Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Lo hice para un trabajo de clase, voy a formatear el pc y no quiero perderlo, así que lo dejo aquí xD.

    ---------------

    ASIGNATURA: Didáctica y enseñanza de la lengua materna (DLM).
    ACTIVIDAD: Microrrelato
    TÍTULO: Lobo

    Triste vida posee un bosque nevado en mitad de la noche. La oscuridad se come los árboles, la nieve y las rocas que sobresalen de ésta. Se convierte en un lugar carente de vida, de movimiento... Se vuelve solitario y el frío parece aumentar. A veces la pequeña claridad de las luna llena de cada mes hacía brillar la escarcha de las ramas de los abetos, pero es un brillo apagado y carente de ilusión. Sin embargo no todo es silencio en estos lugares; oculto tras los objetos inertes se desliza una criatura, un ser, alguien que vive del bosque y de todos sus seres.

    Esta noche en especial se encuentra inquieto, vaga a través de la densa nieve, cansado, pero sobre todo hambriento. Sus adaptados ojos grises vigilan todo a su alrededor esperando ver un leve movimiento, sus audaces oídos no dejan escapar ni el más tenue sonido que hace la delicada brisa al acariciar los árboles, y sus fuertes patas avanzaban con tal silencio que causaba terror en los seres el bosque.

    No obstante fue otro de sus cinco sentidos el que detectó lo que tanto ansiaba. Gracias a su hábil olfato su nariz se impregnó de un aroma demasiado familiar. Siendo este inconfundible echó a correr en busca de esa sustancia líquida que hacía arder su garganta; no podía estar más tiempo sin saborearla.
    Sus patas apenas llegaban a hundirse en la nieve debido a su rápidez. La escarcha que acumulaba en su pelaje se quedaba atrás con cada paso haciéndole brillar levemente. Sólo le bastaron unos segundos para llegar hasta su objetivo; su presa. Ahí estaba, junto al caudal del río, bebiendo y alejado del resto su manada. Insignificante y herido en una de sus cuatro patas, el caribú estaba destinado a ser su presa.

    Se acercó sigilosamente, ocultándose entre las rocas y los abetos. El animal comenzó a caminar tranquilamente sin darse cuenta de que lo hacía en dirección hacia su muerte. Cuando estuvo lo suficientemente cerca, el lobo saltó de detrás del montículo de nieve donde se encontraba, provocando una reacción de pánico en el caribú que le hizo huir. Lamentablemente su herida no le permitía esforzarse al máximo, nuestro cazador le dio alcance y se acercó lo suficiente para darle un mordisco en una de sus patas delanteras, acto que causó que el pesado animal cayera.

    Sin darle tiempo a reponerse, el depredador le propinó una dentellada en la garganta. El caribú pudo sentir como sus afiladas fauces penetraban en su carne, cortándole la respiración, trató de safarse de su enemigo revolcándose aunque sabía que sería imposible. El lobo saboreó la sustancia vital que emanaba de su cuello y sintió como poco a poco su presa fallecía. Esa noche comería con satisfacción, mañana quien sabe, al fin al cabo, todos los días son una historia diferente.
  2. Inspirado en una situación real:


    AMOR DE OTRAS FRONTERAS

    El sudor de nuestros cuerpos se rozaron y unieron en una sola sustancia y un nuevo beso nos hizo temblar. Mi hermano hundió su rostro en mi cuello con facilidad mientras sus brazos rodeaban mi cintura y acariciaba mi espalda. Su gélida respiración golpeaba mi blanca piel y me hacían estremecer. Por unos largos segundos me dejé llevar de nuevo por el calor de sus labios, igual que lo había estado haciendo durante toda esa noche invernal cuando la pasión nos pudo.

    El estruendo de un objeto de porcelana tocando el suelo me hizo incorporarme en la cama de golpe, temiendo que Sofía, nuestra criada, hubiese entrado en la habitación, y sobresaltando a mi carnal. Desde atrás, él me rodeó con sus fuertes brazos, no obstante, me trataban con la misma delicadeza con la que una mujer cogería una flor. Besó levemente mi hombro y acto seguido intentó volver a acostarme.

    Forcejeé un poco, aquel ruido había puesto fin a la tranquilidad que nos envolvía. No quiso insistirme y me miró con dolor en sus ojos, odiaba ver ese brillo preocupante en su mirar. Me llevé las manos a la cara, gesto con el que intenté evitar el contacto visual.

    - Sabes que Sofía nunca entra en nuestras habitaciones sin llamar. -Susurró mientras colocaba otro beso en el mismo hombro como antes.

    - ¡Si nos viera nuestra madre! -Estallé volviendo a mirarle. Ahora sus ojos estaban húmedos e incluso con más dolor que antes. No pude evitar sentirme culpable. Que idiotez, yo era la única culpable de ello.

    - Te quiero. -Y acarició mi rostro con suavidad.

    Yo era tan injusta. Mi hermano sentía la misma sensación de lo antinatural, el mismo dolor cuando miramos a nuestros padres, la misma presión de no poder compartir con los demás un sentimiento tan hermoso. Y sin embargo, él tenía que aguantar mis continuos casos de desesperación. Nunca lo había oído quejarse, envidiaba esa fortaleza que le impulsaba a seguir adelante, y siempre a mi lado.

    - Algún día seremos libres. -Aseguró- Te lo prometo.

    Nuestros labios se unieron en forma de promesa eterna. Me hizo olvidar a la criada, a nuestros padres, al mundo entero. Porque en este amor que nos tenemos sólo caben dos. Sueño con el día en que todas las personas que han pasado o pasan por nuestra misma situación, encuentren la tranquilidad de ser felices.
  3. .............................. ............. \............"',,
    .............................. .................'",,......... .\
    .............................. .............,,, ----''--,,,,....\
    ..............,,,,,,-------,,, ,,,,-^'"...................... ..|,,
    . ..,,--^'"................,.... .............................. ....\
    '",,................,,,,,,--,' ............................,- ~-,.."\
    .....''''''''"""'''''''....... ..,.....-~-,.........o........ '-..o'.,,,"\
    .................,,,,,--~'"\.. ..'.,,o'.......,,----,,~...... .,'.....|.,,,---~,
    ......... .,,-'"..............|,,--,,... ....~,'........|.........',... ./...........|
    .,,--'"......................| ......",........\,.......|.... .......''/............/
    .. \...........................'- ,,-^"..........'-,,,,/........ ....,/........../
    ... \..................,,^''/....| '^~-,,......................., -^'...,.....,"
    ....\............,,-'''..../.. ...|........."'............... ...........|...,"
    ...... \....,,^'".........,/.....|... ...........'-,................ ......\'
    ........'.................'--- -/...................'.,...... ........,,-----,,,,,
    .............................. ,/.....',................",... ..................."',-''^,
    .............................' .........."--,..........,".... ................,--".....|
    ....................... .,^'"^-,,............."--~'".. ...................."......../
    ........................".,... .............................. ............,......,-"
    ......................... ..".,,........,.......,,,-~~^' ''''^^-------,,,',,--"
  4. A

    Ancá: En casa de
    Anzuelo: Orzuelo
    Arcancía: Hucha
    Arconciles: Alcachofas
    Ardentía: Ardor de estómago
    Armanaque: Calendario
    Arvellanas: Cacahuetes
    Aucilo: Relámpago

    B

    Berracón: Almacén o nave
    Bisté: Filete
    Borra: Goma de borrar
    Butaca: Mecedora
    Butacón: Sillón

    C

    Cabero: Cada uno de los extremos de una telerita (véase)
    Cacharrito: Atracción de feria
    Cacipuerta: Zaguán
    Caenita: Maquinaria agrícola
    Campin: Zapatillas veraniegas
    Campito: Chalet a las afueras del pueblo
    Candelita: Brasero
    Canijo: Delgado
    Capachita: Recipiente para la comida de la peoná (véase)
    Cardenal: Hematoma
    Caricato: Persona payasa
    Carlitos: Eucaliptos
    Cate: Golpe dado con la mano.
    Cerón: Artilugio colocado en la parte trasera de la moto para transportar pequeñas mercancías.
    China: Rubeola
    Chino: Piedra pequeña
    Chispear: Llover con poca intensidad
    Chocheroso: Pamplinoso
    Chuminoso: Véase chocheroso
    Colacao: Viaje (véase) en la frente.
    Consultorio: Ambulatorio
    Cosqui: Coscorrón.
    Currete: Golpe en la nuca.
    Currito: Lagartija pequeña

    D

    Decauve: Furgoneta
    Deportes: Zapatillas deportivas

    E

    Eco: Supermercado
    Embarcar: Mandar el balón a un lugar inaccesible
    Embuste: Engaño
    Embustero: Mentiroso
    Engoñipar: Atragantarse
    Escampar: Dejar de llover
    Escantillar: Descuidarse
    Esconchón: Desconchón
    Esmirriao: Véase canijo
    Espichao: Véase canijo
    Espichi: Espiche o taco
    Espoleá: Comida típica lebrijana

    F

    Firiguachi: Lavado rápido
    Flete: Lavado a fondo
    Fli: Insecticida
    Frijones: Alubias pequeñas

    G

    Gi: Si
    Gibe: Aljibe
    Granuja: Personaje mitológico
    Guiso: Reunión de amigos para comer y beber

    J

    Jaquetona: Mujer de medidas espectaculares
    Jartá: Quedar saciado
    Julai: Véase granuja

    L

    Liapita: Liante
    Lión: Mentiroso

    M

    Machota: 1. Mujer con características masculinas. 2. Martillo
    Mistó: Lavavajillas de mano, sin importar la marca de compra
    Mulita: Maquinaria agrícola para arar

    P

    Palaustre: Paleta
    Parpi: Golpe dado con el dedo anular haciendo palanca con el dedo pulgar.
    Parte: Telediario
    Pelote: Piedra
    Peoná: Jornada laboral
    Perla: Véase granuja
    Polo: Chuchería congelada
    Postigo: Parte trasera de la casa
    Postilla: Costra
    Poyete: Piedra para sentarse

    Q

    Quillo: Nombre de cualquier persona

    R

    Rebujitos: Cóctel de frutos secos
    Repechar: Escalar
    Repuchar: Encararse
    Rotaflé: Radial
    Ruló: Caravana

    S

    Surtidor: Gasolinera

    T

    Telerita: Pieza de pan
    Tiparraca : Véase jaquetona
    Transistor: Radio
    Tunante: Véase granuja

    V

    Valenciana: Autobús
    Viaje: Golpe de proporciones considerables

    Z

    Zajurda: Habitación muy sucia
    Zancá: Paso
    Zancajo: Talón
    Zapatero: Libélula
    Zolao: Acera
    Zollao: Magullado
  5. No pensaba dejarlo en el blog porque ya está en fan fics Pokémon, pero bueno...

    Capítulo 3:

    La cantimplora liberó el resto del agua que aun contenía y esta huyó hacia la luz con el deseo desesperado de libertad. Su frialdad contagió sus manos sucias las cuales frotaba para tratar de quitar esa arena rebelde que se quedaba atrapada entre las uñas. El joven miró con furia como la tierra y las hierbas del suelo absorbían las últimas gotas de agua que conservaba. Guardó la cantimplora vacía en su mochila, y se alzó para marcharse del lugar. Miró con desgana una zona de tierra revuelta en donde minutos antes había excavado un hoyo.

    Ya nada le retenía allí. Su conciencia estaría tranquila con el último acto que había hecho. Comenzó a caminar nuevamente, su acompañante le siguió sin queja alguna, estaba acostumbrado a su silencio y sequedad. Luego de haber caminado sin parar durante un rato, algo se cruzó corriendo delante de ambos. El joven se sobresalto. La pequeña criatura morada dio media vuelta y paró delante de ellos, mirándolos fijamente. El Pokémon del joven se alzó hacia su entrenador y cayó al suelo una Pokéball vacía, acto seguido se puso cara a cara con la criatura salvaje.

    El chico miró la esfera en el suelo y la recogió. A un metro de él su amigo esperaba una orden. Lo pensó seriamente. Pero sólo un segundo después reaccionó.

    - Vulpix… vuelve -Ordenó.

    La criatura salvaje aprovechó la sorpresa de su rival para huir perdiéndose en la maleza de los extremos del camino. La mencionada miró a su entrenador confusa, creía que debía atrapar y entrenar. Pero él no dijo nada más, volvió a guardar el esférico en su sitio y comenzó a caminar nuevamente. La pequeña sólo le siguió resignada, nunca cambiaría.

    Ya casi anocheciendo, el terreno a los extremos del camino comenzaron a cambiar, e incluso lo hizo el propio camino. Pasó de la tierra seca al hormigón duro, a los extremos empezaban a verse edificaciones que sustituyeron a la naturaleza salvaje. Sin duda se acercaba a la ciudad.

    Ya podía divisar los altos edificios de la gran ciudad, realmente eran impresionantes. Aun quedaba un buen trecho para llegar, y el joven comenzó a caminar un poco más deprisa, porque si bien no estaba cansado por la caminata de todo el día, también era cierto que deseaba de una vez tumbarse en una cama de verdad en el Centro Pokémon que seguramente habría allí. Al principio el Pokémon zorro le siguió el paso, luego se quedó un poco rezagada. Entonces la pequeña escuchó un ruido en los matorrales de un lado del camino, y obviamente, movida por la curiosidad se acercó poco a poco para hasta meterse entre ellos. El entrenador ni siquiera se había dado cuenta de que su acompañante simplemente ya no le acompañaba. Para cuando se dio cuenta, Vulpix ya no estaba allí.

    - ¿Vulpix? -Mirando a todos lados- ¡Vulpix! -La llamó; sin respuesta.

    Volvió sobre sus pasos con la ilusión de que su amiga se hubiese entretenido con algo en el camino y como consecuencia lo perdió de vista. Paró en seco tras varios metros. Sólo había un camino y su amiga era lo bastante lista para saber en qué dirección iban. Comenzó a llamarla otra vez, sin respuesta nuevamente. Había retrocedido mucho, estaba seguro de que iba a su lado aun cuando iban más adelante. No estaría tan atrás, de modo que volvió hacia delante, esta vez despacio mirando bien a los extremos del camino por si se había introducido entre los matorrales o algo. Aunque sabía que si ese fuese el caso habría
    escuchado sus llamadas.

    Llegó hacia donde se había percatado de la desaparición de su amiga, la furia lo dominó completamente, ¿dónde rayos estaba? La noche estaba cayendo sin remedio y no pensaba irse a la ciudad a dormir tranquilamente mientras ella siguiera fuera. No lo comprendía, Vulpix jamás se había marchado de su lado de esa manera. En ese momento escuchó el ruido de un motor acercándose. Volteó en dirección opuesta a la ciudad, la cual ya brillaba en mitad de la noche, y vio las luces de lo que debía ser una motocicleta. El vehículo frenó a su lado, y el joven reconoció rápidamente a su ocupante.

    - ¿Te diriges a la ciudad muchacho? -Preguntó la joven oficial de policía.

    - Sí -Dijo con tono enojado, aunque no fuera culpa de ella.

    - Yo también me dirijo hacia allí -comentó ignorando el tono maleducado que obviamente había notado en su voz- Puedo llevarte si quieres -Ofreció.

    - No gracias -Sentenció.

    - ¿Estás seguro? Será muy tarde para cuando llegues, y yo no tengo inconveniente -Insistió amablemente la agente.

    - ¡Ya he dicho que no! -Soltó- Ahora estoy buscando a mi Pokémon, ya iré cuando pueda.

    - Escúchame jovencito, sólo trato de ayudarte -La agente empezaba a sentirse molesta por el poco respeto y agradecimiento que mostraba el muchacho.

    Harto de aquella estúpida conversación, le dio la espalda a la oficial y comenzó a caminar volviendo nuevamente sobre sus pasos. La joven de uniforme se quedó muy sorprendida por su actitud, y por ello, molesta como estaba, puso en marcha de nuevo su motocicleta y se marchó en dirección opuesta al chico, directa a la ciudad. Cuando se dio cuenta de que se había vuelto a quedar solo, sus labios formaron lo que podía ser una sonrisa momentánea, porque al fin se había deshecho de aquella persona tan irritable, pero que su pequeña amiga estuviera desaparecida no le gustaba nada. Todo aquello era tan extraño, un sentimiento extraño oprimía su pecho, ser negativo en ese instante no podía ser bueno pero la sensación de no poder volverla a ver, no sentir como siempre le apoyaba sin dudar aun sabiendo que quizás nada de lo que hacía era correcto…

    - Vulpix… -Susurró. Y la palabra se la llevó el viento, trayendo consigo un grito de desesperación.

    Con una mezcla de miedo y tristeza, corrió hacia la ciudad. Estaba cansado, había caminado todo el día, pero eso no fue impedimento para que su esfuerzo fuese menor. Sus pasos ansiosos se oían por todo el lugar, resonando por la silenciosa noche. Los Pokémon nocturnos lo miraron extrañados y los más tímidos optaban por salir corriendo asustados. Nuevas luces se cruzaron en su camino, pero esta vez no era ningún vehículo, de hecho ni siquiera estaba en la carretera. La iluminación procedía de una casa en uno de los extremos del camino, era un casa muy grande con un enorme jardín del cual se podía deducir, a
    pesar de que estaba en completa oscuridad, y gracias a lo bien proporcionado de las plantas -las cuales solo veía como simples bultos en la oscuridad- que sus dueños amaban las plantas. Las luces se habían encendido todas de golpe hasta el punto de sobresaltar -aun más de lo que estaba- al muchacho.

    Sus pulmones aun agitados por la carrera subían y bajaban. Suspiró muy fuerte, y posó sus ojos perlados en las ventanas. Obviamente no podía ver nada en su interior pues se encontraba demasiado lejos. Sin saber que extraño poder le impulsaba se fue acercando muy lentamente. La propiedad estaba cerrada por un muro, pero la verja principal se encontraba abierta de par en par, invitándole a penetrar al negro jardín. Anduvo por el ancho camino y se percató que sus pasos habían dejado de ser secos sobre el cemento, ahora eran ruidosos bajo el camino de tierra que se encontraba a sus pies, había pequeñas piedras sueltas
    por todos lados y golpeaba algunas de ellas en su avance hacia el extraño edificio.

    La luz hipnotizadora de las ventanas no ayudaba a bajar el dolor de cabeza que había surgido de pronto. Vio como un bulto oscuro en el interior de la casa corría de golpe unas cortinas con un color realmente horrible -a opinión del joven-. En ese momento sintió que el dolor se agudizaba, una extraña fatiga le recorría el cuerpo, mientras sus labios se volvían blancos como la nieve y su cara empalidecía sin remedio. Paró su caminar instantáneamente y no tuvo más remedio que sentarse en el mismo suelo o sino estaba completamente seguro de que acabaría allí debajo de todas formas. De este modo y sin poner remediarlo, su vista comenzó a distorsionarse poco a poco. Intentó mantener su vista fija en un punto, pero todo parecía moverse. Alguien salía de la casa ahora… pero antes de averiguar quien podía ser, simplemente se desplomó.

    - Vulpix… -susurró.
  6. Cómo se dice en Japonés...

    -Nuevo hospital japonés: Aki Temato.
    -Director de la clínica: Dr. Kienkarajo Tekura.
    -Emergencias: Dr. Takurado Yamimito
    -Dermatología: Dr. Tukuero Taduro
    -Endoscopia: Dr. Temeto Tubito
    -Gastroenterología: Dr. Tesobo Tupanza
    -Inmunología: Dr. Loawanta Toito
    -Laboratorio: Dra. Temira Tukaka
    -Medicina Preventiva: Dra. Tamumal Kelosepas
    -Neumología: Dra. Tutose Mufuete
    -Neurología: Dr. Saturo Tukoko
    -Obstetricia: Dra. Tepalpa Podentro
    -Odontología: Dr. Tekito Lakarie
    -Oftalmología: Dr. Temiro Lozojo
    -Otorrino laringólogo: Dr. Yosi Tesako Mokito
    -Patología: Dr. Revisao Enchikito
    -Pediatría: Dr. Tekuro Lakria
    -Proctología: Dr. Temiro Kulete
    -Psiquiatría: Dr. Tarayado Tukoko
    -Radiología: Dr. Tomemo LaFoto
    -Traumatología: Dr. Tarreklo Tuwueso
    -Urología: Dr. Tupipi Tamalo

    xD.
  7. Aquí traigo el segundo capítulo, que lo disfruten. ^_^


    CAPÍTULO 2:


    El joven había caminado durante toda la mañana sin detenerse, no obstante no sintió cansancio en ningún momento. Un poco más adelante divisó unas escasas casas. “La aldea Tifón”, trescientos habitantes que reducían su número cada año. El chico lo conocía bien, muchas veces había venido con sus padres de pequeño a ver las agradables fiestas de aquel lugar tan cercano a su hogar. Sin embargo nunca le habían agradado, esas fiestas le parecían absurdas. El lugar subsistía básicamente de su agricultura, la cual descendía tanto como su población.

    Caminó atravesando la aldea por sus viejas calles. Encontró a varios niños pequeños jugando con un balón de fútbol e insinuó muy seguro que serían los únicos jóvenes de la aldea. Ya podía ver el final de la aldea, aquel lugar le parecía despreciable y quería salir cuanto antes. Pero antes de que eso ocurriera un chico menor que él le detuvo. El joven en cuestión tenía el pelo muy negro con unos ojos oscuros. Llevaba una mochila al hombro y unas pequeñas Pokéballs primarias en su cinturón, por lo que dedujo que se trataba de un entrenador.

    - ¿Qué quieres? -Exigió saber. El chico sacó entonces una de sus Pokéballs y se la mostró.

    - Es obvio ¿no? -Dijo desafiante- te reto a ti y a tu Pokémon a un combate de uno contra uno.

    Aquella propuesta no entusiasmó demasiado al chico. Jamás había peleado, sin embargo no era eso lo que le preocupaba, era más sencillo. No le apetecía luchar. Él no era entrenador, no aun. Ante su indecisión el retador comenzaba a impacientarse, de modo que sin esperar una respuesta lanzó su Pokéball al aire. Esta se abrió y de ella salió un brillo deslumbrante que tomó forma. La forma de un Pokémon desconocido para él.

    - Aun no he aceptado -Replicó.

    - Demasiado tarde, ya te he retado. No puedes negarte -Le explicó.

    - ¿Qué no? -Se enfadó- Pues mira como lo hago.

    Dicho esto el joven esquivó al desconocido y su Pokémon para continuar su camino. El chico se enfadó y miró con desprecio como se marchaba, pero no podía obligarlo, levantó de nuevo la Pokéball y, apuntándola hacia su Pokémon, salió de esta un débil brillo que envolvió a la criatura y de pronto desapareció. Nada de esto lo observó rapaz pues ya se había alejado y salía de la aldea.

    El joven por fin había salido de aquel penoso lugar que pronto desaparecería. Caminó un poco más, pero pronto el cansancio lo sacudió y tuvo que detenerse. Se encontraba en mitad del campo y sin nadie a la vista. Se apartó del camino para no entorpecer y se sentó en la hierba salvaje. A su lado su amigo se había tumbado exhausto.

    Entonces pensó que quizás a él le gustaría más e incluso estaría más cómodo dentro de su Pokéball. Nunca se lo había propuesto, jamás había querido encerrarlo ahí dentro, por muy bien que pudiera estar. En ese momento recordó algo. Su nueva Pokéball con su “primer Pokémon” en su interior. La sacó inmediatamente de su bolsillo y la observó. No le causaba ninguna curiosidad, pero supongo que debería saber al menos qué clase de Pokémon le acompañaba. Sin mucha emoción y sin soltar la esfera la abrió.

    El brillo comenzó a brotar y tomar forma, hasta adoptar su forma final. El chico lo miró detenidamente. Inmediatamente supo que no tenía ni idea de cual era, supongo que para eso estaba el Pokédex. Empezó a rebuscar en su mochila, mientras el nuevo pokémon lo observaba sin mucha atención, esperando a ver qué hacía su entrenador. Una vez lo hubo encontrado, abrió el aparato y lo apuntó hacia la criatura, el cacharro reaccionó enseguida.

    Pokédex: Charmander. Pokémon Lagartija. La llama que tiene en la punta de la cola arde según sus sentimientos. Llamea levemente cuando está alegre y arde vigorosamente cuando está enfadado.

    - Pues vaya -Musitó- esta cosa no me ha proporcionado mucha información, no sirve para nada.

    Aparto el Pokédex a un lado, y se tumbó de espaldas en la hierba, ignorando por completo a su Charmander. Este lo miró extrañado, pero no le dio importancia. Imitó a su entrenador y se acostó sobre el césped salvaje. El joven cerró sus cansados ojos, pero se resistió al sueño. Dejó que la brisa le acariciara su piel y alborotara levemente sus cabellos blancos. Al cabo de unos minutos se incorporó y sacó de su mochila un poco de comida Pokémon para dos.

    El joven estaba de nuevo en su camino, ahora a su lado solo estaba el Pokémon de siempre, el cual no quiso meter en su esfera correspondiente. Ambos caminaron el resto de la tarde. Pronto el cielo comenzó a tornarse anaranjado, el sol le cedía el sitio a la luna que ya se alzaba dominante en el cielo. Cuando ya no se veía más que la luna y las estrellas el chico supo que era hora de parar. No tenía más remedio que dormir al aire libre, aunque no le importaba.

    El cielo estrellado en pleno verano y en mitad del campo era maravilloso, una brisa cálida acarició la piel del joven. Era ya muy tarde. El chico tenía los ojos cerrados, tratando de llamar al sueño, no obstante este no quería llegar. Había un silencio abrumador allí, por eso pudo escuchar el leve avance de una sombra en mitad de la noche. Iba despacio, y se acercaba a su improvisado campamento. Decidió no moverse y esperar haber qué hacía quien fuera que estuviera rondando por allí a esas horas de la noche.

    De pronto sintió como algo le tocaba la cabeza. El joven se sobresaltó y se incorporó rápidamente. Frente a él se encontraba un bulto negro, se escuchaba un ronroneo que nada tenía de amistoso y un par de ojos brillantes en mitad de la oscuridad. Estaba seguro de que se trataba de un Pokémon, ¿qué otra cosa podía ser? Sacó su linterna de la mochila y bañó con su luz a la criatura.

    - ¡Sí solo es un cachorro! -Se quejó, no podía creer que por un momento se hubiera asustado- ¡Lárgate de aquí! -Y le lanzó una pequeña piedra que tenía a su alcance.

    El cachorro esquivó la pedrada, pero en ningún momento pareció decidido a marcharse. Seguía gruñendo y mostrando sus pequeños pero fieros colmillos. La criatura sofocaba al chico, quien sacó su Pokédex para saber con quien trataba esa noche. Sin embargo, al apuntar hacia él, recibió una negativa respuesta: “No hay datos”. En ese momento el rapaz se dijo que ese aparato no servía realmente para nada, porque lo más seguro es que viniera estropeado de fábrica...

    De golpe el cachorro se lanzó contra él, éste no pudo reaccionar, no obstante algo se interpuso entre ambos. Había olvidado por completo que su propio Pokémon estaba durmiendo a su lado, y claramente llevaba mucho rato despierto y observando. Ambos Pokémon comenzaron a gruñirse el uno al otro, a una distancia prudente.

    - ¡Oye! Ya basta ven aquí -Le regañó- nadie te ha dicho que pelearas, vuelve -Ordenó mosqueado.

    Su pequeño amigo hundió la cabeza y con resignación regresó con su amo. El joven bañó nuevamente al Pokémon con la luz, en ese momento el cachorro simplemente se desplomó. Pasaron unos segundos antes de que el rapaz reaccionara. Se acercó despacio hasta la criatura y la observó. Sacó un par de hipótesis: o se ha desmayado, por Dios sabe qué, o se ha muerto, por la misma razón. Lo acarició suavemente buscando los latidos de su corazón; aun vivía. Se apartó y se sentó a solo unos centímetros de su lado.

    - ¿Y qué hago ahora? -Se decía a sí mismo.

    Miraba fijamente al Pokémon desconocido, ni siquiera sabía su nombre; “estúpido aparato” pensó. Después de unos minutos ahí parado, cogió en brazos al pequeño. Entonces se percató de lo que le ocurría; estaba enfermo. Notaba la fiebre alta perfectamente.

    - ¿Y qué hago ahora? -Repitió, pero esta vez se refería a algo más concreto.

    Lo cierto es que no podía hacer nada, no era médico ni nada que se le pareciera. La ciudad a la que se dirigía estaba aun lejos. Y para añadir más cosas no tenía medicinas de ninguna clase. Entonces el joven cayó en una cosa muy clara, ¿por qué tenía que curarlo? Es decir, ese Pokémon no tenía nada que ver con él. No lo conocía, ni el nombre, ¿por qué tenía que rayarse la cabeza con todo ese asunto? “Los Pokémon salvajes están solos siempre, y aun así sobreviven” razonó, “que se las apañe como los demás” sentenció. Volvió a dejar al cachorro en el suelo y le dio la espalda, dispuesto a intentar nuevamente coger el sueño que estaba casi seguro que ya no conseguiría. Ahora solo le preocupaba eso, el pequeño no le producía ningún remordimiento, “no lo conozco” la excusa perfecta.

    La luz de un nuevo a amanecer molestaba sus cansados ojos, pero no estaba dispuesto a ceder, apenas había dormido esa noche. Llevaba un buen rato con los ojos cerrados pero siendo consciente de que no volvería a dormir, no tenía ninguna prisa por ir a ninguna parte por lo que esperó un poco más. No transcurrió mucho tiempo cuando su compañero comenzó a zarandearle y colocarse encima de su estómago, de este modo el chico no tuvo más remedio que levantarse finalmente.

    De pronto a su cabeza regresó un breve recuerdo sombrío. Medio dormido como estaba dudó de sus propios recuerdos. Unas vagas imágenes azotaron su mente; oscuridad, pasos, gruñidos… De pronto recordó todo lo sucedido en aquella cálida noche de verano. Intentó evitar esos inútiles sentimientos de debilidad, no obstante acabó cayendo en ellos, y dirigió su mirada hacia donde había abandonado al pequeño pokémon desconocido.
  8. Este es un fic de Pokémon que empecé hace algún tiempo, sólo llevo algunos capítulos y ni siquiera sé si lo terminaré, pero aquí está. Lo malo de todo es que aun no he decidido el nombre xD.

    CAPÍTULO 1:


    Ver como jugaba su pequeño amigo era muy reconfortante, a veces él también le acompañaba y ambos se divertían tanto que el joven olvidaba todos sus problemas adolescentes. Estúpida edad. El parque había estado muy animado esa cálida tarde de verano, como consecuencia de la ausencia de clases en aquella estación. A pesar de ello, el chico no se mezclaba con los de su edad, ni con ninguna otra persona del pueblo, aparte de sus padres, con los cuales no tenía unas buenas relaciones desde hacía ya varios años.

    El cielo comenzaba a tornarse anaranjado, y el joven decidió que ya era hora de abandonar sus juegos. Miró a su fiel acompañante, el cual se colocó a su lado, listo para marcharse de aquel maravilloso lugar. Encendió su mp3 y obstruyó a sus oídos de cualquier cosa que lo distrajese.

    No tardaron mucho en llegar a su destino, una casa no muy grande en mitad del pueblo. Nada más entrar el joven subió a su habitación ignorando los comentarios de su madre, los cuales nunca llegó a escuchar gracias a la música que inundaba su cabeza. Su habitación permanecía a oscuras, y el joven no deseaba ninguna luz. Se tumbó en su cama con la mirada perdida en el techo, pensando.

    En una semana le sería entregado su primer pokémon. Error. Él ya poseía uno, el destino quiso que ambos se encontraran cuando el sólo era un crío, y lo había cuidado y criado siempre. Sin embargo las leyes decían: un Pokémon se les será entregado a los nuevos entrenadores que inicien por primera vez un viaje. De modo que comenzaría con ventaja. Nuevo error. Quizás tendría dos Pokémon al inicio, sin embargo él nunca había combatido con su amigo, ni tampoco lo había entrenado.

    “No importa”, se dijo. “Ni siquiera sé aun qué haré una vez consiga mi otro pokémon”. Cierto era. El joven aun se debatía sobre el futuro, no estaba seguro sobre lo de ser entrenador, le resultaba algo tan común. Todos los chicos se hacían entrenadores, coordinadores o criadores. Pero él no era como los demás, y tampoco deseaba serlo. No le interesaban los combates, ni tampoco ganar nada.

    - Por el momento viajaré un tiempo -comentó en voz alta- luego ya veré que hago -terminó.

    Todo aquello estaba a una semana de distancia, y por tanto no quería rayarse la cabeza con cosas en las que se preocuparía en su momento. No antes. Su comentario había llegado a oídos de su amiguito, el cual comenzó a llamarlo desde el suelo de la habitación. Lamentablemente los auriculares del joven lo impedían. No necesitó más intentos. El joven se incorporó en su cama, y dejó sobre ella su aparato de música. Obviamente el pequeño no había sido el causante de que él se moviera, pero al menos consiguió lo que quería. Dio un salto y subió a sus rodillas, y lo miró a sus profundos ojos perla.

    - Tienes hambre, ¿a qué sí? -decía divertido el joven- vamos a la cocina.

    Entró en la sala con alguien siguiéndole. Ignoró a su madre que se encontraba colocando la mesa para cenar, y con un bote de comida pokémon en la mano salió presuroso de allí. Le concedió la comida una vez en su habitación. El pequeño disfrutaba felizmente, mientras su dueño salía nuevamente de su cuarto.

    - Voy a salir un momento -le susurró- no salgas de aquí y no hagas mucho ruido -le aconsejó. Acto seguido salió y cerró la puerta a su espalda.

    Su madre lo vio pasar rápidamente hacia la puerta de la entrada, sin embargo no hizo ningún comentario, hizo caso omiso y siguió cenando, junto a un hombre que tampoco habló. El joven caminó por las calles solitarias de su pueblo, las luces artificiales ya habían hecho acto de presencia y la oscuridad huía de ella sin remedio. Pronto llegó a su destino: el laboratorio del Profesor.

    No sabía que rayos hacía él en aquél edificio, el cual era el más grande de la localidad. El día anterior una chica a la que no conocía de nada se le había acercado durante su visita al parque y le entregó una carta del mismo profesor. En ella decía claramente que deseaba verle ese día y a aquella hora. Era extraño, sobre todo porque no lo conocía personalmente.

    Ignoró aquellas dudas, las cuales sabía que aclararía al entrar. No tardaron mucho en abrirle la puerta. Y allí apareció un señor mayor, vestido con una bata blanca. El hombre poseía un pelo negro como el carbón, el cual sin embargo lo estropeaba la presencia de múltiples canas. Su rostro expresaba cansancio, y al sonreír le brotaron arrugas nada agradables a la vista.

    El chico no estaba seguro de que aquél señor se tratase del profesor, pues tampoco lo había visto jamás. El hombre le invitó a pasar, y él no vaciló en entrar. Le condujeron hasta una amplia sala, con grandes ventanales, que parecían opacos a causa de la noche. Pudo observar una serie de máquinas por todos los rincones, aunque las ignoró por completo al comprender que nunca sabría para qué servían. El hombre se dirigió al final de la habitación donde se hallaba una mesa algo desordenada, llena de papeles de Dios sabe qué investigaciones, lápices por todos lados, un ordenador que parecía no descansar jamás, y por último observó un trío de Pokéballs primarias.

    - Siento haberte hecho venir un poco tarde -comenzó- pero estoy muy ocupado y este era el único hueco libre de mi agenda -explicó.

    - ¿Podría decirme para qué me ha hecho venir profesor? -el joven no se sentía muy entusiasmado por la invitación, y deseaba terminar cuanto antes con todo aquello para poder marcharse a su casa.

    - Te he hecho venir porque ha llegado la hora de que elijas tu primer Pokémon -confesó- o el segundo, según se mire -se corrigió.

    El joven no entendía muy bien, se suponía que la entrega de Pokémon se realizaría dentro de una semana, sin embargo se lo ofrecía ahora, y no comprendía por qué. No estaba seguro de lo que debía decir en aquel momento, no estaba preparado aun para nada.

    - Creía que era la semana que viene -comunicó muy serio.

    - Pero te lo ofrezco ahora, vamos escoge una de las pokéballs de la mesa -le invitó.

    Aun no comprendía demasiado, pero tampoco tenía ganas de que le dieran una larga explicación. De modo que alargó la mano, para coger una de ellas.

    - ¿No deseas primero que te diga cuales son los Pokémon que tienes a tu disposición? -preguntó al comprobar que el joven simplemente elegía al azar.

    - La verdad es que no -dijo secamente- no me importa el que me toque, cualquiera me parece bien.

    Dicho esto se decidió por la Pokéball de la derecha. La sostuvo con su mano izquierda y la observó sin mucho interés. Con un leve toque en el botón central de la misma, la empequeñeció y se la guardó en uno de sus bolsillos. Ante esto, el profesor se sorprendió aun más, el chico no sentía ninguna curiosidad por saber qué tipo de pokémon había elegido.

    Ya le habían hablado del comportamiento tan extraño de aquel joven, pero nunca pensó que fuera así. No se paró a pensar más en ello y rápidamente abrió uno de los cajones su mesa de trabajo. De ella sacó un Pokédex, y se lo concedió a su invitado. Éste lo cogió, lo observó un momento y lo guardó enseguida.

    - Gracias -fue lo único que dijo.

    Ya de camino a su casa el chico caminaba sin prisa alguna, seguía sin saber por qué el profesor le había dado el pokémon antes de tiempo. Sin embargo ya no le preocupaba, ahora estaba en una extraña situación para él, y era más importante su decisión que cualquier explicación que no le interesaba.

    Subió a su habitación y encontró al pequeño recostado en su cama, casi dormido. Trató de hacer el menor ruido posible para no despertarlo. Sacó de sus bolsillos el Pokédex y luego la Pokéball con su nuevo pokémon y los colocó en su escritorio. De pronto sintió las caricias de su antiguo pokémon en sus piernas, se había despertado o simplemente nunca se hubo dormido.

    Ignorando por completo la existencia de otro ser vivo en su habitación, cogió en brazos a su mejor amigo y sin reparar siquiera en su olvidada cena, se preparó para irse a dormir. Tenía mucho que pensar al día siguiente, porque aquella decisión marcaría su vida.


    No tardó en guardar todo lo que necesitaba, que no era mucho. El joven salió rápidamente de su hogar sin cruzar palabras con los seres que le dieron la vida, y ellos tampoco se esforzaron por preguntar, sabían donde iba y que estaría bien. Caminó presuroso hasta los límites del pueblo donde había crecido, seguido de su amigo.

    En ningún momento miró atrás y obviamente no sentía tristeza, ¿para qué? El joven siempre había odiado aquella localidad, era un placer abandonarla. Ahora ya era una persona independiente, aunque seguía sin saber que hacer con su vida. Odiaba los combates y los concursos le parecían tontos y una pérdida de tiempo. Cuando aun se observaba el pueblo de lejos se detuvo un momento, se sentó sobre una roca al lado del camino y se puso a reflexionar unos segundos. Por fin había iniciado su viaje, pero no como los demás principiantes, él era especial, por dos razones muy obvias.

    La primera de ellas y probablemente la más visible era que había empezado con dos pokémon, una ventaja que pronto dejaría de serlo. Y la segunda, que era mucho más mayor. Diez años le parecía una edad temprana para abandonar su casa, por mucho que quisiera largarse de allí. No era estúpido, y quería hacer las cosas bien. Sin ganas de rayarse más la cabeza se levantó de golpe, y su acompañante se sobresaltó. El chico lo acarició y sonrió amablemente. Luego inició de nuevo sus andanzas, con paso firme y con decisión, sin importarle donde terminaría todo.
  9. 1: Escribe "[tu nombre] necesita" en la búsqueda de Google:
    Melody necesita algo llamado Reducción de Ojos Rojos (¿o.O?).

    2: Escribe "[tu nombre] parece" en la búsqueda de Google:
    Melody parece la Emma Watson española (LOOOOL XDDD).

    3: Escribe "[tu nombre] hace" en la búsqueda de Google:
    Melody hace su aniversario en Casas Ibáñez (ajá :eek:).

    4: Escribe "[tu nombre] odia" en la búsqueda de Google:
    Melody odia y provoca (LOL xD).

    5: Escribe "[tu nombre] se vuelve" en la búsqueda de Google:
    Melody se vuelve buena y le vuelve a cambiar el pelo (xD).

    6: Escribe "[tu nombre] ama" en la búsqueda de Google:
    Melody ama el basquet (no creo que sea amor xD).

    7. Escribe "[tu nombre] come" en la búsqueda de Google:
    Melody come sing a long (XDDD).

    8: Escribe "[tu nombre] tiene" en la búsqueda de Google:
    Melody tiene la victoria de origen español (quien sabe :eek:).

    9: Escribe "[tu nombre] quiere" en la búsqueda de Google:
    Melody quiere ser como la Britney Spears española (LOL xDDD).

    10: Escribe "[tu nombre] esta" en la búsqueda de Google:
    ¿Melody está muerta? (eso querría más de uno xD).

    11:Escribe "[tu nombre] siente" en la búsqueda de Google:
    Melody siente que no es como los demás niños (es cierto :eek:).

    12:Escribe "[tu nombre] busca" en la búsqueda de Google:
    Melody busca nuevo grupo de coreografía (pues que tenga suerte xD).

    13:Escribe "[tu nombre] sueña" en la búsqueda de Google:
    Melody sueña conmigo (es el título de una canción xD).

    14:Escribe "[tu nombre] dice" en la búsqueda de Google:
    Melody dice que sigue en Eurovisión pese a la marcha de 'Los Vivancos' (ajá :eek:).

    15:Escribe "[tu nombre] es" en la búsqueda de Google:
    Melody es una cantante española de género pop (y además del nombre también tenemos
    en común el apellido ¿coincidencia? xD).
  10. No sé ni como me atreví, ni de donde saqué el coraje, pero creo que fin le he dejado las cosas claras a este chico y no me volverá a insistir nunca más.

    Ha sido esta mañana, me acababa de conectar al msn y me habló inmediatamente (me dije, "ya empezamos"). Y desde luego que empezó, su saludo:

    "hola cariño"

    ¡Como me molesta! Apenas sí me conoce realmente y ya anda con esas confianzas.
    Enseguida se puso a decirme cosas como "que bien verte conectada", "te he echado de menos" y "tenía muchas ganas de hablar contigo". En mis respuestas sólo me limité a decir "jejeje" (patético lo sé ¬.¬, pero el chico siempre dice cosas comprometedores que no sabes qué contestarle ¬.¬).

    Este año él se va lejos a estudiar, por lo que me dijo: "Melody, ¿querrías sacarte unas fotos conmigo? Así cuando esté en Sevilla y piense en tí podré verte". Lo que faltaba...

    Fue ahí donde me armé de valor, y lo cierto es que me costó decidirme, le tuve esperando mi respuesta un buen rato xD.

    Entonces se lo dije:

    "Oye, no sé si ha quedado claro que no quiero nada contigo, no quiero que te hagas ilusiones, ya te dije mi situación".

    Respuesta:

    "Solo eran fotos de amigo" (si ya ¬.¬).

    Y le puse:

    "Es que cada palabra que me dices parece insinuar lo contrario, no quiero confusiones".

    Y a partir de ahí no me contestó más. Se quedó sin palabras, y lo cierto es que ahora me siento un poco mal por él, no quería hacerle daño y aun así creo que lo he hecho ToT. Mis amigas tenían razón, lo he alargado demasiado y ahora le he cortado las ilusiones. En fin, sólo espero que no se me quiera suicidar o algo así, ok no, no creo que fuera para tanto xD.

    Pues eso, todo solucionado, al menos por el momento :).

    Gracias Heros y Fey por los consejos. ^^
  11. • Apodo: Melo/Mel
    • Nombre real: Melody
    • Cantidad de velas que aparecieron en tu última tarta: 17 xD
    • ¿Has estado enamorado/a?: Síp
    • Fecha de cumpleaños: 6 de Abril
    • Religión: cristiana supongo, me bautizaron y tal, pero me considero atea.
    • ¿Amaste tanto a alguien como para llorar? Seh
    • ¿Has estado en un accidente de coche?: Si xD
    • Sabor de helado favorito: Vainilla :eek:
    • Estatura: 1'61 (soy bajita lo sé ToT)
    • Lugar para que te besen: el cuello
    • Tema de conversación: El primero que salga xD
    • ¿Cuál de tus amigos vive más lejos?: Muchos, Kouta en México, por mencionar uno.
    • ¿Mascotas?: Un perro y un pájaro
    • ¿Qué cambiarías de tu vida?: Algunas cosas
    • Canción favorita: Ninguna en especial, pero me encantan todas las de Haze *0*
    • Lo primero que piensas por la mañana cuando te despiertas: Tengo que ir al baño xD
    • ¿Quién te felicitó primero en tu cumpleaños?: Mi hermana :eek:
    • Si pudieras ser otra persona, ¿quién serías?: alguien que le toque la lotería xD (si bien el dinero no trae la felicidad, te acerca bastante a ella xD)
    • Algo que tengas puesto siempre y nunca te lo quitas: Las gafas (?) Nah eso me lo quito para dormir xD, mi collar :si:
    • ¿Qué hay en las paredes de tu habitación? Un par de cuadros, una repisa con libros... la ventana xD.
    • Colores preferidos: Azul y negro
    • Palabras que más dices: ¡joder!, "bueno" xD
    • ¿Qué le miras primero a /ella?: Los ojos
    • Momento más triste de tu vida: Algunos
    • Momento más humillante: No sé ahora mismo
    • Persona más loca que conoces?: Mi hermana xD Está chalá' xD
    • ¿Te has enamorado de algún/a amigo/a tuyo/a?: Sip
    • ¿Qué estación del año te gusta más?: El invierno
    • ¿Quién no te ha fallado nunca?: Mis dos amigas gemelas, nunca.
    • Carta o e-mail: carta a mano xD.
    • Personas que más extrañas: A una amiga con la que me pelee por culpa de su novio...
    • Mejor ciber-amigo: Tengo varios
    • ¿Le darías un beso apasionado a alguien de los que vas a mandar el encargo?: No entiendo o.oU
    • Una almohada o dos: Una
    • ¿Cual es tu número favorito?: el 4
    • ¿Peluche favorito?: Un osito panda que tengo desde los 5 años
    • ¿Cuantos hijos te gustaría tener?: como mucho uno ¬.¬
    • ¿Con quién?: Con el tío que me saque de mi negación al amor :eek:
    • ¿Cuándo?: a los 30! xD.
  12. Un chico insistentemente pesado xD.


    Hace mucho mucho tiempo (es decir un año xD) un chico del que jamás me lo hubiera imaginado se me declaró xD. Era la primera vez que me hablaba, aunque yo lo conocía (pero no personalmente, vivo en un pueblo pequeño, todo kiski se conoce xD), me quedé en sock la verdad, pero le dije que no. Lo sentí por él, pero no me gustaba nada. Pero el chaval seguía diciendome cosas para que cambiara de idea, hasta que se rindió y me dejó en paz.

    Sólo pasaron un par de semanas cuando se le declaró a una de mis mejores amigas (xD). Le dijo exactamente las mismas cosas que a mí (xD). Desgraciadamente para él, mi amiga hacía unos días que había empezado a salir con otro chico. Aunque no por eso desistió, le dijo muchas cosas para que abandonara a su novio por él, por supuesto que ella no le hizo caso, y por tanto, se rindió.

    Dos o tres meses más tarde, de nuevo me volvió a pedir salir (xD), dijo que no me había olvidado y que seguía pensado en mí. Y yo nuevamente le rechazé, le dije que tenía novio (cosa que era verdad), y esta vez no insistió más, me dejó completamente en paz.

    Hoy, casi medio año después, de nuevo el tipo volvió a declarárseme (xD), me preguntó si aun tenía novio, y yo, sin ver lo que se me venía encima, le dije que ya no estaba con nadie. Entonces me pidió de nuevo. Por supuesto, él sigue sin gustarme, además no me interesa tener novio, al menos por ahora (xD), y fue y me dijo que me esperaría :eek:.

    Sinceramente ya no sé que hacer con él, ¿cómo rayos le digo que no me interesa? xD, lleva tres calabrazas por mi parte, y me parece que se acerca el cuarto. Lo cierto es que me da pena, parece desesperado por tener novia, y no quisiera hundirlo.

    ¿Alguien me ayuda? xD
  13. 1-. Nombre: Melody
    2-. Apellidos: Wolfe
    3-. Fecha de nacimiento: 06/04/92
    4-. Signo del zodiaco: Aries
    5-. Persona que más te hizo llorar ultimamente: hace tiempo que no lloro :eek:
    6-. ¿Con quién te llevas mejor con los chicos o con las chicas?: La verdad es que con los chicos LOL
    7-. Amigo o amiga que te conoce mejor: Mi primo LOL
    8-. Momento más feliz de tu vida: aun no ha llegado :eek:
    9-. ¿Tienes mascotas?: sí :si:

    10-. ¿cuáles son tus mascotas?: Un pájaro y perro :eek:
    11-. Tu primer msn: melody_benalup@hot... (nota: ya no existe xD)
    12-. Tu colegio de primaria: Padre Muriel
    13-. Tu instituto de secundaria: i.e.s. casas viejas
    14-. ¿Movistar, orange o vodafone?: movistar x3
    14-. ¿Crees en dios?: nop
    15-. Frío o calor: frío
    16-. Verano o invierno: invierno
    17-. ¿Crees en el amor?: Nop
    18-. ¿Estás enamorado?: pues claro que nop
    19-. ¿Has llorado alguna vez por él/ella?: creo que nunca lloraré por alguien que no existe xD.

    20-. ¿Que le dirías si le tuvieras delante?: ¿quién eres? o.ó xD.
    21-. ¿Crees que es factible tener un amor a distancia?: Ha quedado demostrado que no, pero hay excepciones, siempre las hay xD.
    22-. ¿Quieres a alguien en este momento?: claro
    23-. ¿Y esa persona te quiere a tí?: ¡espera! si hablabas de amor, me corrijo xD.
    24-. Mantienes una relación: Nop
    25-. Te gustaría: para nada
    26-. Nombre favorito: ¿Melody? xD Me suelen gustar los nombres cortitos :D.
    27-. ¿Eres sincero?: depende de con quién :P
    28-. ¿Eres rencoroso?: ¡dulce venganza! xD Pero no, la verdad es que siempre perdono al minuto xD
    29-. Coche favorito: no sé de coches ^^U

    30-. ¿Pokémon favorito?: Umbreon, ¿a que no se nota? xD
    31-. ¿Fumas?: ¡Nunca!
    32-. ¿Te guardas tus problemas?: Síp, son míos y de nadie más :eek:
    33-. ¿Has tenido algún/a cybernovio?: Seh
    34-. ¿Te has enamorado viendo tan solo una foto?: seh
    35-. ¿Te consideras inteligente?: Seamos hipócritas, ¡sí!
    36-. ¿En cuantos años te gustaría casarte?: El matrimonio no me va xD, pero nunca se sabe, la gente cambia xD.
  14. Supongo que necesito descargarme un poco, y que mejor que hacerlo en mi blog, dónde sé que mis amigos no lo verán (ni siquiera conocen el foro :eek:). Desde que se acabaron las clases mis amigos y yo hemos empezado a hacer barbacoas cada dos por tres, para pasar el rato creo yo (demasiado tiempo libre xD).

    Se supone que esas "fiestas" deben ser para divertirnos, sin embargo, no me he divertido en ninguna de ellas (ya llevamos varias) ¿la razón? Todos tienen pareja, no somos muchos en mi grupo, seis chicas, de las cuales cinco tienen novios, y obviamente yo soy la que sale sobrando. No me molesta que tengan novios, me hace feliz que ellas sean felices, pero tengo un límite y es que cuando una se me absolutamente sola en una fiesta porque los demás participantes se han ido cada uno por su lado para hacer X cosas con su pareja, pues sinceramente una se siente incómoda con ello.

    Son mis amigas vale, pero pienso que deberían tener un poco de consideración conmigo, saben que no quiero tener novio, que para mí el amor no significa nada y que no deseo que me llegue nunca. Ellos siguen invitandome a las fiestas y yo sigo aceptando como una tonta. Pero ya me he cansado, y lo peor es que no tengo valor para contarles lo que pienso, por miedo a herir sus sentimientos.

    Por lo tanto he optado por salir con otra amiga mía, nunca hemos salido juntas, nos conocemos hace poco, pero me siento muy bien a su lado, tenemos los mismos gustos y conectamos bien, hace poco me invitó a ir a la piscina con sus amigos y acepté, si hubiera sido con mi propios amigos, quizás me hubiera negado.

    Yo no quiero alejarme de mis verdaderos amigos, pero realmente necesito una pequeña separación. En fin, ya veremos como continúan los acontecimientos.
  15. 1-. Tu estado: aburrida? xD
    2-. Estás enamorad@?: sin comentarios...
    3-. Odias a alguien?: obvio!
    4-. Has amado tanto a alguien como para llorar?: Sí
    5-. Alguna aventura por ahora?: Nop!
    6-. Has matado a alguien?: TODAVÍA no xD
    7-. Has deseado que alguien se muriera?: Sí
    8-. Bebes?: No
    9-. Fumas?: Nop!
    10-. Drogas?: internet xD

    -------------------------SOBRE EL FUTURO------------------------------------------------

    1-. Te ves trabajando?: No =S
    2-. Hijos?: Algún día :rolleyes:
    3-. Casad@?: quien sabe
    4-. Tu sueño cumplido?: Dudo que se cumpla
    6-. Profesión?: Psicóloga xD ojalá xD

    ------------------TU CHIC@ ESPECIAL-------------------------------------------------

    1-. Rubi@, moren@, pelirroj@?: Rubio *-*
    2-. Alt@, baj@?: Altito jejeje
    3-. Pasota, romántic@?: como quiera >.>
    4-. Mentiros@?: Que no se atreva ¬w¬
    5-. Que te defienda?: hombre si quiere xD
    6-. Atent@?: sin acosar!
    7-. Trabajador/ra?: como desee xD

    ------------------------------NOMINA 10---------------------------------------------------
    1-Elías
    2-Kouta
    3-René
    4-Kari
    5-Alex
    6-May
    7-Dany
    8-Rosita
    9-Anto
    10-Rocio

    --------------------------------sobre los nominados---------------------------------------
    1-. Te tirarías a 7?: o.O No por Dios, una que yo me sé me mata entonces xD
    2-. Que piensas de 1?: Que es un chico genial, hemos tenido roces, pero es una buen amigo, y espero que estés bien, ¡cuídate!
    3-. Que es 5 para tí?: Lo acabo de conocer, pero me parece muy buena gente
    4-. Tu mejor amig@ es 9: No exactamente
    5-. Te has liado con 4?: Omfg! No por Dios! Sí es mi hermanita xD
    7-. Como conociste a 2?: Pues René, (el 3) me lo presentó como su mejor amigo y hermano.
    8-. Hablas con 3?: Muchísimo!!
    9-. Que dirías si 8 dice que le gustas?: Me caigo de la silla!! jajaja

    *~Sobre el 1:
    *Es vago?: un poco jeje ^^
    *Es puntual?: No lo sé xD
    *Es ordenado?: Tampoco lo sé xD
    *Se depila?: Creo que no jaja
    *Le echas de menos?: Mucho!!
    *Es importante para ti: Por supuesto! Tienes mi apoyo en todo Elías!
    *Hablas mucho por teléfono con él/ella?: eeeh, es muy caro de aquí a su país xD

    ~Sobre el 2:
    *Está enamorad@?: No me meto en su vida privada =P
    *Pasas mucho tiempo con èl/ella?: los fines de semana
    *Tiene alguna obsesión?: Los fics! y la arquitectura ^^
    *Tiene herman@s?: Si digo la verdad no lo sé =S
    *Ha tenido algún aborto?: Nooo!!
    *Alguna canción: No se >.<

    ~Sobre el 3
    *Color favoritos: El verde
    *Tiene problemas con el sexo?: Y yo que sé xD
    *En los estudios?: Para nada ^^
    *Le ocultas algo?: Siempre se ocultan cosas
    *Es de los que fallan?: Nunca!
    *Vive a distancia: Puff al otro lado del mundo

    ~Sobre el 4:
    *Situacion de alto riesgo con él/ella?: Cuando roleamos xD
    *Hace cuantos minutos que no le has visto?: 20 minutos, porque se fue a cenar xD
    *Te quiere como algo más que a un amigo: Síii, somos hermanas ^^
    *Tarda mucho en arreglarse?: ni idea
    *Momentos juntos: cuando roleamos o conversamon con juntas con nuestros amigos

    ~Sobre el 5:
    *Color de piel: Nunca lo he visto xD
    *Ultima vez que has hablado con él/ella: Hace un rato
    *Es cotilla?: ni idea
    *Asignatura pendiente: no se

    ~Sobre el 6:
    *Que tal anda DE AMOR?: Uff, va tirando con su novio
    *Proyecto junt@s: El trabajo de Proyecto Integrado -.-
    *Ha dormido alguna vez en tu casa?: No jeje
    *Le gusta lucirse: Un poco jeje
    *Ayuda?: Siempre!
    *Cuándo le has visto por última vez?: Hace dos horas
    *Cómo te llama?: Melo
    *Piensas diferente desde que le viste por primera vez hasta ahora?: Sí

    ~Sobre el 7:
    *Habla mucho por telefono: No, pero no veas como habla en persona xD
    *Le quieres: como un amigo si!
    *El amor?: No sé como le irá jaja
    *Tiene peces?: creo que no
    *Has estado en su casa alguna vez? Un par de veces

    ~Sobre el 8
    *Es trabajad@r: Muchísimo
    *Usa tacones?: Nooo jajaja
    *Os conoceis?: Desde hace diez años
    *Está enamorad@?: Sí...

    ~Sobre el 9:
    *Canta bien: Más o menos xD
    *Momento juntos: en el número 14 xD
    *Esta enamorad@?: Sí, muchísimo y son novios jaja
    *Has estado hoy con el/ella: Sí
    *Como iba vestido?: Vaqueros azules, camisa verde fina, y una sudadera marrón claro :eek:

    ~Sobre el 10
    *Última cosa que le dijiste: adios me voy ya a mi casa xD
    *Dónde vive?: Todas mis amigas viven en la misma calle, y yo más lejitos xD
    *Afición: La música xD y las bromas jeje
    *Se porta bien contigo?: Sí, aunque a veces peleamos un poco jeje
    *Tiene gafas?: No
    *Tienes sentimientos hacia él/ella: como amigas

    Bye x3