Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Una noche de karaoke

    Capitulo 3: Sabaku no Temari

    Esto es tonto, que diablos hago aquí con todos los ninjas de Konoha claro tenia que complacer en esto a mi ahora novio, acaso no puede entender que solo quiero estar con el y que todos sus tontos amigos no me interesan, se que a algunos les debo el que hayan ido al rescate de mi hermano Gaara pero a fin de cuentas fue una orden de su Hokage debían hacerlo son shinobis era so obligación, el único que para mi lo hizo mas que por una simple orden fue Naruto, a el le debemos que Gaara haya cambiado tanto eso mocoso tuvo una gran influencia en el…

    Por otro lado Sakura también me cae bien aunque es una chica demasiado tonta, le han ofrecido tantas cosas que a rechazado por el Uchiha ese que parece no saber que existe, pero se que mi hermano le quiere y parte de su cambio también fue por ella, después de todo casi la mata y cuando la vuelve a ver fue por que ella fue a rescatarle, si que la chica es especial después de todo quien intenta salvarte la vida cuando esa persona estuvo a punto de terminar con la tuya y sobre todo quien sigue amando a una persona cuando este lo único que a hecho es causarte dolor y mas dolor, esa niña si que es única…

    Pero en fin e sido arrastrada a un maldito karaoke, espero que no pase nada en la aldea por mi retrazo, un mes, hace un mes que estoy fuera de Suna y empecé esta relación con Shikamaru no se si lo que estoy haciendo este bien, después de todo prácticamente lo estoy utilizando pero en el fondo no es así lo quiero a sabido ganarse mi cariño y se que puedo llegar a amarle, hace un mes que salí huyendo de un amor que me sobrepasaba de un amor que volvía loca pero al mismo tiempo pudo haber sido mi destrucción…

    Kataro, se que aun sigues en mi corazón pero me hiciste tanto daño que se que debo olvidarme de ti en los tres años en los que estuvimos juntos me amarte pero no tanto como yo te ame a ti, engañaste una y otra vez en cada ocasión que yo creía en ti que perdonaba tu engaño y volvía a tu lado, a ti te bastaban algunos meses para volver hacerlo, perdí la cuenta de cuantas veces me fuiste infiel y con cuantas mujeres y yo siempre perdonaba tus faltas por que te amaba por eso huí, me aleje de ti para recuperarme para tomar conciencia de mi vida y darme la oportunidad de olvidarte, me fui sin decirte nada y se que tal vez aun guardes la esperanza de que yo vuelva a tu lado, pero no será así por que ahora Shikamaru es quien esta conmigo y el si me ama, por eso te olvidare para poder ser feliz con el…

    Por eso es que he retrasado mi regreso a Sunagakura, para no verte…

    Ahora estamos dentro del bar sentados a la mesa con los amigos de mi novio, esta Sakura se le ve triste, y esa amiga de Shikamaru su compañera de equipo le mira como si quisiera comérselo con los ojos, yo se que algún día el sintió algo por ella, pero esta no le hizo caso por andar de tras del Uchiha que le ven a ese chico, aunque debo admitir que tiene su encanto yo misma hubiese caído rendida a sus pies si no hubiera sido por que era nuestro principal objetivo en ese entonces, pero eso no viene al caso el hache es que ella perdió su oportunidad y ahora Shikamaru esta conmigo debe aceptarlo y seguir con su vida…

    Durante todo su canción no le quito los ojos de encima lo note, pero debo confiar en el se que no me fallara lo siento, de un momento a otro escucho como la puesta del bar se abre pero las personas o por lo menos de quien viene acompañado no es de mi agrado, que diablos hace Kankurou aquí y lo peor acompañado de el, de el tormento de mi vida mi eterna relación fallida, los miro acercarse hacia nosotros y como el no deja de mirarme…

    - Hola chicos como han estado – es que acaso no puedo tener un hermano mas oportuno.

    - Kankurou que haces aquí marionetista de cuarta – el humor de Naruto le puede causar grandes daños físicos.

    - Cállate mocoso, miren el es Kataro el no…- que era lo que va a decir este idiota.

    - Uno de los anbu encargados de proteger a Gaara – intervine antes de que mi queridísimo hermano metiera las cuatro patas, me miro confundido pero pareció entenderlo.

    - Es un gusto conocer a los ninjas que salvaron a nuestro Kasekage – ha ha el muy bestia se la da de muy educado.

    - Nee para ser una de los guardianes de Gaara estas muy lejos de Suna – ese Naruto no sabe cuando mantener la boca cerrada.

    En el momento en el que una de las chicas termina de cantar observo como Kataro se acerca así mi, por un impulso me levanto y camino hacia el escenario demonios lo que hago para no tenerlo cerca, no ahí vuelta atrás tendré que cantar, tomo el micrófono y espero que me indiquen que canción interpretare, al leer el nombre sentí como mi corazón dejo de latir por unos segundos “Hacer el amor con otro” eso era lo que mas me había atormentado durante este mes el recordar sus caricias, y lo inevitable que era compararlo con Shikamaru, y es que mi ahora novio al lado de el es prácticamente un niño…

    Amanecer, con él –fue extraño despertar entre sus brazos.

    A mi costado no es igual que estar contigo –estaba tan acostumbrada a ti.

    No es que este mal, ni hablar - y no es por que el no despierte mi deseo.

    Pero le falta madurar, es casi un niño – pero tu eres mucho mas maduro que el.

    Blanco como el yogur – son tan diferentes - sin ese toro que tu llevas en el pecho – tu eres tan sensual que me provocabas hasta la locura- fragilidad de flor – no puedo decir que tan diferentes son - nada que ver con mi perverso favorito.

    Sin tus uñas arañándome la espalda – a veces a un recuerdo tus caricias - sin tus manos que me estrujan todo cambia – esas caricias que solían llevarme a la locura - sin tu lengua envenenado mi garganta – y tus besos que me derretían - sin tus dientes que torturan y endulzan yo no siento nada.

    Hacer el amor con otro, no, no, no, - me engañaría a mi misma si no admito que fue diferente - no es la misma cosa, no hay estrellas de color rosa – tu podías llevarme a otra dimensión con tu simple tacto - no destilan los poros del cuerpo – con tus caricias - ambrosía salpicada de te quieros.

    Hacer el amor con otro no, no, no – pero solo me hace daño recordar todo eso - es como no hacer nada falta fuego en la mirada – tu solo me as herido - falta dar el ama en cada beso – por eso debo olvidarme de ti - y sentir que puedes alcanzar el cielo.

    Quise olvidarte con él – tal vez me sea difícil, pero debo intentarlo - quise vengar todas tus infidelidades – no debo considerar esto una simple venganza - y me salió tan mal – a veces me es difícil sentir sus caricias - que hasta me cuesta respirar su mismo aire.

    Los mechones de tu pelo negro crespo – el espesor de tu cabello, es algo que aun llevo grabado mis dedos - tus caderas afiladas y escurridas – tu manera de hacerme el amor - esa barba que raspaba como lija – de llevarme al extremo del éxtasis - y tu sonrisa retorcida son lo mejor que hay en mi vida.

    Hacer el amor con otro, no, no, no – sin duda alguna quise olvidarte - no es la misma cosa, no hay estrellas de color rosa – y se que será difícil pero debo intentarlo - no destilan los poros del cuerpo – debo olvidar este amor que solo me lastima - ambrosía salpicada de te quieros.

    Hacer el amor con otro, no, no, no – y lo are - es como no hacer nada, falta fuego en la mirada – te olvidare, el me ayudara a hacerlo - falta dar el alma en cada beso – ya no estoy sola, ahora lo tengo a el - y sentir que puedes alcanzar el cielo.

    Toda esa maldita canción me le había recordado, en mi mente ahora solo había escenas de cómo hacíamos el amor con tanta pasión y entrega, estaría mintiendo vilmente si no reconociera que es el hombre que mas me a llenado de pasión, pero el deseo no es lo mas importante ahora necesito que me amen, que piensen en mi qu sea yo lo que importe, al sentarme nuevamente Kankurou se acerca hacia mi…

    - Lo siento hermanita pero debemos irnos – ya sabia yo que no venían nomás por que si.

    - Dame un momento me despediré de Shikamaru – tenia que decirle que volvería en cuanto pudiera.

    - Como tu digas monstruo – por que demonios los hermanos tienes que ser tan odiosos.

    Fui y esperar a Shikamaru fuera de los baños, era ahí donde estaba no me gustaba nada la idea de estar junto a Kataro durante los dos días de viaje de regreso a Suna, mire a mi novio salir y acercarse a ami…

    - Sucede algo Temari – por que diablos tenia que ser tan perceptivo.

    - No es solo que tengo que regresar con Kankurou a Suna – tenia que permanecer lo mas tranquila que me fuera posible.

    - Y partirán a esta hora.

    - Si no te preocupes estaré bien y volveré en cuanto pueda – si volvería para verlo por que ahora el era mi felicidad.

    - Esta bien yo también me iré esto es demasiado problemático.

    Nos marchamos juntos sin despedirnos de nadie, nos acompaño hasta la entrada de la aldea podía distinguir perfectamente las miradas de rencor que le manda Kataro, pero a veces Shikamaru es tan despreocupado que no nota lo que le rodea, solo se dedica a observar el cielo estrellado, en las puertas de Konoha se despide con un beso y se queda observando como desaparecemos en la noche…

    Después de algunas horas de camino aun reina la oscuridad, solo iluminados por la luna, nos detenemos a descansar y pasar la noche después de aventajar un poco de camino, todo esta bien no debo preocuparme Kankurou esta aquí, nos refugiamos en un cueva cercana al camino y encendimos una fogata, todo estaba bien hasta que a Kankurou se le ocurrió salir a conseguir un poco de agua, yo sabia perfectamente que el río mas cercano esta a una distancia considerable y tardara en regresar, diablos tenia que pasar precisamente lo que no quería quedarme a solas con el…


    - ¿Por qué huyes de mi? – fue una pregunta tan directa que me dejo impactada.

    - Yo, yo no estoy huyendo de ti – tenia que mantenerme firme, no podía ceder ante el.

    - Mientes – se acerco a mi – los dos sabemos perfectamente que estas mintiendo – trate de alejarme pero me fue imposible el espacio era demasiado reducido.

    - A…ale…aléjate de mi – me costaba tanto trabajo hablar con firmeza.

    - Estas segura de que eso es lo que quieres – fue un susurro contra mi oido que logro que me estremeciera.

    - S…si – por que no podía pensar con claridad estando cerca de el.

    De un momento a otro beso mis labios salvajemente, esa manera de besar me enloquecía me nublaba los sentidos, correspondí el beso casi por inercia anhelante, deseosa le correspondí llena de lujuria, el me tenia acorralada contra la pared y pronto sentí como subía una de sus manos por mi pierna, las sentía ásperas por el duro entrenamiento y por el espacio de piel que recorrí iba dejando mi piel encendida, sentí como llego hasta mi parte mas intima y me acariciaba, sentí derretirme con ese simple contacto, tomo mis caderas y yo rodee con mis piernas su cintura sus manos viajaban por todo mi cuerpo, no me creí capaz de detenerme y así en esa posición solamente levanto lo suficiente mi kimono y aparto mi ropa interior, bajo un poco sus pantalones y me penetro abruptamente, todo mi cuerpo le recibió con gusto le extrañaba no podía negarlo…

    Con sus manos movía mis caderas marcando el ritmo de las embestidas, estaba extasiada llena de lujuria de pasión desmedida ese efecto tenia el en mi, me aferraba a su cuello con fuerza mientras que el aumentaba el ritmo de la penetración, sentía como mi cuerpo era recorrido por descargas eléctricas sabia que pronto llegaría al orgasmo y al conseguirlo fue como tocar el cielo, ambos habíamos alcanzado la cima del placer, nos mirábamos jadeantes con los ojos brillando de deseo, salio lentamente de mi y al tocar el suelo sentí que mis piernas no me sostendrían…

    - Sigues siendo mía Temari, no importa lo que pase – pero que diablos.

    La realidad me golpeo con fuerza en esos momentos, todo por lo que había luchado en ese tiempo alejada de el, fracase pero ese error me serviría para enmendarlo correctamente y terminar de una maldita vez con esta relación suicida, logra tranquilizarme para verlo con toda la indiferencia que me fuera posible, y cuando le di la cara a si fue…

    - Te equivocas Kataro, eso fue lo ultimo que recibiste de mi esto se termino – me miro burlón, cuantas veces le había dicho lo mismo.

    - Terminaras cediendo Temari, sabes que lo aras.

    - No, esta vez tengo a alguien que me ara olvidarte – si esa vez tenia a Shikamaru el me haría olvidarlo.

    - Ese niño del bar, no es nada comparado conmigo.

    - Te equivocas el es mucho mejor – muy bien tal vez era mentira pero algo tenia que hacer.

    - Estas segura – intento acercarse nuevamente a mi pero esta vez logre escabullirme.

    - Si, estoy muy segura, lo que acaba de suceder solo fue para comprobar que te he olvidado – maldición si fuese pinocho ya no aguantaría la nariz.

    Aun así pareció creerme, salio de la cueva dejándome sola completamente sola, había dado el primer paso para alejarlo de mi y esta vez seria definitivo, en la primera oportunidad volveré a Konoha volveré al lado de Shikamaru, el me ama solo espero que sepa perdonarme por lo que acaba de pasar, y si es así dedicare mi vida a hacerlo feliz por que yo se que a su lado encontrare mi propia felicidad…