Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. –Que!!-gritaron en respuesta

    No parecía ser mi día, primero desde muy temprano me desperté un ser “no humano”, luego en la escuela causo la envidia de todas las chicas del salón porque su “Hanabusa-sama” solo tiene ojos para mi; o al menos eso es lo que acaba de dar a entender con esa respuesta que deja a todos boquiabiertos incluso a mi.

    –Un momento!-me levante de mi asiento ya frustrada por esa situación tan incomoda –¡Apenas y lo conozco! ¡Solo lo he visto una vez y fue esta mañana! –replique en mi defensa pero… no funciono pues todas esas miradas de muérete seguían en mi.


    –Muy bien todos a sus lugares –recomendó el profesor, pues se avecinaba una tormenta y yo era el para rayos

    El salón estaba… un poco tenso… ,tanto alboroto no era para menos y todo por un estudiante nuevo que horror.

    Las clases pasaban una tras otra y el día llegaba a su fin con aquel atardecer lustroso y lleno de colores carmesí. Espere a que las clases terminaran para así poder hablar con Yahiro pero… ¿Cómo puedes hablar con una persona en privado si esta rodeada de tanta muchedumbre?

    –Me voy a casa… –murmure, tome mis cosas y me dirigí a la entrada.

    Caminaba por las calles cuando escuche que gritaban mi nombre.

    –¡Akira!– solo me di la vuelta y para ver quien era, cuando note que ya estaba en sus brazos.

    –¿Sebastian? ¿He?… ¡bájame! –que molesto era, de por si no estaba de tan buen humor como para ese tipo de juegos ,me movía de un lado a otro tratando de apartarlo de mi, pero cada intento daba como resultado mas rigidez en sus brazos.

    –¿Que es lo que te ocurre? Sebastian… !Sebastian! –no contestaba por mas que lo llamaba, mis nervios estaba a punta de pie, no aguante mas… –¡responde! –le tire una bofetada lo mas fuerte que pude.

    Se detuvo en seco, me dejo de pie en el suelo y no levanto la mirada por nada del mundo, comencé a preocuparme No fue tan fuerte el golpe o ¿Tal vez si?. Su actitud no cambiaba estaba serio parado ahí, a mitad de la calle sin hacer ningún movimiento.

    –Oye… Sebastian, ¿estas… bien? –que estupida pregunta, era obvio que mi acción lo había descontrolado.

    –Me quieres decir… ¡PORQUE APESTAS A OTRO VAMPIRO! –sus ojos estaban tan rojizos y llenos de furia como los de esta mañana que por un momento me dio miedo.

    –¿De.. de que estas hablando? ¿Cuál otro vampiro? No te entiendo… ¿Sebastian te encuentras bien?– de verdad no sabia de lo que hablaba o lo que me quería decir.

    –¡No mientas! su aroma esta impregnado en tu cintura, tu mano…– se retorció un poco en señal de descontento

    –¡Akira!, ¡Akira! –escuche mi nombre a lo lejos

    –Alguien se acerca… –dije pausadamente –Yahiro… –deduce una vez que distinguí su rostro.

    –¿Yahiro?

    –Si… es un compañero nuevo del salón, será mejor que te vallas, Sebastian te veo en la casa.

    –Bien… –no mejoro mucho su tono de voz por lo que pude deducir que aun seguía enojado.
    Una vez que mi vampiro se había marchado llego mi dolor de cabeza, Yahiro…

    –Akira… al fin te alcanzo… wow… corres muy rápido –venia agotado o nada mas lo disimulaba.

    –Que es lo que se te ofrece… Hanabusa-“sama” –volví a enfatizar el sama y me porte lo mas fría que pude.

    –Se te olvido.

    –¿Eh? –mire sus manos y ahí estaba una de mis libretas

    –¡Oh! Gracias –que mas podía contestar –a propósito… porque dijiste eso de “la conozco desde siempre”, ¿porque lo dijiste en la escuela?

    Espere su reacción, algún indicio de que se pusiera nervioso, lo que fuese, pero estaba tan inanimado como esta mañana.

    –Hump… –al parecer el se dio cuenta de algo gracioso que yo no pero no me importo en lo mas mínimo.

    –Solo me gusta ver tus expresiones… –eso si que me cayó como un piedrazo, nunca me espere esa repuesta.

    Trate de controlar mi sonrojo pero no podía, era bastante evidente que me había dado en un punto débil y unas ligeras chapitas rosadas aparecieron debajo de mis pómulos.
    Me puse aún mas roja cuando se arrodilla para tomar mi mano y besarla en señal de cortesía o algo así.

    –Nos vemos mañana… Akira –sonrío y paso a retirarse

    Camine hasta la casa algo atontada por lo sucedido y cada que lo recordaba me ruborizaba aún mas.

    Ya en mi habitación me tumbe en la cama, jale una de las cobijas y me envolví en ella.
    –¿Sebastian?, se que puedes escucharme, ven por favor…

    –Dime…

    –Lo siento

    –¿Que?

    –Perdón por la cachetada…

    **********Sebastian**********

    –No te preocupes, solo… duerme Akira… –la deje recostada en su cama durmiendo como una delicada princesa.

    Mientras que yo salía por una de las ventanas; aún percibía ese olor tan frustrante que ella tenia, corrí y corrí hasta encontrarlo.

    –Jamás pensé que vinieras, jaja es mentira, te estaba esperando, Sebastian…

    –Déjate de tonterías, se muy bien quien eres…

    –¿Porque esa agresividad?

    –¡No la toques! !No vuelvas a poner tus sucias garras en ella!

    –¿Ella? Oh, ¿Akira?, yo are de ella mi novia…

    –Tsk… –no soporte mas su insolencia y me lance contra el hasta estrellarlo en el pavimento, pero el no se defendió

    –Recuerda mis palabras, si la dejas por un momento, te la pueden robar…

    –Su sangre es por derecho mía –le recordé –Apártate de mi camino ¡YAHIRO!

    <<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>
    Me tarde muchísimo pero el tercer capitulo aquí esta. A las personas que lean esto les suplico que comenten,gracias.:)
  2. Capitulo 2: Conflicto en la escuela……Un nuevo alumno……
    –Akira? Akira……me voy a la escuela, ya estas lista?– se escucho la voz de Yume tras la puerta.
    ”¡Carajo!” se me había olvidado que tenia que ir a la escuela.
    –Ya voy…eh…espérame!…no me dejes!– decía con dificultad al tener que vestirme en menos de cinco minutos e irme sin siquiera desayunar.
    –A donde vas……Akira…Akira?-trate de ignorarlo pero era como un niño pequeño, quería toda mi atención, mientras que por mi parte me estaba peleando con el armario buscando mi tarea.

    –Tengo que ir a la escuela y ya se me hizo un poco tarde…eh?– cambie mi reacción al escuchar el choque de la reja principal contra el piso y luego ver que Yume estaba corriendo por la calle en dirección a la escuela –Que mala! Ni siquiera me espero!


    Seguí corriendo por los pasillos de la escuela tratando de llegar a la clase de Español, subí las escaleras a zancadas para así llegar mas rápido pero mis torpes pies se cruzaron entre si y resbale en uno de los últimos escalones.

    –Aaa!! –grite pues mi cabeza corría un peligro inminente al casi chocar contra la pared; y digo casi porque fui sujetada de la cintura por unos brazos masculinos.
    –Gracias…Sebas…–al girarme note que ese no era mi vampiro –Disculpa…me confundí de persona…
    –No te preocupes…lo bueno es que no te paso nada……
    –Si, gracias de nuevo. Me llamo Akira –le extendí mi mano para así saludarlo como seña de cortesía
    –Mucho gusto…Akira… –estrecho mi mano con sumo cuidado yo diría, como si me fuese a romper –Bueno…nos vemos…-dio media vuelta y se marcho
    –Pero…no me dijo su nombre –recordé unos momentos después
    Entre al salón sin darme cuenta de que la profesora ya estaba ahí, saque mi banca y mi senté.
    –Buenas noches señorita Kumiko! –me llamo la profesora con ese tono amargado que tenia.
    –Akira… –me dio un codazo mi compañera de lugar
    –Que pasa Kaho…eh?eh?eh!!!! –al darme cuenta, era el centro de atención de todo el salón
    La profesora ya con su paciencia hasta el suelo, me dio la orden de salirme del salón. Yo solo asentí con la cabeza y obedecí.
    Escuchaba la voz de la profesora hasta el pasillo, y su modo de decirle a los alumnos que se estuvieran quietos; el tiempo paso y seguía recargada en una de las paredes, sumergida en mis pensamientos aún mas confusos por lo de esta mañana.

    –Prometida…… –murmure –Sebastian……… –seguí vagando en mis pensamientos hasta que…
    –Quien es Sebastian?!
    –Kaho!!!…eto…me…yo…es-escuchaste lo que dije?! –me sorprendió mucho que no hubiera escuchado la campana del cambio de clase y que mis amigas ya estuvieran a mi lado.
    –Es tu novio?!, desde cuando tienes novio?! Cuéntame! Cuéntame! –brincaba de un lado a otro insistiendo en que le dijera todo…
    –Solo es un conocido jeje-reí nerviosamente pues ni quien me creyera una mentira, era muy mala y obvia para ese tipo de cosas.
    –Vamos dime! –insistió nuevamente con sus ojos de niña buena
    –Mejor vámonos al salón de filosofía……se nos va a hacer tarde –fue la escusa perfecta y como había dicho nos encaminamos al salón correspondiente.

    Caminamos a través de varios corredores, Yume y Kaho con su típica platica de chicos y yo por mi parte mirando cada insignificancia que se presentaba en el camino, estaba tan aburrida; llegamos al aula y nos sentamos como de costumbre. Era la única clase que nos pedía sentarnos por apellidos; Yume y Kaho se sentaban a la misma altura pero de mi lado…era la Ultima!!
    –Akira… Akira escuchaste!?
    –Que ocurre Yume?
    –Habrá un chico nuevo……dicen que es guapísimo…ya me voy ahí viene el profesor…
    ”¿Un alumno nuevo, y en esta época?” pensé para mis adentros.”¡Bueno, que se puede hacer!”
    –Muy bien como ya sabrán tenemos a un nuevo estudiante, espero y sean amables con el…pasa por favor
    Solo dio un paso en el salón dejando ver la mitad de su rostro y ya todas las chicas querían tumbarlo en el piso, comenzaron las murmuraciones mientras que de el lado de los chicos se sentía un aura demasiado pesada.

    –El es Hanabusa Yahiro…es un estudiante de intercambio… –presento el profesor
    –Un placer conocerlos, espero y me traten bien…-se presentó aquel muchacho de tez clara, cabello grisáceo y ojos violetas; muy mono a decir verdad.
    –Kyaa!!!!!-se escucho en coro el grito de las chicas
    –Eh? pero si es…el muchacho de esta mañana…-recordé lo sucedido en las escaleras.
    –Donde te sentaras?! –se empezó a preguntar para si mismo y en voz alta el profesor.
    –Sensei…(profesor) tengo a una persona que estimo mucho en este salón, podría sentarme al lado de ella…
    Solo pronuncio el, ella y todas se quedaron calladas al pensar que ese chico ya tenia novia pero cambiaron de humor cuando dijo su nombre…

    –También me gustaría y me mostrara la escuela…Kumiko Akira…-fue lo ultimo que dijo para que los gritos comenzaran de nuevo.
    –Que!!!Akira!!! –me fulminaron con la mirada, como si yo les estuviera robando al único chico de la faz de la tierra.
    –Bien… –fue lo ultimo que indico el profesor
    –Arigato sensei…… (gracias profesor)
    Se encamino hacia mi mientras que todas a su paso se desmayaban a causa de aquella persona que a pasaba a su lado.
    –Akira…te quiero…-sostuvo mi mano para luego besarla
    –Que que!!!-volvieron a gritar. Y quien no después de ese repentino acto.

    No pude decir nada, las palabras no salieron de mi boca, solo lo deje hacerlo. Su asiento se encontraba justo a mi a lado así que cada tanto tiempo nuestras miradas se encontraban y el me dedicaba una tierna sonrisa…
    Tras pasar el tiempo y la hora terminaba, mis compañeras hablaban mas. Ahora que al final de la hora todas me rodearon…
    –De donde conoces a Hanabusa-sama?-me interrogo una de las chicas de mi alrededor
    –Hanabusa-sama? –enfatizando el “sama” con cuidado
    –Yo responderé a esa pregunta… –interpuso el susodicho
    –Nos conocimos en las escale… –seguí en mi defensa ignorando a Hanabusa-“sama”. Pero este n dejo salir la ultima palabra pues su mano cubrió mi boca, ya se había hecho eso costumbre?
    –Nos conocemos desde siempre………-finalizó
    –Que!!-gritaron en respuesta
  3. “El beso de la luna”

    Desperté a la mitad de la noche, tenia sed. Me pare descalza, pise el calido suelo de madera, baje las escaleras despacio para evitar el rechinido y despertar a mi compañera de cuarto.

    Llegue a la cocina tome un vaso de cristal azulado y agregue un poco de agua. Sonó el rechinido que tanto quería evitar ¿Era Yume?¿La abre despertado?.Me puse en alerta pare ver quien bajaba por las escaleras …pero no distinguí a nadie.
    Curiosa decidí asomarme para ver que había pasado pero…………solo veía la figura del barandal de madera y unos cuantos escalones ……nada ……mas.
    En un segundo me empezó a dar mucho calor, demasiado yo diría, y la respiración se me entrecortaba a cada movimiento mío...
    Sentí que ya no estaba sola ya……… no me sentía sola. La oscuridad acompañaba consigo a una persona…una persona mirándome, cada uno de mis movimientos le llamaba la atención. Camine despacio, un paso a la vez, acercándome a las escaleras poco a poco. Sentí como el escalón se topaba con mi pie, me gire lo mas rápido que pude e intentar despertar a Yume………pero………la pared me lo impidió.¿La……pared? ahí no había pared………
    El estaba frente a mi……mirándome con unos ojos verdaderamente hermosos, me quede ahí mirándolo como si en verdad lo conociera, sin ningún temor hasta que……me sujeto frágilmente e inclino su rostro hasta mi cuello dándome una muestra de lo que en realidad era.
    –Un……Vampiro…… –lo mire de soslayo tratando de ver esos ojos de nuevo, y lo conseguí, solo que esta vez no se veían tiernos, se veían… amenazadores llenos de ese rojo intenso tan común en mi cuerpo y ahora succionada por el.
    Mis sentidos se quebraban a cada gota que el se llevaba de mi solo una ultima frase pude escuchar antes de caer en sus brazos agotada por esa hora que me pareció eterna.
    –Te……encontré……Akira…-su voz era melódica y fue lo único que me falto para llegar a mi fin.

    Capitulo 1: Encuentro…

    Las cosas de los libros eran reales…mis sueños ten espantosos sobre criaturas de la noche se volvieron realidad en tan solo una noche ¡¿una noche?!
    Desperté medio atontada por tanto ajetreo debido a mi pesada noche.
    –Eh?……¿Cómo llegue hasta aquí? –esto se me hizo muy loco, me encontraba recostada en mi cama, arropada con las cobijas como si nada de aquello hubiera pasado –¿Un………sueño?

    La única manera de averiguar si de verdad había pasado o no era esa extraña sensación de que mi vida se iba atreves de dos agujeros pequeños en mi cuello. Me recline hasta estar sentada en la cama y lleve a mi mano al lugar indicado.

    –Auch!……–me queje sin mucha emoción debido a la verdad que se encontraba marcada en mí. Regrese mi mano para verla y ahí estaban……dos pequeños puntos de sangre separados uno del otro. Recordé todo los sucedido hace unas horas.
    Me talle los ojos un poco pues tenia demasiado sueño como para no dormirme de nuevo, entonces lo vi.…… la misma figura, ocultándose entre las sombras .Supe que era esa persona cuando abrió sus ojos sus pupilas reflejaban el color de mi sangre, rojos un rojo intenso brotando de ellos.
    Me levante lo mas de prisa que pude tratando de llegar a la puerta y despertar a Yume; tal vez ella me hubiera ayudado.

    –Ayu…-mi intento de ayuda fue bloqueado con su mano de formo grácil y suave. La tensión que el había provocado por haberse alimentado de mi, hizo relevancia a mi desesperado intento de huida el cual no fue fructuoso.

    Mi miedo y desesperación por soltarme cada vez invadían mi control personal. Con toda la fuerza que tenia trataba de soltarme, aunque fuese un pedazo para poder gritar; mis piernas cada vez mas tensas y mi cordura a casi por los suelos no ayudaban mucho así que intente calmarme y pensar mejor las cosas.
    Su mano cubría mi boca con tal firmeza que dudaba mucho poder moverla, seguía pensando y pensando, hasta que sentí una mano fría bajar de mi brazo a mi cintura y no era precisamente la que estaba en mi boca puesto que ya hubiera gritado a la mas minima oportunidad de dejarme hablar.

    Me tomo por la cintura y me acerco hasta su pecho, no escuche su corazón y eso me asusto aún mas, ¿Es que acaso me iba a matar?.El era lo bastante fuerte como para romperme como un mondadientes, solo que…¿Por qué o lo hacia?, si tanto deseaba mi sangre con solo triturarme la conseguiría ya que el era un…un…vampiro ¿no?, empezó a dejar de apretarme contra su pecho para luego murmurarme al oído…

    –Si te suelto…gritaras?-que pregunta tan estupida, ¡claro! que iba a gritar pero…el…parecía mas preocupado por mi bienestar que por si alguien venia en mi auxilio –solo te soltare si prometes no gritar y te calmas un poco……tu corazón va a estallar…si sigue latiendo así – guau… ¿de verdad hacia tanto ruido?; y pues yo creo que seria lógico después de una noche como la mía, que te claven los colmillos no fue muy agradable.

    Solo moví la cabeza, dado que no podía articular palabra, dando a entender que estaba de acuerdo con lo ya mencionado, levante un poco la mirada y vi como una sonrisa de triunfo se dibujaba en su rostro.
    Retiro su mano de mi boca y me levanto en brazos como una princesa de cuento, por mi parte me sostuve, por instinto, de su cuello. Al principio planeaba gritar en cuanto me descubriera los labios pero después…me llego una sensación de que estaba segura con el y me retracte.
    Mientra el me sujetaba en brazos pasamos frente a la ventana, donde pude admirar a la luz de la luna tal perfección en sus facciones pero sobre todo me sumergí en esos ojos rojizos que me miraban y que a su vez comenzaban a cambiar de un rojo-fuego a un azul-oscuro, su cabello tan lacio y oscuro que se disfrazaba con la noche tampoco pude dejar de ver unos colmillo sobresaliendo en una sonrisa fugas que el me dedico.

    Terminamos el recorrido de mi habitación en mi cama, el me sentó en medio con sumo cuidado yo en cambio no podía dejar de ver sus ahora hermosos ojos azules ni siquiera desprender mis manos de su cuello, para cuando me di cuenta los retire de inmediato y fije mi vista en otro lado.

    –¿Por qué los quitas?… Mírame…-tomo mi mentón con sus frías manos y lo redirigió hacia el quedando a pocos centímetros de distancia, la sangre se me subió hasta las mejilla y mi rubor se hizo presente. –Akira…que te ocurre pare que viste a un fantasma……

    –No es nada…-retire mi rostro –es solo que…eres…un……va…vam-me costaba tanto trabajo pronunciar la palabra “vampiro” ,es que parecía tan irreal lo que estaba viviendo.

    –Un vampiro?…–termino mi frase, enseguida se recostó a mi lado con sus largos brazos sosteniendo su cabeza –Mi nombre Sebastian……y tu eres Akira ¿no?

    –Si pero… ¿¡Esto es un sueño?! ¿¡Verdad!? Tiene que serlo……
    –Si fuera un sueño crees que podrías sentir esto……–voltee no se porque. Después de unos segundos reaccione dándome cuenta de que el había tomado mi rostro en ambas manos y habita tocado ligeramente sus labios con los míos. En un beso irrepetible con una luna tan brillante reflejada através de la ventana.
    Fue un beso casi perfecto cuando me di cuenta de que me estaba besando un vampiro…
    –Ya ves que no es un sueño…soy real…
    –Creo…que si estoy despierta………
    –Alguien se acerca!
    Me tomo medio segundo para darme cuenta de que el ya no estaba y de que Yume se encontraba a escasos pasos de mi cama, aún adormilada…
    –¿Qué…ocurre? Akira……estas bien…-bostezo y empezó a tallarse los ojos
    –Claro…en perfectas condiciones…pero con sueño…ya vete a dormir…–no era por correrla pero tenia a un vampiro en mi habitación, en alguna parte, y no quería problemas.
    –Esta bien…–salio de la habitación y pude descansar mis nervios…
    –Sebastian…-murmure y busque con la mirada
    –Si…
    –Hump…–se me quedo un nudo en la garganta al darme cuenta de que estaba sobre mis piernas –¿cómo llegaste ahí…sin que me diera cuanta?
    –Habilidad de Vampiro…–contesto y me dedico una tierna sonrisa
    –¿Quién eres?
    –Ya te lo dije…soy un vampiro y me llamo Sebastian…
    –Bueno…si…pero…mas información no me haría daño…
    –Solo te diré que eres mi prometida…-luego guardo silencio
    –TU…PRO…ME…Tida…-tartamudee
  4. La búsqueda comienza.

    -De que se trata? Vieja Tsunade-

    -También nos enteramos que…Sasuke esta detrás de Su hermano mayor Itachi-

    -Sasuke?-cerro los puños-

    -Hai, esta misión es exclusiva para ti, demo…tendrás un equipo ya que Akatsuki te busca de nuevo-

    -Puedo escoger a los integrantes? vieja Tsunade-

    -No-dijo la Hokage-tu equipo ya esta asignado y llegaran en cualquier momento.

    En efecto al instante tocaron la puerta, Tsunade dio la orden para que pasara, un hermoso cabello blanco se asomo por la puerta.

    -Aa Kakashi-sensei-afirmo con una gran sonrisa el joven rubio-

    -Kakashi estará a cargo de la misión junto con…-no pudo terminar la chica de ojos miel-

    -toc,toc,toc, Pase!-ordeno la persona tras el escritorio.

    Por la puerta entro una hermosa chica de tez blanca, cabello negro que a la luz reflejaba destellos azules y con unos hermosos ojos aperlados.

    -Hinata-san? se pregunto el chico de ojos azulados-

    -Ellos dos serán tu equipo, ya que no queremos llamar la atención-afirmo la güera-

    -Hai-contestaron al unísono-

    -Sasuke…esta vez te traeré a casa-pensó el joven kyubi.

    Al termino de las ordenes de Tsunade, salieron de la oficina y cada uno se fue a su caso por lo necesario para el viaje.

    -Nos veremos en la entrada de Konoha en 20minutos-anuncio el Hatake.

    En la casa de chico naranja

    El joven Kyubi entro a su departamento, tomo su mochila verde y comenzó a meter en ella; ropa y comida para el viaje. Al pensar en la misión, toma la fotografía que se tomo cuando estaba…el equipo completo.

    -Sasuke… no importa como o si muero en el intento, te traeré de vuelta…

    *****Flash Back*****
    -Yo soy Uzumaki Naruto, lo que me gusta es…comer ramen, detesto los tres minutos que tengo que esperar para que este el ramen y mi sueño es convertirme en Hokage solo así me reconocerán-

    -Hola soy Haruno Sakura, etto… la persona que me gusta es…-sonrojamiento-lo que quiero en la vida es…-sonrojamiento-

    -Y que es lo que detestas?-pregunto su sensei-
    -A Naruto!!_respondió de inmediato-

    -Y tu?-volvió a preguntar, señalando al serio de su derecha-

    -Yo soy Uchiha…Sasuke, casi no me gusta nada…, detesto todo y mi objetivo es matar a cierta persona y restaurar mi clan.

    *****Fin del Flash Back*****

    -En los ojos de Sasuke…se veía tanto odio y soledad-comento a susurras Uzumaki-

    -eeh Naruto!!-grito una voz desde la ventana.
    El de ojos azulados dio media vuelta y se quedo a medias de dar una sonrisa.

    -Erosenin!?-dijo sin ninguna expresión alguna-

    -Tsunade me dijo que te vas de misión,
    demo…quiero contarte esto antes de irme-

    -Antes de irte?-repitió un tanto extraño el rubio-

    -Bueno pues…puedo pasar…?-expreso el sanin-

    -Si claro pasa-contesto de inmediato el chico naranja-

    -Naruto!-dijo con voz firme-lo que te voy a decir es algo de suma importancia

    Lo ultimo le sonó conocido, cuando le informaron que su mejor amigo se había ido de la aldea, el ambiente se torno tenso el aire se colaba por la ventana atrayendo consigo las hojas secas de los árboles, no podía más iba a romper el silencio…

    -Es acerca de tus padres…-continuo con una mirada tensa-

    -Mis…padre…?repitió con un tono temeroso el joven-

    -Hai, todos prometimos no decirte nada, pero ya es hora de que lo sepas-

    -Tu sabes quien protegió la aldea frente al ataque del zorro? O no es así?-

    -Fue el cuarto Hokage, uno de los más grandes de toda la historia de Konoha…pero a que viene el tema?-

    -En calida su nombre era Namikaze Minato, uno de mis mejores alumnos déjame decirte-

    -Y que tiene que ver con migo?-insistió-

    -Déjame terminar-suspiro-su esposa era Kushina…

    Entrando por la ventana el hijo del colmillo blanco de Konoha, toma a Naruto rápidamente de los hombros, dirigió a Jiraya una mirada amenazadora y se marcho jalando tras de el a Naruto.

    -Mate…mate Kakashi-sensei-con brazos y piernas, Naruto trataba de zafarse más sus intentos fueron en vano sacándolo del edificio.
    En la mansión Hyuuga

    Hinata se encontraba caminando en las afueras de su hogar, pensando en el hecho de que iba a ir a una misión con Naruto; pero para su sorpresa una figura muy conocida estaba parada en la entrada de su casa.

    -Neji-kun!?-dijo sorprendida al verlo-

    Trato de evadirlo, pero este era muy insistente.
    -Tengo que hablar con tigo Hinata-sama-dijo con mirada firme el portador del Byakugan-

    -Gome Neji-onechan, tengo una misión-respondió-

    -Con…Naruto-completo acertadamente el joven de ojos aperlados-

    -H…Hai-dijo temerosa –con tu permiso.

    La Hyuuga dio un paso más pero se detuvo ante las palabras de su primo.

    -Hinata-sama, no te pongas así por una persona como Naruto, el no es una persona capas de hacer algo además tu no tienes un futuro con el-frunció el seño-

    Te…equivocas Neji-respondí con la cabeza baja pero con firmeza en sus palabras-tal vez yo no tenga un futuro con el, demo… el si tiene un futuro ya que es…capas de cambiar a las personas. como lo hizo…contigo-se marcho sin decir una palabra más-

    Al oír aquella respuesta solo observo como se alejaba su prima en el interior de la mansión.

    -Hmp-bufo el Hyuuga-es cierto, y no solo a mi…
    verdad Hinata-hizo una breve pausa-pero no creas que te dejare sola con el-dijo para si mismo.

    Todos se encontraron puntuales en la entrada de Konoha, se miraron entre si y partieron en su búsqueda.

    -Ten encontrare-dijo determinado como ultimo el Uzumaki.

    *****************************
    Espero que sea de su agrado jeje:saltarin:
  5. [FONT=&quot]La decisión de toda una vida[/FONT]
    [/center]
    Sasunaru:rosa:



    *Después de que Sasuke abandono la aldea y varios años después casi todo regreso a la normalidad…

    -Naruto-Kun-gritaba una chica de ojos aperlados-Na…Naruto Tsunade-sama te esta buscando-

    -Arigato Hinata-chan- diciendo esto y apunto de irse a la oficina de la hokage; fue detenido por una mano suave pero tímida.-

    -Hinata?- se pregunto el Uzumaki-

    -Naruto, eto…Tsunade -sama me pidió que no te dijera nada, demo… yo creo que es importante… para ti-finalizo-

    -Que sucede?-pregunto con inquietud-

    -Es sobre…Sasuke-Kun-

    Al finalizar la respuesta la reacción del Joven kyubi solo fue poner sus manos en los brazos de la Hyuuga y comenzarla a agitar fuertemente de atrás hacia adelante con gran fuerza.

    -Que ocurre con Sasuke? Lo han encontrado? Dime lo que sepas!! Hinata!!-

    -Na…Naruto-Kun me lastimas-respondió en voz queda-

    -Gomes, Hinata-san-dijo con la mirada baja el ojiazul-

    -Esta…bien solo ve con Tsunade-contesto un poco tartamuda-

    La Hyuuga da media vuelta y se marcha con unas pequeñas perlas transparentes en sus ojos

    -Hinata!!!!-trato de detenerle el rubio-

    Por las casas se ve a una kunoichi saltando a toda velocidad en los tejados mientras ella va muy adentro de sus pensamientos.

    -Hace algún tiempo cuando fuimos pequeños…

    ******flash back******

    -Naruto-kun-decía una voz tímida detrás de un poste de madera-

    -Hinata?-pregunto un tanto dudoso de que fuera ella-

    Como era de esperarse la pequeña Hinata salio detrás de aquel poste de madera.

    -Da lo mejor de ti- dijo la Hyuuga con una sonrisa dibujada en su rostro, entregándole al mismo tiempo una bola de arroz con la cara del Uzumaki en esta-

    -Hai, Kyaa ya es tarde mi pelea es la primera-

    -Nos vemos Hinata!!- se escucho a lo lejos-

    Esta al ver a su adorado alcanzo a notar que le estaba sonriendo.

    -Te estaré apoyando-contesto en murmullos con la misma expresión.

    ******fin del flash back******

    -Naruto…sonreía-dando termino a la oración pero a sus lagrimas el comienzo.

    Mientras tanto en la oficina de la Hokage…

    -Shizune!!-grito la rubia tras el escritorio-

    -Hai, Tsunade-sama-contesto a la orden-

    -A quien mandaste por Naruto?-pregunto la sanin de la hoja-

    Al momento entro un chico con traje naranja, hiperactivo y gritón.

    -Vieja Tsunade!!Ya tienen información de Sasuke? Donde esta? Cuando partimos?

    -Eto…-pensaba Shizune con una gotita estilo anime en su nuca-

    -Quien te crees que eres para irrumpir en mi oficina y hablarme, no más bien gritarme de esa manera!!-grito con un tono tan amenazador que sus venas resaltaban a la altura de las sienes y en sus puños por tan apretados que estaban-

    -Que…Que ocurre vieja Tsunade, pa…para que me mando llamar-respondía ante tal agresión y con temor a que se repitiera.

    En la mansión Hyuuga.

    La chica de ojos aperlados entro por una de las puertas con vista al jardín para evitar que alguien notara su presencia y el hecho de que estaba llorando.

    -Pobre de…Naruto debe de estar sufriendo mucho-dijo mientras sollozaba la poseedora del Byakugan-

    Solo pasaba por sus pensamientos a un niño rubio muy feliz jugando con su mejor amigo perteneciente al clan Uchiha.

    -Por esa persona…el lo dio todo- se decía a si misma la peliazul-

    Un ruido la saco de sus pensamientos....

    -Quien es?-respondió ante el sonido de la puerta-

    -Al parecer ya llegaste-anuncio aquella voz tras la puerta-

    -Perdón por no haber avisado…Neji-kun-

    Para su desgracia Neji nota aquel tono de voz tembloroso en ella

    _Puedo hablar con tigo un momento?-pregunto sin respuesta el ojiperla-

    La chica Hyuuga se queda sin habla ante aquella pregunta.

    -Hinata-sama?-volvió a preguntar-

    -No…no puedes-contesto en voz queda-

    -¿…?-reacciono el joven de ojos color perla

    Este se quedo pensativo ante aquella respuesta tan ilógica para el, puesto que un No para el por pare de su prima era extraño.

    -Es que…no estoy presentable-afirmo con voz temblorosa-

    Con esta respuesta todas sus dudas se aclararon tomando acción de inmediato.

    -No puedo hacer nada por el-se dijo ya mortificada-

    Se escucha un ruido tras de ella, da media vuelta lentamente, pero no había nadie se acerco para cerrarla puerta del jardín dio un gran suspira y al regresar la mirada.

    -Neji-kun?-hablo en voz queda pero sorprendida colocando su mano derecha delante de su boca, reprimiendo así el sonido de sus palabras.

    Hinata-sama? pregunto con voz seria el Hyuuga-

    ¡…!-No contesto así que bajo la mirada hacia el suelo-

    El silencio se apodero de la habitación, un silencio profundo que se hizo eterno

    -Quien te hizo llorar? dijo el joven Hyuuga-

    -Nada, no tengo nada-contesto con nerviosismo tratando de evadir la pregunta-

    La hermosa cabellera azul rey fue lo ultimo que se vio después de que ella salio por la puerta del jardín, corriendo lo más rápido que podía.

    -Lo repetiré una vez más, quien te hizo eso?-Pregunta nuevamente el Hyuuga frente a ella

    Pero con un movimiento de pies pudo esquivarlo y seguir con su camino.

    -Que… movimiento…fue ese?-se pregunto el genio de Konoha mientras veía como se alejaba la heredera de la rama principal.

    _Perdóname…!!-Grito a lo lejos la tímida Hyuuga.

    Regresando con la Hokage

    -Naruto!!-grito la hokage-tenemos noticias de Akatsuki.

    El chico kyubi se quedo en silencio ya que … no era lo que el quería escuchar.

    -Naruto tu misión es rango "S"-dijo la adicta al sake

    Por una pequeña letra cambio el semblante del Uzumaki

    _De que se trata? vieja Tsunade-pregunto con una voz muy madura




    **************************************************
    Espero que les guste, di mi mayor esfuerzo en ella pero no se crean aun no termina jijiji:saltarin: