Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. No soy buena peor me gusta escribir...
    Este fic lo hice a las apuradas y no lo he revisado.
    Lo escribi para un concurso, el cual obviamente no hagne y ahora se los traigo a ustedes ^^
    Espero que les guste!


    :jipjip:


    Desesperada y dejando su aliento y animo atrás, corría sin basilar sin darle importancia a las ramas bajas de los árboles que golpeaban descaradamente su rostro. Ya no portaba su enorme abanico consigo, lo dejó en el olvido tras la más reciente y angustiante noticia recibida, y aunque avanzara lo más veloz posible sentía que no llegaba a tiempo.

    “¿Por que?” se preguntaba una y otra vez furiosa. ¿Cuando la escucharía? Se sentía ignorada, traidora, irresponsable, descuidada, culpable; y todo eso por culpa de mismo vago e irrespetuoso shinobi. Y aunque intentara odiarlo por no cumplir con su promesa, muy dentro de ella sabía que eso era imposible.

    Poco a poco se le nublaba la vista por aquellos mares salados que nacían emocionalmente por la angustia. No se lo perdonaría nunca, ni a él ni a ella misma.

    Salto hasta una rama gruesa y baja de un fuerte roble para avanzar ágilmente por en sima de la arboleda. Sus piernas tiritaban, pero nunca habían dado pasos tan seguros, estaba determinadamente firme, debía llegar lo más pronto posible a destino.

    Sumida en sus desventuras recordó los sucesos de esa mañana, tan calidamente prefecta.

    Una de esas mañanas como las que describen los románticos en las clásicas novelas de amor, donde el sol no solo irradiaba su luz sino que también esperanza, alegría y cariño.

    Temari percibió los rayos de la mañana escabullirse por las rendijas de las persianas para chocar contra su rostro, y frunció el entrecejo en señal de molestia. Seguidamente escucho los ronquidos de un oso perezoso y gruñón a su lado, y no aguanto las ganas de reír. Volteo a mirarlo, otra vez amanecía acostada en la cama de su amante.

    Este se movió lento y cansino con una parcimonia única en su especie. No existía hombre mas elegantemente atractivo para los ojos de ella, Shikamaru era especial y traía implementado en su personalidad eso que a ella le llenaba la vida y la mantenía ocupada.

    -Hola- habló apenas lo creyó despisto y este contesto con un gesto - ¿Cómo dormiste?-

    -Demasiado bien-

    -Me alegra- respondió con una sonrisa sincera.

    El silencio se presento suave y conciso, no había nada mas que afirmar y apesar de estar callados ambos se sentía realmente muy cómodos. Será que se conocían demasiado, que sin palabras se entendían, solo les bastaba verse sonreír. Sonreír, algo inevitable cuando pasaban tiempo juntos.

    -¿Y dime?-

    -¿Que?- preguntó a continuación de un gran bostezo.

    -¿Qué haremos esta tarde? ¿Sabes que estaré en Konoha hasta mañana?- preguntó picara y sonriente.

    -Perdona…- resignado- La Hokage me ha dejado cargo de una misión aparentemente importante, o eso dijo ella-

    -¿De nuevo?- cuestiono molesta- Siempre sucede lo mismo, te dan misiones durante los pocos días de visita que tengo-

    -Lo se y solo me queda pensar que no es pura coincidencia. Quizás alguien con autoridad en Suna, influye a Tsunade- la joven rió tenue al entender lo que le decían- Después de todo que la embajadora de la arena pase tiempo con un vago como yo…-

    -Basta- se vio obligada a interrumpirlo- no quiero discutir ahora lo que dice o hace Gaara. Si tienes misión será óptimo aprovechar el tiempo-

    Emocionada se lanzo a sus brazos y lo besó con furor, descargando sus renovadas energías en expresar su amor hacia él. No quería pensar en todos aquellos obstáculos que le impedían disfrutar de su amado nara.

    -Ahora levántate flojo. Cumples con tu misión lo más pronto posible y regresas para que disfrutemos, entonces, todo el día de mañana-

    El grito del viento la despertó de su recuerdo, se habían prometido pasar tiempo juntos y como iban las cosas parecía ser otro sueño vano. Enjugó sus ojos fijando el objetivo y aumentando la velocidad. Casi sentía que no llegaba.

    Pasos más adelante ya podía ver sobre la línea de horizonte el muro que rodea a Konoha, faltando entonces ya muy poco para llegar. Des pues de toda la carrera ya se estaba poniendo nerviosa de no ver avance y de sentir que no llegaría nunca.

    Entró como si nada a la aldea con autorización del guardia, el mismo que ya la conocía hace bastante y nunca le daba problemas para cuando se olvidaba de traer los permisos que la dejaban visitar a la aldea de la Hoja. Podía decirse que ya eran casi amigos.

    Corrió en línea recta por la calle principal ya agitadamente. Con poco de las energía que aun reservaba saltó a la cornisa de una vieja casa y de allí en más avanzó por los aires. Y serrando los ojos revivieron las últimas palabras antes de despedirlo.

    “-Cuídate mucho-”

    La realidad para un ninja es mucho mas dura. Está en su naturaleza que los mismos corran peligro, terminen con heridas de gravedad u obtengan muertes trágicas. Siendo así, estaba pidiendo demasiado.

    Ya faltaban solo cinco cuadras mas cuando su vista se nubló nuevamente y con torpeza pisó una teja floja resbalando y cayendo de la manera más brutal a la tierra. No le quedaban fuerzas ni para levantarse de allí, pero inexplicablemente, y con las nubes de inspiración, recuperó un poco de aliento que la devolvió a su camino. Ahora y sin mas demoras se introdujo en el hospital principal.

    Golpeó el escritorio de las secretarias a la entrada, extendiendo sus brazos sobre este sin respeto ni ganas de disculparse. Molesta y mal agradecida habló descuidando el tono de voz que implementaba para con las mujeres.

    -¡Nara, Shikamaru Nara!-

    -Habitación 314- dijo la más joven, algo temerosa.

    -¡Pero deténgase! Debe de llenar estas formas…- gritó la segunda muchacha ya tarde, Temari había desaparecido por los pasillos.

    Toco la puerta pero no tenía paciencia como para esperar una respuesta así que tan solo pasó. Apenas la puerta se abrió visualizó a su amado sobre una cama de sabanas blancas. Se preocupó en un principio por pillarlo con los ojos totalmente cerrados y una expresión de descanso absoluto, sin embargo al verlo respirar suavemente se quedó mas tranquila.

    Se sonrió acercándose lentamente, se sentó juntó a la cama y tomó la mano izquierda del chico acariciándola cariñosamente, un rose único con la mera intención de darle de las fuerzas que ella ya no tenía para que él abriera los ojos. Le dieron resultado sus intentos de despertarlo ya que lo vio sonreír tiernamente antes de encontrarse con las miradas..

    -Temari- pronuncio apenas perceptible.

    -Hola ¿Cómo estas?-

    -Creí que te habías ido-

    -Así fue, pero olvide algo y tuve que regresar- fingió

    Shikamaru le sonrió tenue y enamorado, le gustaba verla y tenerla consigo, disfrutar cada segundo del día en el cual podían estar juntos. Le era my difícil resistirse a verla, esa rubia que tenía un aire seductor y a su vez peligroso. Que bella se veía cuando abría sus verdes y esperanzados ojos entregándole más de un suspiro a quien la acompañase, en este caso, él.

    -¿Qué fue lo que pasó?- preguntó angustiada.

    -.No quisiera recordarlo- advirtió cerrando los ojos y tomando un poco de aire- solo tienes que saber…-

    -¿Que?-

    -No importa…deja. Solo calla y dame la admisión para admirarte un poco- acarició suave su mejilla.

    -¿Qué sucede?-

    Miró a otro lado dándole a entender, porque en esa relación no hacían falta las palabras; esas siempre estaban de sobra, bastaba con solo abrir los ojos para entenderse mutuamente. Shikamaru no se lo diría con su propias voz pero si sus ojos lo delatarían. A él no le quedaba mucho tiempo de vida y sus últimos suspiros los usaría para disfrutar de ella.

    Siendo considerada y sabiendo que no quería que su novio se llevara un mal recuerdo de ella le sonrió inocentemente, fingiendo no darse por enterada. Apretó su mano y le besó la frente aceptando las cosas pero dándole aliento.

    -Shika…-

    -Shuuu…solo quédate un rato más y hazme compañía-

    -Oh…Shikamaru-

    Ya no podía fingir mas, sus ojos nublaron su mirada y pronto comenzaron a correrle lágrimas salinas y dolorosas por el rostro. Que mas daba, ella ya tenía un mal presentimiento de todo esto pero debía comerse las ganas de decirle la verdad. Amaba a Shikamaru, el mismo vago y paciente que la hacia reír y le daba mas de una lección de vida, porque aun siendo mas joven él era mas sabio.

    ¿Cómo podía fingir fortaleza? Su amado Shikamaru estaba perdiendo la vida con cada exhalación de oxigeno, con cada trago de saliva que daba, con cada movimiento tenue que producía solo para continuar rozando su blanca mejilla. Se preguntaba a si misma si realmente podía permitirse eso pero había que ser realista discutir el tema con el Nara solo ocasionaría una pelea lo último que en verdad deseaba en esos instantes.

    -Temari- interrumpió sus pensamientos

    Ella lo miró, estaba nervioso y con un carmín apenas perceptible en el rostro. Tímidamente intentó decir algo, pero sus palabras no salían.

    -¿Puedo pedirte…?-

    -Lo que sea Shikamaru-

    -Temari, yo no quiero que seas compasiva ni me tengas lastima, solo deseo que me abraces hasta que me valla.-

    -No…-

    Ella calló con su cara sobre el pecho de él sin consuelo a su penar, llorando mojadamente y sin controlar su palabras; repitiendo una y otra vez “maldito, no me hagas esto”. Pero hay cosas que el ser humano no controla y una de esas cosas es la muerte.

    -Solo quiero que estés conmigo…-

    -Yo no te dejaría, nunca lo haré- y cumplió su pedido, acompañándolo toda la noche con un abrazo pretencioso y lujurioso.

    Bien de madrugada, del otro día, su amado ya no le respondía el cariño; y quizás ya nunca más lo haría. Tal y como se estimaba había muerto, a causa del veneno mas mortífero inyectado durante una misión que cumplía en su día de libre.

    Su cadáver no solo ocasionó llantos sino también la ruptura de una promesa, no le cumplió a su amada el disfrutar de toda una mañana juntos. Y pensar que ella segundos antes de enterarse de su situación lo había maldecido por fallarle.

    Ya nunca más podría reprocharse a su amado Nara otra cosa. Ya no podía decir que él no le había sido fiel, no la había amado ni cuidado. Solo podía mantener en su recuerdo aquellas sonrisas honestas y blancas, revivir en pensamientos sus deseos cuando lo besaba y guardar en su mente las noches sucias en las cuales eran enteramente felices.

    -Shikamaru- dijo apoyando su mano sobre la lapida la misma tarde en la que lo habían sepultado- Hay algo que dimos por sabido pero nunca tuve realmente el valor de decirte con las palabras necesarias-

    La última lágrima ya seca resbaló por su cara y mojó apenas la tierra. Que infinito era el silencio cuando estaban solos los dos.

    -Te amo mi vago, te amo tantísimo-





    Espero que lo allan disfrutado!
    Con amor...Rose
  2. PARA TODA LA VIDA...

    ¿Me quieres, amor, me quieres?
    ¡Sí, para toda la vida!...
    y era yo quien preguntaba,
    siempre soñando una espina,
    siempre rondando una duda,
    siempre imaginando heridas.
    "¿Me quieres, amor, me quieres?"
    ¡Sí, para toda la vida!...
    Tardes, madrugadas, noches,
    mañanas y mediodías;
    en el balcón, en la calle,
    en el sueño, en la vigilia,
    siempre, siempre preguntando,
    corazón, si me querías,
    y de pronto, no sé cómo,
    sin una razón precisa,
    mi voz amarga y cansada
    se fue quedando dormida,
    y cayó sobre mi alma
    una lluvia dulce y fina
    que se fue cristalizando
    en nieve delgada y fría.
    y ya no pregunté más,
    corazón, si me querías.
    Ahora, eres tú quien se queja,
    quien pregunta y quien suspira
    ¿Me quieres, amor, me quieres?,
    me dices con voz dolida...
    y yo, de la misma forma
    con que tú me respondías,
    escondiendo la verdad
    debajo de la mentira,
    te digo ausente y lejano:
    -¡Sí, para toda la vida!...


    Rafael de Leon

  3. Quino
    Humorista gráfico argentino


    [​IMG]


  4. Resumen de historia...fanfic Nejiten
    [FONT=&quot]Este relato posee 6 capítulos hasta el momento, los cuales son muy cortos porque toman apenas un poco más de una hoja A4 normal. En sus cortos capítulos cuenta diversas escenas de una historia romántica, nada melosa, donde sus cuatro personajes solo dicen dos palabras por resumen. Al final de cada encuentro, se repite la pregunta y se aclara una situación con respecto a lo sucedido….[/FONT]




    Pronto se los traeré por acá! ^^




  5. Bien este es solo un trabajo que aun no presento, siquiera en fanfiction. Les comento que apenas es un fragmento y que la parte más emocionante aun no comienza!
    Espero que les guste estos dos fragmentos que no estan aun muy relacionados.
    :jipjip:​





  6. Golpe de fuerzas


    Que el mundo me golpee fuerte
    Yo no quiero levantarme.

    Busco en el perfil de las cosas
    Un sueño lindo, que me ayude
    a dormir, tranquila y placidamente.
    Hoy me desperté sin aliento
    Y sin ganas de luchar.
    La culpa es mi miedo
    y lo guardo en la conciencia
    el único lugar y pensamiento
    del cual no lograre escapar.

    Que el mundo me golpee fuerte
    Yo no quiero levantarme.

    Sin dolor me desperté
    En mis sueños.
    El agua pura, el aire limpio
    y yo tranquila, en mi adentro.
    Ser la hija de la bestia que se destruye
    me hace ciertamente culpable.
    Que animal corrompe su propia paz?

    Ni con el golpe más fuerte
    Lograran que me levante.

    Lloro en mi conciencia,
    gotas de petróleo,
    él oro por el que mato.
    Peno por los muertos,
    que corrompen su descansar,
    al saber que lo que defendieron
    es destruido por sus hijos.
    Extraño a los educadores
    que con ejemplo me enseñaron.
    Peregrino al patriota,
    que en ves de portar la bandera en el pecho,
    la llevaba en el alma,
    y en la conciencia de quien era.

    ¿Y que hago con esto?
    ¡Vamos! Dame tu mejor golpe
    ya no voy a levantarme.

    Quiero seguir en le sueño,
    En el que el egoísta del hombre
    deja a los otros vivir.
    Vivir sin el miedo
    de que sus hijos sufran
    la desgracia de la destrucción.
    Quiero sentir que no soy hija de egoístas
    Que se mueven tras el papel verde
    las piedras de bronce
    y el plástico falso.

    No me pueden doler tus golpes,
    Y aunque me duelan no voy a levantarme

    Hoy me desperté con la pregunta:
    ¿Y yo que puedo hacer?
    Nada, como de costumbre te contestas
    Y te digo: Ignorante
    ¡Tú eres el dormido, que no lo ve!
    Despierta y muestra quien eres.

    ¡Que rayos!
    Que el mundo me de su mejor golpe,
    que me levantare con la esperanza…
    de que mañana no estoy sola.
  7. Un apasionado de poesías y un enamorado de la vida…
    Aunque más bien yo diría que soy una loca por la vida!

    Me gusta escribir y dejarme llevar por lo que las palabras pueden decirme! Bien sabemos que la comunicación nunca es exacta y que siempre puede encontrarse otro significado en nuestro escrito!!! Y creo que es justamente en eso en lo que se parece la literatura al mundo real, ya que nuestros conflictos no tiene una única solución, mas bien cada quien interpreta diferente el como resolver o salir de sus problemas
  8. Si algfuien a visto a Mona_Hyuga
    o sabe algo de ella, posee algun dato que nos pueda ayudar se le implora que nos avice.
    Estamos buscandoi a Mona y no logramos hacerla aparecer. Nos preocupa y por ende se les ruega que nos avicen, asi sea el dato minimo!!!
    La queremos mucho y deseamos encontrarla!!!
    Se les agradece por leer los avisos!!!

    [​IMG]

    Vicko Y Rosela
  9. [​IMG]
  10. ^^

    Las estrellas inspiran a los poetas
    Las nubes son quienes viajan libres construyendo su propio camino.
    EL cielo se muestra grandeoso e infinito.
    Las flores atrevidamente conquistadoras.
    Las montañas majestuosas, simbolizando los grandes retos de la vida.
    Pero entonces que somos los seres humanos?

    Somos un punto, porque al lado de la hermosa naturaleza que nos redeó, solo somos un punto.

    Si, somos un punto. Uno que le da la simbologia a todo lo que la naturaleza nos brindo. Pero la mente del hombre, no. Esta es mas que eso, no es un punto cualquiera es un centro.
  11. ¿Enamorada?
    Si del mismo, ese que a pesar de ser frió cumple todos y cada uno de mis caprichos. Ese que me escucha hasta cuando no tengo nada para decir. El hombre que a pesar de ser valiente, teme perderme. Ese que finge estar tranquilo cuando me ve un poco inquieta. Aquel que solo me dice que no, para no darme demasiado. Ese tipo con el que siempre cuento y en el que me apoyo.
    El que me da mi espacio pero me asfixia cuando no estoy con él. Este que no me da tiempo para mí porque me consume hasta los pensamientos. Ese que cuando estoy sola me acompaña y cuando estoy con alguien lo extraño.
    Cuando se equivoca no me pide disculpas, porque sabe que lo perdono. Ese que me hace pensar todo lo que la vida vale. Ese que le da un giro diferente a los pensamientos. Ese que no tiene excusas para no decir nada, pero yo se que estaba pensando en mi.
    Ese que no me da ni una caricia, pero me ofrece todo con la mirada.
    Ese al que tanto amo y por el que yo tanto daría. Ese al cual soy capaz de entregar mi vida. El despreciable hombre, al que sin sentido aprecio.
    ¿Que dilema el mió no? Estar enamorada de un caballero el cual no me da nada pero siento que ya me dio todo. Que me hizo sentir distinta el día en el que me beso por primera vez. ¿Que puedo hacer conmigo? Solo me queda enfrentar el echo de amarlo, amarlo y nada mas.
    Sugg:rosa:

    Archivos adjuntos:

    • 03027.jpg
      03027.jpg
      Tamaño del archivo:
      326.3 KB
      Vistas:
      26
  12. Esta es una cancion que no muchos an tenido el honor de oir. Así que les comparto este tema...

    La Marcha de la Bronca


    Bronca cuando ríen satisfechos
    al haber comprado sus derechos,

    Bronca cuando se hacen moralistas

    y entran a correr a los artistas,

    Bronca cuando a plena luz del día

    sacan a pasear su hipocresía,

    Bronca de la brava, de la mía,

    bronca que se puede recitar,

    Para los que toman lo que es nuestro

    con el guante de disimular,

    Para el que maneja los piolines

    de la marioneta universal.

    Para el que ha marcado las barajas

    y recibe siempre la mejor.

    Con el as de espadas nos domina

    y con el de bastos entra a dar y dar y dar.

    ¡Marcha! Un, dos...

    No puedo ver

    tanta mentira organizada

    sin responder con voz ronca

    mi bronca,

    mi bronca.

    Bronca porque matan con descaro,

    pero nunca nada queda claro.

    Bronca porque roba el asaltante,

    pero también roba el gobernante.

    Bronca porque está prohibido todo,

    hasta lo que haré de cualquier modo.

    Bronca porque no se paga fianza

    si nos encarcelan la esperanza.

    Los que mandan tienen este mundo

    repodrido y dividido en dos.

    Culpa de su afán de conquistarse

    por la fuerza o por la explotación.

    Bronca, pues entonces, cuando quieren

    que me corte el pelo sin razón,

    es mejor tener el pelo libre

    que la libertad con fijador.

    ¡Marcha! Un, dos...

    No puedo ver

    tanto desastre organizada

    sin responder con voz ronca

    mi bronca,

    mi bronca.

    Bronca sin fusiles y sin bombas.

    Bronca con los dos dedos en Ve.

    Bronca que también es esperanza.

    Marcha de la bronca y de la fe...





    Escrita por "Pedro y Pablo"





    Modificada por Charly
  13. Inner: Pero es que lloras en vano niña. El jamas te ha engañado, solo fuiste tu la que creyo que para el valias.
    ¿Como se me ocurre decir que era su amiga?
    ¿Por que llegue a pensar que el me querria?
  14. Este cuento, quizas mal redactado, tiene la ironía que todos los clasicos poseen. Veran que la luna no tiene luz propia, como notaran que el hombre que les relatara este cuento estaba rudamente desquisiado.
    -...-...-...-...-...-...

    Que luna, que refleja la poesía
    de tan triste y sabio hombre.
    Una noche de verano me senté a escribir unas palabras. Siempre pensando en su orden y el hecho de ser bien entendidas no lograba escribirlas. Deliberando por su complejidad se me pasaba por alto su simpleza y hermosura. Cuando no me lo esperaba una radiante mujer se sentó en mi falda. Su nombre era Dalia. Con su cabello de rosas perfumada, con su suave y blanca piel, con sus tristes y oscuros ojos, me dijo al oído:
    Escritor, que poemas escribe
    Dichoso de lujuria y extraño en el amor
    Luz de primavera que brilla
    Canción para mis oídos
    Seria si me confiesas ese amor.
    Se levanto y desapareció como un relámpago en esa noche tan lluviosa. Pero sus palabras me inspiraron. Alce mi viejo sombrero y me puse mi sobretodo negro.
    Así me aventuré a su búsqueda. Esa tan bella mujer me dedico un bello poema. Esa dulce boca, esos tristes ojos, esa tibia piel. Esa tan bella mujer. No pude evitar sentirme decepcionado al no encontrarla. La lluvia se ponía intensa, el viento no me dejo avanzar. El tiempo no me permitía hallarla y yo me desesperaba.
    Cuando volví a casa, me senté a repensar. Aun olía ese perfume de rosas.
    ¿Dalia?
    Me decía a mi mismo para consolarme. La tormenta se ponía peor y yo caía en una oscuridad en mi propia depresión. Las ventanas se golpeteaban y yo me dañaba. Que idiota, que torpe, que inbecil. Amaba esa mujer y la deje ir. Muchos me advirtieron, pero no pensé que sucediera. Cuando me case con ella lo hice por amor, y la perdí por odio, odio a mi propia realidad. Tal ves sabia que la perdería, tal ves yo no lo ignoraba para encerrarme en mis escritos a soñar que eso no sucedería.
    No podía perderla y aun que la tormenta mas fuerte se ponía yo me adentre a la aventura de buscarla. Mi sombrero se fue con el viento y mis lagrimas se perdían con las gotas de lluvia. Cada paso que daba me costaba un lamento mas. Pero aun en todos mis intentos ella no estaba. Y me detuve en el puente a extrañarla. ¿Que había hecho? Perdí a la mujer más importante en todos mis sueños y no la volvería a ver. Cuando me desequilibre y la baranda del puente me dejo caer a las revoltosas aguas del rió. La crecida me arrastraba y mis piernas perdían fuerza. El tiempo me jugo sucio pero me lo merecía, por hacerle eso a ella. Comencé a tragar agua y....
    -..-..-...-...-...-
    Se los dejo en suspenso..jiji

    Archivos adjuntos:

  15. Dicen que en las noches, el aire melancólico de las almas emerge exponiendo lagrimas.
    Los poetas, inspirados en la luna, abusan de la mejor compañía Soledad para poder reflejas sus sentimientos. Dicen que la mujer que mas bello escribe se llama angustias y que se inspira en su hermana libertad. Bajo el cielo infinito silencio se hace respetar imponiendo su presencia entre los que mas se pueden amar. Mas yo, por mi parte, espero firme tu llegar hasta apagar con mis lagrimas las estrellas que tanto angustian mi pesar.
    :rosaazul:​