Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Enseñar es el objetivo de algunos relato, pero no soporto que a los niños se les eduque sobre los valores con historias en que siempre alguna parte del cuerpo es cercenada. Me perturba y por primera vez, le doy la razón a Freud con sus supuestos.
  2. Odio a todo crítico literario que se siente superior al resto y que no sabe cómo utilizar una correcta puntuación. Según Ronald Barthes todo está escrito, pero según yo, todo texto cumple con un objetivo. Eso es lo que importa.
  3. Poseo una extraña forma de ver las cosas, la costumbre de hacer una frase una práctica diaria me ha resultado en extremo contraproducente. Apliqué la visión de la película de Avatar sobre "confía en tu cuerpo". Confié en mi cuerpo y ahora... Tengo una espina de un centímetro y medio en el pie... Mi cuerpo es tan torpe que lamentablemente no pudo esquivar un estúpido espino. Según un compañero de la universidad, ahora que tengo una parte de la naturaleza en mí, podré comunicarme con los árboles.

    Dejando de lado mi nueva parte del cuerpo, por fin se va esta semana que se me hacía eterna. Más que la semana, se van los muchos exámenes y lecturas por unos días sólo para mí ;D!!!! Creo que los dedicaré a estudiar literatura moderna... Y lo más importante en mi hermosa vida: DORMIR!

    Tal vez escriba algo nuevo, o tal vez no haga ni una fuck cosa. Ya he hecho de todo por ahora, me queda la satisfacción de que estudiar te hace cool y mil cosas más (aquí debería aplicar mi retórica, sin embargo eso produce desgaste xD).
  4. La simplicidad es poco apreciada en el presente. Al parecer, el ser ostentoso es algo que atrae peligrosamente a las personas ¿Acaso la simplicidad no es mejor?
    Puesto que nada ganan las personas queriendo tener bienes materiales, en consecuencia, hallan un horrendo vacío. Pero aunque en el fondo se conozca la respuesta, proseguimos en lo mismo.
    Por más que el cuerpo se llene de especies invaluables, el alma seguirá siendo algo miserable. Hay cosas que si enriquecen a nuestra esencia incorpórea y que no requiere de dinero, esa es la misma naturaleza. El cielo se ofrece ante nuestra mirada somera para que disfrutemos con sus colores, con esas nubes juguetonas que lo reinan.
    Somos tan aburridamente materiales que sobreestimamos a las pequeñas cosas que nos dan un pase liberado a la felicidad. ¿Será que nos perdemos en una montaña de ropa? o ¿que las joyas relucen más que un espiritu noble? Mientras sigan esas interrogantes y sus respuestas se pierdan, yo dormiré risueña.
  5. Me pregunto por qué es en estas circunstancias en las que anhelo sentirme culpable. Si al menos me sintiera así, podría disculparme de forma sincera y creíble. No nace aquella impetuosa necesidad de decir: "Me equivoqué".
    Es que estoy molesta, apenada y decepcionada. Miro a mi alrededor con ganas de modificar lo que me incómoda, consiguiendo sólo enojarme más.
    No quiero justificar mi repentina rebeldía aludiendo a mis hormonas alocadas, sin embargo, es eso. Las decisiones las toma la parte de ahí abajo, enviando estúpidas sustancias a mi aturdido cerebro.
    Con justa razón Platón, decía que las sensaciones provocadas por el cuerpo nos alejaban de la realidad, o en mi caso, la controlan.
    Siento como si el corazón y el cerebro se hicieran a un lado a mirar qué puede hacer un cuerpo revolucionado por un tercero que nunca se hizo presente sino hasta ahora.
    Y... para rematar, terminó la primera temporada de Skins.
  6. Mi profesor de expresión escrita dijo que si quiero tener una mejor redacción debo escribir un blog preocupándome de hacerlo bien. Realmente escribir hermosamente se me dá a las mil maravillas, el "pero" es que soy como un texto filosófico, o sea, nada coherente. Puedo poseer ideas buenas, sin embargo mi escasa coherencia las hace inútiles.
    La vida es incoherente... mis textos son incoherentes. Cuando los leo es como: "Mierda, ¿esto lo escribí yo?", y llego a la loca conclusión de: "¡Dios! estaba drogada al momento de tipear...". A veces creo ferreámente que la tinta del teclado es adictiva *-*!!!
    Haré un blog decente, tal vez le adjunte imágenes y ustedes digan: "Qué didáctica!". ¿Quién sabe? (¿los monos lo sabrán?).
  7. [​IMG]
    Y ahora dime, ¿estás seguro?.