Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Era una tarde de verano; un chico muy apuesto, alto, de cabello negro y ojos igualmente negros, estaba sentado en el césped, jugando con una pequeña pelota de color naranja, que tenia la imagen estampada de cuatro estrellas rojas.
    Un instante después, llego un chico igualmente guapo, un poco más bajito que el anterior, de largo pelo negro y ojos azules, tenía cara de pocos amigos, y le grito al chico anterior:
    - Goku, ¿ya estás listo?, Milk dice que no te esperara más tiempo.
    - Está bien, allá voy, podrías decirle que…
    - Ya basta Kakaroto, me tienen harto tu y ella, si quieren decirse recaditos, háganlo entre ustedes, yo no soy su mensajero ¿entendido?
    - De acuerdo, voy en un minuto. A, por cierto, ¿Qué pasa con Bulma? La otra noche la vi salir de tu departamento hecha un mar de lágrimas.
    - Termine con ella.
    - ¿Pero por qué? Es buena chica, además es muy bonita y…
    - Celosa
    - ¿Qué?
    - Me tiene harto ya con sus dichosos celos, tiene celos hasta de la perra del vecino, no sé qué rayos sienta, si no supiera que Maruki es mi madre, también tendría celos de ella…
    - Bueno, bueno, pero también debes entenderla, tu sueles pasearte por ahí con todas las chicas que conoces, y no solo eso, también las andas abrazando y…
    - Bueno Kakaroto, si lo hago o no lo hago no es asunto tuyo, es mi vida ¿no?
    - Pues si, después de todo es tu vida.
    - Si, así que deja de meterte en ella y mejor lárgate con tu noviecita antes de que te apedree como la última vez.
    - Tienes razón, si se enfada, luego no hay ni quien la aguante.
    - ¿A quién no hay quien aguante cuando se enfada?-preguntó una chica muy linda que acababa de llegar y estaba parada al lado de Goku. Tenía un largo y hermoso cabello café, lindos ojos al igual que su cabello de color café, era alta y delgada.
    - A la madre de Vegeta.
    - ¡Con mi madre no te metas Kakaroto!
    - ¡Jajaja era broma Vegeta!
    - Pues no me agradan tus bromitas Kakaroto
    - Da igual, pero bueno, ¿Qué harás ahora?
    - Pues, iré a ensayar con la banda, tenemos una tocada el sábado y debemos practicar, ya que en la fiesta estará presente el representante de Discos Futura y necesitamos dar lo mejor.
    - De acuerdo, les inventas cualquier pretexto a los chicos.
    - Y me estoy hartando de tener que cubrirte Kakaroto, y te lo advierto, si sigues sin ir, no estarás en la presentación, ¿entendido?
    - De acuerdo, es la última vez, lo prometo.
    - Eso espero.

    A continuación Goku y Milk se fueron, mientras que Vegeta se sentó en el césped a leer un artículo de una revista.
    - Woao, según este artículo, todas las bandas que han firmado contrato con discos futura se han convertido en artistas de talla internacional, debemos hacer la mejor actuación que hayamos hecho en nuestras vidas, quiero ser un cantante famoso y lo lograré con o sin Kakaroto en la banda. Bueno, es mejor que me vaya, si no quiero que empiecen sin mí; a quien engaño, soy el miembro más importante de la banda, no pueden empezar sin mí.
    Vegeta se encamino en dirección a la casa de Krillin, un amigo que tocaba al bajo en la banda.
    Al llegar a la casa, Vegeta llamó a la puerta. La persona que abrió, no fue la mamá de Krillin, quien abrió la puerta fue su novia, Aki, una linda chica, alta, delgada, con un lindo cabello de color dorado, ojos azules y la misma cara de pocos amigos de Vegeta.
    - ¡Krillin, el tarado ya llego!-anunció Aki.
    - Oye, tú, mujer, ¿quién te crees que eres para llamarme tarado?
    - ¿No te gusto tarado?
    - No
    - Bueno, ¿Qué tal te suena imbécil?
    - Ya basta, me tienes harto de que para todo me insultes, ¿qué te crees para insultarme de ese modo?
    - Pues, la verdad no sé, creo que simplemente es el hecho de que me caes mal y me produce placer ver tu cara de tonto cada vez que te insulto. ¿Sabes algo? Algún día le tomaré una foto a la cara tan estúpida que pones cada vez que te digo algún insulto y la subiere a internet.
    - No te atrevas, además, como si fuera a dejarte el camino tan fácil.
    - Como quieras, algún día lo lograré
    Al llegar a la cochera, un chico bajito, calvo y de expresión risueña dijo a Aki:
    - ¿Qué pasa, a que tarado de refieres?, o Vegeta, veo que ya haz llegado.
    - A ese tarado me refería…
    - Deja ya de insultarme
    - Tu no me mandas
    - Mira, no quería decirlo pero tu eres una…
    - Ya basta chicos dejen de pelearse, Vegeta mejor comencemos, los chicos están algo impacientes.
    - Si Vegeta, ¿Por qué no llegabas? Nos estábamos comenzando a desesperar. Quien hablo fue un chico guapo, robusto, de cabello negro y ojos cafés. ¿Por qué haz tardado tanto, y en donde está Bulma?, ¿Qué hoy no vendrá o…
    - Termine con ella, no va a venir ni hoy ni nunca.
    - ¿Por qué terminaste con ella?
    - Es casa que ti no te importa, ¿Comenzamos ya o van a seguir haciendo preguntas de mi vida privada?
    - Yamcha, Vegeta tiene razón, debemos ensayar. Por cierto, ¿en dónde está Goku?-pregunto Krillin.
    - Su padre le pidió que fuera con el a no se donde, pero eso no importa, mejor comencemos a ensayar, ¿de acuerdo?-dijo Vegeta algo exasperado.
    - S1 cierto. Bueno ¿qué estamos esperando? ¡Comencemos!
    A continuación, los chicos comenzaron a tocar una canción con un tono lúgubre, pero a la vez con un ritmo contagioso.
    La banda dejó de tocar al cabo de una hora más. Al finalizar, Vegeta anuncio:
    - Chicos, los veo mañana.
    - ¿Mañana si vendrá Goku?-pregunto Krillin
    - Sí, yo lo obligaré a venir.
    - De acuerdo, entonces nos vemos mañana.
    - Adiós Vegeta.
    - Adiós chicos, nos vemos.
    Al decir esto, Vegeta salió de la cochera y camino en dirección a su casa.
    Mientras caminaba, iba pensando en lo que había pasado la noche anterior.
    - Bulma es una tonta, no sé cómo puede creer que la quería cambiar por Annie, a esa chica a penas la conocí hace una semana y eso porque fue a la fiesta en la casa de Kakaroto, tonto Kakaroto, siempre arruina todo, si no hubiera sido por esa fiesta en su casa, ahora todo estaría bien con Bulma y … ¡rayos, olvidé mi plumilla en la casa de Krillin! Debo regresar por ella, es mi mejor plumilla.
    Vegeta volvió sobre sus pasos para recoger la plumilla que se le había olvidado en la casa de su amigo. Cuando llegó a la cochera, esta seguía abierta y el chico entró para buscar la plumilla; trataba de recordar en donde la había dejado, cuando una voz le dijo:
    - ¿Buscabas esto tontito olvidadizo?
    - ¡Dame eso!- dijo Vegeta con voz de exasperación.
    - ¿Y por qué habría de dártela?
    - Pues, mmm, déjame pensar, ¡¿podría ser por el hecho de que es mía?!-dijo Vegeta-estoy comenzando a perder la paciencia, dame eso.
    - ¿Y tú qué me darás a cambio?-dijo Aki acercándose a Vegeta.
    - No tengo porque darte nada, esa es mi plumilla y…
    - Y yo la tengo, así que exijo algo a cambio de ella o si no, no la tendrás jamás de regreso.
    - De acuerdo, ¿qué es lo que quieres a cambio?
    - ¿Seguro que me lo darás?
    - Si
    - ¿Lo qué sea que te pida?
    - Si ya te dije que lo que sea, ¿Qué quieres a cambio?, dime antes de que cambie de opinión.
    - Quiero esto.
    Al decir esto, Aki se acerco a Vegeta y lo beso en los labios.
    Vegeta no sabía qué hacer, pero respondió al beso abrazando a Aki. De repente, ce escuchó el ruido de una puerta que se abría, y a continuación, una voz conocida:
    - Aki, podrías decirme en donde dejaste los…¿Qué estas haciendo con mi novia Vegeta?
    Al escuchar estas palabras Aki y Vegeta se separaron bruscamente.
    - Krillin no es, dejame yo puedo explicarte.
    - ¿Que es lo que quieres explicarme? lo he visto todo, salgan de mi casa ahora mismo.
    - No krillin, pero- dijo Vegeta, su voz sonaba extrañamente entrecortada.
    - ¡Que se vallan he dicho!
    Aki y Vegeta salieron de la cochera. Al camira hacia sus casas, los dos iban muy callados.
    - Aki- dijo de repentte Vegeta-¿Por qué lo hiciste? ¿por qué me besaste?, tu sales con Krillin y yo estaba a punto de arreglar los cosas con Bulma.
    - No lo se, creo que desde siempre he sentido algo por ti, pero no me atrevía a decirtelo; tu eres un chico popular, y sueles ser muy frio, asi que no sabia como reaccionarias.
    - Ya veo- dijo Vegeta.
    -Bueno, hemos llegado-dijo Aki deteniendose en la entrada de su casa-¿te gustaria entrar y tomar algo?
    - No, creo que lo mejor es que me valla ahora.
    - De acuerdo- dijo Aki- entonces hasta mañana.- al decir esto ultimo, Aki beso de nuevo a Vegeta.
    - Si, hasta mañana- respondio Vegeta.
    Vegeta camino en dirección a su casa. Su cabeza daba vueltas y no podia pensar con claridad.Estaba tan adentrado en sus pensamientos que paenas escucho a una voz que lo llamaba:
    - Vegeta, amor por aqui.
    Quien llamaba a Vegeta era una linda chica de cabello verde azuladoo, grandes ojos azules, delgada, bonita y con una radiante sonrisa en su rostro.
    - Amor, lamento lo de la otra noche, Goku me conto todo y fui una tonta, pero...
    - Bulma debo hablar contigo.
    -Si dime amor, ¿qué sucede?
    - No podemos regresar.
    - ¿Pero por qué no?, si es por lo de la otra noche ya te dije que lo lamento, ademas, prometo ser menos celosa de ahora en adelante y...
    - Aki y yo nos besamos.
    - Pero...
    - Es por eso que no podemos volver, tu y yo no podemos seguir juntos...