría que era un ángel caído del cielo y hasta cierto punto tendrían razón ya que bajo esa playera azul marino, en sus omoplatos habían dos finas marcas rectas las cuales escondían las alas de aquella joven.

    El sol de la noche conocido como Luna comenzaba a hacer su aparición por el cielo como de costumbre desde la creación de la Tierra. Ya que era demasiado tarde el parque estaba completamente desolado, se podía apreciar perfectamente como la suave briza de verano hacía mover el césped de un lado a otro y hacia volar uno que otro pétalo de flor. El paisaje era simplemente hermoso, perfecto para tomar varias fotografías y venderlas a los turistas.

    Ya se acercaba la noche en Francia, donde cualquiera segun decian podia encontrar la felicidad y vivirla en ese instante, pero no todos tienen esa suerte.

    En ese parque desolado, se podia ver como una figura humana, que solo era mera apariencia, se encontraba sentada en el borde de una fuente, por lo que se veia a simple vista era un muchacho de dieciocho años, de pelo negro como la obscuridad y ojos azules como el zafiro, los cuales reflejaban trizteza.

    Al ser condenado a vivir en ese mundo y ser expulsado del que pertenecia, solo por decir que un humano inocente no merecia morir solo para entretener a sus ejecutores. Ahora se encontraba alli, solo, sin familia y sin amigos, con una vida larga a la cual no sabia como vivirla en ese nuevo mundo.

    Los pasos de Rebecca era apenas audibles como era de esperarse de un ángel enviado por Dios para vigilar que todo en la Tierra marchara tal y como debía ser. A pesar de que ya estuviera comenzando a caer la noche pudo notar un pequeño punto negro desde el rabillo del ojo, al voltearse para verificar que había visto se quedó a la mitad, sabía que había captado su visión periferica. Era obvio, la ya conocida picazón en sus omoplatos lo decía por si sola, lo que había visto no era un humano, era un demonio. Y ella más que nadie sabía que demonio era, incluso sabía su nombre.

    —Cam... —Escapó de sus labios el nombre de su amado que había decidido unirse al lado de Lucifer en La Caída, ese momento que marcó el mundo tal y como lo conocemos hoy en día. Todo ocurrió tan repentinamente, un ángel hermoso convenció a otros de revelarse contra Dios, pero él ya tenía sus planes para aquellos que se pusieran en su contra y así que cuando llegó el momento se vio obligado a efectuar su plan mandando a las profunidades de la Tierra a los ángeles rebeldes, y para rematar también les quitó el glorioso aspecto que alguna vez tuvieron. Desde ese momento existieron ángeles y demonios, pero la lucha aún no termina ahí ya que los enamorados que se vieron separados por ambos bandos no se volvieron a encontrar de nuevo, y de eso ya pasó más de mil años. Pero no importa ya que cuando se es inmortal el tiempo es de lo último que tienes que preocuparte.

    Se sentia muy triste, mas que eso, se sentia destrozado, el que solo queria cuidar a quienes eran importantes para el solo consiguio el dolor, se unio a Lucifer solo porque el lo amenazo diciendole que si no lo hacia lastimaria a su familia y a la persona que queria ver siempre segura y solo consiguio ser exiliado de su hogar y ser enviado a las profundidades.

    Despues ser expulsado tambien de ahi solo porque creia que un simple mortal que aun no habia muerto no merecia ir al infierno, solo porque los demonios querian matarlo en un estado de aburrimiento, ahora estaba ahi, solo en el mundo humano sin familia ni amigos.

    No podia hacer otra cosa que deprimirse, no solo perdio su familia, sus amigos y su hogar, sino tambien a la persona a la que llego a amar desde el fondo de su corazon, a quien no le habia dicho su decision, el, Cameron Velze, solo llamado "Cam" por ella, solo por las personas que queria termino asi, sin mas que hacer se levanto y se dio la vuelta pero al hacerlo vio lo que menos esperaba.

    Era ella, Rebecca, la persona que mas amaba, su mejor amiga, pero el siempre quiso llegar mas alla que la amistad, con solo verla le llego el deseo de abrazarla, pero no podia, por naturaleza ellos eran enemigos, lo que causo que una tristeza aun mayor se reflejara en sus ojos.

    No lo puedo controlar, sus alas actuaron por sí solas y se desplegaron arqueandose levemente a su alrededor como una barrera ya que eso eran. Un modo de protección. Sus alas eran indescriptiblemente hermosas, eran de un blanco tan puro que brillaba y parecían de una textura mas suave que el algódon aún cuando tenían una apariencia casi igual solo que a diferencia de este material las alas de Rebecca parecían hechas de algodón de lo mas suave y tenían la textura de las nubes si es que pudieran tocarlas.

    Sus ojos se cristalizaron por las lágrimas, pero era díficil de decir ya que una suave llovizna nocturna comenzó a caer. En menos de un segundo ella ya habia sacado un arma llamada estrella fugaz y se dirigía a atacarlo. Era los más peligroso para ángeles y demonios y aparte eran mortales ya que podía hacer desaparecer a ambas razas con el simple hecho que la punta de esa cosa te atravesara. Una estrella fugaz es un arma que solo los Poscritos poseían, los Poscritos eran ángeles que no se habían decidido por ningun bando por lo que fueron desterrados. Las estrellas fugaces poseen la forma de una flecha normal solo que su color es de un plateado como el hierro.

    Ahora estaba peor que antes, no solo la estaba viendo sino que ella se decidio a atacarlo, estaba seguro de que lo odiaba, ahora solo queria irse, no queria sufrir mas, no lo soportaba, por lo que extendio sus lasa negras la cuales se habian obscurecido desde que fue desterrado, absolutamente negras incluso mas que su cabello y parecian verse duras y filosas como la cuchilla de una espada, se alzo al vuelo y trato de escapar solo que no esperaba que ella tratara de perseguirlo

    La joven también azló vuelo dando un salto siguiendolo por los aires. En el oscuro cielo salpicado con varias estrellas ambos volaban, uno huyendo y el otro persiguiendolo. La rubia no sabía por que lo hacía simplemente algo en su interior revoloteó como apuntando a él como un enemigo y antes de que se diera cuenta había perdido el control sobre sí misma y lo había atacado.

    Después de unos poco minutos, los cuales se les hicieron eternos, la chica de ojos verdes logró alcanzarlo y así derribarlo por los aires solo que sin usar su arma, a pesar de que fueran enemigos por naturaleza ella aún lo amaba y eso le impedía matarlo, es más, ni siquiera le estaba haciendo daño. Cuandos ambos aterrizaron en el techo de un edificio estaban fuera de si atacandose con golpes el uno al otro, una patada por aquí, un puñetazo por allá... Y así siguieron hasta media noche, como era de esperarse ninguno de los dos estaban cansados pero habían terminando en una posición demasiado comprometedora con sus rostros a separados por una mínima distancia, incluso podían sentir el aliento del otro chocar contra su rostro.

    —Cam... —Volvió a susurrar la chica viendose reflejaba en los ojos que la enamoraron, su cabellos estaba algo despeinado y podía ver que tenía varios moretones y raspones en su perfecto rostro, pero eso no le importaba por que de nuevo lo había visto, de nuevo tenía la oportunidad de contemplarlo solo que ésta vez los ojos del chico reflejaban una profunda e incompredida tristeza.

    El ya no podia soportarlo, ya se sentia demaciado destrozado, sentia que si seguia asi se iba a desmoronar.

    Ya fue mas de lo que el podia soportar, el solo por pensar en los demas dejando al olvido su propio destino termino al final peleando con la mujer que se habia apoderado de todo su ser, estaba mas que destrozado.

    Una ves que ambos terminaron uno sobre el otro demaciado cerca, el no sabia si esto era bueno o malo, se sentia tan herido desde dentro que no podia aclararse, justo al momento en que ella pronuncio su nombre no sabia que sentia, estaba demaciado triste y confundido que le dolia el simple hecho de vivir.

    -rebecca-solamente pronuncio mientras unas traicioneras lagrimas se escapaban de sus ojos-

    —L...lo siento... —Comenzó a decir ella sintiendo un gran vacio en su pecho, había pasado un milenio, sin exagerar, desde que lo había visto y lo único que pudo hacer fue atacarlo. Se sentía sucia y destrozada, quería salir huyendo de ahí pero no podía, sentía que cada parte de su cuerpo no le respondía, estaba en un shok total. En lo único que podía fijarse era en esos exquisitos labios que siempre deseó probar pero que entre mas se acercaba a él más prohíbidos y díficiles de poseer se hacian.

    Una lágrima, una lágrima fue la gota que derramó el vaso. Salió de su shock al notar lo que habia causado, lo que ella había causado y sin más remedio se hecho a llorar dejandose caer en él mientras cubría su rostro empapado de lágrimas con su delicadas manos.

    -¿porque tenia que pasar esto? yo solo...solo queria que todos estuvieran seguros, y solo pasa esto- se lamentaba el a voz abierta por el dolor que sentia mientras sus ojos eran cubiertos por su cabello pero aun asi no podian evitar que mas lagrimas cayeran de sus ojos, estaba tan lastimado que solo queria morir, queria quitarse la vida el mismo si era necesaro, pero con la persona que mas amaba justo sobre el no podia ni moverse, estaba inmovil y vulnerable, como si fuera un simple niño perdido-

    —Cam... Te extrañé —Se escuchó decir la rubia sin siquiera pensarlo, esas palabras habían salido tan naturales, sin esfuerzo y del corazón. Al levantar un poco su mirada vio a Cam, esta vez lo vio en realidad. Se veía tan débil y demacrado, no era el chico que ella conocía, ahora él era un chico físicamente igual al Cameron que había conocido pero su modo de pensar no, el joven con actitud alegre, simpática y risueña que ella había conocido ahora había sido reemplazado por un chico con pensamientos siucidas.

    -yo hice lo que hice porque queria que todos estuvieran a salvo...yo queria que nada les pasara, pero al final lo perdi todo, no puedo volver a mi hogar, solo estoy destinado a vivir en este mundo toda la eternidad-no podia mas, solo queria que todo volviera a ser como antes, pero era imposible, era un renegado de alas negras, un ser no deseado en el mundo, no tenia fuerzas ni para ponerse en pie-

    —¡Tu no eres Cam! —Gritó Rebecca separandose de él quedando de rodillas con sus manos cubriendo su rostro ya cubierto por todo lo que había llorado. Sus sollozos aun eran audibles a pesar de la tormenta junto con los relámpagos las suaves sacudidas a causa de su llanto aun podían ser visibles— ¡Mi Cam siempre me sonreía aun en los momentos mas difíciles! Tu no eres él, tu no eres él... —Repetía constantemente sin poder tener el valor para siquiera verlo.

    -si soy cameron, es solo que me siento muy mal no puedo mas, yo solo me uni a lucifer porque me amenazo y me dijo que si no lo hacia, te lastimaria a ti y a mi familia y no queria eso, despues de que me desterraran a las profundidades, tambien me desterraron de ahi porque defendi la vida de un ser inocente, y ahora estoy condnado a vivir en este mundo, yo crei...crei que jamas te volveria a ver, pense que estaria solo toda la vida y no podria volver a ver tu rostro-decia mientras se sentaba frente a ella sintiendo dolor por verla asi, bajaba la cabeza porque no podia ni verla de frente, el solo hecho de verla llorar era mas que suficiente para no poder verla, siempre habia sido asi, desde que se habian conocido-

    Ella poco a poco quitaba sus manos de su rostro dejando que las frías gotas de lluvia enjuagaran su rostro y esperaba que también fueran capaces de llevarse todo el dolor junto con los problemas que tenían, deseaba que todo se pudiera arreglar fácilmente pero ella sabia mejor que nadie que para conseguir lo que quieres tienes que luchar por eso ya que nada en la vida se hace sin esfuerzo. Al verlo así sintió como todas sus esperanzas de que le dedicara una sonrisa se esfumaron así que le dio una cachetada, su decepción cada vez iba en aumento.

    —Extraño al Cam que conocí en el cielo... Él me hubiera dicho que no esperara a que la lluvia pasara, que aprendiera a bailar en la lluvia y eso no es lo tu me estas reflejando ¡Quiero a mi Cam de regreso! Devuelmelo... Quiero al Cam que me hubiera levantado en el hoyo en el que me encuentro, no al que se esta hundiendo conmigo.

    Solo sentia una sensacion algo molesta el el rostro por el golpe, pero se dio cuenta de que eso era lo que nocesitaba, se sentia libre, se sentia despierto, ya no se sentia atormentado, ella tenia razon, sus palabras habian llegado una ves mas a su corazon, no podia perderse a si mismo y dejarse caer asi.

    No mas, ya no mas, no podia permitirse esto despues de todas las cosas que le habia enseñado a ella, ahora ella le enseño a el, y lo valoraba en verdad, sin mas que decir se limpio las lagrimas y levanto la mirada la cual reflejaba sentimientso buenos en vez de dolor, se acerco a ella lentamente y le dedico una pequeña sonrisa llena de afecto y despues la abrazo con fuerza.

    -Tienes razon, me equivoque todo este tiempo, no puedo dejarme caer al dolor, no cuando yo te ayudaba, no podria ayudarte a ti si no puedo creer yo mismo en mis palabras, fui un gran tonto-separandose un poco para poder verla de frente sin dejar de sonreir-muchas gracias rebecca, me despertaste-

    La pobre chica estaba tan aturdida que apenas y se daba cuenta que la estaba abrazando, aun no levantaba la mirada, estaba completamente encerrada en su propio mundo que cada vez la llevaba mas y mas abajo. Estaba totalmente empapada por la lluvia y sus dientes castañeaban a causa del frío junto con su cuerpo que era sacudido por varios temblores, sus labios estaban llegando casi a un color azul y sus ojos seguían derramando esa agua salada a la que llamamos lágrimas. No supo como pero cuando levantó la mirada y vio la sonrisa de Cam sabía que él había regresado, que porfin lo había conseguido después de tanto tiempo por lo que no perdió tiempo y lo abrazó fuertemente como si su vida dependiera de ello.

    -Por favor perdoname, fui un completo idiota, tu me despertaste, estaba tan triste y dolido por que crei que nunca volveria a ver a mi familia o a ti que no me di cuenta de que estaba perdiendome a mi mismo, espero que me perdones-le acariciaba la espalda como si quisiera darle calor mientras le dejaba un pequeño beso en su cabeza para demostrarle que la habia extrañado mas que nada-

    —Cam... Volviste —Dijo ella sollozando sin soltarlo ni un momento, solo que la diferencia es que esta vez no eran lágrimas de dolor si no de felicidad y alivio. Sentía como se quitaba un peso de encima que había estado cargando desde su separación, porfin podría tener la tranquilidad de que el chico no estaría intentando quitarse la vida o haciendo estupideces—. Tonto... Eres un tonto Cam... No sabes cuanto te extrañé... Pensé, pensé que ya no estabas aquí —Susurró escondiendo su rostro en el espacio entre el cuello y el hombro del chico de cabellos oscuros como el interior de la boca de un lobo.

    -yo tambien te extrañe mucho rebecca, a mas que a nadie, pero no podia ir a verte, no puedo ir aya arriba, yo tambien queria verte de nuevo-abrazandola con fuerza pero sin lastimarla para tenerla mucho mas cerca

    Al sentir tal abrazo junto con todo el sentimiento que éste tenía un suave sonrojo se apoderó de sus mejillas haciendo un gran contraste con su piel clara apenas bronceada, como si los rayos del sol nunca le hubieran hecho efecto a su piel.

    -Cam... Si seguimos así todo acabará mal, Dios no permitirá que ángeles y demonios se junten formando otra raza, no dejará que vuelva a pasar lo mismo que con los nefilim. Eh oído rumores de lo que les ha pasado a todas esas personas que osan desafiar al Señor... Yo no quiero que nada te ocurra.

    -La verdadera leyenda es esta, aquellos mortales que desafien a nuestro señor seran los que pasen toda la eternidad en la nada, y aquellos inmortales que lo desafien perderan si inmortalidad y se convertiran en humanos cuyo destino sera vivir en el mundo humano por el resto de sus vidas, lo descubri poco antes de ser desterrado de aya abajo, yo estoy dispuesto a convertirnme en mortal con tal de estar junto a ti de nuevo rebecca-pronuncia sin soltarla mientras le acaricia su dorado cabello-

    -Yo también Cam... haría cualquier cosa para que estuvieramos juntos, no importa el precio que tenga que pagar -Dice decidida secando las lágrimas restantes con el dorso de su mano cuando un fuerte trueno cayó haciendo temblar la tierra, Dios estaba enojado.

    El, ya sin ninguna razon para dudar levanta la cabeza y voltea a ver el cielo-Ya no me importa lo que tu digas, despues de todo ya no pertenezco a tu mundo, ambos queremos estar juntos otra ves y si es necesario nos volveres humanos normales, te guste o no es nuestra decision-voltea a ver esta ves a rebecca- y solo nuestra, porque esto es lo que ambos queremos-termina de decir mientras toma el rostro de su amada con suavidad entre sus manos y acerca su rostro para besarla de forma dulce pero apasionada a la vez mientras que sentia que el tiempo se volvia lento y las alas de ambos se extendian y desaparecian transformandolos de angel y demonio a humanos normales-

    Rebecca nunca había sido besada por lo que antes de que supiera que estaba haciendo ya le había correspondido al tiempo que pasaba mis brazos por detrás del cuello de su amado. En un principio fue lento pero a medida que ambos tomaban confianza este se fue intensificando, era como un baile en las que sus bocas eran los bailarines. No quería que ese momento se acabara nunca o que alguien lo interrumpiera. Después de unos minutos el oxígeno se les acabó causando que se separaran un poco.

    Despues de besarla las alas de ambos desaparecian lentamente las suyas negras y las blancas de ella, despues de unos segundo estas desaparecieron completamente pero aun asi no se separaba de ella, no pensaba hacerlo, la abrazaba por la cintura de forma suave pero firme a mismo tiempo, cuando se les acabo el aire ambos se separaron por muy poca distancia mientras que el cielo relampagueante desaparecia dejando un cielo lleno de nubes las cuales dejaron caer su fria llovia sobre ellos, pero no les importo ya que al parecer el señor habia aceptado su decision al detener los relampagos-

    La joven de hebras doradas como el oro lo miraba con una pequeña pero sin duda hermosa sonrisa adornando su rostro, había esperado y ansiado ese beso por tanto tiempo que al poder conseguirlo después de tanto tiempo se sentía sumamente feliz. Llevó sus delicadas manos al rostro de él tocandolo como si acabara de despertar de un sueño, solo quería comprobar si lo que estaba presenciando era parte de la realidad y no un sucio truco de su imaginación. Para su suerte era realidad, los últimos momentos no habían sido un sueño.

    -Cam -Llamó la bella muchacha a su amado-. Te amo -Concluyó diciendo las palabras que tanto tiempo estuvieron enterradas en los más profundo de su ser esperando a ser liberadas.

    -Y yo tambien te amo a ti rebecca, lo he hecho desde hace mucho tiempo, por eso tuve que aliarme a Lucifer, para protegerte mas a ti que a cualquiera, pero ahora que estas aqui conmigo, siento que todo es perfecto-la abraza mientras se recuesta en el piso dejandola sobre el-

    -¿Te uniste al infierno desafiando a Dios solo... por mi? -Preguntó en un susurro apoyando su mejilla en el perfecto pecho del chico mientras podía escuchar el suave sonido de los latidos del corazón del de ojos color zafiro. Al igual que él ella también estaba empapada, algunos mechones de su dorado cabello se le pegaban a la cara mientras que los otros reposaban suavemente sobre su espalda.

    -Si, lo hice por ti, y haria mucho masque eso, solo por ti-le acaricia la cabeza y el rostro con una de sus manos mientras que con la otra le abraza por la cintura-

    -Gracias... Por todo -Dice volteando a verlo con un leve sonrojo en sus mejillas. Hasta ahora no había sabido lo mucho que había sacrificado por ella y en verdad lo valoraba.

    -Gracias a ti, por corresponderme- (la toma de la cintura y la anza hasta la altura del rostro para volver a besarla como hace unos momentos atras-

    Rebbeca se sorprende ante tal repentina acción pero al darse cuenta de la intención de tal movimiento se relaja correspondiendo de una manera dulce a su beso. Era una sensación agradable sentir sus labios contra los de ella haciendo que cada nervio de su cuerpo reaccionara cuando estaba tan cerca de él. Incluso podía sentir las suaves gotas chocar contra su piel, pero eso no le importaba ya que con saber que lo tendría a su lado le era más que suficiente.

    Cameron seguia besandola de la misma forma pero despues de un rato sentia como se les iba el aire por lo que tubo que separarse-mejor nos vamos a mi casa, si seguimos aqui nos enfermaremos, despues de todo ahora somos humanos-

    — ¿Tienes una casa aquí en Francia? —Le preguntó viendolo, era una persona realmente curiosa por lo que no pudo evitar evitar preguntarse desde cuando vivía ahí o mas bien desde cuando lo habían mandado ahí, pero eso era lo de menos ya que porfin paria estar a su lado sin ninguna restricción o amenza. Lo único que los podría separar era la muerte como a cualquier mortal.

    -si, cuando llegue aqui tuve que conseguir trabajo para vivir y pude comprarme una casa-decia el mientras le besaba la frente y le acariciaba la mejilla con dulzura.

    — Oh... No lo sabía — Dice sonriendo suavemente ante su dulze caricia en la mejilla—. Vamos a verla, tengo curiosidad de saber como es, aparte no se mucho sobre la forma de vida sobre los mundanos.

    -yo te enseñare, despues de todo eh vivido aqui un tiempo-termino de decir para irse con ella del edificio para poder empezar a caminar juntos por paris.

    — Esta bien —Accedió sonriendo de una manera dulce al tiempo que entrelazaba con suavidad sus dedos con los de él. Mientras caminaban veía todo curiosa y asombrada. Para ello todo era nuevo, en especial los altos edificios y las casas con sus hermosos jardines bien decorados y ciudados. Una de las muchas cosas que le facinó fueron las fuentes, le era increible como podía haber un mecanismo que hiciera que por los orificios de las piedras talladas en forma de figuras pudiera brotar tal líquido vital.

    Despues de un buen rato que era menos de una hora caminando por la ciudad viendo restaurantes, negocios, monumentos llegaron a los vecindarios donde se encontraba una casa de tamaño considerable y bien decorada y limpia-aqui es-

    —Wow... Linda casa —Elogió ella sonriendo viendo la casa blanca de dos pisos con un hermoso pasto decorando el frente de la casa acompañado por unos pequeños arbustos en las orillas como decoración—. También es muy bonito el vecindario y la ciudad.

    -ven entremos cariño- le dijo para despues tomarla de la mano y llevarla al interior de la casa y ya ahi le daba una toalla que saco de un armario para poder secarse mientras el se secaba con otra toalla-

    La joven tomaba la toalla entre sus manos viendola curiosamente por un rato después hace lo mismo que él, se seca. Poco después de que termina de secarse tomó la toalla y se tapó con ella, su ropa aun seguía húmeda.

    Viendo como se cubria con la toalla el pelinegro dedujo que tenia frio y le molestaba un poco la ropa-¿te gustaria darte una ducha? asi te calentaras un poco y evitaremos que te enfermes-

    —Claro —Dice la rubia con una dulce sonrisa adornando su rostro— ¿Pero que me pondré después? No tengo otra ropa mas que esta y la que traigo está mojada ¿Tienes algo de ropa que me prestes? Porfavor-

    -Si, seguro tengo algo de ropa que te quede, pero primero te llevare al baño para que te duches-termina de decir el mientras la carga en brazos como si fueran recien casados y se la llevaba al baño del segundo piso-

    A la muchacha de hebras rubias se le escapó una risilla, le era un poco divertido la situación en la que se encontraba— Se siente divertido que me cargues así —Comentó entre risitas mirandolo, estaba disfrutando de la situación.

    -Te cargare muchas veces asi, en especial la del dia de nuestra boda-termina de subir las escaleras y camina por el pasillo hasta llegar al baño donde la baja y abre el agua caliente de la ducha-

    Al escuchar su indirecta propuesta de matrimonio el pálido rostro de la joven fue cubierto con un tono rosado característico de los sonrojos, para ser sinceros ese rubor le hacia ver aun mas hermosa de lo que ya era.

    Despues de abrir el agua caliente voltea a verla y nota que se veia incluso mas bella que antes y no pudo resistirse al impulso de darle un corto pero dulce beso y de acariciar su rostro-que hermosa eres, nunca eh dejado de pensar en eso-

    Su bello sonrojo se indentificó más si eso era posible al tiempo que en si rostro se dibujaba una línea y sincera sonrisa— Gracias... Eres el mejor —Le dice viendolo con su azulados ojos que en un principio lo cautivaron y aun lo siguen haciendo.

    -Y tu eres la mujer mas hermosa que existe, bueno mejor te dejo bañarte, no quiere que a mi futura esposa le de gripe-dice mientras le acaricia suavemente la cabeza como si ella fuera una niña pequeña, como solia hacerlo cuando eran amigos en el cielo, el reino de dios-

    Rebecca rio ante tal gesto, cuanto le encantaba que hiciera eso, la hacia sentir protegido y querida por él no solo como su amada sino también como su amiga y confidente.

    —Así es, aparte todavía no le acostumbra la idea de que me veas desnuda —Dice riendo divertida y también algo nerviosa mientras apoyaba sus manos en la espalda de Cameron y lo empujaba suavemente en dirección a la salida.

    -Vaya entonces eso significa que algun dia te acostumbraras a la idea-mencionaba divertido justo antes de ser sacado del baño al pasillo del segundo piso-te traere ropa para que te cambies y cuando termines de bañarte puedes ponerte la bata que esta en el perchero del baño-dice para despues irse por el pasillo a su habitacion para buscar la ropa-

    —Claro —Le respondió justo antes de que se fuera. Después de desvestirse y dejar su ropa doblada sobre la taza del baño, despues se metió lentamente a la tina de baño color blanco llena de agua calienta de la cual salía un leve vapor.

    Despues de buscar entre su ropa encontro una pijama vieja que ya le iba pequeña y despues de sacarla del cajon de donde la encontro se dirigio al pasillo junto a la puerta del baño-te dejo la ropa aqui junto a la puerta para que te puedas vestir-menciono de forma que pueda escucharlo mientras deja la pijama en una repisa junto a la puerta y se iba a la cocina de la casa-

    —Gracias -Dijo la joven de azulados ojos a su ahora novio, ya se había terminado de dar un baño que le había sentado muy bien cabe decir. Después salió por la ropa y volvió a entrar al baño para cambiarse una vez ya que estuviera seca y vestida salió cepillandose su dorada cabellera con un cepillo que encontró ahí.

    Mientras ella terminaba de bañarse, el que se encontraba en la cocina de la planta baja preparando unas tazas con chocolate caliente para calentarlos a ambos mientras que fuera de la casa seguia lloviendo con fuerza-ya esta listo-pronuncio mientras ponia ambas tazas en una bandeja de metal plateada-

    La joven bajaba secandose el pelo con una toalla color blanco, llevaba puesto unos pantalones grises con la parte de abajo un poco doblada ya que le quedaban grandes y una playera negra que a diferencia de los pants esta se ajustaba un poco a su esbelta figura.

    —Mm... —Expresó al tiempo que olía el delicioso dulce aroma que la taza con chocolate desprendía— ¿Que hay en la taza? —Preguntó la joven curiosamente ya que al haber sido un ángel no conocía mucho las costumbres humanas.

    -Se llama chocolate caliente, es algo que acostumbran beber los humanos en dias como estos, el chocolate es un postre delicioso que se come de muchas maneras-decia mientras la miraba y le sonreia-

    La joven escuchaba atentamente mientras asentía en señal de que entendía, todo eso para ella era nuevo, en especial los alimentos. Al levantar su mirada de la taza con chocolate caliente se dio cuenta que él le estaba sonriendo por lo que le devolvió la sonrisa de igual manera de como la había recibido.

    —Entiendo... Vamos a probarlo —Dice decidida y emocionada al mismo tiempo por ser la primer vez en su existencia que probaba la cocoa.

    -Pues adelante, te gustara-decia mientras tomaba ambas tazas y le dejaba una en sus manos mientras le enseñaba como sujetarla, al ver como ella la sostenia sin problemas simplemente empezo a beber un poco del chocolate-

    Rebecca miraba curiosamente la taza, le agradaba la forma y color de ésta. Al ver como Cam comenzaba a beber ella también lo hizo, solo que mas despacio y con cuidado al ver que el líquido desprendía un poco de vapor ya que estaba caliente así que primero le sopló un poco y después dio un pequeño sorbo al tiempo que una sonrisa se formaba en sus labios.

    —Está delicioso —Comentaba después de su primer trago, le resultaba fascinante saber que algo con tal consistencia podía ser tan dulce y también que podía llegar a calentar su cuerpo dejando un agradable sabor en su paladar.

    -Que bien que te guste, el chocolate se puede comer de muchas formas, el pastel, helado, tabletas, en taza y mas-decia mientras se terminaba la taza de chocolate y la dejaba en el lavamanos-

    — ¿Enserio? —Preguntaba fascinada ante tales posibilidades mientras se imaginaba todo lo que él le decía— Es maravilloso —Dijo para después dar otro sorbo ansu bebida que por el momento era su favorita. No se había dado cuenta de que le encantaba todo lo que tuviera un sabor dulce.

    -Si enserio, en el mundo de los humanos hay muchas cosas que deseguro te fascinaran, muchas comidas, entretenimientos y esas cosas-

    — ¿Y me las enseñaras todas? Me gustaría conferías contigo a mi lado —Dejó la taza vacía en la mesa y después se acerco a él para rodearlo con sus brazos en un dulce abrazo.

    -Estare a tu lado toda mi vida, nosotros nunca nos separaremos-decia mientras la abrazaba y le acarciaba la espalda mientras apoyaba so menton en la cabeza de ella-

    — ¿Me lo prometes? —Preguntó la bella chica esperanzada apretando mas el agarre del abrazo, tenía mucho miedo a perderlo de nuevo y si eso pasaba de nuevo esta vez no podría soportarlo aun que solo tuviera que vivir el tiempo de vida como un mortal.

    -No solo te lo prometo, te lo juro por mi alma ahora mortal-decia mientars la abrazaba mas y le dejaba un pequeño beso en su cabeza-

    La joven no lo soltó ni un segundo hasta que después de un pequeño lapso de tiempo se tranquilizó ante su promesa pero aun así no lo soltó ni estaba dispuesta a soltarlo. Una pequeña sonrisa se fue formando poco a poco en sus labios al oírlo decir que lo juraba, ahora estaba cien porcieto segura que él estaba más que dispuesto.

    Al ver que ella no se movia nada creyo que estaba en un estado de duda y tristeza, al verla asi decidio levantarle un poco el rostro pra verla de frente y depositarle un dulce beso que demostraba que esa promesa no iba a romperse

    La muchacha de tez pálida sonrió un poco alargando aquel beso, amaba sentir sus labios sobre los de ella, ambos fundidos en una danza en la que sus lenguas eran lo bailarines. Era como estar en Cielo, no, eso era mejor que el mismo Cielo.

    Caneron seguia besandola sin detenerse, no le importaba nada que no sea ella, lo unico que queria era estar a su lado, sin soltarla, sin dejar de besarla, tan grande fue ese deseo que inconcientemente, el beso empezo a volverse cada ves mas apasionado

    La muchacha de ojos azulados no se había dado cuenta de que tan apasionado se había volvido el beso pero eso era lo que menos le preocupaba ya que estaba con él y ella más que nadie sabia que Cam estaba mas que dispuesto a protegerla si ese fuera el caso.

    El seguia besandola de la misma forma sin importarle cuanto tiempo aya pasado, solo sabia que no queria dejarla ir, no podria soportar el hecho de perderla otra ves, no despues de todo lo que hizo por ella

    Ambos estaban tan sumidos en su propio mundo que no se habían dado cuenta de que había empezado a llover, primero había empezado con una suave llovizna hasta luego convertirse en una tormenta con relámpagos. Después de unos poco segundos más sus cuerpos ahora humanos exigían oxígeno por lo que se tuvieron que separar un poco.

    Respiraba de forma levemente notoria por la cantidad de aire que necesitaba, despues de recuperarlo todo le beso la frente como muestra de cariño y le acaricio el rostros sin importarle en lo absoluto la forma en la que llovia.

    El cuerpo de la chica exigía descanso, después de todo había sido un día ajetreado y con muchas emociones. Inconscientemente demostrando su cansancio un bostezo escapo de sus rozados y recientemente besados labios, se veía tan tierna, dulce e indefensa en ese estado que da an ganas de jalarle las mejillas como las abuelitas a sus nietos.

    Al ver el estado en el que se encontraba Cameron no pudo evitar sonreir, sin siquiera pedirle permiso ni nada la cargo entre sus brazos y empezo a caminar hasta las escualeras, empezo a subir hasta llegar al segundo piso y empiezo a recorrer el pasillo.

    — ¿Mmm?... —Al estar cansada no se había percatado de que la había cargado hasta que sintió que sus pies ya no tocaban el piso y también al apoyar si cabeza sobre el pecho de él sonrió suavemente para si misma al oír los latidos del corazón de el chico— ¿A donde me llevas, Cam?-

    -Te llevo a nuestra habitacion rebecca, asi vas a poder dormir tranquilamente y de forma comoda, no te pienso dejar dormir por cualquier lado de la casa-

    — ¿Nuestra habitación? —Preguntó la muchacha adormilada viendolo con han hermosa y alegre sonrisa en su rostro, le emocionaba y agradaba la idea de que ambos comportieran un lecho y más que él lo dijera en voz alta sin dudarlo dos veces— Me agrada la idea —Comentó acurrucandose en sus fuertes brazos producto del ejercicio.

    -Si, nuestra, pienso pasar todo el tiempo posible contigo, despues de muchisimos años sin ti, pienso aprovechar que te encontre-dijo para llegar a una habitacion con una gran cama en el centro de esta-

    — Wow... Que habitación mas bonita —Miró todo a su alrededor. La habitación era bastante amplias con paredes blanco y un suelo de madera que hacia juego con un pequeño tocador negro estilo minimalista y una televisión de plasma en la pared el cual tenía enfrento una silla de masaje negra, por otro lado la cama era matrimonial y tenia un cobertor gris junto con dos almohadas negras al parecer muy cómodas.

    Ya dentro cierra la puerta y la recuesta en la cama con delicadeza para despues recostarse el a su lado y cubrirlos a ambos con las sabanas para despues abrazarla y acercarla mas a el-¿estas comoda?-

    — Si, gracias —Agradeció sonriendo al tiempo que lo abrazaba acurrucandose en él con un bonito sonrojo en sus mejillas que hacia juego con sus rosados y finos labios. Los párpados le pesaban, sentía como si contra su propia cada vez que parpadeaba se iban cerrando sus ojos cada vez mas hasta que de un momento a otro estaba escuchando lo que Cameron le decía y después ya no. Cayó en los brazos de Morfeo.

    -Vaya ya se durmio, pues no puedo culparla, hoy ya pasaron muchas cosas y muchas emociones, bueno mejor me duermo tambien-dice para al final cerrar los ojos y dejarse vencer por el sueño-

    Ambos dormidos mientras se abrazaban era una escena adorable y sin duda irradiaba el amor que existía entre ambos. La noche era tranquila, apacible. Se podía oír el suave golpeteo de las gotas que caían desde el cielo hasta ¡ estrellarse contra el techo y el suelo, esa armoniosa música también era acompañada por la amena sinfonía que los grillos ofrecían esa hermosa noche estrellada de luna llena.

    La noche pasó tranquilamente sin interrupciones, ahora eran simplemente dos almas mortales enamoradas perdidamente una de la otra. Y así empezó toda su historia, empezó en un día en el que Dios los despojó a ambos de su destino y los convirtió en mortales gracias a su desobediencia pero eso era lo que menos les importaba ahora por que ya estaban juntos y nada ni nadie interferiría en el destino que ambos iban tejiendo con sus propias manos.

    París, Francia. La ciudad del amor dicen pero ahora Rebecca sabe que no solo son mitos o leyendas si no que es verdad por que ahí ella se había reunido después de más de mil años con el hombre que amaba que sacrificó todo por ella, pero al menos ella estaba feliz de saber que ahora podría devolver el favor que él alguna vez le hizo desde el momento de La Caída.



    Prologo.

    7 Años después...

    Era una tarde hermosa, el cielo estaba despejado dejando ver su maravilloso color azul y el sol estaba en todo su esplendor dejando a su paso un apacible clima cálido. Eran alrededor de las dos de la tarde en aquella ciudad y siete años ya habían transcurrido desde que Rebecca y Cameron se habían reunido y casado al poco tiempo diendo como resultado de su amor a una hermosa niña de cabellos negros y ojos azulados que ahora tenía aproximadamente unos cinco años de edad.

    Sophie. Sophie Velze era el nombre de aquella infante. Con sus facciones delicadas y bien delineadas como las de su madre era una belleza aun a su corta edad pero eso sí, la personalidad la había heredado totalmente de su padre. Ese día Sophie había asistido a la escuela como de costumbre, iba en primero de primaria con una notas excelentes y muchos amigos los cuales la estimaban y querían o incluso la amaban en secreto ya que ella todavía tenía la mentalidad que todos los niños tenían gérmenes.

    Por otro lado se encontraba la feliz pareja manejando en dirección a la escuela de su hija. Cam, ahora ya todo un hombre, era el que manejaba una Sienna blanca de Toyota del año. Cuando apenas habían sido convertidos en mortales les costó un poco salir a delante económicamente pero después de trabajar tan duro por fin lograron conseguir un buen trabajo y un nivel de vida alto. Después de eso pasaron un par de meses cuando Rebecca le dio la noticia que en su vientre albergaba a un hijo suyo cosa que emocionó y alegró más a ambos. Ahora ambos habían crecido físicamente tanto como emocional y los dos portaban sus argollas de matrimonio, la ahora mujer en su dedo y el hombre en un collar.

    — Que lindo día —Comentó a su marido la mujer de inigualable belleza, con el paso de los años había crecido considerablemente al igual que su alegría. En esos momentos iba vestida con un lindo vestido blanco con sus zapatillas azul claro que hacia resaltar su rubio cabello atado en un chongo bajo y sus ojos color zafiro. Rebecca ya iba por el segundo embarazo y ya estaba en su segundo mes. Apenas comenzaba a notarse su embarazo por apenas haberse enterada. Ella acariciaba con una ternura indescriptible su vientre en crecimiento, se veía tan alegre con su vida actual.

    No podia pedir una vida mejor, ya ni le importaba lo que fue o lo que pudo haber sido, solo le importaba lo que era ahora, un humano, un hombre felizmente casado y padre de una niña pequeña y de un nuevo bebe que estaba por llegar al mundo en unos meses

    Se encontraba manejando su nuevo auto el cual consiguio con el dinero que gano al enseñar clases de defensa personal en la universidad de Paris, al final el saber como combatir para defenderse en el cielo le fue de mucha utilidad, una ves que distinguio su destino estaciono el auto

    Habian llegado, a la escuela primaria donde todos los padres de los pequeños que aprendian alli iban a recoger a sus pequeños, una ves estacionado el vehiculo bajo de este y ayudo a su esposa a bajar como lo hacia siempre eh ir a la entrada a esperar a su pequeña

    La escuela era un lugar bello con su verde cesped bien ciudado y regado y su grande estructura blancas con muchas ventanas de todos los salones, algunas tenian unos cuantos dibujos hechos por los niños y otras estaban llenas de recortes o posters con imágenes que ayudaban a mejorar el aprendizaje de los niños. A los dos y cuarto en punto la campana sonó anunciando el termino de las clases, al momento varios niños y niñas salieron con la mochila en hombro con su grupo de amigas mientras que otros se despedían y se subían a su bicicleta para irse a casa. Entre el montón de niños salió Sophie corriendo mientras cargaba su mochila y se dirigía hacia sus padres los cuales se encontraban con los demás padres de familia que se encontraban esperando a que sus hijos salieran.

    — Hola, pequeña —Saludó la madre a su hija la cual habia sido cargada por su padre al momento de recibirla— ¿Cómo te fue hoy?

    — Muy bien, hoy nos enseñaron una nueva canción e hice muchos dibujos —Le respondió la niña de cabellos oscuros y ojos color zafiro a su madre— ¿Cómo esta mi hermanito, mami? —Preguntó la niña acariciando con cariño el vientre apenas abultado de su progenitora— ¿Se ha aportado bien?-

    — Así es, pequeña. Se ha portado muy bien toda la mañana.-

    Al ver esa actitud no podia evitar soltar una pequeña risa, esta nueva vida le era demaciado grata para ser un simple sueño, lo bueno era que todo era realidad, su realidad, y no pensaba dejarla atras ni cambiarla por nada

    -Bueno, como parece que te portaste bien, iremos a comer helado y a jugar al parque, ¿te parece pequeña?-decia mientras le acariciaba suavemente la cabeza a su pequeña niña-

    — ¡Si! —Respondió emocionada la niña, su padre si que sabía los gustos de ella— Quiero un helado de vainilla porfavor, papi —Pidió Sophie con una hermosa sonrisa en su rostro muy parecida a la de Rebecca.

    — Pero primero vamos a comer y aparte tienes que hacer la tarea, después de eso iremos al parque —Anunció la mujer, ella era la que siempre ponía orden en la casa y mantenía todo justo como debía de estar pero eso sí, sin perder de vista la oponión de su familia.

    -Te comprare los sabores que quieras, pero mama tiene razon, primero la cena y la tarea, despues jugaremos hasta que te canses-decia cargandola con una mano y con la otra sujetaba la mano de su esposa para llevarlas a ambas hasta el auto-

    — ¿Jugaras conmigo a la casita de nuevo, papi? —Preguntó la niña mirando a su padre fijamente, le encantaba jugar con el a las muñecas y también que la cargara de caballito. Sin duda se la pasaba muy bien con el hombre.

    — Pero recuerden dormirse a las siete y media despues de que se terminen las caricaturas por que Sophie tiene que ir a la escuela y si no luego no se levanta —Rió suavemente entrelzando sus dedos con los de su esposo al tiempo que besaba la mejilla de su hija y luego la de su esposo.

    -Prometo jugar contigo a lo que quieras sophie, y tu promete dormirte a la hora que dijo mama-dijo para despues cerrar la puerta del auto ya con los tres dentro y encendio el motor emprendiendo marcha-

    — Esta bien papi, lo prometo —Contestó la niña sonriendo alegremente cantando una de las canciones que pasaban en la radio, justamente la que estaban transmitiendo era su favorita.

    — ¿Ya traes puesto tu cinturón de seguridad, pequeña? —Preguntó la joven madre a su hija viendola desde el espejo.

    — Si mami, ya me lo puse —Sin dejar de sonreír alegremente contestó.

    -Entonces preparense por volvemos a casa-decia en broma mientras empezaba a conducir por las calles mientras que la pequeña seguia cantando y su esposa se acariciaba sutilmente el vientre-

    — ¿Cómo se llamará? —Le preguntó a su esposo la joven viendo su vientre tiernamente, estaba demasiado ansiosa y curiosa si iba a ser niño o niña este hijo, había pasado lo mismo en el embarazo de Sophie

    -Pues si es hombre me gustaria que se llamara james-decia mientras conducia y estaba al tanto de la calle para asi poder evitar un accidente automovilistico-y si fuera mujer, me gustaria que se llamara lily-

    — James... Lily... —Repitió viendo su vientre con dulzura— Me gustan, le quedaría bien si tal fuera el caso ¿También te gustan a ti, Sophie?-

    — Si, mami. Ambos son muy bonitos nombres para mi hermanito o hermanita.-

    -Entonces esta decidido-decia mientras seguia conduciendo por las calles sin perder la vista al frente-

    La joven veía el pasiaje desde su ventana, aunque ya lo hubiera visto tantas veces que ya se lo sabía de memoría aun le encantaba apreciarlo en todo su esplendor cada día.

    El seguia conduciendo sin ningun problema, ya no le imortaba nada, excepto disfrutar su nueva vida, como humano, como ser libre, con su amada y su familia ya formada, y lo haria el resto de su vida.

    Pasaron alrededor de unos quince minutos para que llegaran, en todo el transcurso del trayecto Sophie siguió cantando en algunas estrofas siendo acompañada por su madre y una que otra vez por su padre. Al llegar la niña bajo corriendo siendo recibida por su cachorro en el jardin mientras que Rebecca bajaba con ciudado.

    Despues de detener el auto bajo de este y ayudo a su esposa para bajo por su estado de delicadeza al estar embarazada-no te esfuerces demasiado cariño-

    — Tranquilo, todo estará bien —Le sonrió dulcemente a su marido recibiendo con gratitud la ayuda que le ofrecía-. Aparte apenas estoy empezando, al sexto mes es cuando empezare a tener dificultades al agacharme y hacer la limpieza pero por ahora todavía puedo moverme con comodidad —Besó sus labios suavemente en un corto beso—, ahora entremos que todavía tengo que hacer la comida y tu le tienes que ayudar a Sophie a hacer la tarea-

    -Lo se lo se, le ayudare con la tarea, pero de todos modos no te esfuerces, no pienso perderte como hace mil años-termina de decir mientras le besa la frente y se mete a la casa para ayudar a su hija con la tarea-

    — No lo harás... No me volverás a perder, te lo prometo Cam —Susurró más para sí misma la mujer de cabellos rubias y tez pálida una vez que el hombre y la niña entraron a la casa—. Esta vez no permitiré que nos vuelvan separar. Esta vez no esperaré a que la tormenta pase, esta vez aprenderé a bailar en la lluvia. —Fue lo último que dijo para después entrar a la casa.

    Por fin, después de mil años pudieron estar juntos de nuevo y mejor aún, formar una familia ambos unidos más que nunca. Y como dice el dicho Todo termina con un final feliz y si no es así es por que todavía no ha terminado, y mas razón no pudo tener el creador de tal frase por que de ahora en adelante Rebecca junto con Cameron harían su propia final feliz. A final de cuentas si la vida fuera fácil ¿Dónde quedaría toda aventura?

    FIN.
  3. No: Puedo alejarme de el internet (?)
    No: Soy mala intenciónal mente
    No: Me resisto a decir lo que quiero cuando lo quiero
    Si: Me agradan los niñ@s [algunas son buenas y otras malas]
    No: Me gusta hablar con personas frías
    No: Soy ebría XD
    No: Me drogo
    No: fumo
    No: Me gustan las serpientes
    No: Me gustan los insectos
    No: Creo en la paz mundial (?)
    No: Soy grosera [no siempre]
    Si: Eh dicho una grosería en toda mi vida [solo algunas veces]
    Si: Me gustan las secuelas de películas
    No:Soy fan de Justin Bieber
    No:Odio el pop
    No: Soy fan de los Jonas Brothers
    No: Me gusta barney
    No: Me gusta que me obliguen a nada
    No: Me gusta hacer sentir mal a los demás
    No: Me gustan las peleas
    Si: Eh golpeado a alguien en toda mi vida [pero no me gusta hacerlo]
    No: Creo que los golpes resuelvan algo
    Si: Eh visto en mi vida padre de familia
    No: Niego que las películas de terror me dan miedo
    No: Mataría a nadie

    Si: Adoro el chocolate
    No: Quisiera estar esquizofrenica
    No: Amo a los conejos y gatos
    Si: Me gustan las películas románticas [algún problema?]
    No: Soy fan de la saga twilight
    No: Creo en los vampiros
    No: Soy realmente casi perfecta en mi comportamiento, manera de hablar [tono] , y valores.
    No: Creo que soy fan girl [porque soy hombre]
    No: Amo a Kurt Cobain
    Si: Eh cantado canciones sin saber la letra
    No: Tengo linda voz [almenos es lo que creo]
    Si: Adoro editar
    Si: Eh herido personas
    Si: Creo que quienes se suicidan son personas con miedo a enfrentar la vida
    No: Dicen que soy fresa .__.
    Si: Escucho metal, rap, rock, drunk, pop, heavy metal..casi todo.
    No: Tengo 15 años [tengo 16]
    Si: Mi segundo nombre es Zeon
    Si: Me gusta leer
    Si: La música es mi adicción
    No: Me eh ido de pinta [no que yo recuerde]
    No: Tengo fobia a los insectos [solo los odio]
    Si: Adoro ver caricaturas [solo si son anime chibi]
    Si: Odio a Dora la exploradora
    No: Soy universitaria
    No: Quería estudiar diseño gráfico
    Si: Amodoro a mis amig@s más cercanos
    No: Amo a Gaara Saske y Kakashi (?)
    Si: Odio a mis hermanos reales
    No: Hago grabaciónes de mi diciendo cosas tontas cuando me aburro
    No: Odio a alguien dentro de el foro
    No: Tengo otra cuenta
    No: Tengo más o menos un año acá
    No: Adoro los pantalones entubados, faldas y vestidos [soy hombre]
    No: Amo el rosa
    Si: Extraño a mi última mascota [perro]
    Si: Soy infantil [a veces]
    No: Soy muy cursi y sensible
  4. 1: Nunca, nunca, nos copiamos ... solo consultamos nuestras dudas: S

    2: NO pintamos la mesa ... La decoramos:)

    3: NO insultamos a los profesores ... Les recordamos lo que son ¬ ¬ U

    4: NO nos distraemos ... estudiamos las nubes: D

    5: NO leemos revistas ... solo nos informamos más o.o

    6: NO escribimos notitas '... estudiamos otro medio de comunicación.

    7: NO dormimos en clase ... reflexionamos -.-

    8: NO hablamos ... intercambiamos expresiones; D

    9: NO masticamos chicle ... estimulamos los músculos: 3

    10: NO suspendemos ... nos suspenden!! ò.ó

    11: NO aventamos tizas ... estudiamos la ley de gravedad n.o

    SI ESTAS DE ACUERDO con todo esto, copia y pega la Ley en tu perfil y Coloca tu nombre en la lista:

    Angel-Darck

    66Sakura99

    Rulezz Syke

    sasuke9529

    tania56

    .-Eemo.-.Faairy-.

    carla.nessie

    3759misaki

    ZeonAsakura
  5. ¿CUÁL FUE TU:

    1. Última bebida: Gaseosa Manaos
    2. Última llamada: No Me Acuerdo
    3. Último mensaje de texto: Mensaje de un amigo
    4. Última canción que escuchaste: Doukoku No Ame-Anime Koi Suru Tenshi Angelique (recomiendo ela cancion, pues el anime nunca lo vi)
    5.Última vez que lloraste: Hace unos dias, aveces me dejo llevar por las peliculas

    ¿ALGUNA VEZ:

    6. Regresaste con un EX: Nunca
    7. Has sido engañado: No Lo Se
    8. Besado a alguien y haberlo lamentado: No
    9. Perdido a alguien especial: Si
    10. Estado deprimido: Si
    11. Estado borracho y vomitar: Nunca

    LISTA DE TRES COLORES FAVORITOS:

    12. Negro
    13. Rojo
    14. Azul Oscuro

    ESTE AÑO HAS:

    15. Hecho un nuevo amigo: Si Bastantes
    16. Caído en el amor: No Lo Se
    18. Conocer a alguien que ha cambiado: No Lo Se
    19. Descubierto quienes son tus verdaderos amigos: Tal ves
    20. alguien se enteró que estabas hablando de él/ella: No
    21. Besado a nadie en la lista de tus amigos de Facebook: Ni Tengo FaceBook
    22. Cuantas personas en tu lista de amigos conoces en la vida real?: Ninguno
    23. ¿Cuántos hijos que desea: 1, Maximo 2
    24. ¿Tienes alguna mascota? 2 Perros
    25. ¿Quiere cambiar su nombre?: Tal Vez
    26. ¿Qué hiciste para tu ultimo cumpleaños?: Una Pequeña Fiesta
    27. ¿A qué hora te despiertas?: Tarde
    28. ¿Qué hacías a medianoche ayer por la noche?: En La Computadora
    29. Nombre algo que NO puedas esperar: No Se
    30. La última vez que vio a su madre: Hace uinos minutos, la veo todos los dias
    31. ¿Qué es una cosa que te gustaría cambiar en su vida?: Mi Forma De Ser, pero no tado solo un poco
    32. ¿Qué estás escuchando en este momento?: Un Anime Que Estoy Viendo
    33. ¿Alguna vez ha hablado con una persona llamado Tom?: No
    34. ¿Quién está de los nervios ahora? Nadie
    35. Lo más visitado página web: You Tube?
    36. Cual es tu verdadero nombre: Eso es un secreto
    37. Apodos: Me apodan por mi apellido, algunos me dicen Pocho
    38. estado civil: Soltero
    39. Signo del Zodíaco: Sagitario
    40. Hombre o mujer: Hombre
    41. Escuela Primaria: No lo dire
    42. Escuela Secundaria: Igual que en la 41
    43. Universidad: Aun No
    44. Color de pelo: Negro
    45. Color de ojos: Cafe
    46. Altura: 1.80 O algo asi
    47. ¿Tienes un enamorado(a)?: No
    48. ¿Qué te gusta de ti mismo?: No se
    49. Piercings: Ninguno
    50. Tatuajes: No
    51. Diestro o zurdo: Diestro

    PRIMER:

    52. Primera cirugía: Nunca
    53. En primer lugar la perforación: Ninguno
    54. Primer mejor amigo: Un Chico De Mi Infancia Que Se Mudo
    55. El primer deporte: Odio Los Deportes
    56. Primeras vacaciones: Playa, como a los 8 Años
    57. El primer par de zapatos: En La Primaria, Zapatos Masculinos De Traje

    AHORA:

    58. Comida?: Nada, Solo Desayune
    59. Copas?: Desayuno
    60. Estas a punto de: Responder lo que sigue
    61. Escuchando?: Anime que estoy viendo
    62. Esperando?: No Se
    63. Te sientes: Normal


    TU FUTURO:

    64. Quiere tener hijos?: si
    65. Casarte?: Tal ves
    66. Carrera?: Si, Tengo Que Mantener A Mi Familia
    67. Los labios o los ojos?: No se
    68. Abrazos o besos?: Ambos
    69. Más cortos o más alto?: Da Lo Mismo
    70. De tu edad o más jóvenes?: Depende de quien conozca
    71. Romántico (a) o espontáneo?: Ambas
    72. Estómago o brazos bonitos?: No se
    73. Sensible o fuerte?: No se
    74. Amorio o relación seria?: Seria

    HAS:

    75. Has besado a un exraño?: No
    76. Bebido licor?: No
    77. Perdido lentes?: No
    78. Tenido sexo?: No
    79. Roto el corazón de alguien?: Si pero de buena forma
    80. Sido arrestado?: No
    81. Rechazado a alguien?: No
    82. Llorado cuando alguien murió?: Si
    83. Enamorado de un amigo (a)?: No

    ¿CREES EN:

    84. En ti mismo?: Si
    85. El Amor a primera vista?: No Se
    86. El Cielo?: tal ves
    87. Santa Claus?: No
    88. Besos en la primera cita?: No
    89. Angeles?: No
    90. Dios?: No

    CONTESTA CON LA VERDAD:

    91. ¿Has tenido más de una novia/novio a la vez?: No
    92. ¿Te cantan cumpleaños hoy?: No
    93. ¿Has hecho algo ilegal?: No Se
    94. Si pudieras volver atrás en el tiempo, ¿hasta dónde irias?: No Se
    95. ¿Que momento elegirías volver a vivir?: No Se
    96. ¿Tienes miedo de caer en el amor?: No Se
    97. ¿Cuándo fue la última vez que mentiste?: No Se, que dificil de responder
    98. Por lo general: ¿tarde, temprano o justo a tiempo?: Las 3
    99. ¿Darías tu vida para salvar a otra persona?: Si, diria que si
    100. ¿Tienes miedo de publicar estas 100 verdades?: No Se
    a jesi le gusta esto.