Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Ella se había asustado en ese momento cuando toco la pierna pero no evito dar un grito de espanto, ya que Koga la estaba buscando, en ese momento una mano toma a Kagome y la atrae asía su cuerpo, Kagome sorprendida cae en el pecho de un hombre, ya que se había percatado que tenia músculos, este estaba vivo, ella ahora estaba impactada y mas asustada, una mano apretaba su boca y la sujetaba de la cintura, su corazón había comenzado a latir a mil por hora, esto le extraño mucho, la puertecilla se había cerrado, Kagome abrió sus ojos de par en par y ahora sin poder moverse por la fuerza que el individuo ejercía sobre ella sintió los labios de él en los suyos, ella no sabia como reaccionar pero el tipo de beso le parecía conocido a muchos otros que se había dado, lentamente iba cayendo a la pasión de aquella sensual caricia, la mano del extraño estaba recorriendo su cuerpo con suavidad, acariciaba la delicada cintura que ella tenia, luego acario su rostro y murmuro en esos momentos – eh estado esperando este momento durante mucho tiempo – esa voz era muy penetrante y profunda que hizo que Kagome perdiera aun mas el control sobre ella, intentaba no dejarse llevar ante aquellas caricias pero algo la invitaba a seguir aquel juego que tanto anhelaba, por alguna extraña razón ella se imagino a Inuyasha, esas caricias, esos besos, y los abrazos, lo recordaban a él. Ella dejo de besarlo y trato de palpar su rostro para poder reconocer quien era pero él no quiso ser reconocido. – Kagome…- murmuro, ahora ella estaba atónita, como ese extraño sabia su nombre – No te asustes, tu sabes quien soy, y yo se que esto lo deseabas tanto como yo – ahora estaba en shock, ella estaba sentada enzima de él y lo estaba desprendiendo de una polera que traía, definitivamente ya había perdido el control, lentamente aquel hombre ahora estaba ya masajeando sus bien formados pechos que le provocaban mucha excitación, la chica cerro sus ojos y empezaba a tranquilizarse – Confió en ti…………….Inu…ya…sha – dicho esto él joven era el quien estaba sorprendido, de manera extraña menciono ese nombre y aun así sonrió – Kagome…- murmuro – te amo…- articulo en un susurro a los oídos de la zagala, solo limito a morder la oreja del supuesto conocido, él había dado un pequeño grito de excitación por el dolor que sintió, Kagome acario su cabellera, luego bajo sus manos por la desnuda y fuerte espalda del muchacho, mientras este desanudaba el sostén del bikini, en aquellos momentos empezó a besar el pezón derecho de la chica y al mismo tiempo con una mano acariciaba el otro, ella comenzaba a gemir lentamente queriendo seguir con aquel caliente instante, pasado un rato él había cambiado de seno e hizo lo mismo que lo anterior, ella seguía gimiendo aun mas, los sonidos se hacían un poco mas agudos pero él sabia que podían ser encontrados por lo que empezó a besar sus calidos labios para disminuir el sonido, sus lenguas se encontraron y empezaban a jugar entre si y a merodear por los alrededores de la cavidad bucal de ambos, este beso de había hecho muy profundo, el chico acariciaba la espalda de la muchacha y a la vez con la otra mano la iba metiendo en el calzoncillo de la chica justo donde estaba su parte intima, en esos instantes él acario su vulva haciendo que en ella aumentara su excitación, ahora los gemidos eran mucho mas agudos y Kagome levanto su cabeza dirigiendola al techo, ahí gimió unas cuantas veces, su boca estaba abierta por los gritos que hacia, el joven tomo su mentón y la volvió a besar con profundidad – Kagome, recuerda este momento…- dijo mientras la besaba, ella contesto – Yo lo recordare Inuyasha…- él joven sonrió pero aun así quería salir de dudas - ¿Cómo sabes que soy yo?.

    - Kagome: Lo sé por los besos que me das…- articulo y gimió nuevamente
    - Inuyasha: Me sorprendiste Kagome…cierto es, que soy yo…- acto seguido se dejo sacar la molesta ropa que él traía por la querida zagala

    Ella lo desprendió de su traje de baño dejándolo completamente desnudo, acto seguido recostó a Kagome y también saco el resto de ropa que ella traía, ahora la muchacha lo había abrazo y empezó a besar el cuello del chico, lentamente iba bajando hacia el pecho, Inuyasha estaba excitándose por los besos de ella, ahora la chica que tanto molestaba por fea lo estaba haciendo experimentar cosas que nunca con otras mujeres había hecho, lentamente esta llego a sus genitales y con una mano masajeo los testículos y el miembro, Inuyasha ahora era el que se había dejado llevar por las caricias de su amada, cerro sus ojos y empezó a gemir, Kagome quería excitarlo aun mas, por lo que empezó a lamer su miembro, los gemidos en él iban aumentando, no podía controlarlos y aun así le gustaba ser excitado por aquella traviesa chica, Inuyasha la detuvo y ahora sujeto las piernas de la chica y las abrió.

    - Inuyasha: ¿Kagome sabes que esto te dolerá?
    - Kagome: Inuyasha, quiero que seas mió y…- fue interrumpida
    - Inuyasha: Y yo seré completamente tuyo y seremos uno – dijo complacido
    - Kagome sonrió – pero quiero que aun me excites Inuyasha…

    Este sonrió aun mas, acto seguido quiso complacerla tal y como ella había ordenado, el la recostó y empezó a besarla nuevamente, en esos instantes ella empezó a tener un especie de pequeño orgasmo, cuando él se acerco a sus oídos y dijo – Kagome quiero que tengamos un hijo – ella complacida contesto que con gusto le daría uno ya que estaban locamente enamorados, ahora se estaban entregando para siempre, ella comenzó a sentir algo dentro de ella que salía y entraba varias veces seguidas, esto provoca en ella un grito reaccionando en abrazar a Inuyasha por la espalda y hacer mas profunda la penetración, él la envestía varias veces hasta que llego a la limitación del cuerpo de Kagome, ahora Inuyasha rompe esa barrera y logra entrar completamente ella derramando su semen que se esparce por la zona uterina, en esos momentos ambos gimen y alcanzan el la excitación total, llamada orgasmo, Inuyasha había dejado en ella el desarrollo de un nuevo ser.

    Koga aun no había encontrado a Kagome, hasta que se le ocurrió ir a la cabina, al ver llegado ahí…