Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño







  1. -¿Dó-dónde estoy?- preguntó llorando una jovencita pelirroja tirada en el suelo, muy asustada, tenía miedo, no sabía dónde se encontraba, qué había pasado con ella y sus padres. Todo estaba tan oscuro que la hacía sentir peor de lo que ya estaba. Se mordió el labio inferior logrando que este sangrara mientras respiraba con dificultadad y se abrazaba con fuerza buscándose contención propia.

    -¡Aaaah!- gritó al sentir la luz chocando rápidamente con sus ojos dorados, tan blanca la luz que le dolía, cerró sus ojos parpadeando para tratar de acostumbrarse a esa luminosidad. miró la habitación, tanto blanco era algo detestable y molesto para ella. -¿Pero qué...?- sus ojos miraron una cámara que la grababa, ¿qué era éso? Se tapó su rostro pequeño y blanco como si tratara de evitar que la cámara la mirase. Decidió ir a sentarse en la silla negra que había allí.

    Una vez la pelirroja gritó al escuchar una voz grave y distorsionada haciendo eco en la habitación blanca, ella se tapó los oídos con sus manos y cerró sus ojos con fuerza...en ningún momento había dejado de morderse su labio inferior...aunque y había dejado de sangrar hace rato.



    -Eres precisamente lo que buscábamos …O lo que tú buscabas. Bienvenido demente, no saldrás de este lugar, pero eso no quiere decir de que te lo vayas a pasar mal.

    -¿Quién es esa voz?- preguntó furioso al escuchar sus palabras, ¿Acaso era un juego...una broma? ¿Cómo que no la iva a pasar mal? ¡Peor aún! ¿Ella era una demente? ¿Cómo era eso posible? Demacadas preguntas y ninguna era contestada e identificada por la adolescente... "¿Y ahora él?" se preguntó la joven mientras veía al hombre vestido de blanco también mirándola con una fea sonrisa...notó que arrastraba un carrito con ruedas oxidadas, hizo un gesto de triste disgusto y tosió un poco.


    -No te preocupes, en la bandeja no hay nada nuevo que tus ojos verán.

    -¿En la bandeja?- preguntó sin entender a lo que había dicho la extraña voz, ahora un poco más calmada...o eso parecía en el exterior...ella tan sólo quería huir de ese condenado lugar. El hombre con el carrito se fue acercando y la joven de cabellos rojo gritó cayéndose hacía atrás al ver lo que había allí: inyecciones, correas, calmantes y drogas...¿De verdad no era una broma? Pero...ella no debería estar allí...era una persona muy normal y calmada...sin ninguna preocupación en la vida.

    Respiró entrecortadamente temblando mientras nuevas lágrimas de terror amenazaban con caer por su rostro, ¿Qué había hecho ella para merecer esto?


    -Bien, comenzaremos con la primera pregunta:

    Aún en shock se quedó quieta donde estaba, con un moretón en su hombro y las piernas adoloridas mientras se acariciaba su sien raspada.

    -¿Cómo te llamas? ¿Qué edad tienes?-

    -¿Aah?- preguntó sin entender, ¿ahora querían sus datos, de verdad la iban a internar? -Yo...me llamo Arisa...Arisa Kiniro y tengo 16 años...- contó bajando la cabeza. -¿Pero para qué quiere saber eso...?-

    -Describete en siete palabras.

    Su última pregunta quedó en el aire por otra, ¿Describirse en siete palabras? Eso le parecía muy poco a decir verdad. -Bueno...soy honesta, algo malhumorada, seria, pero también soy...amable dependiendo con quién, tambíen soy muy educada...soy muy desconfiada y muy terca.

    -¿Por qué llegaste aquí?

    -No lo sé...lo último que recuerdo es que me encontraba con mis padres y habían matado a un ser maligno...somos shintoístas...yo soy una sacerdotisa...señor...en fin...mis padres eliminaron a ese ente mientras yo me escapé com habían dicho ellos para protegerme...luego sentí un dolor en el cuello y caí al suelo en el bosque...y estoy aquí..

    -¿Quieres escapar o irte?


    A mí me suenan igual en este momento...no creo que me dejen ir...y escapar seguro me dañarán, ¿no? Yo sólo quiero irme con mi familia y estar con ellos.

    -¿Tus gustos y disgustos?

    Mis gustos son los videojuegos, los mangas y los tiempos de ocio, meditar y esas cosas...las cosas dulces en especial el chocolate...-tosió un poco antes de seguir hablando. -Me gusta aveces estar sola...y mirar la lluvia.- suspiró. -Odio la violencia, la muchedumbre y la gente pesada...no me gusta que me molesten por tonterías y detesto las frivolidades...-

    -Descríbete físicamente.

    -Mis ojos son de un color amarillo brillante, no me gustan, parecen de búho, mi cabello es rojo sangre largo y lacio, tampoco me gusta...mi piel es blanca común y corriente y no soy muy alta y ni muy baja a decir verdad, no recuerdo bien mi peso pero es algo como 50 kilos...-

    -¿Crees en el mundo del más allá?

    -No, no creo en lo que jamás he visto...sonará extraño para alguien con religión...aunque por esta experiencia estoy perdiendo la fé...-

    -Y por ultimo… ¿Estas preparado?

    -¿Prarada...?- -¡¡¡Aaaaah!!!- gritó Arisa al sentir un dolor en su cuello, trató de zafarse pero no pudo, miró su cuello, una aguja, ¿Era un calmante? De nuevo unas lágrimas cayeron por su rostro, sus ojos se desorbitaron...su respiración estaba agitada y...se sentía en el cielo...cuando estaba en el infierno...
  2. Era un hermoso día domigo soleado en Astraea Hill, sin ninguna nube en el cielo que amenazara con lluvia, las flores coloridas y bellas como siempre, los árboles y el pasto de un verde brillante. El agua del lago cristalina y limpia como ninguna. Las estudiantes de Miatre, Spica y Le Rim iban y venían de acá para allá mostrando esa alegría y despreocupación envidiable. Con sus uniformes de verano luciéndolos perfectamente y abrazadas y tomadas de la mano, algunas como amistad, otras, de algo más.

    Pero sólo una joven se encontraba en su dormitorio, con su pijama puesto y triste apoyada con el marco de la ventana muriéndose de tristeza, soledad y envidia. Sus ojos estaban algo aguados y entre sus blancas manos sostenía un pequeño papel completamente arrugado. Volví a leer la pequeña nota en la cuál decía:

    "Lo siento mucho pero mucho Tamao-chan que no pueda pasar hoy contigo el día pero le prometí a Shizuma onee-sama que la ayudaría con el invernadero. Prometo que tendremos un día de amigas sólo tu y yo.

    ..Nagisa..."

    La furiosa estudiante de Miatre lanzó el papel lejos de su vista. Siempre Shizuma, siempre. Nunca tenía tiempo para ella. Tamao hacía todo para alegrarla así luego Nagisa se lo compensara. Al principio lo entendía porque Shizuma era Etoile y Nagisa era nueva, pero ahora...ya no creía que era sólo por curiosidad o sólo por conocer a la persona más querida y respeta de las tres academias. "Estoy perdiendo a Nagisa..." pensé triste la joven llendo hasta su cama para acostarse.

    ¿Por qué? ¿Por qué ela Etoile y no ella? Esas preguntas se hacía la ojivioleta con furiosa amargura. No podía entender siendo ella la primera AMIGA, sí, la primera, la que conoce sus gestos que hace siempre, la persona que siempre esta a su lado apoyándola incondicionalmente, la persona que se queda a su lado despierta toda la noche cuando ella no puede dormir. Que siempre ofrece su mano para hacerla sentir mejor porque con su felicidad a ella le alcanza y sobra.

    Se levantó de su cama y decidió uniformarse y salir a despejar su mente. Se dirigió primero a los dormitorios para ver si encontraba a sus amigas, pero sólo había desconocidas que hablaban de trivialidades. Luego, caminó hacía afuera de Ichigo-Sha. Aunque luego le pareció una mala idea debido a que veía a cada de grupo de chicas felices y unidas haciéndola sentirse una solitaria, no, peor, a un perro sucio de la calle.

    Luego llegó a la Iglesia y decidió entrar, pensó que quizás si pedia a Dios o a la Virgén María se lo cumpliría, después de todo siempre fue una buena chica, algo pervertida pero buen en fin. -Ohhh.- murmuró con sorpresa mirando el bello y enorme lugar. Siempre lo había visto pero era la primera vez que le prestaba atención.

    -I will always love you... You, darling, I love you. I´ll always I´ll always love you...-escuchó una hermosa voz pero sonaba triste. Vio a la persona de espalda y abrió los ojos con sorpresa cuando supo quién era. -¿¡Yaya!?- gritó cuando la joven se dio media vuelta.

    -¡¿Tamao-chan?!- gritó sonrojada la joven. "Por favor que no haya prestado atención a mi canto, Dios..." rogó la joven pelinegra.

    Tamao comenzó a aplaudir tomando por sorpresa a Yaya. -¿Eh? ¿Por qué aplaudes, Tamao-chan?- preguntó extrañada la joven estudiante de Spica. La estudiante de Miator dejó de aplaudir y puso sua brazos detrás de su espalda.

    -Porque tienes una hermosa voz, es la primera vez que puedo esucharte a tí sola con una canción tan romántica y en inglés.- admitió la peliazul con un bonita sonrisa.

    -Gracias, Tamao-chan.- pausó un momento sonriendo luego se hizo a un lado poniéndose de perfil y estirando su brazo para invitar a la otra joven a que se acercara a ella. -¿Te gustaría rezar conmigo?- propuso de buena gana. Recibió como respuesta una sonrisa, ambas se arrodillaron y entrelazaron sus manos con los ojos cerrados.

    Las dos pidieron que su amor no correspondido, oculto sea escuchado y que llegara a esa persona que tanto anhelaban, que eran alcanzable y a la vez inalcanzable. Esa persona que sólo tenía ojos para una persona pero que no eran ellas...

    Luego de terminar de rezar fue Yaya quién se levantó primero y estiró su brazo para ayudar que Tamao se levantara. Decidieron caminar un rato hasta llegar a Ichigo-Sha, salieron las dos pensativas por sus rezos que ninguna se dignó a hablarle a la otra hasta que Yaya decidió cortar con el incómodo silencio entre ambas.

    -¿Qué...fue lo que pediste, Tamao-chan?- preguntó la estudiante de tercero un poco nerviosa ya que no sabía cómo se lo podía tomar la de cuarto. En cuanto a la peliazul sólo pudo emitir unos gemidos sin que se le saliera ninguna palabra coherente de sus labios por lo nerviosa que estaba.

    -Ehh ¿Po-por qué me preguntas eso?- murmuró nerviosa la joven, sus mejillas estaban rojas como un tomate y sus ojos se veían enormes de la sorpresa.

    Yaya se encongió de hombros. -Es sobre Nagisa ¿no?- preguntó mirando dijamente a su acompañante seriamente.

    Tamao se quedó muda, sin poder hablar...¿Cómo se pudo dar cuenta Yaya? "No, esto debe ser un error." pensó frenéticamente.

    -¿C-cómo puedes pensar que me gusta Nagisa, Yaya-chan?- mintió la chica algo tartamuda.

    La pelinegra sonrió astutamente. -Yo nunca dije que gustabas de ella.- dijo. Suzumi quería que la tragara la tierra. Fue una tonta ¡Cómo pudo decir eso! "¡Idiota! ¡Idiota! ¡Idiota!" se insultó mentalmente.

    La estudiante de Maitor se encongió de hombros resignándose y sintió morirse de la vergüenza. -Sí, me gusta mucho Nagisa.- admitió con pena. La estudiante de Spica le agarró el brazo y la trajo hacía ella para luego acariciarle la mejilla.

    -Te comprendo...Yo amo a Hikari.- confesó con tristeza.

    -¡¿Qué?! ¿En serio?- cuestionó sorprendida. ¿Yaya enamorada de Hikari? Pero, sí sólo la veía como una amiga.

    -Sí.- declaró, en sus ojos se veía la tristeza sin brillos, luego se apoyó en contra de una de las paredes de la Iglesia. Cerró los ojos con fuerza y largó un largo suspiro.

    -Es...- comenzó Tamao cabizbaja. -Tan díficil que la persona que amas sólo te vea con ojos de amistad y sólo tenga esa mirada sonrojada y nerviosa con una persona que jamás vas a superar pero sólo te conformas con ser el segundo plato de su menú.- murmuró Tamao.
  3. Era un caluroso y detestable día de verano así lo sintió una joven de cabello rojo en trenzas y ojos de un extraño color dorado. Ésa misma joven se encontraba en un extenso bosque lleno de fauna y flora, lleno de vida y colores con árboles de gran tamaño y con un hermoso azul cielo como techo. Frunció el ceño e hizo una mueca de disgusto al sentir el sol dándole de lleno en la cara que le hacía mucho daño. Se movió con una extraña agilidad propia de un animal de la jungla hasta acomodarse en un viejo y enorme árbol.

    Dío un largo suspiro de alivio y se tocó la piel. Agradeció que no se quedó mucho tiempo allí, sino, estaría en un gran problema. Luego se agachó un momento para sentarse y acomodarse en las grandes raíces del árbol que estaban el el suelo y se sentó apoyando su espalda en el gigantesco árbol. -¿Hmm?- murmuró la joven cuando vio una sakura plantada allí al lado de ella, se acercó todavía sentada y la arrancó del suelo. Ya en sus manos empezó a moverla entre sus dedos observándolo con interés hasta que...

    -¡ARISA!- la pelirroja se estremeció del susto logrando que se cayera su sakura al piso ensuciándose, de ese mismo grito varios animales se espantaron y corrieron a buscar refugio. "Maldición, tienen suerte..." pensó Arisa molesta. Después apareció la persona dueña de la voz. -¡Niña! Me tienes harta, ven aquí mismo ahora. Nos...- paró un momento antes de continuar. -¡No! Te están buscando...- corrigió rápidamente. Por su parte Arisa se quedó callada y seria mirándola fea.

    -Arisa.- dijo la recién llegada alargando la "a" con una sonrisa molesta. Perdiendo la paciencia. ¿Por qué siempre hacía eso? ¿Acaso su maldita hermana no podía acatar una órden cuando se le decía? Cruzó los brazos esperando a que hablara, casi dispuesta a escucharla. Se lamió los labios y se quedó quieta como una estatua pero la otra joven seguía sin responder.

    -Hmmm. Mire, "señorita". Creo, sí, creo que a nosotras nos enseñaron a que cuando nos faltaran así el respeto, insúltandonos a nosotras o a alguien a quién apreciamos o que no nos trataran de "usted" nosotras debíamos ignorarlo o ignorarla o decirle cómo nos deben tratar primero...para una mejor convivencia entre todos...-argumentó la joven parándose y alzando su dedo índice para dar más énfasis a lo que decía.

    -¡Ya! Me tienes harta ¡Ven aquí!- chilló encolerizada la joven tomándola de la muñeca y arrastrándola por el bosque, Arisa por su parte trataba de seguir el ritmo de su hermana y de no chocar con lo que veía por el camino, como piedras, serpientes, otros animales y cosas así. -Por favor, Akane-oneesama puedo caminar sin su ayuda.- dijo y emitió un chillido cuando sintió una rama del árbol golpeándole en la cara. "Cállate, Arisa." fue la única respuesta que recibió de su hermana.

    Arisa la miró atentamente con sus ojos agrandados de sorprensa, ambas eran idénticas, la única diferencia era la edad, Akane parecía tener cerca de quince años, su cabello era largo hasta el pecho con muchos rulos y sus ojos eran más elegantes: pequeños y alargados pero más fríos. Luego de haber caminado tanto llegaron a su hogar, el templo Amaterasu en honor a su diosa shintoísta. Ambas entraron calladas hasta la recepción donde había otras personas. Tres mujeres jovenes juntas cotillando entre ellas, también con ojos dorados y cabello fuego. Un hombre también de cabello rojo y ojos amarillos junto a dos mujeres igualmente con cabello rojo y ojos amarillos. Sólo había tres chicos diferentes a ellos: uno de cabello chocolate y ojos verdes mirando para abajo y con sus manos entrelazadas. Otro de cabello rubio cenizo y ojos marrones y otro de cabello negro y ojos azules, los dos últimos parecían mirar la nada del techo.

    -Hasta que se dignaron a aparecer.- comenzó una de las mujeres levántandose. Se acercó a Arisa hasta tenerla enfrente. Arisa se quedó quieta en su sitio mirándola. La mujer golpeó a la pequeña en el rostro haciéndola caer.

    -¡Aina! ¡Cómportate como una dama!- le gritó su esposo molesto levántandose de su asiento a ayudar a su hija.

    -¿¡Cómo quieres que me calme cuando nuestra mocosa no se porta bien, Amane?!- le espetó furiosa apretando su puño con que había golpeado a Arisa con fuerza.

    -Pero, Aina, hermanita. No es razón para perder los estribos.- dijo la otra mujer con una calma infinita.

    -Arata-oneesama siempre he sentido profundo respeto y admiración por tí.- dijo Aina tranquilzándose un poco. -Pero, no es razón para que te metas en mi familia. Ocúpate de tus hijos.- dijo señalando con el dedo a los tres chicos. -Por lo menos yo cumplí con mi mandato y me casé con mi hermano, estoy orgullosa de eso...- declaró altiva. -En cambio, tú...-

    -¡Basta, Aina, es suficiente!- gritó su hermano, su esposo, el padre de sus hijas...lo que fuese se acercó a ella y la tomó por los hombros para calmarla de una vez.

    -No, Amane, deja que su enfado salga. Sabes que a mí no me afecta.- declaró Arata manteniendo su orgullo. -Aina por lo menos me casé con quién yo amaba.- dijo acercándose a sus hermanos. -Ustedes tuvieron que quedarse juntos obligados porque a mí nadie me domina, no me dominó nuestro padre, no lo harán ustedes.- declaró irguíendose para irse. -¡Chicos, vámonos!- les ordenó caminado hacía la salida, los chicos la siguieron casi al instante pero el chico ojiverde se quedó quieto dándose la vuelta. Miró con una sonrisa triste a su prima y se fue, Arisa se entristeció un poco.

    Aina dio una larguísimo supiro y se dio media vuelta a encarar a sus hijas y con las miradas les dijo que se largaran. Akane también salió quedando sólo, Arisa, Amane y Aina. -Arisa.- llamó la mujer, Arisa levantó el rostro. -Por tu culpa se ha cancelado la reunión...encima llegas tarde y haces esto.- dijo con la voz tremendamente suave, dando unos pequeños escalosfríos a Arisa, sabía que algo malo iba a pasar. -No habrá sagnre para tí en una semana y te encerraré en tu habitación.- anunció como castigo. Amane casi se cae de la sorpresa, sí, su mujer estaba loca.

    -¿¡Có-cómo puedes hacer eso, Aina?!- tartamudeó él. -Es sólo una niña, por favor, sólo llegó tarde. Ella no sabía nada...-pero su mujer no la escuchaba.

    -¡Ya, basta! Se hace lo que yo digo quieras o no. Si me llego a enterar que la estás ayudando, lo hablaré con el sacerdote.- Amane asintió resignado. -Está bien, pero estás loca.- y así salió de la habitación. Aina se molestó y salió hacía otro lado. Sólo Arisa quedó allí quieta y sintió la necesidad de llorar, pero se aguantó. Después se levantó y se fue hacía su dormitorio, necesitaba dormir después de la larga discución, siempre era lo mismo.
  4. Bueno, acá le presento a Arisa Kiniro, mi personaje del rol de Vampire Knight...les pondré sus datos.

    Nombre: Arisa Kiniro.
    Sexo: Mujer.
    Edad: aparenta 15 años pero tiene 150.
    Altura: 1,50.
    Peso: 50Kg.
    Carácter: Es muy introvertida pero no es tímida puede socializar con otros pero le gusta estar sola y tranquila. En ciertas cosas es muy trabajadora y en otras perezosa (depende si le comviene) es muy obstinada y cabezadura. Honesta, dice lo que piensa pero no lo que siente. Desconfiada y muy educada. Cuando quiere a alguien (pareja, amigo o famliar) es muy dulce y juguetona pero es callada. También es sobreprotectora y melancolica además de ser orgullosa.
    Ocupación o empleo: Estudiante y sacerdotisa.
    Color favorito: Rojo y violeta.
    Deporte que practica: Naginatajutsu.
    Qué le gusta: Dormir, mirar TV, leer comics/mangas, jugar videojuegos, hacer origamis, meditar, mirar la lluvia, la Lunas y las estrellas, meditar y su diosa Amaterasu.
    Qué no le gusta: La muchedumbre, la violencia, los trabajos pesados, el estudio, las chicas lolitas y los fangirls y fanboys en extremo.
    Habilidades: Ver el futuro a traves del fuego. Curación. Excorsismo. El mamori.
    Siempre lleva consigo: La gema amarilla y un abanico que en realidad es un arma.
    Su sueño: Encontrar a su familia y matar a Asato Ichijou.

    Datos, muchos datos extras:

    A pesar de ser vampiresa y sacerdotisa ella cuando se lastima sus heridas no se regeneran debido a que en un momento de su vida conocío una sacerdotisa que adormeció a un humano para probar su sangre, los sacerdotes la descubrieron y manipularon a la familia para que la enterraran viva. Trató de ayudarla pero fue todo en vano...Y como castigo le dejaron cicatrices que nunca muestra y su incapacidad de regenerar heridas.

    Puede vivir con humanos debido a los poderes del collar porque conserva una piedra de ella. Y a pesar de su forma de ser y su vida es una chica con gustos normales, si se puede llamar así. Además detesta ser un vampiro por la soledad y por ser un moustruo que lastima a la gente por eso prefiere ser humana. También tiene un gran profundo odio a los Ichijou por haber secuestrado a su familia y haberles causado infinitos problemas. Y se preguntarán por qué no se instala en la clase nocturna para encontrar su collar pues ella no quiere tener ningun tipo de contacto con ellos, sólo quiere su collar-

    * Su comidas favoritas son la comida chatarra y odia las dietas.
    * Es Introvertida, callada, meláncolica, enojona pero también es honesta, sobreprotectora y aveces juguetona y dulce. También es ambiciosa, autosuficiente. Pero le gusta reirse aunque no cuando es algo que pase a lo rídiculo o reirse sin razón alguna.
    *A pesar de lo que le ha pasado sigue manteniendo la misma personalidad de antes nada más que más opaca y sin muchas sonrisas.
    *El hecho de ser sacerdotisa implica jamás beber sangre de ningún humano y/o vampiro ni tampoco que la muerdan. Pero para poder sobrevivir ha bebido sangre de animales, los mismos con los que una persona se alimenta.
    *Entre el Concejo de Ancianos y los cazadores apesar de su historia han hecho un pacto de no comentar nada sobre el linaje Kiniro por esa misma razón no hay documentos ni nada parecido sobre si existe tal linaje sangrepura.
  5. [​IMG]

    He aquí este espeluzanante film de treeor denominado "La influenza cochina" (Conocida como gripe porcina en Hispanoamérica). Dirígida por la Organización Mundial de Salud (OMS)
    La película fue estrenada en la capital de México con un rotundo éxito. Ha causado tanto miedo y pavor en las personas que la han visto que éstas no han podido salir de sus casas, dejando la capital de México como un pueblo fantasma desolado y quebrado del mundo...
    No esta bien que me ría de esto que esta causando enfermedades y muertes, pero no puedo evitarlo xD Esto que escribí fue sin ánimo de lucro y sin hámbito de ofender...
    Pero claro, no miraría esta película ni gratis ¬.¬
  6. Buen día, o buenas tardes, o noches, o lo que sea a la hora que esten viendo esto...
    Bueno, esto será un cuestionario, un test, un interrogatorio sobre mi, para los que quieran saber más de mi, claro si quieren *verguenza*. Verán muchas preguntas y pocas respuestas, quizás le será largo y aburrido, así que sientense cómodos, hagánse un cafecito para estar bien despiertos o busquénse una buena almohada,bueno me perece que ustedes ya saben de lo que hablo...

    1-¿Cúal es su nombre completo?
    Brenda Maela Guaglianoni (el apellido será dificil de pronunciar al principio *verguenza*).
    2-¿Cuá es su fecha de nacimiento?
    9 de Enero de 1995.
    3-¿Edad?
    14 años.
    4-¿Hombre o Mujer?
    Mujer, pero técnicamente no me considero mujer, adolescente(femenina)si :si:.
    5-¿Lugar de Nacimiento?
    Argentina, para ser específico en la provincia de Santa Fe, cuidad Rosario, Barrio Belgrano (no traten de localizarme xD) .
    6-¿Estudía o trabaja? Específique.
    Estudio, voy a la secundaria, ahora aré mi segudo año.
    7-¿Cuál es su comida favorita?
    Pastas y comida chatarra, tranquilos no soy de comer mucho, por lo general un plato xD.
    8-¿Cuál es la comida que le desagrada?
    Verduras(eso no es comida de eso se alimenta la comida) y atún y merlusa.
    9-¿Qué es lo que más detesta hacer?
    Lavar, planchar, cocinar, barrer (en fin no seré muy buena ama de casa) Pero lo hago aunque no quiera.
    10-¿Qué es lo que más te gusta hacer?
    [COLOR=Indigo]Leer, escuhar música, mirar televisíon.[/COLOR]
    [B]11-¿Programa favorito?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Son muchos generalmente, de comedía, y programas como Discovery Channel.
    [/I][COLOR=Red][B]12-¿Peor programa?
    [/B][COLOR=Navy][I][COLOR=Indigo]Ninguno, o si no que no me interesan.[/COLOR]
    [/I][COLOR=Red][B]12-¿Colores favoritos?
    [/B][COLOR=Navy][I][COLOR=Indigo]Depende como se combinen etc, pero son rojo, negro, violeta, azul, marrón claro y fucsia.[/COLOR]
    [/I][COLOR=Red][B]13-¿Música favorita?
    [/B][COLOR=Navy][I][COLOR=Indigo]No tengo preferencia, depende la canción y el cantante, tanto como la letra.[/COLOR]
    [/I][COLOR=Red][B]14-¿Días favoritos?
    [/B][COLOR=Navy][I][COLOR=Indigo]Vienes, Sábado y Domingo[/COLOR].
    [/I][COLOR=Red][B]15-¿Su personalidad?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Soy tranquila, no me gusta llamar la atención y soy paciente, además soy muy pensadora xD.
    [/I][COLOR=Red][B]16-¿Piedra favorita?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Amatista, turquesa y Azabache.
    [/I][COLOR=Red][B]17-¿Flores preferidas?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Gardenias Violetas y Rosas.
    [/I][COLOR=Red][B]18-¿Estación favorita?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Invierno.
    [/I][COLOR=Red][B]19-¿Qué personalidad no le agrada?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Los sobervios, arrogantes y los que se creen los más valientes y en los momentos en lo que deben mostrar su valor: arrugan, se escondan de sus probelmas :mad:
    [/I][COLOR=Red][B]20-¿Qué personalidad le agrada?
    [/B][COLOR=Indigo][I]La gente fría sin sentimientos pero que al final demuentras tener corazón, los tiernos y tímidos, además de los divertido y que te hagan reir en todo momento :D
    [/I][COLOR=Red][B]21-¿A qué tipo de persona ademira?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Médicos, bomberos, rescatistas, paramédicos, y gente que realiza labores altruistas.
    [/I][COLOR=Red][B]22-¿Animal preferido?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Conejo, gato y nutria.
    [/I][COLOR=Red][B]23-¿Cuál es lo que le da más miedo?
    [/B][COLOR=Indigo][I]Las enfermedades, la muerte y las alturas (¡¡¡tengo vértigo!!!)
    [/I][COLOR=Red][B]24-¿Alguna frase en especial?
    [/B][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR]
    En realidad son dos: Nada sucede pos sí sólo. Todo lo que acotese es nuestra responsabilidad" y "Lo importante en una persona es la firmeza, el caráter y la determinación, no las habilidades.
    25-¿País que le gustaría conocer?
    Sería los lugares donde reina la mitología, como Egipto, Grecia y Roma, anque también Estados Unidos, Italia entre otros.

    [COLOR=Indigo][COLOR=Red][COLOR=Navy][COLOR=Red][COLOR=Navy][COLOR=Red][COLOR=Navy][COLOR=Red][COLOR=Navy][COLOR=Red][COLOR=Indigo][COLOR=Black][B]Ahí tiene un poco sobre mi, después lo editaré, para agregar más cosas, fue lo que se me ocurrió poner, gracias a los que leyeron, y los que no leyeron ahh, que tengan un... ahh... Bueno adiós...[/B][/COLOR]
    [/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR][/COLOR]