Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Una noche estrellada
    la muchacha cantaba
    la estrofa perdida
    de la cuidad encantada.

    Bailaba en el prado
    bajo la luz de la luna
    sonñando que un dia
    su amor verdadero llegaria.

    Un chico un día conoció
    y sin querer de él se enamoro
    para conseguir que le rompieran el corazon.

    Ella como inmortal vago
    por un mundo lleno de dolor
    llorardo por aquella traición.

    Vagando por la eternidad
    en un mundo de oscuridad
    en el que nació y creció
    y al que siempre perteneció.

    El dolor le es familiar
    una cruda verdad
    que ignora la humanidad.

    El amor una mentira
    una pura vanidad;
    un sigiloso tormento
    que con mentiras
    tortura tu alma perdida.
    ......Vampii.......
  2. Somos el reflejo del dolor, Somos la nueva generación, No somos la solución, Somos el resultado de una devastación. Venimos de la oscuridad, Quién aparenta ser luz usando la hipocridad, Dándonos esperanzas usando la falsedad, Diciéndonos que mintamos para aparentar una falsa estabilidad, Enseñándonos a amar, Mientras nos odian e insultan por decir la verdad. Podemos parecer maldad, Pero no somos más que la cruel realidad, Somos quienes no se dejan llevar por la hipocresía, Quienes reflejamos nuestro dolor, nuestra agonía. Somos la engendrada destrucción, De dos mil años de estupidez, Somos y permanecemos en el laberinto de los espejos, No tememos, el miedo es solo acidez, Buscamos explicación a lo que ya esta resuelto, El juicio del fin, es lo que se marca en nuestros ojos, Solos, Extasiados de odio, Solo somos un reflejo, Agotados por el grito del que permanece arriba, Dementes no tememos al dolor, Solo hemos nacido para nacer, No ay cumplimientos, No ay esperanza ni sueños, El egoísmo es nuestro suelo, La guerra nuestra satisfacción, Observando, Mirando como se desase el que por años ha sido razonable, Solos, La compañera nuestra es la soledad, Arañados por la vida, Nuestra alma exige explicación, Condenados, Extraviados, Como la culpa del prójimo, La humanidad, No tememos, Al fin, Al dolor, La tristeza es nuestro único sentimiento, Y por lo tanto es nuestro único deseo, Hemos sido culpados de algo que no es nuestro hecho, Nacimos entre un circulo, Que es la vida, Pero, Para nosotros es solo una muerte y una mentira, No tragaremos ese veneno de la mentira, No, Mira como escupo tus sentimientos, El amor me da igual, Solo son animales, Llenos de antifaces, Somos la engendrada destrucción, A llevar la contraria no tememos, A que nos odien no tememos, A nada tememos, Ya que nuestra única compañía es la soledad, La única con quien podemos contar. Así que, ¿Qué podemos perder? No conocemos el amor, Y ya se nos es común el dolor, La agonía y la depresión. Y tratamos de no soñar, Por lo que duele, Al volver a la realidad, Somos la cruda verdad, Somos; Los hijos de la oscuridad.

    Archivos adjuntos: