Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]


    En ese momento se mete a su closet y sale vestida con un camisón negro transparente muy provocativo, que no dejaba a la imaginación; y además se abría por un lazo en medio de los pechos. Inuyasha se puso ardiente al verla así.



    -Te gusta? Las chicas me lo obsequiaron, junto con otros conjuntos cuando nos casamos. Les llaman armas mortales de seducción.-



    -Por una vez; concuerdo con ellas.- le besa Inuyasha desesperado, mientras la acomodaba en la cama.



    -Cuál es tu idea?- pregunta Kagome, al sentir los besos de su marido en su vientre.


    -Asegurarme que estés bien relajada. Aun te siento tensa.- afirma el pelinegro, mientras le
    abría el camisón, y le succionaba uno de sus pechos.


    -Y planeas relajarme, poniéndome deseosa de ti?.-


    Oooohhh, sí. Así sabrás como el gran Inuyasha te consuela.- sonríe pícaramente el chico mientras la ponía encima de él. Kagome le besa los pectorales y cuadros del vientre; haciendo gemir a su marido. De repente lo despoja del bóxer, dejando libre su gran pene excitado. La chica lo masajea, llevando a su esposo a la gloria. Pero se lo introduce en la boca, sorprendiendo a Inuyasha; pero comienza a gemir, debido al placer otorgado.


    -Siii; assiii. Sssiggue. No te detenngggasss.-gemía Inuyasha. Kagome movía su cabeza arriba y abajo; dando chupadas fuertes en el miembro, otorgando placer a Inuyasha. Quien no paraba de gemir excitado, y puso sus manos en la cabeza de su esposa, guiándola. Cuando siente llegar al clímax, Inuyasha la jala a el antes de acabar en su boca.


    -Vaya, me sorprendiste.- dice Inuyasha al ponerla debajo de el.


    -Pretendía hacerlo.- secunda Kagome. Su marido le retira su lencería; dejándola desnuda al fin. Pero de repente siente como la voltea, dejándola boca abajo.


    -Y ahora yo te sorprenderé.- el chico la hace recargarse en sus rodillas y manos. En ese momento la penetra, agarrándola de su cintura. Kagome se agarra del barandal, mientras sentía las embestidas de su esposo, y su fuerte agarre en las caderas, apretándolas con sus manos.


    -Asssii Innuuuyasshhhaaa, Nnno ppaarreeess.- pedía una y otra vez al sentirlo hacerle el amor en esa nueva posición. Inuyasha le separa más las piernas, colocándose más a fondo en ella, y embistiéndola con más fuerza.


    -Asssiii Kaggome; Relajjatte.- la abraza contra él, poniendo su pecho en la espalda de la chica, en ese momento se derrama en ella. Inuyasha saca su pene , y voltea a su esposa.


    -Eres muy travieso, Inuyasha.-


    -No más que tú.- la penetra de nuevo, pero esta vez poniéndola encima de él. Ella empieza a moverse encima de el salvajemente.


    -Ssiggue assi, nno ppareeess; oohhh sssiii.- gemía Inuyasha, mientras le agarraba el trasero y la guiaba.


    -Ttte aaammooo, aaahhh, aahhh.- decía la chica una y otra vez, mientras se movía en su esposo, estallando de placer. De repente se encontraba gimiendo debajo de Inuyasha, mientras este la agarraba de sus caderas y la embestía con fuerza.


    -Asssii Innnuyyasshhaa, eres un Dios, ssiii.- gemía la mujer una y otra vez. Al escuchar eso, Inuyasha la embiste fuertemente.


    -Y tu una gran Diossaa.- el hombre le hacia salvajemente el amor, hasta derramar semen otra vez en su esposa. Esperaba poder embarazarla pronto de su siguiente bebe. Acomoda a su esposa encima de su pecho, respirando agitadamente.


    -Fue hermoso.- suspira la mujer.


    -Te dije que estarías muy relajada.- le besa Inuyasha mientras la arropaba, junto a él.

    Archivos adjuntos:

  2. Cuidadosamente la deposita en su cama; pone la cajita de terciopelo negro que contenía el anillo, encima de su buro. La vuelve a ver de nuevo; encontrándola muy bella al estar dormida. No resiste más las ganas, y le besa despacio en sus labios. En medio del beso, Kagome despierta sorprendida.

    -¿Dónde estoy?.-pregunta ella, mientras seguía besándolo.

    -En mi habitación. Perdón por despertarte; pero no resistí las ganas de besarte.- le confirma su novio; mientras suavemente se ponía encima de ella.


    -Y tú como siempre; aprovechaste eso.-se burla ella, mientras le pasaba las manos por su ancha espalda. Siguen besándose y acariciándose. Inuyasha la pone encima de él, y empieza a colar sus manos debajo de la blusa de Kagome. Ella solo gime al sentir sus manos tocando su piel y empieza a subirle la camiseta que Inuyasha tenía puesta, hasta quitársela por completo. En ese momento le estaba besando su pecho fuerte y su vientre marcado, arrancándole suspiros y gemidos a Inuyasha.

    -Desde ahorita me puedes detener; porque si seguimos, no habrá marcha atrás mi amor.-gime Inuyasha con voz ronca de deseo. No es que no quiera hacer el amor; pero no sabía si ella quería entregársele en ese momento.

    -Amor; nunca he estado más segura de hacer algo que anhelo. Quiero entregarme a ti por completo esta noche.- confirma Kagome sonriendo con sinceridad. Inuyasha se emociona, que la besa con fuerza y le quita su blusa, con todo y sostén. Inuyasha se emboba al verla casi desnuda; sus pechos eran perfectos y apetecibles.

    -No te avergüences; eres solo mía y te amo.- le calma el, mientras acercaba su boca a uno de sus pechos, metiéndose un pezón a su boca; succionándolo con placer.

    -Inuuu…yaashaa. Aahh, siiguee assi.-jadeaba Kagome, mientras metía sus dedos en la cabellera negra de su novio.

    En ese momento, Inuyasha la coloca debajo de él; bajando sus besos hasta su vientre plano. Encontrándose con la cinturilla del pantalón; en ese momento estaba desabrochándolo para quitárselo y dejarla lista para lo que seguía.

    -¿Qué sucederá con Shiori?.-pregunta Kagome al sentir su pantalón deslizar por sus piernas.

    -No te preocupes mi amor; desde el vergonzoso incidente; mande arreglar mis paredes. Ahora son inaudibles; por lo tanto no te contengas al gemir; porque yo no lo hare.- explica Inuyasha al tirar el pantalón al suelo; y viendo a Kagome casi desnuda; cubierta únicamente por lencería fina. En ese momento se la retira; dejándola desnuda al fin

    Kagome no se contiene; lo coloca debajo de ella, y empieza a desabrocharle su pantalón. Pero antes de quitárselo, mete su mano debajo de su bóxer, encontrándose de repente con su pene, mientras besaba a su novio. Lo acaricia lentamente, haciendo gemir al hombre; y a la vez se sorprende de lo grande y grueso que es su anatomía.

    -Calma Kagome; sabes muy bien que te adaptaras a su forma y tamaño; por lo tanto si entrara en ti.- se relaja ella mentalmente como sabía hacerlo. Le retira su pantalón de mezclilla, deslizándolo por sus largas y musculosas piernas; dejándolo en bóxer negro. Pero al momento que ella le retira sus pantalones; él se levanta de la cama parándose a un lado. Mientras la veía, se empieza a quitar su bóxer; quedando al fin desnudo como ella. Lentamente gatea en la cama, subiendo encima de ella, mientras la besaba hasta llegar a sus labios. Le abre sus piernas con cuidado, posándose en medio; dejando que sus intimidades se froten de una manera deliciosa; arrancando gemidos por parte de los dos.

    -Ten cuidado cuando entres; amor.- pide Kagome, mientras lo besaba.

    -No te preocupes mi cielo; hare inolvidable tu primera vez.-le consuela Inuyasha al besarla; mientras frotaba su pene en su entrada vaginal para excitarla. Lo cual se estaba logrando al escuchar gemidos femeninos.

    -Te necesito dentro.- gemía Kagome desesperada.

    -Igual yo.- gimió Inuyasha. En ese momento empieza a introducir su pene en la vagina de su novia. Ella entierra sus uñas en la ancha espalda, mientras sentía como la anatomía se acostumbraba al intruso. Al llegar a la barrera de virginidad; Inuyasha la besa dulcemente en sus labios, y rompe al fin esa barrera con su pene, quedando dentro completamente.

    -Ya soy tuya.- expresa Kagome, con sus ojos brillantes de placer.

    -Y yo tuyo.- contesta el, mientras empezaba a moverse en su vagina. Al inicio lento, pero después aumentó el ritmo de las embestidas; haciendo a Kagome gemir; y el también.

    -Sssiii, Inuuyaashaaaa; aahhh, aaahhh; ssiiiggueee. No.... te…. deten.. gggaaaass- gemía ella sin parar, debido al placer experimentado. Baja sus manos, de su espalda al trasero de Inuyasha, acariciándolo, apretándolo y dándole nalgadas suaves, que lo hacían gemir.

    -Kaaaggggommmeee, sssiii, aaahhh, aaahhh sssiii.- gemía Inuyasha sin parar al sentir las manos de Kagome ahí; mientras que el desliza las suyas por la espalda de ella, hasta llegar a su cintura. La agarra de ahí, mientras aumentaba aún más el ritmo, enloqueciendo. Sienten llegar a su orgasmo, aumentan las embestidas. Llegan a su orgasmo; la vagina de Kagome comienza a contraerse alrededor del pene de su novio; mientras que Inuyasha siente su semen derramarse a la matriz de Kagome.

    -¿Cómo te sientes?.-pregunta Inuyasha al recostarla encima de él; sin salirse de ella.

    -Con ganas de hacerte estallar.- le contesta ella, con una sonrisa pícara mientras lo besaba y se acomodaba encima de él.


    -Bien dicen que las seriecitas son las más atrevidas.-se burlaba Inuyasha mientras le ayudaba a acomodarse en él. Le fascino contemplar ese cuerpo desnudo encima de él; la vista era magnifica. Kagome empieza a moverse en vaivenes adelante y atrás; combinándolos con pequeños brinquitos. Inuyasha gemía como loco.

    -Kaagggommme aaahhh, sssii, ssigguee mmovvienddotte asssiiii. Me enncanntttaaa, aahhhh.-

    -IInnnuyyasshhaa, aahhh.-

    Kagome seguía moviéndose con frenesí encima de Inuyasha. Ambos gemían del placer y amor que sentían por el otro. Inuyasha estaba acariciando los pechos de Kagome con sus manos; pero siente como Kagome le baja sus manos; colocándolas en su trasero. Entendiendo el mensaje; Inuyasha empieza a masajearle el trasero con fuerza, mientras le guiaba sus caderas en sus movimientos; llegando de repente a su segundo orgasmo.

    -INUYYAAASSHAAA.-grita Kagome de placer al apretar sus caderas con las del hombre.


    -KAAGGGOOMMMEE.-grita el hombre a su vez; apretándose contra ella. De nuevo su pene derrama semen en ella. Kagome se acomoda en el pecho de Inuyasha; ya muy agotada.


    -Fue hermoso.-suspira ella, al estar recostada.

    -Lo sé; también siento lo mismo.-le besa profundamente sus labios; mientras le pasaba una mano por su espalda.

    -Te amo, Inuyasha.-


    -Yo aún más te amo, Kagome.- suspira Inuyasha. Kagome se queda dormida; mientras que Inuyasha los arropa a ambos con las sabanas, quedando dormido también.
    a Star Floriprincess le gusta esto.
  3. Inuyasha llega a su casa algo hastiado, pues su padre otra vez lo hostigo con querer hablar con él, pero aun seguía sin creerle. Entra a su casa, y se extraña de verla medio oscura, alumbrada con solo unas velas. Se acerca a su mesita de recibidor, y ahí mismo había una notita pegada.


    Hola bebe.
    Como te dije, recibirías una recompensa al terminar esta semana; sube arriba donde recibirás tu premio.
    Tu vampiresa.

    Inuyasha termina de leer esa notita, y al ver como estaba decorada su casa, en donde los escalones tenían velas y pétalos de rosas señalando un camino, se imagino cual era el premio, sube con cuidado de no hacer ruido. Se asoma discretamente a su habitación, donde ve a su esposa lista para la ocasión, con la sabana tapándole la mitad para abajo, dándole entender que no tenía nada encima. No puede evitar sentirse excitado, así que se quita su ropa afuera de su habitación, quedando únicamente en bóxers, entra y empieza a besar a su esposa.


    -¿Este es mi premio?, porque hasta ahora me gusta.- dijo Inuyasha mientras besaba a Kagome dulcemente.


    -Es parte de tu premio cielo. ¿Recuerdas que te prometí?.- le dice Kagome dulcemente, haciéndole que a Inuyasha le brillen los ojos de felicidad.




    -¿En serio lo harás?.-


    - Claro que sí, quiero estar contigo.- dijo Kagome mientras se subía a horcajadas en el, mientras lo besaba por todas partes.


    -¿Entonces que esperamos?.- le dice su esposo algo desesperado.


    -La mordida y transformación es dolorosa aunque corta, es mejor que te prepare desde antes.- le dice Kagome, mientras le besaba por todas partes, haciendo que Inuyasha se excite aun más. Sigue bajando, y le quita sus bóxers, dejando libre su enorme pene erecto. Lo acaricia ahí, haciendo que Inuyasha grite a causa del placer que su esposa le provocaba al masajearlo con sus manos, en eso siente que ella le empieza a dar ligeros besos y lengüetazos en su miembro. Siente que ya no puede más y llega a su orgasmo. Kagome siente eso, libera sus poderes y se apresura a subir y lo muerde en un hombro para que la mordida no se note ante los demás.


    A causa del placer que Kagome le dio, Inuyasha no sintió la mordida y la transformación, hasta después cuando sintió ligeras molestias en su hombro derecho, se toca ahí y siente dos protuberancias.


    -¿Ya me convertí?.-




    -Así es cielo, te excite para que no sientas el dolor que da cuando te transformas, mira.- dijo Kagome al pasarle un espejo chico. Inuyasha se sorprende de ver dos colmillos largos en la dentadura superior de su boca y en vez de sus ojos dorados, los tiene azul zafiro. Y también ve una mordida en su hombro derecho.


    -Gracias amor, es lo que quería, te amo.- dijo Inuyasha al abrazar a su esposa, que aun estaba encima de él. En ese momento levanta sin problemas a Kagome y la penetra, haciendo que ambos gimen de placer. Kagome empieza a moverse un poco encima de él, pero siente como Inuyasha la carga contra él y se levanta de la cama saliendo de la habitación.


    -Inuyasha, ¿Qué vas a hacer?.- le pregunta Kagome, mientras se agarraba de su cuello para no caerse, y su piernas estaban enrolladas en la cintura de su esposo, mientras que este bajaba las escaleras.


    -Desde nuestra noche de bodas, he querido cumplir una fantasía, pero no he podido; y ahora que me transformaste la haremos.- le dice Inuyasha mientras se dirigía a la cocina.


    -¿Aquí es donde se cumple tu fantasía Inuyasha?.- dijo Kagome al ver que entraban a la cocina.


    -Así es, como buen chef que se caso con la mujer de su vida; mi fantasía fue hacerte el amor aquí mismo en la cocina.- dijo Inuyasha sonriéndole pícaramente, mientras aun tenía sus poderes de vampiro presentes. A Kagome le pareció endemoniadamente sensual verlo sonreír con sus largos colmillos presentes. Inuyasha la deposita con cuidado en la barra de la cocina estando el parado y su mujer acostada pero aun sin salir de ella, agarra una botella de jarabe de chocolate y empieza a ponérselo encima de su esposa, especialmente por sus pechos y rostro.


    -¿Qué acaso no sabes, que antes es la comida y después el postre?.- dijo Kagome con picardía siguiéndole el juego.


    -Pero yo quiero postre ahora.- le dijo Inuyasha con picardía, mientras empezaba a lamer su rostro y pechos; al mismo tiempo que empezaba a embestirla por dentro primero despacio, pero cuando es cuchaba a su esposa gemir, empezó a aumentar la velocidad. Ahora que era un vampiro, tenía aun sus poderes presentes y empezó a aumentar aun más la velocidad de sus embestidas; mas fuertes que cuando era solo un humano. A causa de esto, el y Kagome gimen mas fuerte del placer y no se detienen.


    -Sssiiii, Inuyassshhaaa, asiii…..maaasss fuerte.- dijo Kagome al sentir como dentro de ella se movía rápidamente el pene de su marido, y eso le encantaba, tenia sus piernas enrolladas en la cintura de su esposo, y lo apretaba fuertemente contra ella para que no se salga, mientras que con sus manos, le acariciaba el pecho y el rostro, mientras que Inuyasha se agarraba de los hombros de su mujer para moverse mas a gusto.


    -Kkkaggoommme, assi aaahhhhh ssi.- dijo Inuyasha con gemidos combinados al sentir como su mujer lo apretaba contra ella con sus piernas alrededor de el sin dejar de embestirla con fuerza; más combinado con las caricias de las manos de su amada; se sentía en el cielo. Agarra de nuevo el jarabe de chocolate y derrama un poco en los labios de Kagome, bajando de inmediato su rostro para besarla.


    Sigue embistiéndola con fuerza, en ese momento llegan a su orgasmo, haciendo que Inuyasha se derrame dentro de ella; ambos gimen al sentirse tan llenos del otro, pero en eso Inuyasha la muerde en su cuello a causa de su orgasmo, pero también fue porque pensaba que la única marca que debía tener su esposa era la suya, no la de ese maldito que la transformo y torturo por mucho tiempo.


    -Cansada?.- dijo Inuyasha al verla directamente a sus ojos, pero ve que su esposa aun tenia sus poderes liberados.


    -Jamas.- le dice Kagome sonriendo con picardía.


    -Eso es bueno, porque no nos detendremos en toda la noche.- dijo Inuyasha con la misma sonrisa; mientras que se inflamaba de nuevo dentro de la vagina de su esposa, excitándose otra vez.


    -Y que esperas para hacerme tuya de nuevo, amor?.- dijo Kagome con travesura; solo siente como Inuyasha la carga en sus brazos y la apoya en la pared con cuidado de que no se caiga.


    Pero deja de pensar con claridad cuando siente que su esposo la embiste con más fuerza aun dentro de ella, agarrándola de los muslos para que no caiga; y sentir los golpes de su espalda con la pared era excitante. Se agarra de su ancha espalda, mientras que pasaba sus manos en ella, poco a poco las baja hasta tocar el trasero de su esposo, apretándolo con fuerza y masajeándolo; sabiendo bien que eso le encantaba a su esposo; y lo comprobó al sentirlo moverse mas rápido y gemir mas fuerte.



    -Como adoro cuando me tocas así.- dijo Inuyasha con placer. Después de derramarse otra vez, se dirigen a la sala, donde se acuestan en el sofá más grande; Kagome se sorprende de que esta vez su esposo la dejo encima de el, ella creía que de nuevo el tomaría el mando.


    - Te toca a ti hacerme tuyo bebe; no es justo que me quede yo solo con la diversión, mientras que tu disfrutas.- le dice Inuyasha mientras la agarra de su cintura apretándola contra el; dándole a entender lo que quería. Kagome empieza a mover se encima de el, dando vaivenes con brinquitos sintiendo un gran placer tanto ella como su esposo.


    -Assi Kagome, no te detengas aaahhh.- gimió Inuyasha, mientras que le acariciaba sus caderas al igual que su trasero, ayudando a su mujer a moverse más rápido. Kagome entiende lo que su esposo quería, así que empieza a moverse aun más fuerte y rápido, sintiendo como su botón de placer rozaba con el pene de Inuyasha al igual que su interior; mientras se movía encima de su esposo, le besaba su torso desnudo y su cuello.


    -IIINUUYYAASSSHHAAA.-grito Kagome cuando sintió el clímax llegar; en eso siente su vagina apretar el miembro de su esposo haciendo que se derrame de nuevo dentro de ella.


    -KAAGGGOOMMME.- GRITA Inuyasha al derramarse de nuevo; con el ritmo que estaban llevando esperaba que pudieran tener a su bebe muy pronto. Kagome se recarga en el pecho de su esposo, ya muy cansada, pues sus energías se agotaron. Inuyasha también estaba cansado, así que la acomoda con cuidado en su pecho, y ambos se quedan dormidos en ese sofá.
  4. [​IMG]


    -Te amo Kagome.- dijo Inuyasha mientras la volteaba, dejándola frente a el; Kagome vio la ternura y amor que Inuyasha tenia reflejados en sus ojos dorados como la miel pura.

    -Yo también Inuyasha.- dijo Kagome mientras besaba a su esposo y le empezaba quitarle el saco y camisa del traje. Inuyasha no se queda atrás y empieza a desabrochar el vestido de su esposa.

    Ambos estaban en la cama besándose y acariciándose mutuamente. La ropa de ambos estaban en el suelo; Inuyasha estaba encima de Kagome besando su cuello; en ese momento baja su recorrido de besos a sus pechos, metiéndose uno de ellos a su boca, chupándolo con fuerza, pero a la vez siendo cariñoso.

    -Así Inuyashaaa; sigue assi bebe…aaahhh.- dijo Kagome gritando de placer. Inuyasha sigue mamando su pecho, y en eso baja besando su vientre plano, lo mira y se estaba imaginando a Kagome embarazada de su bebe; eso lo lleno de emoción ya que quería un frutito de su amor. Sigue besándola, mientras le quitaba lo único que le estorbaba, dejándola completamente desnuda. Se emboba al ver el cuerpo perfecto de su esposa; solo la había visto desnuda de la cintura para arriba dos veces; pero esta vez lo miraba completamente desnuda sin nada que lo cubriera.

    Sube a besar los labios de Kagome; y ella lo pone debajo de ella, dejándolo sorprendido; pero a la vez muy excitado; cosa que se noto en su bóxer; Kagome hace lo mismo que el; lo besa por su pecho y le lame todo por completo en su pecho y su bien formado abdomen, dejándolo muy excitado.

    -Asi Kagg..oomme aaahhh; sigue no.. pparees; assi.- dijo Inuyasha muy excitado. En ese momento siente que es despojado de su bóxer. Kagome se sorprende y se asusta; debido a que el miembro de su esposo era gigantesco y muy grueso, y eso que había visto muchos en libros de biología y anatomía y en todo el tiempo que trabajaba como doctora. Pero no se comparaba a que estuviera viendo uno como mujer casada y no como médico profesionista. Inuyasha sintió los nervios de su esposa; así que la pone debajo de el y la besa para calmarla.

    -Tranquila amor; también estoy nervioso; soy tan primerizo como tu.- le dice Inuyasha tiernamente; haciendo a Kagome feliz por su respuesta. En eso siente como Inuyasha roza su pene en su botón de placer; haciendo que grite de placer.

    -Inuuyasshhhaaa; aahhh.- dijo Kagome llena de placer.

    -Kaggoommme; sssiii, assi aaahhh.- dijo Inuyasha al sentir la humedad de su esposa llenándolo en su parte. En ese momento la siente suficientemente lista; roza de nuevo a Kagome y empieza a introducir su pene en la vagina de su esposa; tratando de ser lo mas cuidadoso posible; pues quería que la primera vez de ambos sea inolvidable. Kagome pone sus manos en la espalda; clavando sus uñas, mientras su esposo la penetraba.


    Inuyasha estaba yendo lo más despacio posible, podía sentir como las paredes del interior de Kagome lo estaban apretando deliciosamente. Eso significaba que ella jamás se ha entregado como él. Siente la barrera de la virginidad y la traspasa, estando por fin dentro de Kagome. Ella siente unas lágrimas de dolor al haber sido despojada de su pureza.

    -Tranquila linda, ya pasara el dolor.- dijo Inuyasha al besarla, en ese momento empieza a moverse despacio dentro de su vagina, haciendo que el dolor pase y sientan placer infinito.

    Inuyasha estaba empezando a embestirla despacio, pero al escuchar los gemidos de su esposa, lo llenan de orgullo y placer y empieza a aumentar su velocidad, haciendo que el a su vez gima aun más fuerte.

    Oooohhh, Inuuyashaaa, así, sigue..aahhh, sssiii, ahhh.-dijo Kagome llena de placer al sentir las poderosas embestidas y desenfrenadas de su marido. En ese momento pone sus manos en el trasero de Inuyasha, apretándolo y masajeándolo, haciendo que las embestidas sean más fuertes.


    Kagggommme aaaahhh, ssii, aahh.- dijo Inuyasha rugiendo de éxtasis al sentir las manos de Kagome llenándolo de placer, mientras que por dentro, la humedad estaba llenando su miembro permitiendo que vayan más rápido sus embestidas. En ese momento siente como Kagome gira dejándolo debajo de ella, estando sentada a horcajadas de su esposo, estando aun unidos.

    -Mi turno de hacerte estallar de placer cariño.-dijo Kagome al verlo con una sonrisa picara.

    -Mi pequeña traviesa.- dijo Inuyasha al contemplarla desnuda encima de él. En ese momento Kagome empieza a moverse encima de él, haciendo que ella y su esposo griten de un infinito placer. Kagome estaba moviendo sus caderas hacia adelante y atrás, combinando sus movimientos con pequeños brincos encima del pene de su esposo.

    Kaaagggommme sssii. Nno ppaaareeesss.- grito Inuyasha al recibir el enorme placer que Kagome le daba al estar moviéndose encima de él. Pone las manos en los pechos de su mujer, masajeándolos y acariciándolos, mientras que seguía siendo cabalgado por ella.
    Kagome seguía moviéndose encima de Inuyasha salvajemente. En medio de su placer siente que sus poderes de vampiro se desatan, y a consecuencia de eso va aun mas rápido, haciendo que Inuyasha gruña aun más de placer. Kagome baja su rostro al rostro de Inuyasha para besarlo, pero sin dejar de moverse. Inuyasha le corresponde su beso y pone sus manos en las caderas de su esposa, guiando sus movimientos.

    En ese momento a Inuyasha le pareció sentir un par de colmillos en la boca de Kagome en medio del beso, pero no le da importancia y sigue besándola, Kagome estaba lamiendo y besando su cuello haciendo que sientan que llegan al orgasmo.

    IInuuyaashhhaaaa!!!!!!.-grito Kagome al llegar a su orgasmo, apretando sus caderas con las de su esposo, haciendo que los músculos de su vagina se contraigan alrededor del pene de su marido.

    Kaaagggooommmme!!!!!!.- grita Inuyasha a su vez apretando con sus manos las caderas de Kagome contra él. En ese momento siente que su semen se derrama dentro de la matriz de su esposa, anhelando y esperando que de esa unión, resulte un pequeño bebe. Soñaba que el primer bebe de ambos sea una hermosa niña parecida a su madre, con el cabello plateado, pero con ojos verdes como Kagome.
  5. [​IMG]

    Continuacion capitulo 6 "MI AMADA VAMPIRESA"

    Se besaban con tanta pasión, que Kagome no se dio cuenta que estaban acostados en el sofá y que su ahora novio estaba encima de ella, hasta que se separo de su beso por falta de aire, Kami, ese hombre sí que la tenía sobre las nubes.


    -Te quiero y te amo tanto Kag.- dijo Inuyasha en su oído mientras se volteaban, dejando a Kagome sentada encima de el, con ambas piernas rodeando su cadera, Kagome soltó un gemido cuando sintió el bulto erecto de Inuyasha frotándose con su parte intima.


    -Yo también.- le dice Kagome mientras le seguía besando, en eso siente las manos de Inuyasha colándose debajo de su blusa hasta llegar en la parte de atrás de su sostén, y en eso suelta su broche, dejando el sostén bastante flojo. Kagome no se quedo atrás y le desabotona su camisa hasta dejarla totalmente abierta, dejando ver sus musculo bien marcados. Le quita su camisa dejándola en el suelo y hace un recorrido de besos por su pecho hasta llegar a su abdomen, en cuando llega a ese lugar, hace un recorrido, esta vez con su lengua, haciendo que Inuyasha soltara un gruñido de placer.


    -Dios, Kag… omhhh; así Kago..mme, mmmhhh.- gruñía Inuyasha por el placer que Kagome le daba al lamer su vientre, sentía un hormigueo en su abdomen; y su excitación crecía aun mas cuando Kagome se frotaba contra su miembro abultado con su intimidad; haciendo que su placer crezca aun mas mientras le besaba y lamia su cuello. Le da un desesperado beso; y en medio de ese beso; le quita su blusa con todo y sostén, dejándola descubierta totalmente. Cuando Kagome se sintió desnuda, intento taparse los pechos con sus brazos, pero Inuyasha se lo impide.


    -No te avergüences, te amo y eres hermosa.- le dice mientras acercaba su boca a uno de sus pezones, primero lamiéndolo despacio, haciendo que Kagome diera gemidos de placer combinados con su nombre; al escuchar eso, sonríe victorioso y se mete el pezón a su boca, succionándolo con fuerza, pero procurando de no lastimarla.


    -Oooohhhh; Inu…Inu..yaaashaa; mmmmmhh, así amor; sigueee…mmmmmhhh.- decía Kagome perdida en el placer que le estaba dando y apretaba mas contra si la cabeza de Inuyasha a su pecho. En eso siente que se giran de nuevo, quedando otra vez Inuyasha encima de ella.


    -Oooohhh, Kagggoo..mme, asii, peque..ahhh; assi.- dijo Inuyasha lleno de placer cuando sintió las manos de Kagome meterse en su pantalón, acariciando y masajeando su trasero a través de sus bóxers, empujándolo contra ella de vez en cuando; haciendo que sus intimidades choquen de nuevo y se froten otra vez. El no pierde el tiempo y pone sus manos en el trasero de ella, levantándola poquito, lo masajea al igual que ella lo hace con él, aumentando el placer.


    De nuevo pone su boca en los senos de Kagome, succionándolo mientras le acariciaba su trasero suavemente; haciendo que ella de gemidos de placer combinados con su nombre; Kagome le acariciaba la espalda con sus manos, y de vez en cuando también acariciaba suavemente su trasero.

    ////////////////////////////////////

    BUENO CHICAS CON RESPECTO AL SEMILEMON; ES EL PRIMERO QUE HAGO, ASI QUE NO SEAN DURAS CONMIGO, Y DIGANME COMO MEJORARLO, PORQUE EN UN FUTURO PONDRE LEMONS EN ESTE FIC Y QUIERO QUE SEAN BUENOS PARA EL AGRADO DE USTEDES.
  6. Como un regalo de navidad y prospero 2010; les hice un video de Inuyasha, aqui esta la pagina:

    .


    Se llama Sexy Inuyasha; espero que les guste; y feliz 2010 para todas.:)
  7. CHISTES:D:D

    ERA UN INDITO QUE YA QUERIA TENER SU PRIMERA RELACION SEXUAL. ENTONCES VA A UN PROSTIBULO Y LE DICEN:
    • TIENES EXPERIENCIA?.
    Y EL CONTESTA:
    • NO.
    • PRACTICA CON UN ARBOL Y REGRESA EN DOS HORAS.
    ASI LO HACE EL INDITO Y REGRESA EN DOS HORAS COMO LE DIJERON, ENTONCES LO LLEVAN A UN CUARTO Y LA PROSTITUTA SE PONE EN CUATRO PATAS, Y EN ESO EL INDITO LE PEGA FUERTE A LA PROSTITUTA Y ELLA ENOJADA LE PREGUNTA:
    • OYE CONDENADO INDIO, PORQUE ME PEGASTE?
    A LO QUE EL CONTESTA:
    • INDITO REVISAR SI NO TENER AVISPAS.
    ///////////////////////////////


    UN GALLEGO VISITA A UN AMIGO AL HOSPITAL Y LE PREGUNTA:
    • JOSU VENACIO, PUES QUE TE PASO??
    • PUES MIRA MANOLO, EN MI PUEBLO ESTABAN ORGANIZANDO UNA CARRERA CON CUALQUIER TIPO DE MOTO, ENTONCES MI VECINO DE ENFRENTE AGARRO SU TRIMOTO Y PARTIO. EL VECINO DE ALADO AGARRO SU CUATRIMOTO Y TAMBIEN PARTIO, PUES NO AGUANTE LAS GANAS, ME SUBI A MI MOTOSIERRA Y CASI ME PARTIO.
    //////////////////////////////////

    Había una vez una viejita que vivía sola y, una noche, se le apareció un genio y le concedió tres deseos:
    -Emocionada, empezó a solicitarlos: “El primer deseo es tener treinta años, el segundo, que mi apartamento se convierta en ático y el tercero que mi gato se convierta en un príncipe”
    El genio le concede sus deseos se va. La viejita se queda en la intimidad con su príncipe y éste le dice: “Ahora…
    ¿No te arrepientes de haberme castrado?”