Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Han pasado cinco veranos luego del episodio donde Naraku finalmente caía e Inuyasha y sus amigos traian la paz de su tierra en el Japón feudal.
    Todo era clima de paz y felicidad...

    Sin duda el más feliz de todos era el medio demonio Inuyasha, que estaba casado con Kagome, la humana que le ha acompañado en todas sus aventuras.
    El matrimonio vivía en una cabaña cercana a la aldea, en donde podían visitar seguido a sus amigos Miroku y Sango, quienes además habían formado una familia compuesta por las gemelas y un pequeño niño de dos años.
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------


    CAPÍTULO UNO: ALGUIEN QUE NECESITA AYUDA
    Era una noche de otoño, el viento soplaba fuerte; sin dudas el “clima perfecto para pasar la noche durmiendo abrazados” pensó una Kagome agotadísima yendo a la cama, en donde esperaba un ansioso Inuyasha con ansias de proporcionarle calor, y ya que estamos algo de cariño.
    Ambos conciliaron el sueño, mientras que el pequeño Shippo estaba un poco inquieto, no podía dejar de dar vueltas en su cama, “debe ser que estoy muy ansioso, mejor trato de dormir” murmuró.
    Mientras tanto en lo profundo del prado se observaba como una silueta misteriosa se movía lenta e incluso torpemente, quizás lo hacía por cautela, o a lo mejor porque le ha sucedido algo y está malherido…
    Shippo detecto algo sospechoso..”Eureka!, esa es la razón de mi insomnio!”, el pequeño zorrito se dirigió afuera, tratando de ser sigiloso empezó a caminar rodeando la cabaña..
    Inuyasha también sintió algo raro, sin despertar a su cónyuge, salió rápidamente a alcanzar al pequeño zorro, pero luego de llegar a donde se encontraba este lo vió haciendo algo sospechoso, trataba de auxiliar a alguien, pero no sabía exactamente de quien se estaba tratando, pues aquel olor era muy distinto de los convencionales e incluso, supo exactamente que no era de por aquí.
    Al descubrir las acciones de Shippo supo inmediatamente que era una criatura extraña, se trataba de un demonio, pero ¿qué clase de demonio?¿será malvado o bueno? A Shippo no le hizo daño ¿se podría considerar como bueno?
    La criatura detecto la presencia del mitad perro e hizo saber a Shippo de su presencia..
    -Inuyasha está herida, necestamos a Kagome para que lo sane!
    - Quién nos dice que es bueno o malo? Y si intenta matarnos?
    -Es el ser más bondadoso que existe, te lo pido llámala
    - keh, está bien
    en eso se siente un susurro algo soñoliento:
    - No es necesario, aquí estoy. Lo sé, haré todo lo posible por curarlo (bostezo). Inuyasha por favor no le hagas daño, es un ser especial, tan puro que es imposible que lleve algo de maldad en su alma. Lo presiento.

    Kagome tomó el ala herida y con una venda amarró con una tela el área lesionada.. ”evitará que no pierdas más sangre, no te preocupes estarás bien”. Más tarde curó su herida con hierbas medicinales..”en una semana tendrás tu ala en perfecta forma”
    -Kagome, si llega a hacerte daño te juro que lo mataré.
    -Inuyasha, nunca me haría daño.. Un pegaso es una criatura Sagrada que protege a alguien que necesita de su ayuda
    -PEGASO?? QUE ES ESO?? Pregunto inuyasha rascándose la cabeza
    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------

    CAPITULO DOS: CONOCIENDOLO
    Mientras pegaso yacía echado en una cama hecha de paja cuidadosamente ubicada, descansaba después de una agitada y dolorosa noche, estaba muy débil, no podía hacer movimiento alguno.
    Kagome, Inuyasha y Shippo se turnaron en las rondas nocturnas para velar porque siga con vida el demonio.
    Inuyasha consumido por su curiosidad le preguntó a su esposa porqué conocía a esa bestia, a lo que Kagome expresó:
    “en realidad, Inuyasha es la primera vez que veo uno de piel y hueso, de pequeña creí que solo eran una leyenda antigua pero, ya que estamos en otra época no me extrañé al verlo.. se decía que había nacido en las fuentes del Océano, a partir de allí un grupo de sacerdotisas compasivas se hicieron cargo del pequeño portrillo hasta su madurez. Una característica de su vuelo es que cuando lo realiza, mueve las patas como si en realidad estuviera corriendo por el aire
    Nadie nunca pudo atraparlo, hasta que llegó un hombre que necesitaba ayuda, y éste al ver que sus sentimientos fueron honestos decidió ayudarlo, mataron a demonios malignos y trayendo el honor y la victoria a su aldea.
    Hasta que un día este hombre se volvió vanidoso y de malos sentimientos, y fue ahí que pegaso decepcionado abandonó a su compañero…”

    Pasó una semana de ese mágico y triste relato, pegaso mejoraba poco a poco, Kagome ayudaba a la criatura con ejercicios para que pudiera aletear como lo haría si estaría sano, mientras Inuyasha observaba desde la rama de un árbol, y recordando aquella fábula pensó ..”No será que esta vez este caballo con alas necesitará de nuestra ayuda??” y así quedó dubitativo por el resto del día, solo contestando a su pregunta retórica con un “Keh”.
    --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------CAPITULO TRES= PROPOSICIÓN
    Las tareas de rehabilitación daban frutos: la criatura podía mover su ala con lozanía, que dejaba cautivada a Kagome con su frescura y la sensación de felicidad que irradiaba, la humana se sentía satisfecha de haber hecho un excelente trabajo con la ayuda de su amado esposo y el tierno Shippo.
    Fue aquella noche que no podía dormir, estaba tan ansiosa que no dudó en manifestarlo con Inuyasha:
    -Inuyasha.. estás dormido?
    -Lo estaba, antes de que me hablaras (no es cierto, no pegué un ojo pues sentí que estabas inquieta) pero que te suc….
    Kagome no lo había dejado terminar de hablar que le dio un profundo y cariñoso beso, se miraron a los ojos, él con sus ojos dorados como el sol y ella con su marrón tan castaño como la tierra
    - Qué quieres que haga?, sabes que no me puedo resistir a tus encantos!
    - Necesito que me ayudes Inuyasha, hay que ayudar a la bestia a volar, necesita nuestra ayuda, por favor te lo pido!
    - Keh, si eso te hace feliz lo haré por ti amor mío
    susurraba inuyasha, con esa voz irresistible que kagome no podía resistir
    -Gracias Inuyasha, TE AMO
    Inuyasha la abrazó tiernamente y la besó apasionadamente, Kagome se dejó llevar y --pasó lo que tuvo pasar…
    ---------------------------------------------------------------------------------------------
    CAPITULO CUATRO= A PLENO VUELO
    A la mañana siguiente, un shippo animado se dirigió a lo de la anciana Kaede a avisar de la llegada del matrimonio, y de la ayuda que necesitarían, también se lo hicieron saber a Sango y a Miroku, todos estaban entusiasmados por la gran novedad, hasta Lin que había arribado a la aldea después de pasar un tiempo con su tutor Sesshomaru estaba muy curiosa al respecto.
    Cuando vieron por primera vez a la criatura se sorprendieron, era algo al que nunca había visto por los alrededores, era hermoso, parecía puro, no parecía un demonio malvado. Kagome iba montada sobre él igual que Shippo, mientras que Inuyasha lo traía con una especie de bozal hecho con cuerdas resistentes.
    Las gemelas de Sango se acercaron lentamente y acariciaron su sedosa y blanca crin, la bestia se asomó para que le tocasen su ocico, “¡BUEN CHICO!” Exclamaron las niñas, “ven hermano no hará nada” llamaban a su hermano más pequeño y el niño, aunque mas tímido fue el que más cariño le dio al equino, le dio un abrazote de oso, mientras que la bestia no mostro signos de resistencia.
    “era muy extraño, quien querría hacerle daño a semejante animal de buen corazón, cariñoso con los humanos?” pensaba Kagome
    -Jovencita explícate, entonces este “pegaso” ha llegado a tu cabaña hace más de una semana y necesitas de nosotros para ayudarlo a volar?_ decía Kaede
    - Si señora, él necesita volver al lugar de donde es, y tengo el presentimiento de que debemos ayudarlos, pero lo primordial y más importante es que vuele, alguien sabe como enseñar a volar?- afirmaba kagome

    todos la quedaron mirando con una cara de “no tengo ni la menor idea”. A lo que Kagome suspiró.
    - Primero deberíamos empezar por el ala herida, tiene que perder el temor a no moverla – dijo Miroku
    - Es verdad, sería un buen comienzo –afirmó Sango
    - Debemos entrenarlo, como si fuera un polluelo- dijo Shippo
    Y todos asintieron la cabeza.

    Se dividieron las tareas, los hombres deberían buscarle comida y paja para que pase la noche en la aldea y las mujeres deberían empezar con el proceso de la rehabilitación, tomaron el ala débil y mediante movimientos suaves la criatura poco a poco recuperaba la movilidad.
    Esta rutina fue repetida por tres días, en los que el medio demonio y su mujer se hospedaron en la cabaña de Sango y Miroku.
    Por las mañana los niños, incluído Rin le llevaban comida y jugaban con él, tanto lo querían que hasta dormían con él por las noches., por las tardes las mujeres hacían aletear al animal, por las noches los hombres les daban alimento y lo llevaban a su cama de paja.
    Hasta que un día, el pleno juego con los niños, montados en la bestia, esta empezó a correr velozmente y abrió sus alas, los niños asustados se sujetaron unos con otros: Rin, las gemelas y su hermano y Shippo, las alas empezaron a moverse velozmente emitiendo grandes ráfagas de viento, permitiéndole elevarse y alzar vuelo. Los niños sorprendidos comenzaron a apreciar la vista hermosa del lugar, y empezaron a reir, estaban volando y era emocionante, sobretodo para los tres niños de Miroku y Sango, que era su primera vez en estar en los cielos.
    “NO TEMAN NIÑOS, YO LOS PROTEGERÉ”… dijo una voz que tranquilizó a los infantes.

    Mientras tanto, Inuyasha no sentía la presencia ni de los niños ni de la bestia, asique los adultos desesperados salieron a buscarlos, pero ni bien salieron de la casa, vieron algo que bajaba del cielo y risas a su alrededor: era pegaso que bajaba a tierra y los niños que sonreían. El caballo alado se echó en el suelo para facilitar que los niños bajasen, al estar en el suelo los niños abrazaron a la criatura tiernamente.
    - Sango, Miroku, no hay razón para preocuparse- dijo Kagome
    - Lo sabemos, confiamos en ti Kagome- susurró Sango al tomar la mano de Miroku.
    ---------------------------------------------------------------------------------------------

    CAPITULO CINCO= EL MONTE QUE NUNCA ANOCHECE

    Rin.jpg
    Sin dudas la pregunta que se generaba a todos era por el lugar de donde había venido esta criatura.. pero no tardó en aclararse: pegaso tenia el poder de comunicarse telepáticamente y como había creado lazos sobretodo con los más pequeños una noche intervino en el sueño de Rin, la muchacha de 18 años que quién, después de Kagome poseía el corazón más puro e inocente.
    SUEÑO: Rin estaba vestida con un kimono blanco, corría felizmente por una pradera de flores, cuando vió a la criatura echada en el césped, cuando esta quiso levantarlo tomándolo de la cabeza, una voz parecida a la de Sesshomaru comenzó a hablarle: “tuve que tomar una voz familiar para poder hablar contigo, pues yo no tengo cuerdas vocales y por ello la única forma de comunicarme es a través de tus pensamientos”

    Ah- dijo ella por medio de sus pensamientos- la anciana Kaede y los demás no confían mucho en ti, pero gracias a la señorita Kagome y los niños pudimos sanarte.

    Siento mucho- expresó el animal- causarles muchas molestias a su aldea, pero les aseguro que todo fue un imprevisto, pues verás, vengo en busca del elegido.

    El elegido?-Preguntó ella-
    Así es –aseveró Pegaso- La persona que será entrenada en 2 veranos. La energía pura provenía de los alrededores de esta aldea y acercándome a esta zona, unos demonios malvados me hirieron gravemente. Es por ello que terminé al cuidado de ustedes, verás un mensajero del Monte que Nunca Anochece no posee el entrenamiento necesario para pelear, solo posee movimientos básicos.

    Rin sorprendida por la historia quería preguntarle más y más, pero sabia que el sueño se estaba por terminar solamente dijo: oye, donde queda ese monte?

    -Pegaso: Es al norte, mucho más delante del monte de las animas, quizás sea el pico más alto de toda la región montañosa, allí es del lugar de donde provengo, hay muchos de mi especie viviendo allí, vivimos en armonía y en paz al cuidado de las sacerdotisas del clan Hinata.

    -Rin: Debe de ser un lugar muy bonito y pacifico, porqué necesitan de Un elegido?
    - Pegaso: El elegido entrenará con las sacerdotisas y combatirá con el antiguo poseedor del pegaso original, el consumido por su ambición. Para lograr su venganza se hizo inmortal vendiendo su alma a un demonio muy fuerte y se unió a él. Este ser malvado fue ayudado en antaño por un demonio maligno llamado Naraku, pero por suerte pudimos defender la fortaleza y las perdidas fueron mínimas. Han pasado cinco veranos y recientemente pudimos sentir el renacer de esa energía.
    Es por eso que necesito encontrar al elegido
    Rin: haré todo lo que pueda para ayudarte, pediré ayuda a la señorita Kagome y a los demás… por cierto, porqué hablar conmigo y no con la señorita Kagome?

    Pegaso: Descubrí que eres una criatura con una energía similar a la mía, los de nuestra especie tenemos la habilidad de usar la telepatía con alguien único y especial que tenga la misma afinidad. Ah!! Me olvidaba.. mi nombre es Hizashi
    Fin del sueño

    Al día siguiente la joven Rin le contó a la señorita Kagome e Inuyasha lo que pasó en el sueño.
    Kagome: tenía razón, vino en busca de ayuda- mirando a Inuyasha-, que haremos? Inuyasha, estas dispuesto a…

    Inuyasha: kah, lo ayudaré, solo porque te lo prometí Kagome
    Kagome sonrió y le dio las gracias..

    Kagome: bueno!, parece que después de mucho tendremos una nueva aventura!!, y como Rin es la Única que se puede comunicar con Hizashi…

    Rin: Está bien!, espero que mi ayuda les sea útl!! Yo creo que Hizashi está feliz no es cierto?

    El pegaso Hizashi sacudió sus alas en señal de que estaba de acuerdo.

    Mientras veía a Rin feliz de acompañar a Hizashi en la nueva misión Kagome tiene una corazonada acerca de esto: “Rin, creo que el elegido está tan cerca de ti, que incluso puedo llegar a afirmar que eres tú”
    Inuyasha miraba a su mujer extrañamente, luego se dio la vuelta y se fue “debo pulir a colmillo de acero” pensó..

    ----------------------------------------------------------------------------
    CAPITULO SEIS= UNA AVENTURA DIFERENTE
    Será algo nostálgico, los extrañaremos- les decía kagome a Miroku, Sango y Shippo- de verdad nos harán mucha falta –y abrazó a Sango y les dio un beso en la frente a los hijos de ésta…
    - No se preocupen, cuando lleguen prometan contarme de la maravillosa historia!!- reía Miroku- ah, y por cierto les daré esto, creo que les hará mucha falta- y les entregó unos pergaminos mágicos por si algún demonio los atacaba..
    “CUIDATE HIZASHI, TE QUEREMOS”- sollozaban los niños mientras abrazaban al pegazo.
    Shippo aún tenía que formarse como un zorro demonio completo en la academia y si no fuera por eso iría sin ninguna duda al Monte que Nunca Anochece, solamente abrazó a Kagome –“cuidate mucho”…”y a ti (mirando a inuyasha) zopenco, no seas cabeza hueca y cuidalas mucho!!!-
    Inuyasha sentía deseos de matarlo pero solamente dijo un “kah”

    Fue entonces cuando dejaron la aldea para adentrarse en lo profundo de la pradera.