Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Mi último escrito

    No entiendo por qué escribo
    todo lo que en este momento
    mi tonto y patético corazón siente
    y según lo quiere expresar.

    Tanto daño le han hecho,
    incontables veces lo han herido,
    pero seguí firme, tratando de olvidar,
    pero ahora el último insulto lo ha hecho sangrar.

    Todo el dolor se ha acumulado,
    por todas las veces que hizo como que no sentía,
    y aunque yo sé que me oigo totalmente patética,
    ya no puedo detenerme.

    Ya no quiero sentir, ya no quiero respirar más,
    para que sirve soñar?, imaginar, ilusionarse?,
    solo para despertar con más dolor,
    y tratar de evitar segur lastimandose.

    Lamento esto, y como me han dicho muchas veces: no debí nacer.
    No merezco nada bueno, por qué no puedo ser feliz?
    Por qué la gente que dejo que vean mi corazón lo lastiman tanto?
    No se imaginan el dolor que me causa, pero a quien le importa.

    Debo detenerme, ya no quiero decir más,
    cada palabra que escribo me hace desear morir,
    y no es mala idea el suicidio,
    después de todo nadie me extrañara.

    La gente que me dice que me quiere,
    lo hace porque doy tanta lastima que no me quieren decir la verdad,
    esa verdad maldita para mi,
    con la que he tenido que vivir.

    Siganse riendo de mi, al menos hago algo bueno,
    yo causo que ustedes se rían, no les importa que sea de mí,
    en realidad me duelen sus burlas, pero no se detienen,
    y si muero, la gente seguirá riendose de mi.

    Yo no tengo derecho a nada, y menos a confiar,
    ya que cuando confío, salgo muy lastimada,
    me veo tan patética y también esta hoja en la que escribo,
    porque mis lágrimas han hecho que la letra se vea borrosa...

    Que bien se siente esto, sentir mi sangre salir de mí...
    lamento estar manchando todo, ojala y me lo perdonen...
    por fin el dolor de mi corazón cesa... ya no puedo sentir...
    Buenas noches... a todos... ya se pueden seguir riendo, ya que ya no siento más.

    Atte. La patética de mí.