[​IMG]




















[​IMG]


















[​IMG]





















[​IMG]

















[​IMG]


















[​IMG]












Y a
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Bueh... Ahora es tan complejo estar en Cz. Casi ni puedo. Mi compu estaba mala, me va un poco mal en la escuela... ¿Qué hago? DDD:

    Tengo muchos buenos amigos aquí en CemZoo. Y no quiero desconectarme de ellos, por ello, haré esta entrada. Espero que alguno de mis friends la lea. ;_________; Se que parece apresurado, pero esa es la razón: no tengo tiempo.

    Correo Electrónico:
    you.and.i_boom@hotmail.com

    Facebook:
    Helen Patricia Santana Guerrero

    Twitter:
    @HelenGoddess

    DeviantArt!:
    HaradaKaori

    Es todo por ahora. Me marcho... ;____;
    a Hiyorin le gusta esto.
  2. Me gustas




    Lo miró insistente, haciendo un mohín con la boca en señal de desapruebo. Un leve sentimiento de hastío comenzó a impregnar el lienzo de su mente, pero el rostro del joven no difuminaba la sonrisa llena de inocencia y suavidad.

    —¿Si te digo que eres feo?

    —Me gustas.

    —¿Si te digo que eres asqueroso?

    —Me gustas.

    —¿Si te digo que... estás gordo?

    —Me gustas.

    —¿Si te digo que me jodes demasiado?

    —Me gustas.

    —¡¿Si te digo que eres un inmaduro?!

    —Me gustas... mucho.

    La joven pensó por unos momentos con gesto inescrutable. No sabía si sentía fastidio o ternura iracunda; simplemente era muy difícil averiguarlo. Por una parte era bastante molesto que él insistiera tanto, pero justo por eso era muy dulce, ya que probaba que realmente la amaba.

    —¿Y si te digo que... me gustas?



    Fin~



    Un Crack!Fic. xD Dedicado al NaruSaku. <3
    a Hiyorin le gusta esto.
  3. Bueno, en primera: hola xD, en segunda, quiero decir que a veces pierdo la cuenta de los animes que debo/he ver/visto D: por lo que haré una entrada para que no se me olvide (?) xD.

    Los que vi:

    1-) Sasameki Koto.
    2-) Card Captor Sakura.
    3-) Maria+Holic.
    4-) Candy Boy.

    Los que debo ver:

    *) Inuyasha.
    *) Junjou Romantica (a ver qué me parece :L)
    *) Kuroshitsuji.
    *) Soul Eater.
    *) Fairy Tail.
    *) Naruto Shippuden. (Ep. 173)
    *) Full Metal Alchemist.
    *) Erementar Gerad.
    *) Death Note (LOL).
    *) ToraDora.
    *) Slayers.
    *) Mahou Sensei Negima.
    *) Vampire Knight.
    *) Samurai X.
    *) Shaman King.
    *) Ranma 1/2.
    *) Ikkitousen (es un pelín pervert, pero no creo que sea muy malo, ¿o si?)
    *) Kiddy Girl-and. :3
    *) Yu-Gi-Oh! (Ep. 25)
    *) Shugo Chara!
    *) Monochrome Factor. (LL (Ep. 6)
    *) Kenichi.

    Gracias a Dios se me ocurrió esto. Sé que son muchos, pero hay un consuelo: El 80% no tienen más de 30 caps. :geeeex: xD

    Si me quieren recomendar algun anime que no esté aquí (y que sea corto) me dicen, plis. :3 Un yaoi no me vendría mal. (L~

    ¡Adiós! :rosa:

    PD: Los que están en negritas son los que estoy viendo. :amén:
  4. [​IMG]



    Sólo una mucama.

    Era una noche común y corriente: el viento entraba por su aún abierta ventana, los grillos componían su melodioso canto, el frío de la oscuridad se hacía presente… Pero sobretodo, reinaba el silencio por parte de las personas.

    Un moreno de piel nívea, alto y de luceros azabaches se encontraba sentado en el sofá de su sala, mientras veía la monótona caja eléctrica, donde había canales sumamente aburridos.

    La apagó y se dirigió a la cocina para comer algo. Él simplemente había experimentado el domingo más aburrido de su vida. Sacó del refrigerador un paquete de ramen, seguido de colocarlo en el microondas para después sincronizar el tiempo a treinta minutos.

    Era evidente que el paquete se la había pasado la noche anterior en el congelador. Él simplemente se movió hacia el sofá nuevamente, pero esta vez, para leer. En ese segundo, sonó el timbre de su apartamento.
    No se inmutó, pero se sintió fastidiado.

    Volvió a ascender de su lecho para caminar hacia la entrada, abriendo la puerta para después encontrarse con una figura femenina muy sutil y esbelta. Delicada a la vista. Él sólo elevó una ceja sobretodo al divisar el escote de la joven.


    —Hola Sasuke-kun. Vine a… —pero ella no pudo finalizar la frase, porque fue interrumpida por el masculino de la escena.

    —Sí, ya sé. Vienes a limpiar la pieza —habló con autosuficiencia, haciéndose a un lado para dejar que ella pasara—. Adelante.


    Después de agradecer, ingresó totalmente para contemplar el no muy sucio departamento. Se notaba que el joven era bastante organizado, por lo que ella no debería actuar mucho en el lugar.

    Empezó a despolvar, barrer y a hacer cosas que se suponía que una mucama haría. Una vez terminada su acción, se preparó para salir del lugar; pero antes, se le cayó un trapo en el suelo, el cual se dedicó a levantar y en ese segundo resbaló con una de las hebras del trapero.

    Para su suerte, aterrizó en las piernas duras y masculinas del Uchiha, quien le devolvió una mirada interrogante. Ella sintió vergüenza; tanta que se sonrojó. Pero se limitó a ascender rápidamente, pidiendo disculpas.


    —P-Perdón, Sasuke-kun… Fue m-mi culpa. ¡Me retiro! —exclamó. Pero su recorrido no duró mucho, ya que el sujeto la tomó por el brazo, volteándola para verla a los ojos. Su mirada era tan penetrante que una descarga eléctrica recorrió su espina dorsal.


    Pero ella era Ino Yamanaka. No sería la pasiva. Devolvió una mirada lujuriosa a su compañero para después sentarse en sus piernas, a lo que él se inmutó levemente. La fémina empezó a hacer círculos con el dedo en el pecho del hombre, mientras él aún no sabía nada de lo que pasaba con ella.


    —Dime, Sasuke-kun… ¿Por qué me detuviste? —encuestó ella con la menor inocencia del mundo.

    Dirigió su vista, clavando su mirada en la de él. Ambas colisionaron y él tardó en responder.

    —Quería saber por qué te ibas —contestó chasqueando la lengua. Su indiferencia era mucha, pero no duraría por mucho.


    Ella simplemente rió con cinismo ante aquella pregunta. Lo que tramaba sería genial. Quizás bueno para ella y bueno para él… Pero ¿bueno para la novia de Sasuke?

    Ella lentamente fue quitándole la camiseta azul de gimnasio al chico; él sólo quedó impresionado por el acto de la fémina. Ella contempló el torso firme del chico, se quedó sin aliento y suspiró.


    —Oye, ¿qué ha…? —pero no pudo concretar, porque ella se encontraba besándolo.


    Al inicio, el beso fue todo menos correspondido. Él trataba de quitársela de encima con la mayor delicadeza posible. Pero ella estaba aferrada a él con las uñas, así que era imposible. Simplemente se dejó llevar.

    El beso era tranquilo, lento, romántico… Era simple tensión. Pero después, el contacto se hizo más brusco por parte de ella. Integraba su lengua a la boca de su compañero, inspeccionándola completamente; probando aquel sabor que tanto le gustaba.

    Él aún se encontraba sentado en el sofá. Ella yacía con las piernas separadas sobre su regazo. Alimentándose de él y de su boca; Sasuke no podía hacer nada porque… incluso él lo disfrutaba.

    Inconcientemente colocó sus manos en la cintura de la chica, aprisionándola. Ambos rebuscaban y jugaban con sus lenguas. Al inicio, todo era juego.
    Después, Ino se levantó, guiando al inexperto a la cama de su habitación. En ese instante, Sasuke supo que empezaría la función.

    Lentamente ambos cayeron sobre el colchón. Uchiha empezó a besar sutilmente el cuello de la chica. Su piel era tan nívea, tan suave… Era todo un banquete. Además de que olía exquisito.

    Ella sólo gemía y sentía fuertes latigazos de descarga eléctrica recorrer su espalda. Pero los gemidos de la femenina sólo excitaban más al masculino de la escena. Besó con más pasión y mordió el labio inferior. Ambos sentían como un extraño calor se alojaba en sus vientres.

    Comenzó a rozar con lentitud y gracia cada parte del cuerpo femenil, sin dejar un solo poro sin ser tocado. Porque sí… “Tocar” era la palabra dominante en ese instante.

    Sasuke pensó que ya no le sería útil seguir jugando; claro que él odiaba lo inútil. Comenzó a retirar la blusa celeste de la chica, dejando ver un sostén blanco de copa con tirantes.

    Acarició sus hombros para luego ir descendiendo sus manos por sus brazos —que provocaba que los tirantes del sostén fueran descendiendo—, dejando a la vista dos no muy grandes pero firmes pechos con pezones rosados y erectos.

    Al principio, empezó a jugar con ellos; haciendo círculos a su alrededor, pellizcándolos con suavidad…
    Ella gemía y sentía una calidez subir a sus mejillas. Le daba vergüenza estar así enfrente al Uchiha. Pero él lo disfrutaba bastante.

    Pero después, Sasuke adentró el seno derecho de la fémina a su boca, para empezar a lamerlo y chuparlo.


    —Más, más… —rogaba Ino desesperada, sintiendo como la excitación de sus pechos se conectaba con su intimidad. Sasuke sólo lamía con más rapidez y fuerza. Mordiendo, sorbiendo, lamiendo… Se sentía un ardor en su entrepierna que lo hacía excitarse más.


    En ese instante, Ino se retiró la falda, al igual que el Uchiha se había quitado todos los demás ropajes. Ya estaban totalmente desnudos; Ino encima de Sasuke. Ella tomó el miembro erecto del chico, el cual tenía una erección palpable.

    Comenzó a acariciarlo de arriba hacia abajo; a vivirlo. Esto hacía que Sasuke soltara ásperos quejidos de placer. En un momento, ella adentró el sexo en su boca, hasta su garganta y empezó a otorgarle más placer a su amado.

    Lo entraba y lo sacaba, llevando hacia el delirio al joven; hasta que mordió la punta con delicadeza, haciendo que Sasuke exclamara el nombre de su atacante. Ella comenzó a masticar y mordisquear la punta del miembro intermitentemente.

    Él sólo se maravillaba al notar a lo que era capaz de llegar Ino. Sin embargo, aún le quedaba un largo camino que recorrer.

    Después de unos segundos, él la volteó, tomando las riendas del asunto. Bajó su cabeza para comenzar a sumergir su lengua en la pequeña intimidad de la chica, provocando gemidos que lo excitaban más y más. Ella, por su parte, sentía como cada uno de sus sentidos se hacían ciegos por la culpa del Uchiha.

    Él era el único que la hacía vivir esa sensación.

    Ino colocó sus manos en la cabeza del chico, incitándolo a seguir con su actual trabajo. Se estimulaba con cada lenguetazo que le atinaba su amado. Ella sonreía con cinismo para sí misma.

    Pero en un segundo, ella sintió como él dejaba salir su lengua de la caverna femenina; la observó a los ojos. La Yamanaka era una ninfómana en ese instante, él sólo le seguía el juego.

    La miró. Ella sólo reflejaba placer en sus pupilas mientras lentamente abría sus piernas recalcando su flexibilidad y dejando ver el sexo mojado de su propiedad. Sasuke por su parte, la tomó por el cuello con suavidad y la besó.

    Se dispuso a hablarle en silencio.


    —¿Crees que es lo más indicado? —susurró, mientras permanecían ambas frentes unidas. Ella asintió para después justificar.

    Abrió sólo un poquito más sus extremidades, mientras el Uchiha se preparaba para penetrarle; pero él aún seguía con la duda.


    —Hazlo, Sasuke-kun —exclamó con los ojos cerrados con fuerza. Sabía que la entrada dolería muchísimo. Pero tener al Uchiha dentro de ella era su mayor deseo.


    Con cuidado y sutileza, Sasuke se adentró en ella haciendo que la misma experimentara una sensación de dolor que nunca había sentido en su vida. La pupila de Ino se dilató, expandiéndose…
    Pero Sasuke sintió que no podía pasar más. ¿Por qué? La chica aún era virgen.

    Él la miró; ella sólo asintió con el entrecejo levemente fruncido.

    Así, el joven dio un “empujoncito” para terminar de entrar y romper el himen que lo separaba de su placer. Ino gritó al sentir que ya no era la de hace unos segundos. Dos lágrimas corrieron por la comisura de sus ojos.
    El moreno acarició los pechos de la chica y la besó con dulzura, buscando calmarla. Algo que funcionó muy efectivamente.

    Después de unos segundos de silencio, la chica pudo acostumbrarse a la estadía del chico dentro de ella, íntimamente hablando. El problema era que su amigo era tan grande… Y ella tan estrecha… Le sería muy difícil a Uchiha manejar la situación.

    Con cuidado, fue moviéndose dentro de ella. Era un vaivén continuo de sensaciones indescriptibles para la rubia. Las embestidas fueron más agresivas de lo normal y ambos empezaron a estar extasiados. Sentían ardor en común e Ino un poco de dolor, pero más placer.

    Pronto, las embestidas del Uchiha se hicieron ásperas y violentas; más rápidas. Haciendo que Ino soltara gemidos fuertes y jadeos que incluso se oían en la sala. La fricción y el rozamiento eran los mejores amigos en ese instante.

    Un brío se acumuló en ambos seres sudorosos cuando el clímax estaba a la vuelta de la esquina. Un sonrojo inundó las mejillas de la fémina, y una sonrisa cínica se hizo presente en su perfil cuando se dio cuenta de que el orgasmo ya llegaba.

    Llegó el momento de mayor placer en el que la chica gritó el nombre de su azotador.

    —¡Sasuke-kun! —así el chico llenó a Ino de él, soltando una sustancia blanquecina. Ambos jadeaban y sus respiraciones eran agitadas. Se sentían los aires de lujuria mientras desaparecía.

    Él la besó nuevamente con pocas energías y se acostó a su lado, a esperar lo que pasaría al día siguiente.

    _____________________________________

    Despertó desnudo sobre su cama. Miró a todos lados con la vista medio borrosa. No podía creerlo: ella se había ido. Era claro que aquello pasaría; pero no de aquella manera. Nuevamente empezó a anhelar el cabello rubio, los pechos…

    ¿Qué más daba? De seguro lo visitaría otra vez en la noche. Después de todo, ella era sólo una mucama.


    OOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    ¿Qué tal? ¿Patadas? ¿Golpes? ¿Críticas? Espero que les haya gustado.
    Dedicado a AlexA y a GaByAkUgAn, porque me hacen reir harto. xD Y a mi vecinita Tsubaki que ama el SasuIno, aunque no le gusta el lemmon. :rolleyes: