Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Si no quieres trabajar, te mantiene tu marido.
    La esperanza de vida es más larga.
    Le puedes dar besos a tus amigas sin tener que preguntarte que pensaran.
    Tus órganos sexuales no te controlan.
    No te tienes que afeitar todos los días.
    No sudas tanto.
    Te dejan pasar primero y te abren la puerta.
    Si tienes calor puedes usar falda.
    No te tienes que poner corbata y saco para ir a trabajar.
    Los hijos que tengas siempre van a ser tuyos.
    Si tienes ganas de mear te puedes aguantar.
    No tienes que mentirle a un chico que no te gusta.
    Si llegas tarde del trabajo no te preguntan el por que.
    No tienes que preocuparte por la calva.
    Con los tacones puedes ser tan alta como quieras.
    Un par de zapatillas te dura toda la vida.
    No pierdes amigas porque son maricas.
    Si no tienes auto sigues siendo persona.
    Descansas sin culpas.
    Te puedes dejar el pelo largo o corto.
    No te tienes que emborrachar para divertirte.
    Si eres pequeña no pasa nada.
    Te puedes poner ropa de hombre.
    Puedes ser solidaria.
    Si no tienes camisa de marca esta todo bien.
    Los chocolates superan al hombre.
    No somos cobardes.
    En el colegio la culpa siempre es de los chicos.
    No tienes que preguntarte si tu pareja tuvo o no orgasmo.
    No tienes caspa en el saco.
    No tienes que competir por sexo con tus amigas.
    Tus hijos no te tienen miedo.
    Sabemos bailar.
    Recibir al lechero, mecánico, diariero, y... otros servicios más.
    Si estás en el Titanic te salvas.
    No tienes tendinitis por jugar al fútbol.
    No te tienes que fijar en el precio cada vez que pides.
    Te enteras de todo antes que él.
    Puedes hacer una maleta grande, total te la lleva él.
    No tienes que conducir como formula 1.
    Si te casas y te separas, 50% para ti!!!
    La mayoría de las mujeres son heterosexuales.
    El autobus siempre se para por ti.
    Con la excusa de la "indisposición femenina" todo es permisible.
    Llevas la mejor relación con tus padres.
    Si eres desocupada es menos traumático.
    No pierdes el tiempo tratando ganar campeonatos de fútbol que no existen.
    Si vas a bailar, puedes bailar con tus amigas.
    Si te pegan, el es un h. de p. Si le pegas es en defensa propia.
    No te tienes que hacer tratamientos por impotencia.
    No roncas cuando duermes.
    No te mueres de la envidia si una amiga progresa.
    Entre un ladrón hombre y mujer, el sospechoso es el hombre.
    No dices tonterías cuando estás con alguien que te gusta.
    Tienes más variedad de ropa que el hombre.
    Puedes mirar a un hombre sin pensar en sexo.
    Podemos "mirar" con disimulo.
    No lo tienes que andar llamando para ver cuando puede salir contigo.
    Si no puedes tener hijos, el que "no puede" es él.
    No tienes que aprenderte la tabla de posiciones, que cambia semanalmente.
    Una mujer linda, es una diosa; un hombre lindo es un puto.
    Mujer linda e inteligente: muy admirada; hombre lindo e inteligente no existe.
    No tienes que pagar para estar con alguien.
    Si estas blanca te puedes maquillar.
    Si se te pincha el caucho (neumatico, goma) en la calle, se para un hombre y se encarga, mientras tú esperas en el auto escuchando música.
    No te importa si tu marido gana mas que tú.
    Puedes llorar tranquila sin que se burlen de ti.
    Si vas a bailar, damas obtienen descuento o pasan gratis.
    No te tienes que fanfarronear con los chicos con los que sales.
    Puedes destituir a un presidente por "acoso sexual".
    De cada 1.000 personas ejecutadas en la silla eléctrica, 1 es mujer.
    Puedes admitir que te equivocaste sin herir tu ego.
    Mujeres se prostituyen con hombres; hombres se prostituyen con hombres.
    No hay que andar acomodándose el bulto.
    Si te quieres cruzar de piernas nadie se burla.
    Puedes hablar y gesticular libremente.
    No hay que andar apuntando cuando se mea.
    Las mujeres homosexuales no se notan. Los hombres homosexuales dan vergüenza ajena.
    La edad jubilatoria de las mujeres es anterior a la de los hombre (a pesar de vivir más tiempo!!!).
    Las mujeres tienen más intuición.
    No tienen que ir a las guerras.
    Te puedes cambiar el color de pelo sin tener que ser jugador de fútbol.
    El monarca más importante del mundo es mujer (Inglaterra).
    Sabemos mentir mejor que los hombres.
    Puedes llevar más que la billetera en la cartera.
    Puedes festejar el día de la mujer.
    No somos parte de la mafia policial.
    No nos agarra el tipico "viejo verde" de los hombres, que da pena.
    No hay que sacar los músculos para las fotos.
    Si tienes frío le sacas el abrigo al hombre, y que se joda!.
    No te tienes que preocupar por el "tamaño".
    No tienes que caminar rapido si vas llevando flores.
    Sabemos escuchar.
    No te tienes que matar a golpes por un chico.
    Aunque tengas 10 hermanos siempre eres la mimada de la familia.
    Si te quedas embarazada la culpa es de él.
    De cada 5 carceles, 4 son para hombres!!!
    Para los casamientos no tienes que trajearte.
    Son más comprensivas.
    No nos crecen pelos en la nariz con la vejez
  2. La primera vez que la vi me enamore de ella, iba riendo tiernamente con una de sus amigas por enfrente de mi casa, yo iba caminando y al verla me quede congelado sin moverme, quise decirle hola y preguntarle su nombre, pero no pude, mi boca no me obedeció y solo vi como se alejaba lentamente de mi vista, como una estrella que desaparece en el firmamento.

    Después de ese día no la pude sacar de mi mente, solo pensaba en esa bella imagen de ella, con su hermosa risa que solamente se compara con la luz de la luna, y mientras mi mente repetía una y otra vez su silueta escuche una voz que decía

    -Señor Stronger – y en eso regrese a mi realidad, me encontraba en el colegio en plena clase y con el profesor Wolder enfrente de mi butaca diciéndome –Señor Stronger, no es posible que a sus 16 años no pueda poner atención, salga al medio de la explana y espéreme hasta que acaben las clases- y sin mas que decir tuve que salir de su clase y esperarlo, pero no me importo seguí pensando en ella.

    Al día siguiente me desperté temprano para verla pasar por enfrente de mi casa y por fin preguntarle su nombre, espere sentado enfrente de mi casa por mas de media hora, hasta que la vi, traía un precioso vestido color azul que hacia resaltar sus hermosas mejillas rosadas, sus ojos eran tan bellos como la luz de la luna a media noche, su piel blanca como la nieve hacia su figura mas hermosa. Cuando iba pasando enfrente de mi, mi corazón latía más y más fuerte, mis manos temblaban junto con mis pies y cuando por fin iba a hablar de mi boca solo salieron unas temblorosas letras.

    H…O…L…A… y en ese momento ella se detuvo enfrente de mi y con una tierna voz contestó –hola- , sentí por un momento como mi corazón iba a estallar , y solo pensaba en que ella se había tomado la molestia de hablarme , pero cuando reaccione , ella ya se encontraba a tres casa de mi, por la desesperación de ver como se alejaba lentamente grite -¿Cómo te lamas?- inmediatamente sentí como un aire frió congelaba mi cuerpo y como un silencio absoluto se hacia dueño de la conversación , hasta que ella pronuncio dulcemente –Mariana- mientras desaparecía entre las casas, yo grite antes de que su silueta dejara de ver - soy Adolf , Adolf Stronger-.

    Era un bellísimo nombre que desde el momento que lo escuche me cautivo.

    En mi corazón solamente existía Mariana, su hermosa figura, su preciosa sonrisa y su bellísima silueta.

    Cada día que pasaba sentía la necesidad de verla a cada instante pero no podía ya que era demasiado tímido para hablarle.

    Pasaron varias semanas para que yo me armara de valor y decidiera para invitarla a salir, pero cuando la esperaba no llego, la espere hasta que oscureció, y en eso mi madre grito –Adolf ya esta la cena- y me tuve que meter a mi casa.


    Desperté temprano con la esperanza de verla pasar, pero no paso, y tuve que ir al colegio, con muy poca ilusión caminaba entre las calles cuando 2 hombres con uniforme de militares me abordaron, decían algo de segunda guerra mundial y judíos ,pero yo no les puse mucha atención por estar pensando en Mariana y su desaparición, después de esa conversación me subieron a un carro y me transportaron a un lugar que ellos llamaban “campo de concentración” me dijeron que mi tarea era trasportar personas, pero con todo lo sucedido, el recuerdo de Mariana seguía presente en mi corazón.

    Creo que era bueno en mi trabajo de transportar personas así que me cambiaron a un lugar donde se marcaban alas personas con números, sabia que era brutal mi trabajo pero eran ellos o yo.

    Eran horribles los gritos de esas personas cuando su piel tocaba el insoportable ardor del hierro caliente, pero creo que lo que mas les dolía era el ser marcado como animales con un número que los sentenciaba por el resto de su vida a un terrible sufrimiento.

    Cada noche pensaba en Mariana, tenía la esperanza en ver otra vez su preciosa sonrisa, sus bellísimos ojos color negro y su hermosa piel blanca como la nieve.

    Pasaron varios años en los que tenia que marcar personas como animales, hasta que un día que estaba realizando mi trabajo oí una hermosa voz diciendo –Adolf- me di la vuelta inmediatamente y vi entre la multitud una linda cara, era Mariana. Al verla mi corazón se detuvo por unos instantes corrí para abrazarla pero antes de llegar a ella vi que su linda cara transmitía dolor, tenia golpes y sus hermosos ojos estaban apunto de llorar. Al ver caer sus lagrimas no resistí y la abrace lo mas fuerte que pude mientras le decía en voz baja al oído “no te preocupes todo va estar bien”.

    No pude marca su piel blanca con el hierro caliente, la aparte de la multitud, le di mi saco para que se cubriera del frió y le dije en voz baja al oído –cúbrete la cabeza para que no veas y escóndete- y continué con mi trabajo, (aguantándome las ganas de besarla y platicar con ella) y con cada grito que se escuchaba ella temblaba y yo sufría.

    Después de terminar mi ardua labor fui a su lado la toque suavemente (nunca lo había hecho) y la saque de allí protegiéndola con mi cuerpo para que no la vieran los soldados.

    Llegamos a mi cuarto (donde trate de ocultarla y donde sabia que nadie la iba a encontrar) en eso escuche una voz temblorosa que decía –gracias- me di la vuelta y vi que sonreía tiernamente como antes, quería besarla y decirle que la amaba pero no pude me tuve que guardar mis sentimientos en lo mas profundo de mi corazón lo único que pude hacer fue sonreírle.

    Hablamos por mas de tres horas hasta que se quedo dormida en el piso yo la cargue suavemente y la recosté en mi cama, me que un rato viendo como dormía y me recosté al pie de la cama.

    Y así siguieron los meses Mariana escondida en mi cuarto y yo soñando con ella y que algún día se daría cuenta de que yo estaba enamorado de ella.

    Cada día que pasaba Mariana me tenía más confianza y yo le enseñaba lo básico para ser un soldado con la esperanza de que algún día fuera libre y poder rehacer su vida y quien sabe podría ser conmigo.


    Y ahora que ya han pasado los años, que me encuentro lejos de ese lugar, que tengo una vida estable y que nuestros caminos se han separado, me doy cuenta de que tuve el valor y el coraje para enfrentar todos los obstáculos con tal de verla sonreír otra vez pero nunca tuve el valor para decirle TE AMO.