:D hola y bienvenidos sean a mi blog
gracias por esta visita
y lean mis fin
+*la cancion que nos unio*+
+*lo que nos unio...¿un bebe?*+
y mi one- shot
**lo que tu provocaste me condujo al amor**
lestad​
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Tal vez era el destino era el que los había ayudado, ya que encontraron rápido el choche del demonio, no había mucho trafico y justo a unos cuantos kilómetros encontraron un bello hotel, ahora el botones los estaba llevando a su habitación.
    Sesshomaru no apartaba la vista de Kagome, mientras que ella le sonreía, cuando llegaron al cuarto, Sesshomaru le dio propina al botones y cerró la habitación tras ellos.
    Kagome estaba admirando la habitación cuando Sesshomaru la abrazo por detrás, la apretó tanto que pudo sentir como su miembro rozaba su trasero, si que estaba muy desesperado.

    —Te quitare la ropa—Dijo Sesshomaru pasando sus manos por el ombligo de la chica.
    —No hay prisa—Dijo ella zafándose de los brazos de él.

    Ella se giro y comenzó a besarlo siendo correspondida por el demonio, el abandono su cintura y bajo las manos hasta llegar a sus glúteos, los apretó ligeramente y luego sujeto una de las piernas de la chica, ella se impulso y se monto sobre el demonio, la intimidad de ella rozaba de una forma cruel el miembro del demonio, el cual aun estaba protegido por la ropa.

    — ¿Trajiste algún preservativo?—Dijo Kagome mientras rompía el beso.
    —Al diablo con los preservativos.

    La llevo hacia la cama, donde la tumbo suavemente.

    —No hay tiempo para preocuparse por eso, te necesito.

    Sesshomaru se quito el saco y la camisa, Kagome lo admiraba desde la cama, ella aprovecho para quitarse los zapatos y dejarlos por ahí.

    —No esperes que sea amable.
    —No te preocupes, no espero amabilidad por tu parte.

    Sesshomaru se deshizo de sus pantalones quedándose solo con su bóxer, en cuanto a Kagome ella aun llevaba su vestido, Sesshomaru se inclino sobre ella y beso su cuello, luego bajo hasta el primer botón del vestido, lo desabrocho uno a uno, hasta llegar al ultimo, Kagome se quito el vestido y lo tiro a un lado de sus zapatos.

    —Así que aun llevas el conjunto de encaje.
    —Me gusta el encaje.
    —hubiera preferido que no tuvieras nada debajo del vestido.
    —Eres un pervertido.
    —Solo contigo.

    Kagome se sentó en la cama, y estaba por quitarse el sostén, cuando las manos de Sesshomaru se le adelantaron, quitándoselo, su cabello cubría sus senos ya desnudos.

    —Ahora estamos iguales—Dijo Sesshomaru refiriéndose a que tanto ella como él solo llevaban puestos una pieza de ropa interior.
    —Dejemos de hablar.

    Sesshomaru beso a la chica apasionadamente mientras la sujetaba por la cintura, ambos sentados en la cama, el demonio la acerco más hasta el punto en que ella estaba sentada sobre el regazo de él, se daban un beso tas otro, primero con ternura y luego con desesperación.

    —Entiendes que después de esto, no habrá vuelta atrás—Dijo Sesshomaru.
    —Lo se muy bien.
    —Serás mía y yo tuyo.

    Kagome gimió ya que sintió como el miembro de Sesshomaru estaba topado con su centro.

    —Tranquila aun no estoy dentro de ti y ya estas gimiendo.
    —No es mi culpa que tu cosa esta tan necesitada.
    —Si es tu culpa, tú lo provocas.
    —Así que yo lo provoco, bien.

    Kagome abrazo a Sesshomaru, y este se estremeció al sentir los suaves senos de la chica sobe su piel, pero aun más cuando sintió como ella movía sus caderas y se frotaba contra su miembro, primero era despacio y luego fue subiendo el ritmo.
    Sesshomaru estrujaba el pequeño cuerpo de la chica, mientras que disfrutaba la pequeña estimulación que ella le estaba dando.

    —Mis bragas están mojadas—Dijo Kagome deteniéndose.
    —También mi bóxer.

    Kagome se quito sus bragas y las tiro, Sesshomaru la miro, ella estaba completamente desnuda ante él, era lo más bello que había visto, era absolutamente hermosa.

    —Eres muy bella.

    Una lagrima rodo por su mejilla derecha, Sesshomaru se acerco a ella.

    — ¿Por qué estas llorando?
    —Por favor, sólo por esta vez finjamos que nos queremos, que somos una pareja de novios que quiere saber que es tener sexo con la persona que le gusta, por favor.
    —No solo quiero tener sexo Kagome, quiero todo de ti, de nada me sirve poseer tu cuerpo, si no tengo tu corazón.

    Kagome coloco su cabello hacia atrás, dejando a la vista sus hermosos pechos, Sesshomaru no dudo en tocarlos, su piel era suave y tersa.

    —Tu piel es tan blanca y tan suave.
    —No dejaras de avergonzarme.
    —Eres solo mía, Kagome Lambert.

    Kagome sintió como el lamia uno a unos sus pechos, jugaba con ellos, los mordisqueaba, los chupaba, ella solo mantenía los ojos cerrados, no es que no lo disfrutara, pero tenia demasiada vergüenza como para mimarlo a la cara.
    Sesshomaru dejo sus pechos y siguió por su cintura, beso su abdomen, y se abrió paso entre sus piernas, llegado a su objetivo, Kagome gimió al sentir como sus dedos penetraban su centro, por que negar que le gustaba, le encantaba y aun más por ser él quien la este tocando, por un momento pensó en como seria mañana, pero no le importo, solo sabia que ahora estaba envuelta en tanto placer que no tenia tiempo de pensar en otra cosa que no sea Sesshomaru Taisho.

    — ¿Lista?

    Kagome miro al demonio, estaba ya sin el bóxer.

    —Estoy lista.

    Kagome se recostó en la cama y Sesshomaru se puso sobre ella, le abrió las piernas y se puso en medio de ellas, roso su miembro en su entrada, en ese momento ambos experimentaban oleadas de pasión, el momento de pertenecerse el uno al otro por fin había llegado y sin más él introdujo su miembro en ella, penetrándola.
    Kagome grito, hacia ya bastante tiempo que no había tenido relaciones así que le dolía un poco, él se quedo dentro de ella por unos minutos luego fue saliendo y entrando en ella, Kagome clavaba sus uñas en la espalda del demonio.

    — ¡Deprisa! ¡No te detengas! —Gritaba Kagome dejándose llevar por el placer que sentía en esos momentos.

    Sesshomaru aumento más las envestidas de su penetración, no sabia que hacia más ruido, si los gemidos elocuentes de Kagome o la maldita cama que rechinaba con cada envestida, Kagome lo miro, el estaba viendo hacia sus pechos, así que se alzo un poco, lo suficiente para que sus pechos estén al alcance de él.

    —Deja de mirarme los pechos.
    —No puedo evitarlo, son muy grandes.
    —No que conocías más grandes.
    —Mentí, los tuyos son grandes.

    Kagome gimió cuando Sesshomaru se hundió más en ella, de una forma tan salvaje que incluso le pareció muy graciosa, él la penetraba mientras mordía uno de sus rozados pezones.

    — ¡Más Sesshomaru!

    El aumento más el ritmo, haciendo que la mendiga cama sonara más y más, el clímax llego, pero eso no hizo que se detuvieran.

    — ¡Sesshomaru! —Gritaba Kagome aferrándose a el.
    — ¡Kagome! —Grito el demonio mientras sujetaba a la chica.

    Sesshomaru la sentó sobre él para ser más profunda la penetración, de nuevo beso sus pechos y los mordisqueaba, con forme las horas pasaban él ya había perdido la cuenta de cuantas veces se había derramado en ella, eso no le importaba, era tan satisfactorio estar adentró de ella, sus gemidos hacían que se volviera loco, amaba cada parte de su cuerpo, cada rincón beso y mordió.

    —Kagome.
    — ¿Qué pasa?
    —Cambiemos de posición.

    Sesshomaru iba a sacar su miembro de ella, pero ella lo detuvo y rápidamente lo coloco sobre la cama y ella siguió con el trabajo, levantando su trasero una y otra vez, ahora Sesshomaru era él que observaba desde abajo, como el majestoso cuerpo de la chica era iluminado ahora por los primeros rayos de la luna.

    —Ya es de noche—Dice el demonio al oído de la chica.
    —Si—Dice Kagome algo cansada.

    Sesshomaru entrelazo sus dedos con ella, ayudándola a impulsarse para que la penetración sea mejor, una y otra vez lo hicieron, hasta que ella callo rendida.

    — ¿Cuántas veces me derrame dentro de ti? —Pregunta Sesshomaru.
    —No lo se, si te preocupa eso mañana voy con la doctora para que me de algo.
    —No es eso.
    — ¿Entonces que es?
    —No quiero que te embaraces.
    —No lo hare, no te preocupes.

    Sesshomaru busco el rostro de Kagome y la beso, una u ora vez.

    —No es que no quiera un hijo, pero aun no es tiempo—Dice Sesshomaru.
    —Yo no quiero darte problemas.
    — ¿Le llamas problema a un hijo?
    —No es eso.

    Ella se sentó en la cama, no quería volver a sufrir lo mismo, ya había perdido a uno, no quería volver a pasar por otro aborto.

    — ¿Qué te ocurre? —Dice Sesshomaru sentándose a lado de ella.
    —Tu dijiste que lo sabias todo.
    —Así es—Dice el demonio abrazándola por la cintura—Se que es lo que te orillo a ser la esclava de un demonio.
    — ¿Cómo es que lo sabes? —Pregunta la chica mirándolo.
    —Por que yo te conozco desde que tenías 10 años.

    Continuara…
  2. [​IMG]



    Aparto su mano solo para besarla de una forma brusca, la joven se resistió, pero al sentir su lengua entrar en su boca, su cuerpo se movió solo, correspondiéndole y aferrándose al cuerpo masculino, ambos cayeron al suelo, Kagome enzima de el, ambos se miraron.

    — ¿Tanto es tu deseo de poseerme? —Pregunto ella mientras se sentaba en su hombría— ¿tanto es tu deseo? —repitió mientas se movía enzima de este, sintiendo como el miembro de Sesshomaru gritaba por salir de su escondite.
    —Como no tienes idea—dijo mirándola.
    — ¿Te gusto? —dijo mientras cerraba sus ojos y seguía su labor de excitar al demonio.

    Sesshomaru se sentía torturado, esa mujer era única, quería poseerla cuanto antes, quería sentirla y quería que ella lo sintiera, solo era sexo, nada mas, por que la Kagome que alguna vez amo, se había ido para siempre, pero no podía esconder la atracción que tenia hacia ella, no podía mas, su sangre la aclamaba mas que nunca.

    —Cállate—dijo el mientras hacia que Kagome estuviera bajo el.
    — ¿Qué acaso no te gusto mi pequeña estimulación? —dijo mirando hacia en medio de sus entrepiernas de el.
    —Ahora me toca a mi—dijo Sesshomaru mientras introducía sus manos en la aparte de abajo del vestido de la chica.

    Kagome sentía como las manos del demonio recorrían sus piernas, entrepiernas hasta llegar a su objetivo, su intimidad, la cual estaba protegida por su ropa interior, el simplemente la arranco y la tiro a un lado, haciendo que ella soltara un gemido, ya echo esto, el procedió a frotar su intimidad, Kagome gemía mientras miraba como el le daba tal placer, cuando Sesshomaru sintió los fluidos de ella salir, se dispuso a sacar su miembro bien erguido y la penetro sin demora alguna, haciendo que Kagome gritara estrepitosamente, tapo su boca con una de sus manos y siguió entrando en ella duramente, una y otra vez, aparto su mano de su boca y bajo hasta llegar a los pechos de ella, primero los acaricio por enzima de la tela sin dejar de penetrarla, y luego cansado del acto desgarro la tela del vestido dejando a la vista los bien formados pechos de la joven, paso su lengua en cada uno de ellos, haciendo que Kagome gimiera, el ritmo se elevaba mas a cada minuto, hasta el punto que los dos ya no supieron si en realidad estaba sucediendo aquel acto tan placentero para ambos, el se aferraba a ella y esta también hacia lo mismo, colocando ambas piernas en las caderas del joven haciendo la penetración mas profunda.

    —Ahora dime si te gusto—dijo el joven.
    —No me gustas—dijo ella riendo.

    El salió de ella bruscamente haciendo que la chica gimiera y lo mirara con una sonrisa en sus labios, el se sentó apoyando su espalda en el muro.

    —No me dejaste terminar—dijo ella acercándose a el.
    —No me interesa escucharte—dijo ignorándola.
    —Pero no dijiste lo mismo cuando gemía tu nombre hace rato.

    El la miro, ahora ya están a una distancia imprudente, ella se acerco al oído del vampiro.

    —Me estas torturando—le dijo ella.
    —No era lo contrario—le dijo el.

    Ella lo miro, estaba en medio de sus piernas de el, haciendo que el demonio se diera cuenta y también que oliera que ella estaba excitada aun.

    —Ahora sabrás que es torturar, Kagome.

    Dicho eso, en un movimiento brusco, la tomo por la cintura e hizo que estuviera mirando el muro, tomo las muñecas de la joven y las puso sobre la cabeza de ella, impidiéndole moverse.

    — ¿Y que harás para torturarme Sesshomaru?

    No espero respuesta alguna, de repente sintió como el le alzaba el vestido por detrás y de un momento a otro la penetro, ella solo alcanzo a gritar, mientras sentía el cuerpo de Sesshomaru aplastándola contra el muro.
    ------------------------------------------

    vayan al fink ahora que no acaba aqui.... ^^^
  3. [​IMG]
    Sesshomaru observaba cada movimiento de ella, podía ver que estaba sonrojada y que con torpeza se quietaba el kimono, ahora estaba totalmente desnuda, estaba dándole la espalda, y sus cabellos ocultaban su trasero, solo se podía ver sus piernas largas y bien torneadas.

    -ya-dijo ella con vos temblorosa.
    -ahora vírate y entra al baño.
    -está bien.

    Kagome se viro y con ambas manos tapaba sus pecho, dejando al descubierto su sexo y su figura bien formada, camino a paso lento hacia el baño, cuando paso junto a sesshomaru sus nervios se incrementaron mas, entro a la tina, donde ya se encontraba el agua caliente.

    -iré a buscarte ropa-dijo el yéndose.

    Kagome suspiro, se sentía aliviada por no ver esos ojos dorados, que la deseaban, se apresuro a bañarse, luego de unos minutos, el no regresaba por lo que decidió salir y tomo una toalla y se cubrió y con otra comenzó a secarse el cabello.

    -¿listo?

    Ella se sonrojo al ver a sesshomaru en el umbral del baño, mirándola.

    -sí.

    Él le dio un kimono blanco, ella se voltio y se coloco, luego de unos minutos ella salió del baño cerrando la puerta, sesshomaru se sentó en la cama.

    -ven aquí-dijo sesshomaru apuntando a sus piernas.

    Kagome lo obedeció y se sentó en sus piernas de él, sesshomaru tomo la toalla y comenzó a secarle el cabello a kagome, hubo un silencio incomodo, pero fue roto cuando kagome ya no sintió la toalla en su cabello, no se atrevía a voltear porque sabía que si lo hacia se encontraría con los ojos dorados, pero sintió como el apartaba su cabello sobre su hombro derecho de ella, y seguido sintió como el besaba su cuello, kagome no pudo evitar soltar un gritito, pero sesshomaru ni se inmuto y siguió besándola, kagome realmente estaba muy sonrojada y aun mas cuando el bajo un poco el kimono de la parte de cuello para besar su clavícula.

    -¿Qué estás haciendo?-dijo kagome algo nerviosa por la respuesta.
    -en esta posición, cualquiera se excitaría princesa.

    Kagome se había quedado cayada, ella jamás había escuchado esa palabra, su madre murió cuando ella apenas y era una niña, no supo de esos temas, y su hermana kikyo jamás le dijo, simplemente le dijo que jamás este con un hombre, porque eso terminaría con un fruto y ya sabían lo demás…es por ello que nunca supo de esos temas y hasta cierto punto jamás quiso saber, y ahora un demonio le estaba enseñando los placeres carnales.
    El la seguía besando, kagome comenzó a sentir cierta calidez de su intimidad y también de la parte media de las piernas de sesshomaru, ¿eso es a lo que se llama excitación?, kagome estaba hecha un mar de dudas, sintió que sus pezones se endurecían, y no sabía por qué, voltio su cara para ver a sesshomaru, y lo que encontró fueron unos ojos dorados llenos de deseo, se besaron, pero no fue cualquier beso, fue unos lleno de pasión, ya que sesshomaru introducía su lengua en su boca, kagome lo besaba y sintió como su intimidad comenzaba a quedar húmeda, habría sus piernas y pudo sentir como sesshomaru recorría se entrepierna, ella estaba más preocupada en aquellos besos fogosos que en ello, pero cuando sesshomaru comenzó a frotar ahí, ella gimió y llevo sus manos a s boca.

    -solo te estas excitando no es nada malo-dijo él con vos ronca.

    Dios estaba al borde de la locura, nadie le había dado aquel placer que estaba sintiendo en estos momentos, de hecho era la primera vez que sentía el deseo de torturar a sesshomaru, lo sentía, ahora ambas manos de sesshomaru estaban frotando su intimidad, kagome podía sentir el aliento de sesshomaru en su oído derecho, kagome tenía en su boca uno de sus dedos, lo mordía cada vez que sentía aquel impulso que recorría su espina dorsal.

    -veras de lo que soy capaz de hacer-le susurro con vos sexy en el oído.
    -quiero verlo-dijo ella con vos de suplica.

    Kagome se encontraba mirando las manos de sesshomaru, y sintió como salía un liquido de su intimidad, no le prestó atención, ya que podía sentir como el miembro de su amante ejercía presión en su trasero, no pregunto ya que no quería arruinar ese momento con sus preguntas, las manos de sesshomaru dejaron la intimidad de ella para recorre su vientre y su estomago, hasta llegar a sus pechos, kagome mordió sus dedos, no podía gritar, sabía que tenían vecinos y que los sirvientes dormían en las habitaciones de abajo, no podía permitir que nadie los oyera.

    -quiero que gimas-dijo sesshomaru con una vos sexy.
    -nos escuchara-dijo kagome con vos quedada.
    -no me importa-dijo sesshomaru-quiero oír tus gemidos princesa.

    Sesshomaru estrujo sus pechos de kagome, la cual hecho un gemido, sesshomaru le rasgo el kimono, dejando solo pedazos de tela en el suelo, kagome mantenía en su boca sus dedos, no podía permitirse que la escucharan, sesshomaru la levanto, kagome se voltio, el estaba completamente desnudo ante sus ojos, podía ver su dotado miembro ergido y no pudo evitar preguntarse, ¿eso es lo que ella había provocado en él?, no pudo evitar sonreír.

    -¿Por qué son sonríes?-pregunto el acercándose a ella.
    -de ti, no puedo creer que excite a un demonio tan frio como tú.

    Sesshomaru seguía caminado hacia ella, kagome noto algo en sus ojos por lo que retrocedió hasta topar con la pared, el puso una mano contra la pares y la otra la puso en la barbilla de ella.

    -esto es solo el comienzo-dijo besándola-si puedo hacerte esto me muero por estar dentro de ti.

    Kagome sabía muy bien lo que significaba eso, por lo que se quedo callada, sesshomaru la tomo de la mano y la guio hacia la cama ahí la sentó, kagome estaba a la altura de su miembro por lo que no pudo evitar no verlo, lo tomo entre sus manos y lo introdujo a su boca, ahora sesshomaru fue el que gimió, kagome seguía con el miembro de él en su boca, luego de unos minutos ella lo dejo, ambos se miraron, sesshomaru la acostó y la beso, kagome no podía estar pendiente del beso, ya que sentía el miembro de sesshomaru rosando su entrepierna.

    -¿ya te he dicho que tienes los mejores pechos?-dijo sesshomaru besándolos.
    -dios-grito kagome-eres un pervertido.

    Sesshomaru la miro, su simple rostro lo llenaba de excitación, verla tan inocente, eso era lo que le excitaba mas…sesshomaru mordía los pechos de kagome, que no se pudo evitar que unas pequeñas hileras de sangre salgan de ellos, kagome tenía sus manos en su boca, no quería gritar, kagome vio como el abandonaba sus pecho y seguía por su estomago, por su vientre hasta llegar a su intimidad.

    -¿Qué haces?-dijo ella.

    Kagome no tuvo tiempo de detenerlo, el estaba lamiendo su intimidad, kagome grito de placer, lo que incito a sesshomaru a seguir, kagome tenía una mano en su boca y la otra estaba aferrada al cabello paleado de su amante, pasaron minutos así, cuando ella se corrió el se detuvo y se llevo aquel liquido a su boca, luego la miro, y esta también.

    -ahora viene lo mejor-dijo él.
    -no has termino ya.
    -claro que no-dijo el-eres una droga para mi, termino de explorar una parte de ti y quiero explorar otra.

    Kagome estaba sonrojada.

    -amo que te sonrojes, eres muy inocente, y yo te enseñare a no serlo más.

    Sesshomaru se coloco sobre ella, con una mano tomo su miembro y lo paso por la entrada de la intimidad de ella, y con la otra se sostenía sobre ella, para no aplastarla, kagome gritaba y se movía en la cama, el pudo ver cómo salía la saliva de su boca, eso significaba que la estaba volviendo loca.

    -me estas volviendo loca-dijo ella gritando-húndete en mi, hazlo de una vez.

    Sesshomaru sonrió y se inclino sobre ella para mirarla directo a los ojos.

    -te dolerá, pero luego de unos minutos de acostumbraras.

    Ella no pudo responderle estaba en otro mundo, estaba totalmente ida, el lo noto y sonrió, entonces introdujo su miembro en ella de uno solo golpe, kagome abrió sus ojos y no pudo evitar que las lagrimas salieran, le dolía, pero luego de unas envestidas, el dolor se había convertido en placer, ella se aferraba a las sabanas, mientras seguía a sesshomaru en el vaivén de caderas, miro hacia el techo, mientras sentía como el entraba y salía de ella, miles de impulsos recorrieron todo su cuerpo, en ese momento no pensó en nada más que en él, que en ellos dos, no quería pensar en nadie mas que no fuera su querido sesshomaru y ahora amante.
    No podía evitarlo más, hacia ya una hora que seguían las envestidas y ella no podía gritar por miedo a que los escucharan, pero ahora que importaba, quito la mano de su boca y gemía con cada envestida que él hacía y aun más cuando estas eran rápidas.

    -mas, mas-dijo ella gimiendo.

    El seguía con las envestidas, esto era una tortura para él, sentir la intimidad de ella, verla como dios la había traído al mundo, oír sus gemidos y ver sus movimientos tan sensuales como inocentes, esa mujer lo volvía loco y sacaba a relucir la persona que en su interior era, pero eso era lo que le gusto de ella, que siempre era ella misma, ahora la miraba, tenía los ojos cerrados, las manos aferradas a las sabanas y de sus hermosos labios salían gemidos, que para él era como una bella canción, ya había tenidos muchas veces sexo con muchas yokais pero por primera vez, se entregaba por completo, y hacia una humana, una humana que lo conquisto por completo, ahora entendía la diferencia entre ella y las demás, con kagome estaba haciendo el amor.

    -o sesshomaru-gritaba kagome.

    Sesshomaru la miro, sus pechos se movían al ritmo que ella, se inclino para besarlos y morderlos, kagome se sentía en el paraíso, jamás había experimentado tal placer, el había dejado sus pecho para sujetar la cintura de ella, para hacer más profunda la penetración, ya se le había ido la cuenta de las veces que sesshomaru se había corrido en ella, solo sabía que las sabanas estaban cubiertas, por sangre, que demostraba su virginidad y por los fluidos internos de ambos, kagome arqueo su espalda y sesshomaru sujeta fuertemente sus caderas, ya estaban llegando de nuevo al clímax, sesshomaru ya se iba a correr, cuando saco su miembro de ella y su semen callo en el cuerpo de ella, instantáneamente los dos gritaron de placer, luego de unos minutos sesshomaru callo rendido junto al cuerpo de kagome, la cual tenía unas respiración rápida, la miro unos segundos.

    -¿estás cansada?-dijo él en un susurro.
    -si-dijo ella mirándolo.

    Sesshomaru le dio un beso, ella le correspondió, ella se puso sobre el cuerpo de sesshomaru y lo beso muy apasionadamente, mientras movía su trasero sobre su miembro de el.

    -o kagome-gimió él.
    -te amo sesshomaru-dijo ella mientras lo besaba-te amo mucho.

    Ella volvió a introducir el miembro de él en su cavidad, y se movía una y otra vez sobre él, luego de unos minutos de nuevo ambos llegaron al clímax, kagome callo rendida sobre el cuerpo de él.

    -estoy cansada-dijo ella en suspiros-dormiré.
    -está bien-dio el-kagome.
    -si-dijo ella.
    -te amo.

    Kagome sonrió y luego quedo en brazos de Morfeo.
  4. [​IMG]


    -------------------------------------------------
    Sesshomaru fue el primero en besarla y luego ella le correspondió, ambos cuerpos estaban juntos, sesshomaru sentía los pechos de kagome contra el suyo, no podía, no podía más.
    Sesshomaru paso una mano por el muslo de kagome, y esta soltó un pequeño gemido, lo que hico que el peli plateado quisiera seguir, si un simple rose la hacía estremecerse, ¿Qué pasaría si llega a mas?, siguió besándola, y luego beso su cuello, devorándola.

    -sesshomaru.

    Ahora el estaba tocando sus pechos por encima de la tela, kagome solo podía permanecer con los ojos cerrados, ambos estaban de rodillas en el bote, kagome le daba la espalda.

    -no me detendré-dijo el sujetando con sus manos el vestido de kagome, rosando su entrepierna.

    Kagome no podía hablar, quería sentirlo, quería hacerlo, quería ser de él, quería ser del demonio.

    -mordió la oreja de kagome-te volveré loca.

    Kagome solo se dejaba llevar, las manos del demonio la tenia atrapada, el bajo los tirantes del vestido, pero no tenía tiempo para quitárselo, mordió un pedazo de tela y lo rompió, dejándolo en el lugar que callo, ahora ella solo tenía su biquini blanco.

    -es muy provocativo.
    -¿eso piensas?
    -claro, crees que no vi como te miraban.

    Kagome logro soltar una risita, el no lo tomo así, y como castigo sujeto con ambas manos sus pechos apretándolos, kagome gimió.

    -eso me pone celoso, eres solo mía caramelo.

    Kagome se paro y lo miro.

    -aun no-dijo ella-me las pagaras ese vestido me gustaba.
    -te ves mejor sin el-dijo el mirándola desde arriba.

    El la tomo por las nalgas y dejo besos por todo su vientre, hasta llegar a su objetivo, le quito el pequeño pedazo de tela que cubría su intimidad dejándola a la vista, ahora introducía su lengua dentro de ella, kagome solo gemía una y otra vez, eso a sesshomaru lo volvía loco, y siguió con lo suyo, hasta que lo detuvo una secreción que salía de ella, entonces la miro, su cara estaba llena de sudor y sus mejillas estaban sonrojadas, el se sentón y ella se arrodillo ante el mirándolo, él la jalo de los cabellos y la beso posesivamente y ella lo besaba, kagome desabrochaba la bermuda de sesshomaru y se la quito, ella podía sentía bajo su vientre el cálido miembro de este.

    -¿excitado?
    -tú crees-dijo él.

    Kagome tomo el miembro de sesshomaru, sonrió, ahora a él le tocaba estar bajo sus manos, introdujo su miembro de sesshomaru en su boca, succionándolo con devoción, sesshomaru apenas y podía mirarla, estaba más preocupado gimiendo, cuando ella termino se besaron, kagome se quito lo que flotaba, quedando ambos completamente desnudos, sesshomaru la recostó.

    -lista.

    Ella solo sonrió, ella abrió sus piernas, el tomo su miembro y lo introdujo en ella con lentitud, ella gimió, el se detuvo.

    -no te detengas-dijo ella.

    Él lo introdujo más y ella solo se aferraba a su espalda, luego de unos minutos de acoplarse a ella, comenzó las envestidas suaves dentro de ella.
    Los gemidos no se podían a oír gracias a las olas.
    Sesshomaru acelero las envestidas en ella, sacando y metiendo su miembro una y otra vez, kagome gritaba el nombre de sesshomaru un y otra vez, el besaba sus pecho una y otra vez.

    -kagome.
    -sesshomaru.

    Ambos hacían un magnifico vaivén de caderas, parecía como si sus cuerpos siempre lo hicieran, pero era la primera vez y esperemos que no la ultima, kagome miraba el cielo estrellado, cuando sintió que el salía rápidamente de ella, lo miro y vio como de el miembro de su demonio salía semen.

    -aun no terminamos-dijo con una vos ronca.

    Kagome lo miro, ella se monto sobre el ahora.

    -ahora me toca.

    Kagome tomo el miembro de él y lo introdujo en el suyo y comenzó su vaivén, mientras sesshomaru succionaba el pecho derecho de ella, ambos gemían, kagome seguía moviéndose sobre él, sesshomaru la miraba, era una depravada, pero que importa la amaba.

    -te amo.

    Kagome se detuvo en seco y lo miro, el sonrió y la tomo por sus nalgas y se sentó con ella enzima.

    -sigue.

    Ella siguió una y otra vez hasta que sesshomaru exploto dentro de ella, kagome lo abrazo, ambos estaban sudando, ambos habían llegado al clímax.
    Sesshomaru beso su mejilla.

    -te amo kagome.

    Kagome lo miro con lágrimas en los ojos.

    -¿me amas?
    -más de lo que te imaginas-dijo el-no te cases con él, vente con migo, se mía por siempre.
    -si-dijo ella-solo eso quería escuchar, solo eso.

    Sesshomaru la abrazo.

    -ahora te hare el amor-dijo sesshomaru besando su cuello y enderezándola-haremos el amor kagome-dijo besando sus pecho y pellizcando sus pezones de la chica que estaba más que cansada.

    -la noche es joven querida.
    ------------------------------------------------
  5. [​IMG]


    Sesshomaru estaba sentado en la cama, ella camino hacia el lentamente, sesshomaru la miraba caminar hacia él, ambos tenia los kimonos que la posada les había dado como obsequio por su estancia, fondo blanco con rayas azules, kagome se paro frete sesshomaru.
    Sesshomaru tomo a kagome por la muñeca, la jalo hacia él, kagome cayó en la cama, y el estaba encima de ella.

    -quiero que seas solo mía-dijo sesshomaru.

    Kagome no supo si sonrojarse, reírse o llorar, ambos se miraron, kagome sintió los labios de sesshomaru besando su cuello, kagome solo cerró los ojos, sentía una sensación muy placentera al sentir el cuerpo de sesshomaru sobre el suyo, no podía hablar no había tiempo, ya quería sentir el cuerpo de sesshomaru en ella, quería que la tocara, que por primera vez la hicieran sentirse importante y mujer, sesshomaru toco sus pechos por encima del kimono, kagome se estremeció, aquellas manos eran como una droga quería mas, quería sentirlas mas, sesshomaru estaba encima de ella, deslizo una mano por la entrepierna, haciendo que su compañera gimiera, la miraba pero ella no hacia lo mismo, mantenía cerrado los ojos, el se quito el kimono y kagome lo miro en toda su gloria, era perfecto, sesshomaru solo sonrió y ella también, kagome se puso de rodillas en la cama y se quito el kimono dejando ver su perfecto cuerpo, ambos desnudos y mirándose, ambos deleitándose con el cuerpo de su acompañante.
    La mirada de kagome se fue hacia la dote de sesshomaru, se sonrojo ya que el príncipe tenía un dote muy grande, se pregunto ¿cómo es que la otra noche pudo despertar sin ningún dolo?, o mejor dicho ¿Cómo había entrado eso en ella?, kagome se sonrojo, no era el momento de pensar esas cosas, ahora sesshomaru la besaba y ella le correspondió, sesshomaru separo el beso, kagome puso sus manos en sus pechos, sesshomaru la miro y paso sus manos por el cabello de ella.
    Kagome estaba hipnotizada por él, claro quería seguir, asintió con la cabeza, Sesshomaru recostó a la miko, comenzó a lamer su cuello con delicadeza, ella estaba sonrojada al máximo, se dejaba llevar sin pensar en nada más, el príncipe siguió con su recorrido bajando nuevamente a los pechos de su amante, lo estaba disfrutando, ambos lo hacían, bajo aún más y con curiosidad al sentir un extraño olor que lo volvía loco y lo excitaba demasiado, bajo más hasta quedar entre las piernas de ella, sin que ella se diera cuenta, él se puso entre sus piernas, podía sentir el miembro de él, estaba caliente, al sentirlo tan cerca respiro pesadamente, luego sus bocas volvieron a encontrarse, sus lenguas se enredaron degustando un dulce sabor, al separarse por la falta de aire, Sesshomaru paso su mano por la intimidad de kagome .

    -¡sesshomaru!-grito kagome entre gemidos.

    Al oírla gritar paso sus garras de nuevo entre las piernas de ella, cuando encontró su entrada metió dos dedos dentro, ella grito aferrándose firmemente a la espalda de Sesshomaru, ya no podía más, jadeaba y suspiraba al sentir como Sesshomaru sacaba y entraba sus dedos de ella, así estuvo hasta que sintió un extraño líquido en ellos, levanto la mano y llevo sus dedos dentro de su boca, kagome se sonrojó por la acción. Se acomodo y comienza a entrar en ella pero entra de golpe en ella y grita más fuerte que antes, ella lo mira y le sonríe, el vuelve a entrar y salir pero con menos rudeza, con eso kagome gemía de placer, sentía la respiración del príncipe en su cuello mientras entraba más y más, luego se detiene quedando dentro de ella, busca sus labios, los besa con pasión mientras sentía las cálidas paredes de la miko apretar más su miembro hasta que se derrama dentro de ella, pero no se iba quedar ahí, sesshomaru volvía a entrar y salir de ella, kagome gritaba cada vez mas eso le provocaba placer a sesshomaru, llegaron los dos al clímax, kagome sesshomaru callo sobe kagome, se acomodo en el pecho de ella.

    -tengo sueño-dijo kagome.
    -duerme-dijo él.

    Kagome lo miro.

    -mañana todo será igual-dijo ella.
    -así es, pero…

    Kagome lo miro, sesshomaru levanto la cara y le dio en suave beso en los labios.

    -no todo tan igual.

    Dicho eso kagome cerró los ojos sin pensar en el mañana solo importaba el hoy.
  6. hola chicas y chicos

    solo les digo que junto con mi amiga zukita yasha emos hecho un nuevo fink que les va encantar claro un sesshoxkagome y se trata sobre vampiros me gustaria mucho que le visitaran y opinen
    adios y besos

    atte- inariamy y zukita yasha.
  7. [​IMG]

    Kagome se separo de el.

    Kagome-no Sesshomaru-dijo yéndose al cuarto.

    El la sigue.

    Sesshomaru-sujetándola por la cintura-te deseo…tanto como hace 3 años.
    Kagome-yo…no suéltame…
    Sesshomaru-kagome no quieras ser fuerte.
    Kagome-pero…
    Sesshomaru-tu también lo deseas
    Kagome-no.

    Sesshomaru la beso…la sujeto y la abrazo depositándola en la cama.
    Kagome vestía un simple camisón sin nada que solo eso…el tenia unos pantalones de mezclillas y una camisa blanca.
    Kagome le quito la camisa depositando besos pon todo su pecho haciendo que el se estremeciera.
    Sesshomaru-jadeando-kagome… ¿me puedo detener si quieres?
    Kagome-besándolo-creí que tú querías.
    Sesshomaru-ya no hables.

    Sesshomaru le quito el camisón dejando a la vista su hermoso cuerpo…Sesshomaru beso su vientre…

    Sesshomaru-disculpa por no estar contigo.
    Kagome-no importa pero en este vientre-dijo poniendo du mano-estuvo el…
    Sesshomaru-y lo estarán sus hermanitos.
    Kagome-¿Qué?
    Sesshomaru-Ho vamos amor con cuatro mas me basta.
    Kagome-no estas loco como no tú lo sufres…fue horrible el parto.
    Sesshomaru-ya…continuemos.

    El la beso y beso cada parte de ella…kagome mientras tenia cerrado los ojos.
    Sesshomaru la penetro suavemente.

    Kagome-¿ya lo habías echo?
    Sesshomaru-no…tu siempre fuiste la primera y la única.
    Kagome-haaaa…sessho…ma…ru..

    La penetraba mas y mas duro , ella gemía.

    Sesshomaru-no grites tanto amor…despertaras al niño.
    Kagome-haaaa…tu lo provocas.
    Sesshomaru-y me encanta.

    La penetro una y otra ves ambos se amaban pasaron 3 años odiándose y ala ves amándose soñando con este momento de estar los dos así unidos…y así juntos llegaron al clímax

    Kagome-cayendo enzima de el-Sesshomaru te amo.
    Sesshomaru-y yo a ti.
    Kagome-levantándose-ya vengo.
    Sesshomaru-¿A dónde vas?
    Kagome-a tomar la pastilla no quiero que dentro de un mes me diga el doctor “señorita kagome otro bebe”…no quiero.
    Sesshomaru-levantándose y sujetando su cintura desnuda-no me importa.
    Kagome-pero…

    Sesshomaru la pego a la pared y de nuevo sus cuerpos se unieron.

    Archivos adjuntos:

  8. sigue los siguientes pasos:

    1*+recoge las rosas y las caléndurlas que crezcan en dirección a oriente.Separa los petalos y ponlos en remojo durante una semana.Después filtr el agua y guárdala.

    2*+vierte uan pequeña cantida de cada líquido en un recipiente de cristal.

    3+*añade unas gotitas de aceite de oliva virgen y bate la mezcla hasta que adquiera una totalidad lechosa.A continuación, pasa la mezcla a una botella de cristal.

    4*+agregar un puñado de de malvarrosa,flores de caléndula,brotes de avellano y flores de tomillo silvestre.Es aconsejableque tomes el tomillo de una montaña donde creas que frecuenten hadas.

    5*+añade hierba de un trono de hadas y deja reposar la botella al sol durante tres días,hasta que los ingredientes se disuelvan.

    6*+frótate los párpádos con el unguento y podrás ver todas las hadas que te rodean.
    NOTA:estra 100% seguro asi que no me peguen si no funciona.*verguenza*
  9. cree en los duendes hogareños

    ye se cumplirán tus sueños.

    creeen tumagia y fantasíá

    como en la noche y el día.

    cree en las hadas madrinas,

    no digas que son pamplinas.

    saltan y danzan sobre flores,

    y cantan bellas canciones.

    si crees fervientemente,

    y eres honesto y prudente,

    siempre a tu laso estarán
    y por ti velarán

    hada​
  10. hola bueno lo que pasa es que quisiera preguntarles algo

    ¿por les gusta tantop sesshomaru?

    bueno me incluyo:D

    pero diganme...

    es lindo...si
    es guapo...si
    es ...es....haaaaa todo un amor.
  11. hola chicas bueno solo quiero saber si a alguin le gusta nightwish es un grupo filandes que se creooo si no mal recuerdo en 1997 si no mal recuerdo
    bueno si alguien le gusta
    ¡digamenlo! jejeje

    escuchen sus rolas estan buenas.
  12. no se por que no se ve la advertencia pero este es es un lemo asi que leanlo bajo su propio riesgo...

    adios
    atte-inariamy
  13. [​IMG]
  14. [​IMG]

    Archivos adjuntos:

  15. [​IMG]


    Kagome sintió como las manos de Sesshomaru abrirá el cierre de su vestido.

    Kagome-Sesshomaru…no…no estoy lista -dijo jadeando
    Sesshomaru-sabes que yo no aria nada que tu no quisieras pero…kagome te amo tanto-dijo besándola con desenfreno.
    Kagome-lo se…pero amor yo no quiero.
    Sesshomaru-separándose- esta bien-dijo levantándose.

    Sesshomaru estaba apunto de irse pero kagome lo detuvo abrazándolo pon la espalda.

    Kagome-no espera…yo también lo quiero-dijo
    Sesshomaru-te amo-dijo volteándose

    Sesshomaru la bezo con devoción la coloco en el piso, el cual estaba forrado por una suave alfombra,la deposito con cuidado y le fue quitando el vestido poco a poco, le desato el cabello y le quito los zapatos.

    Sesshomaru-eres hermosa-dijo apreciando su cuerpo que era cubierto por su sostén rojo y una pequeña pataleta del mismo color

    Ella lo bezo y comenzó a quitarle la camisa, besando su perfecto abdomen…el le quito el sostén liberando sus grandes y perfectos pechos los sujeto con sus perfectas manos y los bezo mordiendo cada uno de los dos pezones, kagome gemía de placer ella estaba rodeando con sus piernas sus cintura de el…Sesshomaru se quito sus pantalones y kagome descubrió que el no tenia ropa interior…

    Kagome-lo tenías planeado ¿no?
    Sesshomaru-si-dijo besando su cuello y sujetando fuertemente sus pechos.

    Kagome sintió el miembro de el rozando du entrepierna y no pudo aguantarse…lo quería sentir dentro de una vez tantos años controlándose…tantos años deseando y soñando con eso.
    Sesshomaru por su parte lamia los pechos de ella no había duda que era hermosa y también el la deseaba…ya que tenia que controlarse cuando los dos estaban solos por que si por el fuera la tumbaba en el suelo y le haría el amor enfrente de todos.
    Kagome-se…ssho…maru…ya…ya…hazme tuya… ¡ya!
    Sesshomaru-espera un poco mas…

    El le quito la pataleta y lamio su sexo provocando en nuestra azabache sensaciones que nunca había sentido y no solo eso sentir el peso de el en ella sentir como tocaba partes que para cualquier hombre estaban prohibidas, pero el no era cualquier persona era el amor de su vida y no se detendría hasta que fuera de el. Ella tenía las piernas abiertas mientras le lamia con su milagrosa lengua la cavidad de la chica, la cual gemía y gemía de placer…se separo de ella.

    Sesshomaru-ya estas lista.
    Kagome-desde…que comenzamos…

    En ese momento kagome siente como el miembro de el la penetra, lo sentía tan dentro de ella, era una sensación tan satisfactoria, la chica gimió un poco pero luego fue disminuyendo el dolor el la penetraba despacio y tranquilamente pero ya no se podría aguantar y ella movio sus caderas y esto le éxito mas aun.

    Sesshomaru-no hagas eso-dijo
    Kagome-¿Qué?-fingiendo no saber-esto-dijo moviendo sus caderas

    Provocando en Sesshomaru una excitación y la empezó a envestir mas duro y ella lo seguía ambos gemían de placer.

    Kagome-¡ha!-grita-

    Los cabellos de Sesshomaru caían en el cuerpo de la chica lo cual hacían que se excitara mas, ella pone sus piernas en un costado de el mientras este la cogía por sus nalgas y lo pegaba mas a su cuerpo ambos quedaron sentados. El la levanto y la puso contra la pared beso su cuello, sus pechos, su vientre hasta llegar a su cavidad lo lamio de nuevo y la penetro de nuevo kagome clavo sus uñas en la espalda de el.
    La voltio quedando el detrás de ella acaricio el contorno de su cuerpo.

    Sesshomaru-susurrando con voz ronca-ya eres mía.
    Kagome-suspirando-si…pero quiero ser tuya siempre.

    Sesshomaru la penetro por detrás haciendo que la chiga gritara tanto que el tuvo que cubrir su boca para que no despertara a todo el edificio entero…sujeto sus pechos y le susurraba cosas excitantes al oído…la voltio de nuevo y se besaran con tanta pación que el la penetre de nuevo una y otra vez y sin piedad alguna mientras ella solo gemía.
    Kagome lo conducía a su cuarto y lo acostó y ella se puso en la barriga de el abriendo las piernas deleitando Sesshomaru con la vista de su sexo.

    Kagome-ahora me toca-susurro a su oído con una vos tan sexy que Sesshomaru se erizó

    No le dio chance de hablar ya que ella se sentó en el miembro erecto de el y se movió con una agilidad que Sesshomaru gruño pero luego se acostumbro ella se movía rápido y gemía mientras Sesshomaru sujetaba sus caderas y gemía…así estuvieron hasta alcanzar el clímax…que fue cuando kagome sintió como el se derramaba en ella.
    Kagome callo en el pecho de el y se abrazaron.

    Kagome-gracias…fue el mejor regalo
    Sesshomaru-de nada amor sabes que siempre te amere sin importar nada…kagome
    Kagome-¿si?-dijo mientras se acomodaba en el pecho de el
    Sesshomaru-te amo
    Kagome-y yo a ti.

    Y con esas últimas palabras ambos quedaron en manos de Morfeo.

    Archivos adjuntos: