Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. No es como si ya no te amara, o como si hubieras dejado de importarme...
    No es como si hubiera dejado de observarte, o como si ni mirarte quisiera...
    No es nada de eso.
    Mi amor por tí siempre fue y será sincero, quizá fue mi culpa por no demostrarte lo mucho que me importabas o lo mucho que yo realmente te amaba, pero, ¡hey! Las palabras bonitas no lo son todo, menos cuando se dicen con un significado vacío...​
    Todo lo que yo fui capaz de decirte, era completamente sincero. Te dije: "No es tu culpa" y aún así no quisite creerme; pocas veces te dije "Te amo" pero cada una de esas veces, esas palabras, venían desde mi corazón...Es cierto que nunca te dije todo aquello que cruzaba por mis pensamientos, pero no era porque no quisiera hacerlo, sino porque no encontraba las palabras para decirtelo.​
    En esas ocasiones en que me decías todo lo que tu pensabas u opinabas, y yo torpemente me quedaba callada, no era porque no me hubiese importado lo que dijiste, ni tampoco porque me hubiera quedado "dormida", sino porque tus palabras me sorprendian tanto, que no sabía como contestarte o como expresar lo que me hacias sentir en esos momentos. Soy y siempre sere tímida, nunca digo todo lo que pienso...hasta que ya es tarde.​
    Si te soy sincera, desde que comenzamos esta relación tenía mis dudas, no quise hacertelas saber pues no lo vi necesario, pero en el interior no paraba de darle vueltas a cosas como: ¿Era cierto cuando dijo que le gustaba mi amiga? ¿Porque esta chava me dijo que lo ama? ¿Qué?​
    A veces ni siquiera yo sabía lo que me angustiaba, era más como un simple institnto que me decía que debía preocuparme, odiaba eso pero no podía simplemente olvidarlo, seguía pensando en ello hasta que terminaba el día.​
    En mi casa, no había día en que no pensara en ti, tu siempre estabas en mis pensamientos, siempre invadiendo toda mi mente, me hacía feliz pensar en ti, incluso cuando salía a la calle (aunque supiera que era casi imposible) me pasaba por la cabeza la idea de poder encontrarte o el menos verte de lejos.​
    Ahora me siento, como decirlo...¿abatida? Sí, esa podría ser la palabra.​
    Me entere de que preguntaste si me ocurría algo, pues últimamente sentías como que no te prestaba atención, pero que igual no te importaba tanto la razón ya que estabas obteniendo tip's para ser un "mujeriego". Enterarme de eso, me dolío...pero no tanto como cuando escuche que también te habías conseguido a 3 niñas de la primaria 'de las más deseadas'.​
    Quizá, solo quizá, no me habría sentido tan mal si hubiera sido alguna otra chava mayor o de tu edad, pero, ¡cielos! ¿de la primaria? ¿las más deseadas? ¡¿que el físico es lo único que importa ahora?! Me sentí decepcionada...​
    Igual, tampoco sé si eso fuera realmente verdad, o si solo fuese una mentira más, pero aún así me causo una gran depresión...Después de las cosas bonitas que me dijiste, ¿es aquí hasta donde llegas?​
    Y no es como si te estuviera evitando, o que no quisiera hacerte caso porque hubieses dejado de importarme, ¡no! Era solo que quise tomar más enserio los estudios, para que no pensaras que era tu culpa que mis calificaciones bajaran. Solo quería eso, para que pudieras seguir estando conmigo; el problema fue que no supe hacer ambas cosas a la vez, o me centraba en los estudios o seguía como siempre...Pensé que si iba bien en mis calificaciones, podría seguir estando contigo, pero creo que no salió como esperaba.​
    Si tenías alguna preocupación podrías haberme preguntado a mí directamente, posiblemente te contestara con vagas palabras (pues como dije antes, no sé expresarme facilmente) pero como eras tu al menos lo intentaría...aunque quizá no me creyeras.​
    Recientemente tuve problemas en casa por llegar demasiado tarde después de la escuela, te lo dije, pero parecias creer que era solo una excusa mía para no estar tanto tiempo contigo después de clases; sinceramente, eso era una gran mentira. Me gustaba mucho pasar esos ratos contigo después de la escuela, escucharte hablar, reírme contigo, cuando casí me 'matas' enfrente de la iglesia (?)...pero quería evitarme todo el sermón de mi padre (y de paso el de mi hermano). Nunca fue una excusa.​
    Es posible que me hubiera tomado ese problema muy enserio y eso fuera un error, pero bueno, ¡todos cometemos errores imborrables en la vida! Nadie es perfecto.​
    Aquella vez que me dijiste que, aunque fuera muy a futuro, te imaginabas tener una familia conmigo, me pusé feliz. Los demás habrían dicho que era raro, cursi o incluso tonto, pero yo realmente también lo esperaba, también creía que pudiera realizarce.​
    Y bueno, aún tengo muchas más cosas que decir (o expresar) pero creo que hasta aquí es suficiente.​
    Solo recuerda: "Te amé sinceramente, nada fue falso"