Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Kagome y sesshomaru entraron juntos al baño, pero sesshomaru fue el primero en entrar a las aguas termales que ahí había el se acomodado en una esquina y se encontraba esperando a su ahora mujer, kagome se encontraba en la entrada del baño parecía estar pensando hasta que sesshomaru la interrumpió

    Sesshomaru: bueno mujer que no piensas venir a bañarte o es que te da pena que tu esposo te vea sin ropa

    La cara de kagome se torno roja al parecer sesshomaru había dado en el clavo

    Kagome: bueno… etto… si

    Sesshomaru: ya veo así que te da pena que yo te vea

    Sesshomaru se levanto de donde estaba y salio del agua dejando ver todo su cuerpo, kagome se puso mas roja de lo que ya estaba, porque el se acercaba muy peligrosamente a ella, Kagome ya no se podía mover, las piernas le temblaban estaba apunto de caerse cuando sesshomaru la abrazo y la cargo

    Sesshomaru: al parecer ver mi cuerpo todaza te causa impresión

    Kagome: si, pero es porque todavía no puedo creer que sea tu mujer

    Sesshomaru sonrió un poco: pues espero que te acostumbres pronto

    Sesshomaru quito la sabana que cubría el cuerpo de su amada y entro al agua de nuevo con ella en sus brazos, ya adentro dejo que kagome se sentara enfrente de el

    Sesshomaru: ya estas mejor

    Kagome: si ya estoy bien, creo que me puse así por que recordé lo que paso a noche

    Sesshomaru sonrió de nuevo pero era cualquier sonrisa era una sonrisa llena de lujuria

    Sesshomaru: así recordaste todo lo que hicimos anoche

    Kagome: si

    Sesshomaru: recordaste las caricias que te di (decía esto mientras acariciaba muy ligeramente los brazos de ella)

    Esta acción hizo que le dieran pequeñas descargas de electricidad en todo el cuerpo

    Kagome: si las recordé

    Sesshomaru: mmm ya veo y también recordaste los besos que te di (hablaba mientras besaba el cuello y las orejas de ella)

    Kagome se empezaba a sentir excitada por los besos y las caricias de su pareja

    Kagome: (con voz temblorosa) si… también… eso lo recordé

    Sesshomaru (se acerco a su oído y le hablo muy suave) y recuerdas como te hice el amor

    Sesshomaru voltio a kagome para poder verla de frente, sus piernas quedaron entrelazadas

    Kagome estaba toda roja, pues al estar volteada podía sentir el pene de sesshomaru en su vientre, y por lo que sentía el también se encontraba excitado, sesshomaru alzo la cara de kagome que se encontraba recargada en su pecho y espero la respuesta de ella

    Kagome: si… es lo que mas recuerdo

    Sesshomaru sonrió y al acto beso los labios de ella, poco a poco el beso se torno más salvaje haciendo que sus cuerpos se unieran mas, cuando pararon por falta de aire kagome se paro, sesshomaru se quedo extrañado y pensó que algo debió de haberla molestado, pero dejo cualquier pensamiento negativo cuando ella se volvió a sentar pero ahora ella abrazaba la cintura de el con las piernas


    Kagome: así estoy mas cómoda

    Después de ese pequeño incidente volvieron a lo que estaba haciendo, el volvió a besarla y acariciaba también la espalda de ella, mientras ella peinaba con sus dedos el cabello de el, sesshomaru dejo de besar la boca de ella y empezó a besar el cuerpo de ella, primero el cuello, los oídos, los brazos y la unión del busto, al llegar ahí dejo de besar y empezó a mordisquear uno de los seños de ella, mientras que al otro le daba pequeños masajes con su mano, esto hizo que kagome soltara pequeños gemidos de placer, esta se acerco a su oído y chupo el lóbulo de el, sesshomaru ólio que kagome ya estaba preparada para que el la penetrara, sesshomaru tomo a kagome por la cintura y la bajo hasta su altura, cuando estuvieron en posición sesshomaru la penetro lentamente para que el cuerpo de ella se volviera acoplar a el, cuando estuvo adentro salio y volvió a entrar lentamente, así lo hizo hasta que el cuerpo de ella se acoplo completamente después sus embestidas fueran mas rápido, mientras kagome se aferraba mas al cuerpo de el, pues era una sensación demasiado intensa pero también muy placentera, cuando llegaron al clímax kagome rasguño la espada de el y soltó un gemido con el nombre de el, y el soltó lo que parecería un gruñido después beso a su mujer, cuando terminaron de hacer aquel acto de amor descansaron un poco y se dispusieron a bañar.
  2. Después de decir esto kagome enterró la espada en el cuerpo del hombre que seguía en el suelo

    Hombre: maldita

    Dos hombres mas fueron a atacarla, uno de ellos estaba al frente y el otro atrás, el primero la atacaba, pero kagome paraba todos los ataques, en un descuido el segundo hombre ataco a kagome hiriendola en el brazo

    “kagome”: estupido pagaras por esto, kagome tomo la espada en forma de ataque, corrió hacia el primer hombre, y le ataco el hombre trato de defenderse, pero fue inútil kagome rompió el arma del hombre y termino por cortarle la cabeza, el cuerpo del hombre callo sin vida, kagome volvió a tomar su posición de ataque ahora hacia el otro hombre, este trato de correr pero kagome lo alcanzo y le atravesó el estomago

    Kagome: te dije que lo lamentarías, ahora tu muerte va a ser muy dolorosa,

    Ella volteo la espada que aun estaba adentro del hombre, este soltó un grito de dolor, que haría que se erizara los bellos a cualquiera que lo oyera, saco la espada el hombre callo de espaldas a un vivo, kagome lo volteo, y se sentó en el, volvió a clavar la espada ahora en el torax, barriéndolo por en medio, el hombre volvió a gritar de dolor, la sangre empezaba a salir, kagome paro de cortar al final de las costillas, kagome soltó la espada y metió las manos adentro del cuerpo apretaba las entrañas del hombre, el hombre se estaba desangrando, pero el dolor era mucho no o iba a aguantar mas, y el hombre murió, kagome hizo un sonido como de decepción,

    “kagome”: valla no aguanto nada


    Los otros dos hombres no se habían movido, estaban aterrorizados, ellos habían oído que ella era sádica pero jamás se imaginaron hasta que punto,

    “kagome”: bien y quien será mi próxima victima

    El jefe mando al otro hombre a que atacara pero este salio huyendo del lugar

    “Kagome”: bueno al parecer solo quedamos tu y yo, y bien que es lo que me ibas a hacer si no salía de mi escondite

    Hombre: yo, solo cumplía órdenes, no fue mi intención

    “kagome”: mmm no me convences, lo mejor será que te mate de una buena ves, pero te prometo que no sufrirás

    El hombre no podía hacer nada, sabia que ese era su fin, este serró los ojos, mientras kagome le cortaba la cabeza

    kagome vio lo que había creado, kagome se acerco al cuerpo del jefe, y empezó a reírse de una manera tan macabra que congelaría la sangre, mientras se reía cortaba el cuerpo en pedazos, cuando kagome paro.
  3. parte goore 1


    Hombre1: no creo que puedas regresar a tu cuarto, porque ahora mismo vas a morir
    Kagome. Bien como quieras,
    Después de decir esto kagome saco su kunai, era el arma que mas le gustaba, los hombres se empezaron a reír que les podría hacer ella, nada, primero porque ellos eran dos, y tenían mas armas, y segundo ella era mujer, y ellos hombres,
    Kagome no dejo que siguieran pensando pues se lanzo contra uno de los hombres, el no se dio cuenta de nada, solo sintió el kunai dentro de el, ella estaba enfrente suyo, ella saco el arma de su estomago, ya lo tenia ahora solo tenia que matarlo, primero le corto el cuello después lo hirió en las piernas, un corte en todo el tórax dejando ver parte de sus entrañas y después el golpe final, metió el kunai en su pecho varias veces, hasta que este murio desangrado, esta era una escena realmente aterradora el otro hombre estaba totalmente aterrorizado, no podía creer lo que estaba viendo, mientras tanto el cuarto poco a poco se iba tiñendo de un color carmín, kagome se levanto y se acerco al otro hombre,
    Kagome: lo siento pero esto no es personal,
    Hombre1: yo no… no me mates
    Kagome no hizo caso, quería terminar lo mas pronto posible, el hombre estaba muerto de miedo, no podía moverse, kagome lo mato rápido, solo dos movimientos primero corto su cuello, y después enterró el kunai en el corazón de este,