Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Aqui esta el lemon del fic, espero les guste, (realmente no soy así que digamos muy buena escribiendo lemon xD)


    Parte Lemon de “La primera vez” (Advertencia no apto para menores de 18 años…ja ja ja mentira ¡Lean si se atreven! En serio o//o)

    Ambos cayeron en la cama quedando Otani encima de Risa aun besándola, se cansó de sus labios y fue descendiendo por su cuello hasta más abajo, la pelirroja soltó un leve gemido al sentir los labios de el en su cuello; el deseo de Otani crecía más y más entre cada caricia, aquel deseo se había intensificado aún más desde aquella ocasión en su departamento y esta vez ya nada lo detendría, ni si quiera el remordimiento ya que Risa también lo deseaba.
    Otani siguió besando el largo y suave cuello de su novia bajando hasta el pecho, Risa se levantó apoyándose en sus codos sobre la cama, mientras el peli naranja posaba sus manos en su espalda buscando con desesperación el cierre del vestido hasta que logró encontrar el avión del cierre y comenzó a bajarlo lentamente, después de bajar por completo la cremallera junto con el vestido notó que Risa se encontraba apenada cubriéndose el pecho, a pesar de llevar puesto un bra sin tirantes, el la miró un poco preocupado, al mismo tiempo que le acariciaba la mejilla le susurró al oído.

    —No tengas miedo Koizumi— musito mientras la miraba fijamente

    —Otani— murmuro la chica mientras de nuevo unían sus labios

    Risa poco a poco fue dejándose llevar, estaba completamente segura de lo que estaba haciendo, así que dejó de vacilar y retiró sus manos de su pecho dando a Otani accesibilidad a que retirara el bra, el chico se dio cuenta y sin más fue desabotonando la prenda hasta retirarla completamente, casi de inmediato acerco su rostro a los senos de Risa, quién a pesar de no tenerlos de tamaño “gigante” eran realmente apetecibles y suaves, de tamaño perfecto, demasiado para él, tomó uno con su boca succionándolo más y más fuerte, Risa se arqueo mientras soltaba gemidos sin parar, tiró del cabello del chico entrelazando los dedos en este, al mismo tiempo que enredaba sus piernas alrededor de la cintura del peli naranja atrayéndolo a ella, mientras Otani seguía ocupado en sus senos, ella deslizo sus manos por su pecho buscando la forma de deshacerse de la playera de él, Otani entendió y después de unos segundos de separarse se quitó la playera lanzándola en alguna parte de la habitación , ambos buscaron sus bocas una vez más en un beso cargado de pasión, entrelazando sus lenguas una y otra vez; Otani deslizó su mano por sus largas piernas acariciando su suave piel mientras llegaba a la “zona prohibida”, Risa sintió su mano en esa parte mientras un suspiro salía de sus labios, el chico acarició gentilmente la zona con sus dedos a través de su ropa interior, la pelirroja gimió una vez más, esa leve caricia la hacía temblar por completo, Otani retiró casi de golpe la estorbosa prenda mientras Risa se estremecía al encontrarse ya completamente desnuda y a merced del chico, tras una perversa sonrisa miró a Risa antes de hacer lo que tenía pensado, ella lo miró sonrojada y algo confundida, pero entonces se dio cuenta de lo que Otani haría.

    —No Otani espera…ahí no— musito apenada tratando de detenerlo

    —No te preocupes— dijo de forma casi tajante

    Y entonces sin más Otani acercó su boca a la zona, lamiendo su intimidad, Risa se arqueó mientras jadeaba sin parar, instintivamente tomó la cabeza del peli naranja acercándolo más a ella, él se dio cuenta y empezó a lamer más profundamente disfrutando del sabor único de la chica, Risa jadeó más al sentir, mientras Otani separaba su boca de la zona, se abalanzó hacia arriba para besarla quién correspondió con más pasión que nunca, se besaron una y otra vez sin parar, mordiendo levemente entre besos los labios el uno a otro, hasta que Risa no pudo seguir soportando más y buscó el botón del pantalón del chico en un intento por sacárselos, el accedió y ayudo a sacarlos junto con los bóxers, pero entonces a Otani se le ocurrió algo, acerco su miembro a la entrada de ella acariciándola pero sin penetrarla, esto hizo que ella gimiera más y más, estaba jugando con el libido de la chica, haciendo desearlo, ella comenzó a desesperarse y comenzó a soltar maldiciones en la oreja del peli naranja de que de una vez por todas la tomara y dejara de torturarla, a él le hizo gracia el escucharla para luego besarla, ella correspondió hasta que de momento a otro el la penetro en medio del beso, ella soltó un grito en su boca para luego seguir con los gemidos, se abrazó fuertemente al chico en seguida mientras un punzante dolor se hizo presente en ella y unas lágrimas involuntarias brotaron de sus orbes castaños, Otani se dio cuenta de inmediato, ¿había sido muy brusco?, el la miro con preocupación y después de un momento Risa sonrió, se veía tan bella, de repente murmuro “No te preocupes estoy bien, continua” en el oído del chico, esto lo tranquilizó y tras un fugaz beso, comenzó a penetrarla nuevamente, la pelirroja aruño la espalda del chico mientras gemía y jadeaba aún más repitiendo su nombre sin parar, la chica en sus adentros sentía vergüenza de gemir más fuertemente, ya que Otani y ella nunca habían estado tan apasionados como ahora, pensaba que si lo hacía él se burlaría de ella, sin embargo a Otani le fascinaba el escuchar sus gemidos cosa de lo que estaba absorta Risa.
    Aquel placer que estaba sintiendo era más increíble y delicioso de lo que ella se había imaginado, quería más, deseaba más, pidió a gritos al chico que fuera más fuerte y este obedeció gustoso, Otani tomó uno de los senos de la chica en su boca succionándolo y mordisqueándolo, Risa sintió entonces que un orgasmo la golpeaba tras otro, Otani no aguanto más y mientras entrelazaba la mano con la chica empuñándola, se vino dentro de ella, el clímax los aprisiono a ambos haciéndolos desfallecer.



    Aqui esta jeje (hace calorcito no creen? xD)
  2. Bueno pondré uno de mis drabbles que eh hecho, este fue para un concurso :P


    *Noche Mágica*

    La noche se encontraba tan bella, iluminada por las luces de unas pequeñas pero maravillosas estrellas que parpadeaban de forma sincronizada haciendo ver el manto nocturno aún más bello, mientras una bella chica pelinegra que admiraba el cielo en aquel momento.

    — ¿Qué haces aquí Aome?— pregunto de repente un joven hibrido de cabellera plateada y bellos ojos dorados

    —Nada solo mirando la hermosa noche, ¡Mira Inuyasha esa estrella de ahí está parpadeando!— dijo emocionada la bella pelinegra

    — ¿Y eso qué? Las estrellas parpadean todo el tiempo— dijo sin interés

    —Pero esta especial, es mi estrella especial— musito la bella pelinegra sonriendo

    — ¿Por qué dices que tú estrella especial?— pregunto confundido el peli plateado

    —Pues porque cuando era pequeña y siempre miraba al cielo por mi ventana había una estrella que siempre parpadeaba más que las otras así que siempre le pedía mis deseos a ella y ahora veo que también se encuentra aquí, cuidándome—cometo la chica

    —Valla no lo sabía— dijo sorprendido el muchacho

    — ¿Tú nunca hiciste algo parecido de niño?— pregunto Aome

    —Pues no, mi madre murió cuando era chico así que no prestaba mucha atención a ese tipo de cosas, yo siempre eh estado solo— dijo en tono algo melancólico

    —Inuyasha…ya no estás solo, porque yo estoy contigo ahora— musito la chica mientras tomaba la mano del ojidorado de forma tierna lo que le hizo sonrojar de inmediato al muchacho

    —Sí lo sé Aome, gracias— contesto el muchacho algo tímido

    —Sabes Inuyasha desde que nos conocimos siempre me eh sentido feliz de estar a tu lado— dijo la chica algo sonrojada mientras recargaba su cabeza en el hombro del peli plateado haciendo que se sonrojara aún más

    —Sí yo igual, Aome esto me da algo de pena decir pero sabes eres muy importante para mí y… me siento muy feliz de que estés conmigo, eres muy valiente y bonita y además—decía con mucha ternura el ojidorado cuando de repente escuchó el sonido de los ronquidos de Aome se había quedado dormida

    — ¡Aome! ¿Por qué rayos te quedas dormida cuando te estoy diciendo algo importante?...no puedo creer que te haya dicho esas cosas tan bobas y tu ¡Te quedas dormida!— dijo gritando mientras todo sonrojado

    —Inuyasha…gracias— musito la chica entre sueños mientras sonreía

    —Aome no vas a cambiar— musito el muchacho mientras la llevaba en brazos hasta donde se encontraban los demás descansando