Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]



    Al fin regrese a la realidad despues de una oleada de pensamientos y vi que Inuyasha me observaba algo preocupado, tenía sus ojos dorados posados en mi rostro y comenzo a acariciarme una mejilla.

    -Kagome, lo siento noquiero forzarte, pero no sabes lo duró que fué para mi el separarme de tí, no tener cerca tu aroma, no ver tu sonrisa, no sentir tu presencia, me haces falta Kagome y quiero que sepas que te amo, así que entiendo si no quieres hacer nada, perdoname por ir demasiado rápido-.

    Despues de prounciar esas palabras, sentía confianza, amor, deseo igual que el, lo noté en sus palabras el era sincero y me amaba. No lo resistí en un segundo perdi mi miedo y estire mis brazos para aferrarme a su cuello, lo jale hacia mí y lo besé, al separaros nos miramos una vez y volvió a hablar.

    -Estas segura de que lo deseas Kagome? Yo te amo y puedo esperar hasta que estes lista-.

    -Yo quiero Inuyasha, no te sientas culpable, te amo y tengo el mismo deseo que tu-.

    Al escuchar mis palabras me desato la coleta y jugó con un mechon de cabello, despues recorrió mi cuello con pequeños besos y caricias que creaban nuevas sensaciones en todo mi ser, no supe como lo hice y le quite su aori y vi su hermoso pecho musculoso con elq ue tantas veces me había protegido puse la palma de mi mano en el y lo recorrí para llegar a su ombligo donde me detuve y me aferre nuevamente a su cuello para besarlo.

    Esta vez mientras me besaba metió su lengua, al principio sentía que me sofocaba pero mientras mas duraba em beso no quería que terminara, bajo sus manos hasta llegar a mi blusa con esos botones de presion que facilitaban las cosas, pero se separo de mi boca y se sento con sus piernas al lado de mis caderas y fue desabrochando uno por uno, yo no quite la vista de su rostro y de vez en cuando sus ojos se encontraban con los mios lo cual me hacía enrojecer el solo se limitaba a sonreir y al deshacerse de mi blusa prsiguio con mi sosten, cuando lo desabrochó el color rojo creo que era poco para expresar el tono que había tomado mi rostro, pero me supo tranquilizar con las palabras adecuadas.

    -Eres hermosa Kagome, no te averguences.

    Me dió tiempo para que le retirara el pantalon y y el hizo lo mismo con el mío, ahora solo quedaban nuestras partes intimas, tenía ansiedad y a lavez mucho deseo, pero me sentía temderosa ya que era mi primera vez, deje que me retirara mi bikini de color negro y me observo completamente desnuda, sus ojos brillaban de deso y exitación, lujuria total, se deshizo de su truza y lo vi, a mi Inuyasha completamente mío, recorrí su cuerpo con la mirada y el volvió a posarse encima de mí, pero esta vez despues de besarme hizo un recorrido con pequeños piquitos hasta llegar a mis senos los cuales acaricio con sus manos, cosa que me arranco un gemido de placer, regresó a mi boca y ocurrió la erección, fue despacio pero sentía dolor que Inuyasha calmo con sus besos y caricias, seguimos dando vuelo a nuestro amor hasta que los dos bastante fatigados, quedamos profundamente dormidos.

    Archivos adjuntos: