:ANYWORD: Hooola mortales!! XD ¿que quereis que os diga? este mi blog aquí publicaré mis one shot, mis opiniones, mis penas :D aguantenme y comenten xD adiios! ;);)
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Como saben.... en Chile , mi querido pais hubo un catástrrófico terremoto:amargado:

    Esa es la razón de este especial telúrico, el domingo a las 03:28 AM un terremoto de 8,5 grados en las escala de Richter sacudió a mi Chile, siendo el punto central de este Talca-Concepción y al medio de todo, en el ojo del ojo del huracán ósea donde más duro dio está Linares -.- donde vivo yo ¡Si Señor! Su escritora favorita estuvo a punto de morir aplastada… gracias a Dios y a Jashin sama y todo el cosmos salí intacta así como mi casa tubo daños menores (gracias al cielo que mis papas gastaron una fortuna para asegurar y arreglar la casa para estos casos), en fin recién volvió la luz y me presento con un fanfic inspirado en mi tragedia, Suerte Saku!!! ¬.¬… a diferencia de ella no tuve un príncipe azul del cual afirmarme u.u xD sólo un papá que rezaba como loco, un hermano medio atontado que no tenía idea y una mamá que pensaba que era el fin del mudo, tuve poco y nulo miedo porque…alguien tenía que dar la cara, prender las velas y bajar las frazadas, alguien! Tuvo que guardar agua, sacra la radio de baterías, verificar a luz de vela si existían grietas peligrosas que pudieran ceder, juntar los celulares que aún tenían carga, ver que los vecinos estaban bien y verificar que tuviéramos alimentos para estos días sin supermercado, luz ni agua… aunque nuestra condición no fue la peor, hay gente a la que la casa se le derrumbó por completo, ciudades costeras desaparecieron, robos, saqueos, no faltan los sinvergüenza o los que estaban muy desesperados…en fin en la entrada de mi casa mientras vigilaba se me pasaron las horas mientras leía "La isla bajo el mar" de Isabel Allende y empezaba "El símbolo perdido" de Dan Brown…los recomiendo
    En este momento no tengan pena piedad por su escritora que está reportándose en este momento con ambas manos, cuerda, sólo un poco cansada emocionalmente, recen a su ser superior (No sé son católicos como yo) o simplemente manden un deseo de pésame y reconstrucción para mi país, y para esas familias que perdieron más que su casa y unos cuantos platos… sin mas la historia…:coquetaxxx:



    Invité a Naruto a comer Ramen algo que lo sorprendió tanto a él como a mí, pero tenía razones para hacerlo:
    1º Aún no le agradecí el hecho de que trajo a Sasuke devuelta a Konoha… aún después de que casi lo hice creer que lo prefería muerto antes que al lado de nosotros…como equipo, claro está.
    2º Hace tiempo que no me hostigaba con sus deseos de salir en una cita y ya me había acostumbrado a ir al ya acostumbrado puesto de Ramen con él cada día que estábamos libres.
    º Se había alejado mucho de mi desde que Sasuke volvió
    Y
    4º… Cuando Naruto…Naruto era la única persona que me hacía sentir…
    Olviden el cuarto motivo con los anteriores me basta y me sobra, a mi y a mi conciencia (n/a: Mi cuñi nos dejó claro que a ustedes también les debe bastar xD pero yo sé que no xD)
    Me irritaba un montón que después de mi patético intento de confesión el se hubiera alejado de mi, ya no había "Sakura-chan" ni citas ni "¿Te acompaño a casa Sakura-chan?" era en esos momento cuando me daban mas ganas de golpearlo, pero me contenía porque no había razón alguna para justificar ese único y necesario contacto físico que antes teníamos…porque a pesar de todo…no quería perder la única persona que siempre había estado a mi lado…
    Más rabia me daba cuando lo veía hablando distraídamente con Hinata.
    ¡Claro! Supongo que un "te amo" después de interponerse entre un golpe de un Akatsuki irradia más amor –Y sangre- que un "te quiero" en medio de muchos de tus conocidos.
    Un te quiero falso
    … Cierto, un te quiero falso.
    De todas formas todos preferían verlo con Hinata "un amor tierno y merecido por ambas partes" decían mucho, conmigo seríamos una pareja mas bien graciosa, entre golpes y gritos, entre unos insultos y miradas sonrojadas… nadie se preocupaba de ver más allá, ni el mismo Naruto que a pesar de su lema "Nunca cederé a mi palabra" parecía que se había rendido respecto a mi y decidió acostumbrarse al tierno y merecido amor de Hinata… en ese momento me detengo a pensar "¿TENGO REALMENTE DERECHO EN INVITARLO A COMER RAMEN?", "¿Puedo darme el lujo de darle nuevamente esperanzas que yo no respondería?", mejor dejarlo con Hinata, ella sabría amarlo y hacer que el le correspondiera… no podía atar a Naruto nuevamente, primero con una promesa de la cual me arrepiento y después a unos sentimientos que sólo saldrían a flote por mero egoísmo y vanidad de mujer, ¿A quien no le gusta tener a alguien que le diga que hoy se ve bonita? O alguien que te pida atención, alguien que te entregue sonrisas de confianza, aunque era tonto tratar de decirme todo esto…yo quería a Naruto por algo más que simple conveniencia… ni si quiera entendía que era lo que me motivaba a estar triste por su repentino alejamiento, o lo que me hacía reír cuando estaba cerca mío, lo más misterioso era lo que me llevó a decirle
    "-Naruto ¿Quieres venir a comer Ramen conmigo a las ocho?"
    El respondió "-No estoy seguro Sakura"
    Y yo rogué patética "-Por favor… hace tiempo que no salimos juntos y…te extraño", extrañas fueron esas palabras que salieron de mi boca… finalmente el acepto a regañadientes…Creo que le dí pena.
    Sin embargo no era amor lo que sentía por Naruto… la única referencia que tenía frente a esos raros sentimientos eran las emociones que me embargan antes con Sasuke-kun, euforia, orgullo de estar en su equipo a diferencia de otras novatas que lo deseaban, ganas de hablarle y hablarle, con Naruto era diferente, en vez de euforia estaba esa extraña mezcla de alivio y tranquilidad cuando lo veía, en vez de orgullo me sentía afortunada y en vez de hablarle deseaba escucharlo y darle un ligero coscorrón cuando decía estupideces, una torpe escusa para tocarlo… por eso no era amor, porque yo había amado a Sasuke-kun pero no sentía los mismo sentimientos por Naruto.
    -Sakura- Me llamó el rey de roma
    -Naruto, te estaba esperando- Le respondí feliz y tranquila, como siempre que lo veía y mi corazón se aceleró, debido al tiempo en que no nos veíamos, supongo.
    -Ah… vamos- Dijo cortante, mi corazón dejó de latir rápidamente, lo seguí en silencio, no había sonrisas zorrunas ni frases graciosas e incoherente, menos coscorrones he ahí el problema ¿Cómo combatir de otra manera las ganas de tocarle?, sin tener otra escapatoria y cediendo al deseo me colgué de su brazo, el contacto duradero con su cuerpo me llenó de calor y color la cara.
    -¿Por qué ya no me hablas?- Pregunté agachando la mirada, ni si quiera el molesto acto de tomar su brazo pareció hacerle notar mi presencia, miraba distraído el camino pero giró su vista levemente para contestarme
    -Creí que no te gustaba que hablara estupideces- Respondió y volvió a ponerse en marcha, soltando mi agarre gentilmente. Luego silencio hasta que el chirrido de los pisos al correrlo para sentarnos hizo eco en mi mente y me trajo de nuevo a la realidad, el me ofrecía una silla y yo me senté, vi de reojo como el alejaba discretamente su banco del mío.
    -Yo pago- Dije con voz apagada, el se encogió de hombros.
    -Tu quieres hablar conmigo- Dijo mientras pedía un tazón grande de Ramen con sus 'ttebayos y sonrisas de siempre, esas que yo ya no veía y luego uno mediano para mí.- Supongo que está a dieta- Dijo, creí atisbar una oportunidad de volver a la normalidad y me arriesgué
    -¡Me dices gorda!- Grité y le golpeé la nuca, el miró con tristeza el plato.
    -Siempre eres así- Dijo y se metió una cantidad prudente de fideos a la boca, esto estaba mal, muy mal- No te estaba diciendo gorda, no seas exagerada.
    En ese momento sentí picor en los ojos y el corazón roto, como cuando se fue Sasuke, uno de esos dolores que sólo son producto de las penas de amor, pero ¿Cómo es eso posible? Yo no amo a Naruto…no como a Sasuke-kun
    -¿Por qué empezaste a portarte así conmigo Naruto? Y no quiero tonterías- Dije mientas apretaba los palillos en mi mano hasta romperlos y ocultaba mi cara tras una segura cortina de cabello rosa
    -Pensé… ¡¿SAKURA-CHAN ESTÁS LLORANDO?!- Preguntó mientras separaba la cortina para ver de donde venían esas gruesas lágrimas que iba a llegar a mi tazón.
    -Pensaste… ¿Qué pensaste?- Pregunté y levanté el rostro, entonces pude ver su preocupación y su arrepentimiento.
    ¿Y si es otro tipo de amor…uno más…correcto…uno menos ególatra?
    -Pensé que ahora que volvió Sasuke tenía que dejarte en paz, para que pudieras ser feliz con él sin arrepentimientos-Respondió se acercó a mi y me limpió las lágrimas- Odio que llores Sakura-chan…no creí que me echaras de menos- Finalizó
    Me quedé muda mirando como sus manos, callosas producto del entrenamiento limpiaban mi cara, el lo hacía por mi… el no me odiaba por mi falsa confesión.
    -Lo siento…-Murmuré
    -No sé por qué dices eso.
    -Siempre te trato mal.- El se separó de mi e hizo una mueca como si el pensara lo mismo pero no quisiera decírmelo.
    -Na-naruto-kun… ¿todo va bien?- Preguntó la tímida Hinata que no dudó en darme una mirada de reprobación.
    -Hinata-chan, no es nada…- Empezó a decir alegre Naruto, demasiado para mi, me levanté y pagué- Sakura-chan- Chilló Naruto cuando me levanté sin despedirme para ir a….cualquier lugar lejano a los tortolos…
    No tenía derecho, no tenía el derecho de tratar a Naruto como segundo plato ni venir a quitarle la felicidad que parecía empezar a tener con Hinata, salté rapidamente entre los techos luego sobre los arboles hasta que la montaña de los kages me impidió avanzar, me sorprendí hasta donde llegué, no era exactamente la montaña de los Hokages en sí, sino el cordón montañoso del cual esos imponentes monumentos posedían, supsiré notando el hasta ahora imperseptible cansancio y me dejé caer en una roca, me pasé una mnao pr la cara para sacarme el sudor pero…no era sudor, eran lágrimas. No era justo venir a quitarle a Naruto sus progresos con Hinata a cambio de nada, sólo una amistad que no pasaría de ello.
    Aunque ni si quiera has hecho el intento y ya te rindes
    Me hice un ovillo para poder apoyar mi mentón en mis piernas.
    -Sakura-chan, me dejaste plantado en media cita- Dijo una voz jadeante a mi lado, su aliento de cansancio rozaba mi cuello, levanté bruscamente el rostro para encontrarme excesivamente seca del suyo.
    -No era una cita- Dije al tiempo que hacía desaparecer las últimas lágrimas
    Hipotéticamente hablando…
    -No importa siempre que estoy con Sakura-chan soy feliz
    Si estuviera enamorada de Naruto
    -¿Sakura-chan?
    Hipotéticamente… ¿Terminaría bien todo esto?
    -Naruto…yo…
    En ese momento algo colapsó, la tierra empezó a moverse, un simple temblor deduje, no le presté la mayor importancia, pero Naruto me tomó fuertemente un hombro en un gesto protector, mi angustia apareció cuando el ritmo y la intensidad aumentaban, los árboles se mecían violentamente y la roca en la cual estaba senada cedió pero Naruto me ayudó a sujetarme, empecé a temblar de miedo, era entupido e ilógico, yo era una Kunoichi, preparado para todo, en cualquier momento y sin embargo esto era lo que menos esperaba, una roca calló a centímetros mío, hubiera caído sobre mi si Naruto no me hubiera tomado en brazos.
    -Terremoto- Susurró mientras me apretaba más a su regazo tratando se esquivar las rocas que caían desde el cordón montañoso en el cual segundos antes nos habíamos sentado
    -No me digas- Traté de parecer ruda, pero mi voz se quebró y volví a temblar como un gato menso.
    -No te preocupes Sakura-chan, tu sabes que te protegeré con mi vida- Sentí como estábamos bajo techo, me separé bruscamente de el al darme cuenta que estábamos en una especie de cueva.
    -¡Naruto idiota!- Grité al tiempo que intentaba arrastrarlo hasta la salida, si nos quedábamos acá moriríamos aplastados, iba a salir ya de lo que pondría ser nuestra tumba pero en ese momento una roca nos obstruyó el paso ¡Genial!, me di vuelta yle pegué un coscorrón a Naruto.
    -Sakura-chan lo siento- Murmuró mientras se sobaba, me senté junto a la puerta, el terremoto había pasado, sólo quedaba resignarme…a estar enserada con Naruto.
    Si hipotéticamente…yo decidiera rebelarle mis sentimientos ahora…sonaría hipotéticamente ¿egoísta?
    -Naruto… tu piensas que todavía me gusta Sasuke-kun- Mi rubio amigo que se estaba sentando se puso tieso y trató de hablar, normal, pero aún sin ver perfectamente su cara por la oscuridad podía notar su mueca de tristeza
    ¿Podría ser…?
    -Yo creo…-Respondió, sin poder evitarlo apoyé mi cabeza en su hombro, el dio un respingo y tímidamente pasó su brazo por mi cabeza hasta entrelazar por completo mi cuello para atraerme más a su pecho- Yo creo que ya no me importa- Levanté la cara para ver de cerca su expresión, pero nada, la oscuridad era absoluta, levanté mis manos para palmear su cara, parecía tener una expresión seria, el subió su mano libra hasta tomar la mía que estaba acariciando sus labios, la apartó y se dirigió lentamente a mis labios, podía sentir su respiración agitada y mi corazón que le seguía el ritmo.
    Parece que la situación hipotética…es 100% real.
    Finalmente nuestros labios se juntaron dulcemente, no fue como cuento de hadas ni apresuramos salvajemente el paso como en una historieta ecchi, solos nos quedamos ahí, quietos tratando de sopesar mentalmente la dicha que sentíamos, el se separó de mi para plantarme fugases besos en toda la cara, la tierra empezó a temblar nuevamente, replica…
    -Naruto yo sólo te quiero a ti-Dije en vez de comentar el actual suceso post-terremoto. Entonces el tomó bruscamente mi cara y la juntó con la suya, besó insistentemente mi labio superior y yo le seguí inexpertamente el paso con su labio superior, creo que al tampoco le importaba el hecho que podíamos morir.
    El se levantó y sentí un puf, supuse que había invocado algo pero cuando vi que con ayuda de otro clon estaba haciendo un rasengan lo frené abruptamente.
    -Si atraviesas esas rocas el techo de la cueva cederá- Le expliqué
    -Je je… entonces…
    -Tarde o temprano se darán cuenta que no estamos allá, vendrán a buscarnos con ayuda de los perros ninja.- Volví a contestarle, el se volvió a sentar a mi lado y me tomó la mano.
    -Sakura-chan… si no salimos de esta- Empezó a decil mientras acariciaba circularmente la palma de mi mano con su dedo pulgar.
    -Naruto no digas esas cosas, ya veras que pronto nos encuentran- En ese momento una réplica hizo que un poco más adentro en la cueva cayeran unas cuantas rocas. Sentí a Naruto tragar escandalosamente.
    -Sakura, tu me quieres- Dijo el apartando mi mano y tomándome después de unos intentos la cara.
    -Si._
    -Olvidaste a Sasuke
    -Si._
    -Confías en mí
    -Si._
    Se abalanzó sobre mí y comenzó a besarme insistentemente, tanto así que no le podía seguir el ritmo, mordió mi labio dulcemente y una pequeña pero perceptible corriente me recorrió, dejé salir un suspiro silencioso y sentí la lengua de Naruto explorar mi cavidad, desesperada y llena de adrenalina a causa del escaso aire aferre una mano mía a sus cabellos y la otra la enrollé alrededor de su cuello, lo entendía perfectamente, no tenía idea del estado en el que estaba la villa y dependía de esto último la cantidad de tiempo que tardarían en venir a rescatarnos, no teníamos agua, luz ni comida y el poco aire al interior de la cueva era poco y espeso, no podía evitar pensar en que moriría sin haber estado en los brazos de mi amor.
    Mi lengua abrazó a la suya, dándole la bienvenida he invitándola a quedarse, pero Naruto se apartó de mi, se sacó su polerón en conjunto con su polera, la deslizo he hizo una especie de mantel, me puso sobre su tibia ropa y sentí como me clavaba la mirada, casi pude ver en medio de la oscuridad un brillo especial en sus ojos, cansada de la distancia y la espera procedí a desvestirme mientras el trataba de captar mi mirada en la Umbra, quedé en ropa interior y lo atraje hacia mi, sentir su piel desnuda contactar a la mía hizo que se me erizara por completo, acarició una de mis piernas mientras las enrollaba a su alrededor, no llevaba ropa interior, no quise preguntar, sabía que solo si yo se lo decía lavaba su ropa y
    ¿Hace cuanto no nos hablábamos? Por una estupidez no nos hablábamos
    Sentí que el dejaba de besar mi abdomen y desenlazaba una de mis piernas para sacarme la braguita, puso una de mis piernas en su hombro y emprendió un viaje de besos y saliva por mis muslos interiores hasta llegar a mi entrada, me resistí al impulso de cerrar mis piernas, sentí un mordisco en la entrada y me arqueé involuntariamente
    -Mas adentro…
    Tomé sus cabellos entre mis dedos, tratando de empujar su cabeza a mi interior, lamió todo lo que encontraba a su paso hasta que se topó con mi clítoris y sin rodeos la succionó
    -Mas fuerte
    Una cortina de placer me envolvió y en medio de sus mordiscos y succiones no pude evitar tomar uno de mis senos por debajo del brasier para acariciarlo, Naruto movía su lengua con rapidez pero…
    -Mas…
    Siempre fui exigente…sentí un dedo ahí abajo que se movía sincronizadamente con la lengua, pero no en el mismo lugar
    -Ah…Naruto…
    Comencé a mover mis caderas en conjunto a su ritmo, el metió dos dedos más, impaciente, alejó su lengua de ahí para quitarme el sostén con los dientes mientras seguía con sus maravillosos dedos un patrón circular empezó a mordisquear lijeramnete un pezón, dejó mi pierna abajo y exploté
    -Ah…Na…ru…to
    Sus dedos, antes dentro mío los llevó hasta su boca y los saboreó sonoramente
    -Eres…deliciosa
    -Naruto…por favor
    El me tomó en tandas me sentó a espaldas a él, sobre su miembro erecto con fuerza, penetrándome de una estocada, lancé un grito de dolor y el uno de molestia.
    -Estas bien-Preguntó mientras besaba mi cuello
    No pude hablar por que no encontraba mi voz, en vez de eso comencé a moverme, a dar saltos como podía en medio del placer, el lanzaba gemidos y mi nombre en mi oído, su calido aliento me daba energías para hacerlo con más fuerza, después de un rato el comenzó a ayudarme con sus fuertes y bronceados brazos, aunque yo no podía ver mucho de él…Naruto se corrió en medio de un gruñido, no salí de el pero como pude me di vuelta y me acosté el volvió a enrollar mis piernas y yo moví circularmente mis caderas hasta que sentí el miembro de Naruto en su totalidad, el dio salvajes sacudidas de caderas, haciendo que su pene se moviera en mi interior, solté un placentero jadeo, terminó todo eso para empezar el vaivén, se acercó y besó mi sabios con desesperación y descoordinación, de mis ojos salían lágrimas de placer y sus jadeos y gruñidos que resonaban más de lo que duraban debido a la cueva no hacían nada más sino excitarme y acelerar mi corazón al borde del paro, me hice más estrecha mis paredes apretaron con fuerza el pene de Naruto, pero en cambio su sexo se hinchó simultáneamente en medio de palpitaciones que podía sentir, me levanté y apreté todo mi cuerpo y mis piernas en un abrazo con Naruto, para no dejarlo ir, para no permitirle que se separara de mi, aguantamos un poco ahí, casi poniéndonos de acuerdo y en medio de un "Te amo" casi incoherente y balbuceante nos corrimos, una nube nos envolvió, pareció llevarnos al cielo a disfrutar del vértigo, y el placer para luego dejarnos sentir la respiración del otro, su piel sudorosa y darnos cuenta que nunca habíamos dejado esa cueva y sin embargo…pareció que voláramos…
    -Naru-to…eso…eso fue…
    -Increíble…- Completó el mientras salía de mi
    Pude ver sus ojos dilatados por la oscuridad, acaricie su espalda sudorosa mientras el peinaba mi cabello.
    ¡¿Pude ver sus ojos?!
    El pareció estar en la misma duda que yo y no tuve otra reacción más que gritar y ponerme tras Naruto al ver que Kakashi-sensei, Tsunade-sama en persona, Kiba, Shikamaru, Sasuke y Hinata miraban la escena sonrojados desde la recién abierta puerta de rocas que había hace un momento en la entrada de la puerta, Naruto les dio la espalda mientras me protegía de la vista de todos.
    -¡Eres igual que Jiraya, maldito, Naruto, una vez que te ponga las manos encima ya no podrás hacer nunca más eso! ¡Juro que te la corto! ¡Mejor aun obligo a Sakura a cortártela con sus propios dientes! ¡Confiscaré todos los Icha Icha, esto es culpa de Jiraya!...mi pobre Sakura…tan inocente- Empezó a gritar Tsunade, mientras todos se la llevaban a la fuerza tratando de calmarla, aunque eran demasiados, creo que más por precaución sólo deseaban desaparecer de mi y mi fuerza bruta.
    -No quiero que confisquen los Icha Icha- Murmuro Naruto con una sonrisilla que nada tenía de inocente
    -Yo tampoco- (n/a: ni yo xD) Dije mientras me vestía y le pasaba la ropa, el se vistió y me tomó de l mano, no necesitaba que me lo pidiera formalmente, desde hoy, Naruto Uzumaki era propiedad de Sakura Haruno.
    Saltamos los árboles camino a Konoha, una pequeña réplica me hizo perder el equilibrio pero antes de tocar suelo, Naruto me tomó en brazos, se quedó en esa posición, mirándome fijamente, el rubor apareció en mis mejillas cuando acorté la distancia para besarlo, cuando nos separamos cambiamos de rumbo, en vez de ir a la torre del Hokage a dar explicaciones iríamos al departamento de Naruto, nunca se sabe cuando puede haber otro terremoto.


    Como se habrán dado cuenta esto no se parece nada a mi experiencia xD!!!!!! Aunque si estuviera enserada con Naruto en una cueva…naa!!...si estuviera con Kakashi encerrada en una cueva *¬* OMG!! OMG!! xD en fin su escritora favorita xD está recuperada, sólo con un poco de trauma xD pero uno más no me hará más loca, aunque para mi esa es mi fuente de inspiración… digo yo!!!! En fin…
    ¿Les gusto? Sinceramente, deseo leer un Icha Icha para saber de que van –obviamente de sexo -.-U- pero ñam ñam!!! Quiero saber más *_* jajajaja en fin aré un segundo capi llamado "Réplicas" xD se advierte desde ya sexo duro con todas las letras xD
    Jajajaja se despide post-terremoto CataLuna!!!:tristooonaa:
  2. Un pequeño KakaSaku xD me gusta esta pareja y se me ocurrió lo siguiente LoL :ANYWORD:

    El hombre y al mujer...encajan n/.

    -Era un día soleado, estaba enojada, mucho más de costumbre, tu sabes cómo odio cuando Sasuke va a mi consultorio a hacerse su "diario" chequeo, un rasguño, un corte, un tonto malestar, todo por irme a fastidiar con sus, "sé que aún me amas"
    -Era un día soleado, estaba enojada, mucho más de costumbre, tu sabes cómo odio cuando Sasuke va a mi consultorio a hacerse su "diario" chequeo, un rasguño, un corte, un tonto malestar, todo por irme a fastidiar con sus, "sé que aún me amas" "ríndete a los encantos de Sasuke Uchiha", simplemente, me fastidiaba.- Sonreí antes de proseguir.
    Tu te enojabas cuando te contaba que Sasuke me acosaba...no tenías ni un derecho... y lo sabías, porque...tu eras el que mantenía en secreto nuestra "pecaminosa relación" supongo que ni los icha- icha te quitan lo sobre protector, aunque yo insistiera inútilmente que esos tiempos habían pasado, que la edad no era tanto, que Naruto, el Hokage no nos ejecutaría ni nos encarcelaría, pero tu eres terco, no y no, era tu respuesta, salir por dos años a escondidas es muy difícil sobre todo cuando quiero lanzarme sobre ti y besarte todo el tiempo, sobre todo cuando me hacían propuestas amorosas e indecorosas como las de Sasuke, tontas, digo yo, todas las palabras cursis me parecían engaños si no salían de tu boca... curioso, tu eres al que más se le dan las excusas, nuestra relación, a pesar de todo había sobrevivido, pero en secreto, y en secreto y por el secreto eran las escasas discusiones que teníamos.
    El día en que venciste a Sasuke con Naruto me abalancé sobre ti llorando, pensaste que era porque yo temía que mataras a Sasuke, pensaste, que temía por Naruto, me preocupaban, pero sólo pensaba en ti, cuando saliste del hospital me ignoraste y yo me puse triste, te alcancé y te pregunté que te molestaba ¿Qué me respondiste?
    -No puedo seguir como si nada- Me estampaste contra la pared te bajaste la máscara y sin darme tiempo de ver tu rostro me besaste, ahí comenzó nuestro secreto.
    -¡Mamá te quedaste callada! Continua- Gritó mi linda Karou, cabello plateado, ojos verdes tenía el pelo y el talento de su padre, los ojos y el carácter de su madre- ¿Cómo te pidió matrimonio mi padre?
    -¿en qué iba? ¡Ah! Era un día soleado, estaba enojada, mucho más de costumbre, tu sabes cómo odio cuando Sasuke va a mi consultorio a hacerse su "diario" chequeo, un rasguño, un corte, un tonto malestar, todo por irme a fastidiar con sus, "sé que aún me amas" "ríndete a los encantos de Sasuke Uchiha", simplemente, me fastidiaba- Volví a repetir
    -Sasuke sensei es un pervertido- Puso cara de aburrimiento, como su padre
    -ja ja bueno...nuestra relación era un secreto y sin embargo... Naruto me pilló en la calle y me invitó a comer Ramen, Kakashi pasaba por ahí y se sentó a mi lado, el puesto estaba atestado de conocidos, todos pendientes de que Kakashi bajara su máscara, yo fingí interés, pero mandaba miradas de hielo a las descaradas que querían ver un rostro que me pertenecía, de pronto, tu padre cerró su Icha Icha se arrodilló, sacó un paquete y dijo "Te amo, lo sabes... por eso... sé mía, cásate conmigo"
    -Eso fue frío- Dijo Karou mirando con el cejo fruncido a mi esposo Kakashi
    -Fue lo mejor que pudo haber hecho, todos se sorprendieron, algunos rieron pero cuando vieron que aceptaba y besaba a Kakashi sobre la mascara no quedaron dudas nos amábamos.
    -MMM... ¿Y papá se quitó la mascara en la boda?- Preguntó Karou pensativamente
    No te la quitaste, efectivamente, la boda quedó para el mes siguiente, un mes atareado en medio de sucios cotilleos por parte de la gente, de ilusión por mi parte y de felicidad para los más cercanos, un mes que pasó corriendo, el día de la boda te presentaste con tu elegante esmoquin gris camisa y corbata blanca y tu fiel máscara, hoy de color gris, cuando llegaba al altar hice un puchero y tu me guiñaste el ojo, cuando el sacerdote dijo "podéis besar a la novia", me quedaste mirando, podía sentir como todos se inclinaban esperando que bajaras tu mascara, pero ¿qué hiciste tu?, te diste vuelta con cara de susto y gritaste:
    -¡Pie grande!- Recuerdo poner cara de "no se lo creerán" pero casi me caigo del altar cuando todos voltearon, hasta Sasuke, tu bajaste tu máscara y me besaste, cuando se dieron vuelta irradiando enojo por los ojos tu sonreíste y te rascaste la nuca, ya habías subido tu mascara, y sólo yo y un sonrosado sacerdote pudimos ver tu hermoso rostro.
    -¿No se la quitó verdad?- Dijo Karou al ver que en vez de contestarle ahogué una risa
    -¿Y que creías?- Dije riéndome.
    -Es una linda historia de todos modos, ahora quiero que me cuentes otra cosa- Dijo Karou
    -Lo que sea-Sonreí
    -¿Cómo se hacen los bebes? Karin está embarazada y me dijo que Suigetsu metió su bebé ahí ¿Cómo lo metió?-Me quedé muda y vi como se caía tu periódico dejando ver que, en realidad estabas leyendo tu prohibido Icha Icha, te miré con el ceño fruncido.
    -Me cansé de hablar, creo que iré a ver a Ino, tu querido padre te lo explicará- Dije entre dientes
    -He... Pregúntale a Sasuke-sensei- Dijiste tú con una sonrisa, como siempre, tratado de darle molestias a tu alumno
    -Ka-ka-shi- Dije con una mirada asesina, en tu cara pareció dibujarse un "odio las hormonas" miraste a Karou con cariño y comenzaste tu explicación.
    -Verás, Karou, la mujer y el hombre tienen anatomías completamente diferentes, pero están hechos para encajar perfectamente uno con el otro, y cuando dos papis se quieren mucho, mucho mucho mucho muchooo quieren... encajarse- En mi cara se dibujó una mueca de espanto
    -Karou, querida, ve con Kushina-chan a jugar- Dije con un tic en el ojo
    -Pero mamá...papá estaba explicándome cómo…
    -¡QUE VALLAS!- y Karou se fue corriendo
    -Kakashi hentai- Te grité pero tú te paraste y me besaste
    -Solo para ti.- Dijiste y luego comenzaste a besar mi cuello.
    -Y así fue como terminamos haciendo el amor ese día, no paramos en toda a noche, ni si quiera fuimos a buscar a Karou, lo hicimos salvajemente, creo que hicimos todas las posiciones de tu Icha Icha y di gracias a Kami-sama por que se te ocurrió la idea de esconder dos tomos.
    -¿Y tu crees que así hicimos que quedaras embarazada de cuatrillizos?- Me dijo Kakashi mientras miraba las ecografías con los ojos abiertos
    -Así fue exactamente- Dije mientras afirmaba con la cabeza, tu mostraste espanto pero yo sabía que estabas feliz, casi tan feliz como yo en esos momentos.


    jejejejee es cortito pero me fascina :washiiitooo::washiiitooo:

  3. :coquetaxxx: Holaaa morales como amanecieron???

    loes quiero invitar a mi foro :ANYWORD:

    vamos ustedes quieren entrar, el foro narusaku pero ATENCIÓN tenemos seccion parejas y si son tan valentes y cabrones entren y defiendan a su pareja y si una hace falta DAAA agregenla!!! para que vean que los quieooow
    :ANYWORD:

    Un besoteee .... ^^
  4. ¿Quetal? vengo a joderles la noche a todos los NaruHinas porque es mi opinion del momento, porque no me gusta mucho esta pareja pero apesar de eso no me desagradan corazones lol :ANYWORD:

    yo creo que el NaruHina murió hace rato, despues de la confecion de Hinata porque despues de eso, ella se esfumó del manga y no ha vuelto a aparecer :(, mientras tanto Kishi nos tira puro NaruSaku a montones xD(lo que no me molesta:P)


    En fin un abrzo para todos mis NaruHina fans si pasa uno por aquí y fuerza ;);) en el sentido que yo soy fiel creyente de que todo es posible (Menos el SasuHina xD y otras parejas fuera del tiempo y el espacio)

    una cosita más en Naruto las confeciones sólo dejan la cagada xD
    *Sakura cuando Sasuke se fué
    *Hinata a Naruto ( EL HOMBRE AÚN LA PELA XD)
    *Sakura a Naruto (caos total)

    BUT NO RAIN NO RAINBOW XD sin lluvía no hay arcoiris amigos, tienen que pasar cosas malas para saver que existe cosas buenas (y)


    BUUUUENAAAS NOCHEES :ANYWORD::ANYWORD: ---> amo esta cara :)
  5. One-shot (song-fic)

    Hola!!! les quiero publicar un one-shot hecho a partir de una canción llamada Bella Traición de Belinda, esmi propia autoría y es un triángulo amoroso, NaruSakuSasu

    Drisfruten :saltarin:

    Bella Traición

    Voy a buscar a Naruto, Sai y un equipo conformado por Kiba y Rock Lee vendrán dentro de poco siguiendo mis pasos.
    “Sólo lo haces sufrir y el te ama”, eso me había dicho Sai
    No puedo describir la rabia e impotencia que sentí en ese momento. Tan obsesionada estaba con Sasuke que sin querer había atado a Naruto a una promesa tan egoísta
    “Tráelo de vuelta, trae de vuelta a Sasuke-kun”, le rogué hace ya tres años, pero ahora yo, con mis propias manos acabaría con lo que había empezado. Pero antes tenía que hallar a Naruto y librarlo de la promesa a la que lo había atado.
    No tuve que recorrer mucho mas para percibir su presencia junto a la de Yamato y Kakashi, enfoqué chacra en mis piernas, tomando una velocidad impresionante y llegué en un dos por tres al lugar done ellos se encontraban, Naruto y Yamato me miraron sorprendidos y Kakashi sólo me saludo.

    -Sakura-chan- Dijo Naruto, no me di el tiempo de saludarlo, fui al grano enseguida
    -Naruto, tenemos que hablar
    El se sorprendió por mi tono, seguramente, pero de igual forma se acercó a mi.
    Pensé bien en lo que iba a decir, sentía que traicionaba a Sasuke, sonaba estúpido, pero así era, me mordí el labio y desvié la vista.
    -Naruto, tengo que decirte que…que te amo- Naruto me miró sorprendido, no reparé en la expresión del resto, después de mirarme ilusionado unos segundos, Naruto perdió toda ilusión y miró con los ojos vacíos y semblante triste, me estaba matando…lo peor es que yo sabía, yo sabía que si le daba tiempo al tiempo, podría llegar a amarlo, sólo necesitaba… ¿tiempo?

    -Sakura mientes…tu amas a Sasuke- Dijo decepcionado-Yo odio a la gente que se miente a sí misma-Terminó de decirme a los ojos, no sé que le dije, mi mente no estaba del todo clara, pero protesté, él volvió a reprocharme. Si seguía viendo su rostro tan sincero y transparente como siempre iba a llorar, sólo le dije más y más palabras para justificar mi repentina confesión y a mi misma, rápidas y firmes, el tiempo apremiaba, tenía que irme pronto a terminar lo que denominé “mi misión”, “mi responsabilidad”, “mi bella traición”

    -Naruto he dicho la verdad… ya no tienes que cumplir tu promesa- Dije bajando el rostro y sin darle más tiempo de retenerme, me acerqué y le dí un beso en la mejilla, un beso que para mi era una señal de despedida, quizá no lo volvería a ver, quizá no quería volver a verlo. Me di media vuelta y salí de ahí corriendo.

    Ya no quiero oírlo otra vez
    Mi alma está partida en dos por ti
    No me importa el fuego en el que ardo hoy

    Supongo que debía estar loca para seguir amando a Sasuke y sin embargo, así era, lo amaba con desespero.
    Y me odiaba a mi misma, porque si hubiera sido más fuerte, hubiera podido evitar que se fuera, pero lo único que pude hacer aquel fatídico día fue abrirle mi corazón, ofrecerle mi futuro, pero el me había dejado de todos modos, llorándole al aire, con el único consuelo de un “gracias” de su divina y distante boca, uno que nunca pude descifrar.

    Dicen que estoy enferma de amor
    Que me levanto y vuelvo a caer por ti
    Cada vez que te apareces frente a mí

    ¿Por qué Sasuke? ¿Por qué te fuiste de mi lado?, eras mi meta, mi razón para esforzarme, ser Ninja, todo para estar a su nivel, para me quisieras, para que me miraras…
    Que lástima haber desperdiciado tantos años… ahora no tenía una meta clara, ni un futuro feliz y mi presente…era simplemente patético y sin gracia, mi única alegría, mi rayo de esperanza era Naruto, pero después de dañarlo por tanto tiempo, no sé si sería capaz de volver a mirarlo a la cara. Si es que tenía la oportunidad de volver a vérsela.

    Porque sin ti no hay camino ni destino estoy perdida
    Por que sin ti no me importan los minutos ni los días
    Porque sin ti no hay presente ni futuro sálvame
    De esta bella traición
    Que mató mi razón

    Seguí salando por los nevados árboles que lo único que hacían era obstaculizar mi encuentro con Sasuke, y aún más difícil alejarme de Naruto.
    Naruto, la verdad, pensé en amarlo, en entregarme a una persona que me podía corresponder. La primera vez que pensé eso, casi muero ¿No estaría traicionando a Sasuke? ¿No me había auto prometido esperarlo, o traerlo de vuelta para que complementáramos nuestras metas?
    Porque nos complementábamos, el quería renacer su clan y yo quería ayudarlo… Pero con el tiempo esa idea, la de enamorarme de Naruto, fue haciéndose más latente, la más factible, pero cuando creía que había olvidado a Sasuke, volvía a soñar con él, como si me digiera:
    “-Te volveré loca Sakura” “-No mereces ser feliz” “-No huyas de la realidad” “-Eres débil”; esos eran mis demonios, los que me impedían volver a mar, los que me hacían llorar por las noches.

    Perdona si me olvido de ti
    Lo siento si agote la ilusión
    No me importa el juramento que te dí

    Tsunade, mi maestra, me reprochaba continuamente
    Flash Back
    -Sakura no puedes seguir viviendo tu vida con la esperanza que Sasuke volverá, entrena por Kakashi y Naruto, por Konoha…por ti
    -Lo hago Tsunade-sama- Entonces soltaba un alarido y seguía golpeando los bloques de cemento que Tsunade me lanzaba
    -Sakura- Me paraba mi maestra y la Hokage de Konoha- No mientas, no a mi…él no regresará y aunque regresara, ya no sería lo mismo.
    -Lo sé- Gritaba desesperada y daba golpes y patadas al aire hasta caer agotada
    Fin Flash Back

    Y en realidad lo sabía, Sasuke nunca me había amado, se había ido, me había dejado a merced del rocío en una banca y si alguna vez regresaba sería un Sasuke aún más frío y sólo volvería para buscar un contenedor para sus Uchihas.
    Lo único que me había dejado Sasuke era un corazón roto y un gracias, repito, que nunca pude entender.

    Me dicen que todo termino
    Que sólo eres una canción de ayer
    Un suspiro que en el aire se quedó

    Pude detectar un chacra, su chacra y el de dos personas más, una demasiada poderosa y la otra de término medio, era una mujer.
    Fruncí levemente el ceño, algo sabía que el nuevo equipo de Sasuke lo conformaba cuatro personas, incluyéndose él, y efectivamente, una de ellas era una mujer pelirroja, aceleré el paso, ¿Cómo podía estar celosa en estos momentos?, chasquee la lengua y me detuve bruscamente entre unos arbustos, porque ahí estaba él, además del supuesto Tobi que resultó ser Madara Uchiha que se iba triunfante, dejando a un Sasuke un poco cansado, pero estable, en el piso estaba Danzou con todas las tripas afuera, y me sorprendí un poco pero recodé mi objetivo
    Matar a Sasuke Uchiha
    Una lágrima amenazaba con salir a pasear a mi mejilla, la contuve, y me dediqué a observar a los que serían mis contrincantes.
    La chica no sería Reval y Sasuke estaba débil, era una mujer con un poco de morbosa suerte…

    -Karin- Refunfuñó Sasuke y la aludida se arremangó su manga que era parte de la asquerosa capa de Akatsuki y le ofreció el brazo, algo que no entendí hasta que Sasuke la mordió y sus cicatrices empezaron a sanar, decidí salir de mi escondite antes que el proceso de sanación terminara, la que respondía al nombre de Karin me miró alarmada y se puso frente a Sasuke, yo enarqué una ceja… la entendía.

    Porque sin ti no hay camino ni destino estoy perdida
    Por que sin ti no me importan los minutos ni los días
    Porque sin ti no hay presente ni futuro sálvame
    De esta bella traición
    Que mató mi razón

    -Quítate, voy a matar al Uchiha- Dije fría
    -Tendrás que pasar sobre mi cadáver-Siseó venenosa
    -¿Por qué tan apegada a él?, si lo amas lo único que conseguirás será que te abandone en una banca- Dije triste, la pelirroja no pareció entender pero se dirigió hacia mí, adopté una posición defensiva pero Sasuke se puso frente a mí e ignorando a Karin dijo:

    -¿Quieres matarme?- Alzó una ceja

    Yo sólo le dí un puñetazo en la cara, sin chacra, pero cargado de odio y un ligero deseo de sangre Uchiha que me recorrió en ese momento
    -Es hora de quitarle al mundo una carga ¿no crees?- Dije sarcástica
    -No toques a Sasuke-kun- Mi falsa mascara de frialdad se derritió cuando me dí cuenta que esa chica, de verdad amaba a Sasuke
    Pobre
    Sasuke se dio vuelta y la noqueó, la tomó en brazos y la dejó en el césped.

    -Debería sentirme alagada, una banca es mejor que eso-Dije amargada
    -Sakura deja de hablar estupideces y mátame- Dijo Sasuke sin aparentar ninguna emoción, pero no me miraba- Ya realicé mi venganza, ahora lleva a cabo la tuya
    -¿Y-y tu clan?- Pregunté impresionada
    -¿Y que te importa a ti? ¿No querías matarme?- Respondió aún sin mirarme, de rabia me lancé sobre él y comencé a golpearlo, pero Sasuke no se defendía sólo se dejaba.

    ¿Donde estarás
    Cuando mis labios te busquen?

    -¡Sasuke defiéndete!-Grité desesperada mientras lo golpeaba
    Pero el no respondía
    -Sasuke ¿Por qué reuniste a un equipo?… nosotros pudimos haberte ayudado, nosotros hubiéramos hecho tantas cosas por ti…
    Sasuke no contestaba
    Era muy fácil, una kunai en el corazón lo mataría rápidamente y no se compararía al dolor que yo vivía

    ¿Y donde estará
    El sueño tan dulce que era de los dos?

    -¡Sasuke pelea!- Dije casada de ver como su sangre corría -¡Maldita sea! Déjame sentirme digna de una paliza tuya- Le di un golpe con chacra, no con el suficiente para romperle la clavícula pero le hice una daño considerable, las lágrimas iban a brotar ante su inminente indiferencia cuando se me ocurrió una idea
    Su orgullo
    -No quieres pelear porque eres un cobarde, sabes que te venceré, no serías capaz de aguantar tanto dolor y optas, como es costumbre en ti, por el camino más rápido-Grite ahora con lágrimas traicioneras que salían de mis cuencas

    En sus ojos ardió la rabia, me botó cuando se paró de un salto con el sharingan activado. Quería matarme.
    Y si, al final, poco a poco, el “simple” propósito de matarlo, se había convertido en los preparativos para mi suicidio.
    Yo quería morir
    Y quería que Sasuke terminara el trabajo que había empezado hace tres años.

    Fuiste mi bella Traición

    -Sakura ponte de pie…has firmado tu condena- Dijo Sasuke al tiempo que hacía girar invitadoramente su sharingan
    Me paré, cargué chacra en un puño y rompí el suelo, Sasuke invocó rápidamente a un Alcon y voló sobre mi cabeza en círculos, burlándose de mi, junté otra vez chacra en mis piernas y di un salto sobrenatural agarré las patas del pájaro y con más fuerza de las que les podría relatar lo empujé en el aire y lo estrellé en el suelo, haciendo que desapareciera, pero Sasuke no estaba ahí, apareció tras de mí y me envolvió con vendas y junto a él me aventó hacia el suelo
    La técnica de Rock Lee

    -Que bueno que pudiste sacarle provecho a tu estadía en Konoha- Dije atrás de él mientras mi sustitución se desvanecía, Sasuke se dio vuelta rápidamente para él, demasiado tarde para mí ¿Por quién me tomaba?, acumulé chacra en mi dedo índice dándole la peligrosa forma de una cuchilla casi invisible, le dí una patada al aire haciendo que Sasuke saltara y así pude alcanzar un nervio especial de sus pantorrillas, haciendo que al tocar tierra firme Sasuke se derrumbara con una mueca de dolor

    -Este efecto no durará mucho- Dijo con una sonrisa
    -Lo suficiente para matarte lenta y dolorosamente- Respondí con tristeza, había sido muy fácil, pero pronto lo acompañaría al otro mundo.
    -Has mejorado- Dijo Sasuke viendo sus inútiles piernas, saqué unas semboi y con dolor iba a aventárselas pero de pronto, la escena cambió

    Ya no estaba en media pelea con Sasuke en la nieve, estaba con Naruto comiendo ramen, él sólo hablaba cosas que no entendía, entonces mi mano derecha comenzó a moverse por voluntad propia y saqué un kunai de mi bolsillo, tomé con mi mano libre un hombro de Naruto y ante la sorpresa de él y la mía le clavé repetidas veces la kunai en el corazón
    -¿p-por qué Saku-ra-chan?- Preguntó mi rubio amigo, yo sólo lloraba… había matado a mi mejor amigo

    Fuiste mi bella Traición

    -¡Un momento!- Me dije a mi misma mientras miraba al ensangrentado Naruto que tenía al frente- Dispersar- Murmuré y efectivamente desperté al lado de Karin que aún estaba inconciente.
    Genjutsu
    Miré a mi alrededor encontrándome a Sasuke y delante de él estaba…Naruto en modo sannin.

    -Sasuke, es hora de terminar esto- Dijo Naruto
    -Concuerdo- Respondió Sasuke
    -¡No! No peleen entre ustedes- murmuré yo, la persona que quería matar a Sasuke, pero nadie me había escuchado, entonces caí en la cuenta, yo no quería matar a Sasuke, sólo quería probarle que…Había mejorado, que de cierta manera yo…valía la pena, pero ahora, todo había girado, y las dos personas más importantes para mi, ahora estaban una frente a la otra, dispuestas a matarse.

    Porque sin ti no hay camino ni destino estoy perdida
    Porque sin ti no me importan los minutos ni los días
    Porque sin ti no hay presente ni futuro sálvame
    De esta bella traición

    Parecía que habíamos retrocedido en el tiempo, yo ya no tenía 17, tenía 14 y estaba presenciando la batalla entre Sasuke y Naruto en el hospital, los mismos golpes, los mismos ataques, ahora sólo tenían mas potencia.
    De pronto se alejaron, Naruto empezó a cargar su rasengan, uno inmenso, de dimensiones inigualables, y Sasuke un chidori de las mismas del mismo tamaño y empezaron a correr uno contra el otro con la clara intención que uno de los dos no se levantara.

    -¡Sasuke!- Gritó Naruto entre lágrimas
    -¡Naruto!- Gritó Sasuke enfurecido
    -¡No, no, NO!- Grité yo mientras me paraba y corría desenfrenadamente, decidida a interponerme.

    De esta Bella Traición

    Sasuke y Naruto ya no podían hacer nada, Sakura estaba ya al medio y ambos ataques la habían impactado antes sus horrorizadas miradas, y vieron incrédulos como su mascullado y dañado cuerpo caía en el suelo nevado.
    Naruto fue el primero en reaccionar.

    -Sakura, no Sakura- corrió hacia su cuerpo- No me dejes, yo-yo te amo, no me im-porta que tu ames a Sasuke, yo te amo- Lloraba desconsoladamente tomando una mano de su pelirrosa
    Sasuke se acercó silenciosamente a ver la escena.

    -Na-naruto- Murmuró Sakura-No te engañé en-en ningún momento
    -No hables Sakura-Dijo Sasuke, por sus mejillas corrían sin querer las lágrimas
    -Yo-yo no mentí si me hubieras dado tiempo- Sakura intentó seguir pero empezó a tocer sangre
    -No importa Sakura- Dijo Naruto- Tu estarás bien, eres la mejor kunoichi, la mejor medic-nin, la mejor amiga, el amor de mi vida…-Su voz se quebró y empezó a llorar silenciosamente.

    -Sasuke-kun, acer-cate- Sasuke sostuvo su mano libre - Te amo- Dijo haciendo que al Uchiha se le rompiera el corazón, Sakura tomó la mano de Sasuke y la mano de Naruto y las unió- No peleen mas, o les da-ré u-na pali-za- Dijo la pelirrosa con una débil sonrisa, sus ojos de entrecerraron y su cabeza perdió fuerza, y calló repentinamente en la nieve, que ahora lentamente se manchaba de sangre. Estaba muerta.

    En ese momento llegó Kakashi agitado, quien paró en seco al ver la escena.

    -Sasuke-Dijo Naruto mientras lo soltaba y ponía sus manos sobre el pecho de Sakura- Pon tus manos sobre las mías- Sasuke hizo caso- Le daremos nuestra energía vital- Sasuke rió amargamente
    -Moriremos, estamos débiles, antes había peleado con Sakura y Danzou y ese nuevo modo tuyo te quitó mucho chacra-Naruto asintió- Pero valdrá la pena- Terminó Sasuke y puso la mano sobre la de Naruto.
    Poco a poco un aura blanca inundó a Sakura y sus manos.

    -Yo la amo dove, y la única razón por la que no te llevé ni a ti ni a ella ese día fue porque no quería que ustedes se mancharan las manos con sangre, yo amaba a Sakura y nunca se lo dije, tu eres como un hermano, nunca te lo dije, pero recordad que siempre pensé en ustedes.- Dijo un conmovido Sasuke
    -Tu querías matarla- Habló Naruto
    -Yo nunca la mataría, ella me iba a matar, pero yo sabía que no lo haría, sólo estábamos peleando, porque ella aún se sentía esa molestia que dejé en esa banca, sin saber que ese apodo, molestia, no era más que una escusa para que me dejara ir…- Sollozó amargamente Sasuke, Naruto le sonrió débilmente, después de un rato llorando y riendo por recuerdos que comentaban, el destello disminuyó, sus pieles se volvieron casi traslúcidas y cayeron cada uno al lado de su pelirrosa, cada uno sosteniendo una mano, cada uno amándole a su manera…

    Kakashi lanzó un aulló de pena ante la escena, y se acercó un poco para esperar a que Sakura despertara… para sólo querer volver a morir.

    De esta bella traición
    Que mató mi razón

    Iba camino a una agradable luz, sin dolor en mi corazón, era dichosa, pero algo me arrastró lejos de ella, estiré mis brazos desesperadamente para alcanzarla, pero fue inútil.
    Y desperté en mi cuerpo, con cada mano tomada por alguien, pero m asusté cuando me dí cuenta que no estaba en el hospital de Konoha, aún estaba sobre la nieve, que había adoptado un color rojo, miré incrédula como Kakashi mientras cerraba los ojos de Naruto.

    -Co-como- comencé a preguntar pero sin querer saber
    -Ellos te dieron todo Sakura, porque te amaban- Dijo Kakashi
    -No, no- Grité, me levanté y comencé a tratar de curar a Naruto sin querer tomarle el pulso, tenía miedo, estaba temblando.

    -Sakura, es inútil- Dijo Kakashi con dolor, no le presté atención y me dirigí a Sasuke
    -Sasuke, despierta, no me hagas esto, no es gracioso- Dije
    -Sakura- Kakashi puso su mano en mi hombro, la aparté bruscamente

    -¡Es su culpa!- Grité apuntando a Sasuke- ¡Es su culpa! ¡Es un Genjutsu! ¡VUELVE DEL INFIERNO Y T”MAME!, hasta ese lugar es mejor si estoy contigo…- Dije entre lágrimas, me voltee a Naruto y ahora le grité a el
    -¡Lo prometiste!, ¡Me prometiste que siempre estarías conmigo! No me dejes… ¡No me dejes!- Me empecé a reír como una loca, si es que aún no lo estaba, me reía como loca mientras me destorcía de dolor en el suelo.

    Kakashi se acercó y me abrazó, aún riéndome le empecé a golpear el pecho, pero poco a poco mi risa fue dando paso a un llanto doloroso y dejé de golpear su pecho y me acurruqué en él para botar más cómodamente mis gruesas lágrimas.
    -¿Por qué me dejaron acá?, ¿Por qué?- Pregunté sintiéndome tonta.
    -Ambos te amabas- Dijo Kakashi

    Y lloré, lloré, lloré y lloré

    Y como si eso fuera imposible, el dolor de mi corazón de incrementó el triple, entonces me aparté de Kakashi y con los brazos extendidos al cielo lloré y lloré y lloré cada vez con más fuerza y mas dolor…


    Fuiste tu, sólo tu
    Quien mató mi razón

    …Fin…


    ojalá les halla gustado adios!!! ;)
    :coquetaxxx: