Aquí puedes ver mi video favorito en estos momentos:

[youtube]xs0Qeh59CCA&feature=related[/youtube]

Nothing will go wrong... But if it does do I care?
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. He aprendido que jamás, JAMÁS debes planear tan metódicamente tu vida. Si quieres algo, está bien, estudia o lucha por ello, pero nunca olvides que hay un mundo allá afuera esperando a llenarte de posibilidades, cambios, gente...

    No planees trabajar en un lugar, sino planea én qué ámbito quieres hacerlo. No planees tocar en una banda en específico, sino planea aprender a tocar un instrumento. No planees de todo el fin, sino el medio.

    ¡Quién me iba a decir que iba a terminar con una banda de reggae, tocando aunque todos te tachen de drogadicto y mujeriego! ¡Me encanta ser la excepción! Más aún, me gusta mucho el reggae. Y no soy ni drogadicto, ni tomo, ni siquiera soy parrandero... sencillamente toco un género.

    ¡Y qué decir de ésta canción! ¡Está re-genial! Me encanta tocarla, más con tanto talento como lo son Andrea y Martín... ella le robó la voz a los ángeles...

  2. No lo sé, neta que no sé.

    Sólo sé que... Damn man, I'm really in love with this girl!!!
  3. Hace algún tiempo estaba en el auto con mi tío mientras un programa de radio con unos chicos estaba al aire. Ellos hablaban del rap y a mí y a mi tío nos parecía bastante poco interesante. En aquél tiempo yo era locutor de CemZoo Radio, y en un momento de suma sobrevaloración, le dije a mi tío:

    -Qué tema más común, ¿no? Y la forma en que el principal habla... vaya, creo que hasta yo lo haría mejor.

    Algún tiempo después, un gran amigo llamado Luis me llamó y me dijo que habría un casting para una nueva generación en Poder Joven Radio, el mismo programa que tiempo atrás había escuchado. ¡Claro! -pensé-, es mi hora de demostrar que yo sí lo haría mejor.

    Fui al casting y no quedé entre los 5 titulares. Mi amigo Luis sí quedó, y eso me consoló.

    Después fue de nuevo Luis quien me habó y me dijo que fuera a Riviera FM (la estación donde se transmitía el programa) porque uno de los titulares se había ido y solo un finalista (entre los 10 finales del casting) podía suplirlo. Así que fui a hacer otro casting, esta vez solo yo contra otra finalista de nombre Iris.

    Quedé, y así comenzó mi aventura en la generación 2010-2011. ¡Vaya que estaba muy equivocado! La radio a ese nivel no es algo tan simple como prender tu computadora y hablar con toda confianza a una cantidad reducida de usuarios registrados de un foro. Tener que hablar para cientos de personas que esperan que nunca te equivoques ni te trabes y que si se sienten incómodos envían un mensaje de enojo... es bastante difícil. Más aún cuando tienes censura propia del horario y del instituto de la juventud, cuando debes cumplir con órdenes de un productor y donde te están pagando por hacer algo bien. Sin duda fue toda una experiencia.

    Este sábado fue el último programa de la generación 2010-2011. Fue algo increíble, Iris terminó siendo loctora los últimos meses por la salida de Karla, quien por teléfono enlazó con el programa y hasta mandó a un corte. Michael, mi otro compañero, está ahora en una radio mucho más escuchada de Cancún, Radio Turquesa, una estación que se escucha en todo el estado, en cuya página puedes ver a los locutores en vivo, y donde hay gente de mucha talla. Mi amiga Iris está por terminar su carrera en comunicación. Luis Miguel sigue metido en concursos de oratoria estatales. Zayuri creo que está en proceso para entrar a la televisión local ( TV Cun).

    ¿Yo? Yo hice catsing otra vez para Poder Joven Radio, generación 2011-2012. Ésta vez quedé en primer lugar y ahora tengo a nuevos compañeros conun ánimo, un rostro y un ímpetu realmente fresco y animado. Alguna vez, cuando entré por primera vez a esa cabina, yo tenía la misma cara.

    ¡Casi puedo oír a mi productor diciendo "un aplauso para Alex que, pese a ser su primer programa, sí se la rifó"!
  4. He llegado a un punto difícil en mi vida. Por un lado, nunca había temido tanto por un examen. Estoy en momentos decisivos en la escuela, y ya estoy muy cerca de acabarla. Por otro lado, la música va viento en popa, y ya comenzaré a tocar con mi banda muy pronto, a ganar dinero y además ya quedé para otro año en la radio, por dinero parece que no tendré mucho problema.

    Todo esto mientras pierdo hábitos que me habían costado mucho construir: el gimnasio, la sana alimentación, todo luce muy lejos ahora.

    Dios, mi mundo cambió drásticamente en muy poco tiempo. Veo las cosas de forma ligeramente diferente. ¿No estoy haciendo cosas que no debería? ¿Para qué trabajar si afortunadamente no lo necesito? ¿Para qué meterme en el mundo del músico, lleno de vicios, mujeres y desvelos? ¿No terminaré cayendo? No, no lo creo. Soy demasiado fuerte para eso. Aún así, ¿qué pasa con mis estudios? ¿No es una distracción innecesaria?

    El que mucho abarca poco aprieta. Está también lo de la radio. Oh, todo a un año de salir de la prepa y comenzar a forjar mi futuro. Estoy en un punto difícil. Mañana tengo una dura prueba, por favor, por favor, todos esos hábitos, esas reflexiones que pude escribir y pensar alguna vez, dios, buda, alá o madre naturaleza, por favor, por favor, Alejandro Mayor por favor, ayúdame mañana. Ok, tal vez soy muy dramático. Eso es bueno, por que me gusta escribir novelas.
  5. Como yo, mucha gente que se propone metas en esta vida no las cumple. Mientras más difícil sea el cambio (por que toda meta se trata de cambios), más difícil es cumplir la meta. Y esto no es casualidad.

    ¿Saben ustedes cuál es la diferencia entre una persona de éxito y una persona promedio? La diferencia es el precio que pagaron los exitosos. Es tan sencillo como eso. Los exitosos sabían que su meta no sería fácil, pero perseveraron y pagaron el precio.

    Una buena forma de ilustrar esto es, digamos, con una persona que sueña con ser cantante. Hay que tener un interés y talento natural para cantar, por supuesto, pero se necesita mucho más que eso para tener éxito nacional e internacionalmente. El precio es altísimo: hay que lucir bien, ir al gimnasio, ir con un profesor de canto, perseverar y prepararse para ser rechazado mil veces, para ser aceptado al intento 1001. Esta lista es muy corta, se requiere muchísimo más para tener éxito en una carrera artística actual.

    Pero vayamos a metas más fáciles. ¿Qué pasa con quien quiere tocar la guitarra pero dice nunca tener tiempo de practicar? ¡Ah! Es gente que se engaña a sí misma, en realidad es por que NO ESTÁ DISPUESTA A PAGAR EL PRECIO, el precio es dedicación, dinero y tiempo. Eso se necesita para tocar la guitarra, nada más, aunque en distintas proporciones.

    En otras palabras, no puedo ir por ahí diciendo que soy muy bueno en el baloncesto, que toco muy bien la guitarra, que soy un excelente matemático, si no estoy dispuesto a pagar el precio. ¡De eso se tratan las metas, de pagar el precio! ¡De resistir placeres temporales con la ilusión de obtener un mayor placer al culminar la meta!

    Eso es lo más difícil del mundo: resistir los placeres temporales. Llámense tiempo, fiestas, descanso, televisión, parque de diversiones, flojera, parque acuático, ir a la playa... los placeres temporales son muy difíciles de vencer. Sin duda tropezarás con ellos cuando estés en medio de una meta, todos lo hemos hecho.

    Los exitosos son aquellos que logran vencer los placeres temporales. ¡Y esto aplica hasta en los matrimonios! Los hombres muchas veces somos vistos como cerdos que no pueden resistirse a una mujer que les atraiga, y aunque debo admitir que la mayoría no se resiste a los placeres temporales, ¡los hombres seguimos siendo seres pensantes! ¡Claro que aún podemos resistir! Aún así, hay muchos hombres y mujeres que, por el placer de 5 min. de pasión en una aventura extramarital, se niegan el placer enorme de una familia unida, y un matrimonio de confianza.

    Hay que mandar al diablo a los placeres temporales que impiden que cumplamos nuestras metas. Hay que identificarlos, y hacerlos a un lado.

    ¡Recuerda que un avión comercial pasa el 90% del tiempo fuera de su ruta planeada! ¡Igual pasa con las metas! Todo se trata de PERSEVERAR. Perseverar significa que no caerás 1, 2, ni 3 ni 100 veces. ¡Puedes llegas a caer 10,000 veces! PERSEVERAR significa que, caigas cuantas veces caigas, siempre te levantarás.

    Si perseveras, alcanzarás todo lo que te propongas. Si los placeres menores te ganan, serás exactamente como la mayoría. Cuidado con no caer en el fracaso, si elijes caer en todos los placeres temporales.

    ¡Perseverando, moverás montañas!
  6. Eso hago, tiro el pasado y transformo mi presente.

    =)
  7. La nostalgia es uno de esos sentimientos extraños que tenemos. Es uno de los que más me gusta, pero que después de un rato de sentir debo dejar pasar por que luego se siente bastante feo. Es como un sentimiento en el que sufrimos y disfrutamos por igual, ¿no lo creen?

    Justamente nostalgia es lo que me trae este video, que vi hace mucho tiempo con mi amigo Ramón, y que me trae muchos recuerdos.

    Dejo de sentir nostalgia cuando me dejo llevar por las bromas de Osiris Flores, hahaha xD

    Disfrútenla. Y si no eres mexicano(a), ¡sencillamente no le vas a entender! Pero en sí, es un video de risa.

  8. En serio, con toda sinceridad les digo, mujeres:

    NO hay nada, NADA PEOR, que ver a una mujer:

    -FUMANDO
    -DICIENDO GROSERIAS.

    ¿Creen que se ven bien diciendo "Hay te la lavas weey", "No maaames", "Neta que me mueeero por un shot we!". ¿O creen que se ven muy femeninas con un cigarro en la mano?

    ¡De por si en los hombres se ve HORRIBLE, peor en ustedes!

    Solo quería que supieran eso... que no hay nada que, al menos a mí, me quite más el interés en una mujer que verla fumar o insultar. Y si tú fumas e insultas pero por tu carita (y/o cuerpecito) tienes a muchos tipos babeando por ti, es una lástima que lo único que puedas atraer sean adictos, groseros o gente fracasada y nunca a nadie maduro ni inteligente, por que los que así son, seguramente no quieren andar con tipas que fuman o insultan.

    He dicho :)


  9. Hell yeah d[-_-]b
  10. Hoy descubrí una nueva forma de ahorrar tiempo mientras como cereal. La idea es bastante simple y me permitirá desayunar en tiempo récord. Se acabó la espera de que el cereal desendurezca, o el fastidio de las tazas. No, hoy decidí licuar mi cereal.

    Es muy simple:

    -60 grs de cereal.
    -300 ml de leche.
    -A la licuadora.
    -Licúa a la máxima potencia.

    El resultado es un licuado bastante nutritivo y delicioso. Eso me ahorrará tiempo en las mañanas :)
  11. El papá se Carlos Santana fue un violinista leyenda en su tiempo. Carlos Santana cuenta que una vez su padre lo llamó y, violín en mano, tocó unas notas. Un pájaro que estaba en un arbol cercano silbó exactamente las mismas notas. Tocó otra melodía, y los pájaros nuevamente la repitieron. Él le explicó que eso era tocar con el corazón, y que no se trataba de español o inglés, sino de un idioma universal que era la música. Le dijo que cuando él lograra eso, estaría tocando con el corazón.

    Carlos Santana viajó después a Tijuana, donde llegaban las frecuencias de estaciones en Estados Unidos, y donde escuchó a sus futuras fuentes de inspiración como B.B King o Jimi Hendrix. Ahí conoció a su mentor y maestro, Javier Bátiz, y comenzó su carrera con la guitarra eléctrica.

    Al poco tiempo de mudarse a Estados Unidos formó la banda Santana Blues Band, que depués se llamó simplemente Santana, la cual se terminó separando y Santana se volvió solista. Actualmente Carlos Santana es multiganador del premio grammy en diferentes categorías, y su hijo, Salvador Santana sigue con la tradición, pues estudió piano en una escuela de artes.

    Al igual que Santana cambió la música mariachi de su padre para algo más moderno en su tiempo, Salvador Santana cambió la guitarra por el piano y no hace música rock, sino música electrónica. Y lo que he oído de él me ha gustado:



    La familia Santana es muy talentosa.
  12. No sé que tan normal sea, pero he notado que tengo varias "heridas" pequeñas en mi cuerpo. Para empezar, tengo una especie de "ampollas reventadas" en ambos pies en el mismo lugar, producto de, estoy seguro, las bicicletas estáticas que uso en el gimnasio. Y esas mismas bicicletas me han hecho tener varios moretones en las piernas.

    A la izquierda del estómago tengo un moretón, ese si no sé de dónde fue. Y en mi brazo izquierdo tengo un golpe que duele cuando lo presiono, por andar jugando con mi primo.

    Ahora mismo no noto otros, pero cuando hago ejercicio noto varios golpes que tengo en todo el cuerpo. No sé por qué, pero el día que descanse sé que todos se irán :)
  13. ¿Ah poco no? :)
  14. Aunque el mundo parezca tirano y traicionero, debemos recordar que sus cosas buenas tiene. Y las tiene, en mi opinión, en perfecto equilibrio. Nadie es totalmente feliz, y nadie es totalmente triste. Tenemos, en mi opinión, un poco de todo.

    Es como cuando tienes un proyecto, sea cual sea, y a ti te interesa mucho. Cuando logras algo respecto al proyecto te sientes muy feliz, pero cuando algo malo pasa te sientes muy triste. Es como una banda de rock, si te presentas en bares y en los ensayos todo va bien, te sientes feliz. ¿Pero qué pasa si, por ejemplo, el baterista un día te dice que a veces siente que ya no quiere estar en la banda? Entonces te sientes triste. Lo mismo pasa cuando se tiene novio o novia, somos muy suceptibles a sentirnos felices y al otro día sentirnos tristes, pero es completamente normal. Un buen amigo mío una vez me dijo: "no todo es miel sobre hojuelas", y es muy cierto. Por más que parezca que nunca habrán problemas, o por más que parezca que siempre habrán problemas, siempre hay un equilibrio entre felicidad y tristeza.

    Lo importante es enternerlo, y de esa forma, saber cuando nos sintamos tristes, que todo te será devuelto en forma de felicidad. Ve y habla con tu mejor amigo, ve y desahógate cuando estés triste. La vida siempre te lo recompensará. Y recuerda que nada, NADA, es tan grave. Y que TODO pasa por algo.

    Yo tengo un dicho: "Todo lo malo que pasa en mi vida yo lo provoqué, y si no, es para mi beneficio".

    Y hablando de la gente buena, el otro día un tipo en el gimnasio me devolvió un objeto que olvidé en el baño. Él pudo habérselo quedado y yo no me daría cuenta hasta llegar a mi casa que ya no lo tenía. Y sin duda eso hubiera hecho cualquiera. Pero él no. Él lo llevó a recepción y luego fue a decirme si no había perdido nada, y entonce fui a recepción inmediatamente. En verdad me sentí muy bien, ese sujeto hizo lo correcto, hizo lo que yo haría. Gracias a eso ahora tengo un ejemplo en donde basarme para hacer lo correcto el día que vea algo de valor ante mí: pensaré en todo lo que le costó a la persona comprárselo, o simplemente lo que significa, le pertenece a fin de cuentas. Por eso si queremos hacer el cambio, debemos comenzar con nosotros mismos. Así cambiaremos a los demás.
  15. De lo más profundo de mi alma, con toda sinceridad y con todo respeto, hoy le pido perdón a todos mis hermanos humanos.

    Perdóname tú, niño africano, por preocuparme por estupideces mientras tú no tienes que comer.

    Hermano cubano, perdóname por comer cereal todas las mañanas mientras tú no puedes ni conseguir un poco de leche.

    Pueblo de Japón, perdónenme por creer que soy una persona humilde y solidaria, siendo que no he donado nada para ustedes ni he hecho nada pese a la alerta nuclear que están sufriendo.

    Vagabundo que tranquilamente me pediste una moneda mientrasn yo fingía no verte, perdóname.

    Gente sin luz, sin agua y sin comida, perdónenme por usar tanto la televisión y la computadora, por bañarme con regadera, por comprar tanto en los supermercados.

    Les juro que sé que sus problemas son reales. Sé bien que mientras yo me preocupo por trabajos escolares ustedes se preocupan por sobrevivir a la hambruna. Sé que mentras yo leo un libro tranquilamente ustedes no tienen ni una piedra en la cual descansar. Mientras yo compro un celular, gente de Ghana, ustedes están hundidos en desperdicios de la industria. En serio perdón.

    Desde aquí, desde mi comodidad, desde este lugar lleno de lujos y comida, les juro que hago todo por ayudar a tener un mundo mejor. Nunca crean que no pienso en ustedes. Yo lloro con ustedes. La diferencia es que yo lo hago en una habitación bastante cómoda.

    Aún así, llora mi alma.