Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    ¡¡Aquí el Lemon tan esperado de Miroku & Sango!!
    He decidido que lo colgaré aquí y se lo enviaré por PM a los
    que me lo han pedido.
    Como es mi primer Lemon, no sé si lo haré bien, ni sé si
    os gustará, así que si no os ha gustado, podéis decídmelo, ok?
    Bueno, bueno…jeje


    Lemon Miroku & Sango /Dos Amores entre cuatro paredes/ (Una tarde de puro placer)

    Miroku, decidió que era una tarde perfecta para salir con pareja a dar una vuelta, además quería mostrarle a Sango, el coche nuevo que le había comprado su madre en Grecia.

    Miroku entró en la sala de estar, en donde Sango, buscaba su celular.

    -Sango, como Inuyasha y Kagome han salido, he pensado que nosotros también podríamos salir, ¿Te apetece? –Le dijo Miroku a Sango.

    -Ah…no sé… ¿Por qué ahora? –Preguntó un poco fastidiada-

    -Es que quiero enseñarte una cosa y de paso te llevo a hacer una vuelta…-dijo Miroku intentando convencerla, pero se le ocurrió una manera más eficaz y que nunca fallaba con ella.-Ho, ¿es que no quieres salir con tu novio?- preguntó el ojiazul que se aferró al cuerpo de ella y lo apretujó, no había ni un milímetro entre ellos dos.

    -Sí… ¡pero no!- dijo Sango, que se deshizo de los brazos de Miroku, la cual cosa, dejo un poco parado al ojiazul.

    -¿Qué? ¿Por qué? –Preguntó él indignado, era la primera vez que su táctica fallaba.

    -¿Y si nos ven? –dijo Sango un poco asustada.

    -¿Quién nos va a ver? –dijo Miroku, hasta que de pronto entendió lo que quería decir Sango.-No te preocupes por eso, mira:- dijo el ojiazul amarrándola del brazo y estirándola hacia él, para abrazarla tiernamente. -Mi padre y mi madre están de viaje turístico en Grecia y en cuanto a mi hermano, esta en España de viaje de negocios. Así que no te preocupes, ¿vale?-.

    -…Vale…-dijo débilmente la morena-

    Un rato de silencio

    -…. ¿Sabes? cuando te tengo así de cerca, me inundan unas terribles ganas de hacerte el Amor otra vez…-dijo seductoramente el ojiazul, que agarró la cara de su chica entre sus manos.

    -Mi, Miroku….-tartamudeó Sango, que noto como sus mejillas le quemaban por la respuesta tan directa pero también compartida en los dos.

    -Y dime…-dijo él, con tono juguetón y algo burlón.- ¿Dónde prefieres? ¿En el sofá o en la cama? –dijo son una sonrisa que la hacían estremecerse.

    Sango no podía contestar, estaba en shock, cada vez que él la miraba con esos ojos azulados, y le hacia esas sonrisas, ella se derretía. Sango, pensaba que Miroku lo decía en broma, pero al parecer él, no tenían ninguna intención en hacer broma. Miroku estaba tan excitado que se le notaba en la mirada, la deseaba, quería hacerla suya de nuevo, sentir su aroma a flor de piel, acariciarla, besarla, amarla…quería que fuera suya otra vez.

    -“….Donde tú digas….” –pensó y quiso decir ella, pero no le salían las palabras. Solo consiguió decir una cosa -¿Llevas precauciones? -dijo ella, para sacarlo de sus pensamientos pervertidos.

    El ojiazul le lanzó una mirada pervertida

    -Je, Sango, me subestimas –dijo él, enseñándole tres preservativos- Yo siempre estoy preparado para todo- dijo seductoramente.-bueno, y al final ¿qué? ¿Dónde prefieres?.

    -….Y, yo….-dijo entrecortadamente, mientras ella empezaba a sentir calor, no sabía si podía resistirse más a él…

    -….Veo que ya empiezas a sentir calor….Es hora de empezar….-dijo Miroku, seductoramente.

    El ojiazul, empezó a besarle el cuello, muy suavemente, esperando a que Sango dijera la ultima palabra en el asunto.

    -Miroku….-dijo su nombre en un gemido, ya que en donde Miroku la besaba, era el lugar que la volvía loca, y él lo sabía.

    Miroku fue subiendo hasta llegar a su oído y empezó a morderle la punta de la oreja, y con la respiración un poco agitada. Ella, era como su droga, si la probaba, no la dejaba, aun que quisiera, ya no podía dejarla ir.

    -…quiero…probarte…otra vez….-dijo entrecortadamente el ojiazul-… ¿Me…dejas? –y volvió a besarla en el cuello.

    -… ¡Sí!... –dijo ella en otro gemido de placer. A lo que Miroku la beso en los labios salvajemente, era su momento, volvería ser suya, volvería a hacerle el Amor, volvería a hacerla su mujer….

    En ese momento, Miroku la cogió en brazos y la llevó hasta el sofá, sin parar de besarla, la acomodo en el sofá y el se puso encima de ella, procurando no posar todo su peso sobre ella.
    Sango, empezó a desabrocharle la camisa, mientras, él, le quitaba el polo rosa a ella, y la besaba de nuevo, salvajemente.
    Miroku al ver que Sango aun llevaba la falda y él, ya solo iba en boxers, empezó a quitarle la falda a Sango, aprovechando, para acariciarle las piernas perfectas que tenía, mientras las besaba iba zarandeándole los senos y subiendo para deshacerle el sujetador y morderle los pezones a Sango, produciendo varios gemidos de placer por parte de ella.
    Al poco tiempo, los dos quedaron completamente desnudos. El ojiazul, empezó a penetrarla con pequeñas embestidas, a las que Sango reaccionaba amarrándose más a su cuerpo y disfrutando del placer que sentía.
    Miroku, podía darse cuenta de cómo Sango se estremecía de placer, cada vez que la penetraba.
    Sango fue su mujer más de una vez.(N.A:¡¡Miroku esta lleno de energía!! Jajaj XD) y tras varios minutos de placer y de haber saboreado el clímax varias veces, los dos cayeron rendidos, uno en brazos del otro….

    ¡¡Espero que os haya gustado!!;)
    Como es mi primer lemon no sé
    si lo he hecho bien!ya me direis que
    les pareció, ok?
    dw, bss,¡¡os quiero chicas!!^^