Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Si me das fortuna, no me quites la razón.
    Si me das éxito, no me quites la humildad.
    Si me das humildad, no me quites la dignidad.
  2. [​IMG]










    [​IMG]








    aqui dejo este capitulo aunque pense mucho si ponerlo o no pero me decidi al fin. Espero que este bien ya que la verdad no sabia como comenzar.

    acepto cualquier sugerencia.

    Capitulo 57.- Mi Primera Vez.​


    Inuyasha empezaba a jugar con la lengua de ella y explorando su cavidad, el arrincona Aome en la pared y con sus manos empezaba a recorrer el cuerpo de Aome por encima de la ropa.

    Aome al sentir como el recorría cada centímetro de su cuerpo, cuando el metió sus manos por debajo de la blusa y empezó a frotar sus senos suavemente ella dejo escapar un quejido de placer, pero repentinamente aleja un poco a Inuyasha de ella.

    -No, no espera Inuyasha no puedo continuar detente yo aun no me siento preparada para esto.

    Al escucharla el se retira .-El aun agitado.- perdóname Aome.- el sonrojado y apenado por lo que estaba haciendo en ese momento.

    Ella aun agitada también estaba agarrando aire su pecho subía y bajaba.- Aome sonrojada no dejaba de mirarlo, ella mas que nada deseaba estar con el pero no sabia si estaba en lo correcto o no.

    -Perdóname Inuyasha.- dijo apenada Aome sin mirarlo a los ojos ya que estaba avergonzada.
    -No tienes por que avergonzarte Aome, yo fui el cúmplale de esto yo no te obligare a nada .- el la tomo del mentón y la vuelve a besar.

    Se separan y el la toma de la mano.- ven Aome vamos allá arriba.

    Los dos se dirigen a mas arriba del faro donde esta el panel de control.

    Desde ahí se podía ver parte del mar y Ella se sorprende.-Que hermoso se ve de aquí.

    -Si Aome, por eso aquí es mi lugar preferido cuando me siento mal vengo aquí a meditar y despejar mi mente.
    -Ahora se porque te gusta venir aquí, gracias por compartir conmigo tus lugar preferido ella lo toma de la mano y los dos miraban aquella atardecer junto mientras se ocultaba poco a poco el sol.

    Pero el cielo se estaba tornado algo grisáceo y las nubes se juntaron tapando aquel sol que apenas se estaba ocultado.

    -¡Tenemos que irnos Aome! Parece que va a llover.
    -Si.

    Los dos bajan los escalones para salir de ahí, camino a la cabaña la lluvia los toma por sorpresa y corren lo mas pronto que pueden, pero era una tormenta muy fuerte llovía a cantaros tanto como Aome e Inuyasha quedan empapados.

    Llegan a la cabaña el abre la puerta y entra Aome sus ropas de los dos escurría mucho agua.

    -Voy a prender la chimenea para este frío que hace.
    -Si Inuyasha porque estamos mojados y yo que no traje otro cambio de ropa.
    -Aome ve a la habitación de mi madre y busca que ponerte no quiero que te resfríes.

    Ella se dirige a la habitación que le indico el, mientras el encendía la chimenea.

    Aome en la habitación buscaba ropa que ponerse encontró una blusa de manga corta color blanca y una falda larga que le llegaba a las rodillas.

    Bueno de esto a nada.-dijo Aome para si misma.- se cepillo su larga cabellera negra que le llegaba hasta la cintura.

    Inuyasha también ya se había cambiado de ropa y estaba esperando a Aome cerca de la chimenea junto con la canasta de comida que había preparado Sango y Karen para los dos.

    -¡Inuyasha! Ya veo que preparaste la mesa cerca de la chimenea.
    -Si anda siéntate a comer para después irnos antes de que se haga más noche.
    -Si, ella se sienta a un lado de el y comen lo que las chicas habían preparado para ellos.

    Aun seguía lloviendo muy fuerte caen rayos y se escuchaban los truenos muy fuertes, esto hacia que Aome se asustara ya que no le gustaban aquellos ruidos tan estremecedores.
    Ella se acercaba a Inuyasha y lo abrazaba cada vez que se escuchaba uno y se tapaba sus oídos.

    -Tranquila Aome aquí estoy contigo.

    -Si pero no puedo evitarlo.-musito Aome.

    Aome se acerco demasiado a el que esto hizo que Inuyasha se sonrojara ya que los pechos de Aome se frotaron en la espalda de el.
    Ella no lo soltaba aun lo tenia abrazado fuertemente, tenia sus ojos cerrados.

    -Aome no hagas eso tonta.-dijo sonrojado.
    **************************************************************************************
    -A que te refieres.-ella al darse cuenta se sonroja ya que no se había percatado de lo que hizo.

    Se retira un poco de el, avergonzada se levanta de ahí pero Inuyasha la alcanza a tomar de la mano pero ella no alcanza a sujetarse bien y cae encima de el.
    Los dos se miran a los ojos y se sonrojan al mismo tiempo, pero ella no puede evitarlo y lo besa apasionadamente con desesperación, el le corresponde y empieza acariciarla recorriendocon sus manos desde la espalada hasta sus muslos apretándolos suavemente.


    Ella no pudo evitar dejar escapar un gemido de placer , esto hizo que Inuyasha se excitara al igual que ella.
    El se levanta dejando Aome debajo de el.- estas segura Aome de esto.

    Ella sonrojada y nerviosa asentó con la cabeza positivamente.

    Inuyasha la beso en los labios y empezó a besar el cuello de ella hasta llegar a su pecho y desabrocho los botones de la blusa de ella metiendo la mano dentro del sostén y frotando con su mano los pechos y le quito la blusa y el sostén ya que le estorbaba y dejo al desnudo aquellos pechos perfectos y redondos.

    Aome al sentir al descubierto sus pechos ante el se sonroja y con sus manos los cubre de vergüenza.

    -Tu tranquila Aome.-ella bajo lentamente la mano para que el continuara lo que había empezado.

    El lamió uno de los pezones mientras que con otra de sus manos apretaba el otro suavemente.
    Ella no podía evitarlo dejando escapar un gemido de placer, el siguió con sus besos hasta llegar hasta el abdomen plano de ella sin dejar de frotar los senos.

    -¡Que es esta sensación!-se preguntaba ella.


    Ella entrelazaba sus dedos en la larga cabellera plateada de Inuyasha.

    El aun continuaba, dejo por un momento los senos de ella para poderla besar de nuevamente en los labios, Aome aprovecho y le quito la camisa de el dejando al descubierto su torneado pecho y abdomen quedando los dos piel con piel el presionaba su pecho al de ella, el sintió aquellos pechos suaves sobre de el, esto hacia que tanto como ella se excitaran y sus mejillas se sonrojaran de ambos.

    Ya que esto era para los dos su primera vez era una experiencia que nunca iban olvidar.

    Aome mientras el la besaba, con sus manos acariciaba la espalda de el recorriéndola y arañando suavemente, mientras Inuyasha continuaba recorriendo el cuerpo de ella hasta llegar a la pierna de ella y subiendo la falda para llegar a la pantaleta y poder quitársela.
    Ella al sentir como se la quitaba solo dejo escapar entre cortado su nombre agitadamente.-Inu…ya…sha.

    Esto hizo que el se sintiera mas excitado.
    Después el fue quitando por completo la ropa de ella dejando completamente desnuda al igual que el.
    Y Haci empezó nuevamente el recorrer el cuerpo de Aome con besos quería probarla toda sentir que era de ella y el de ella.
    Mientras la besaba y con sus manos masajeaba sus senos y los lamia nuevamente y chupaba suavemente ella sentía aquel placer que la hacia perder la cabeza entraba a un mundo que nunca había experimentado y mas con aquel chico con el que había soñado estar con el, no le importaba en lo más mínimo perder la inocencia y virginidad con el.

    El con sus dedos llego hasta la parte mas intima de ella introduciéndolos suavemente a la vagina, esto hizo que Aome se arquera un poco y dejar escapar un gemido placentero y empezó ha salir un liquido blanquecino.

    Ella en sus pensamientos se decía así misma y gritaba que el siguiera que no se deteniera.
    El al verla que lo disfrutaba empezó a introducir un poco más ya que sus gritos y gemidos lo hacían excitarse.

    El sentía que su miembro se ponía erecto y duro y pensaba en esos momentos para si mismo.-Aome ahora tu serás mía para siempre.

    Pero Aome al ver y sentir esa sensación no quiso que solo ella sintiera la única complacida, Ella sin ningún titubeo y sin poder explicarse la fuerza que saco ella Inuyasha se sorprende porque ahora ella estaba sobre de el, el quedando debajo de ella.

    -¡Aome!-dijo Inuyasha sorprendido.
    -Guarda silencio Inu…ya…sha. Ahora me toca ami.

    Mientras ella lo besaba en la boca , ella recorría cada centímetro de la piel de el.
    Ella besaba el cuellode el hasta llegar a su pecho, también empezó a lamer sus pezones y chuparlos suavemente.
    Esto hizo que el dejara escapar un gemido de placer, y Aome sintió que estaba complaciéndolo.
    Ella mientras continuaba, con una de sus manos frotaba suavemente el miembro de Inuyasha, el se sonrojaba cada vez que Aome hacia eso. El acariciaba Aome de la espalda y tomando la cabeza de ella y entrelazando sus dedos sobre la larga cabellera de su compañera.

    Aome besaba su pecho y dirigiéndose hasta el abdomen de el sin dejar de hacer aquello que hacia excitar a el.

    Inuyasha no pudo contenerse mas agarra Aome bruscamente y la acostó bajo de el.

    -Inu…Ya…sha… dijo sorprendida Aome.
    -Así que te crees lista.
    - Que me vas hacer –dijo agitadamente ella. –No entendía la actitud de el, pero se dejo llevar por el.

    El con una de sus manos toma las de ella subiéndolas para arriba y empezó a besarla nuevamente en la boca la cual ella correspondió
    Y empezó a recórrela nuevamente hasta llegar a su intimidad y con su otra mano abrió las piernas de Aome e introdujo su miembro suavemente en ella.
    Aome gimió y dejo escapar un grito ya que con cada embestida de el, para ella era dolorosa que ya apenas solo era principio y era su primera vez Inuyasha batallo un poco ya que estaba muy estrecha, el al ver el sufrimiento de ella.

    Preocupado se detuvo por un momento.- Estas bien Aome, te estoy lastimado.
    Aome sonrojada.- estoy bien tu sigue.
    Empezó a embestirla de nuevo, ella apretaba sus manos con fuerza ya que era doloroso y a la vez placentero para ella

    El introdujo mas su miembro hasta llegar al momento del clímax quedando los dos satisfechos y complacidos, ella se monta sobre de el y asiendo movimientos circulares sobre de el mientras Inuyasha frotaba sus pechos de ella y los apretaba el subía y baja al ritmo de Aome sintiendo satisfacción.
    Los dos gritan al mismo tiempo de placer y ella al terminar se deja caer sobre el pecho de el, ambos estaban cansados y fatigados.

    El acariciaba la espalda de ella.- Estas bien Aome.

    -Si, Inuyasha.-ella estaba llorando.
    -Pero que tienes Aome.- dijo preocupado te lastime.
    -No, solo que esto fue mi primera vez, tu eres el primer chico con quien…
    El no la deja terminar de hablar y la besa.- y le dice que se dio cuenta.
    -¿Cómo?
    -Yo solo lo se.- el la abraza muy fuerte.

    Inuyasha toma la frazada que estaba sobre el sillón y se cobijan ambos, Aome se queda dormida sobre el pecho de el.

    -Aome siempre estaré a tu lado nadie nos podrá separar.-pensó para si mismo Inuyasha.

    Los dos habían perdido la noción del tiempo, el miro su reloj y eran casi las ocho de la noche.

    -No puede ser Aome ya es tarde.-dijo Inuyasha despertándola.
    -¡Que dices!-ella se levanto lo mas rápido que pudo al igual que el y se vistieron.

    Ya pasado de las ocho mientras los chicos estaban preocupados porque se estaban tardando.

    Continuara...