El mundo no es como te lo pintan
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. ¿Te has imaginado un mundo sin color? seguramente seria como una vida vacia, un mundo gris seria como un abismo sin salida, jamas verias luz y sentirias que todo es diferente.
    Hasta el ruido seria diferente, o tal vez seria como la vida de un mimo, ¿Sabes como es la vida de un mimo? te juro que no sabrías si quieres escapar de ella o quedarte resignada a pensar...si alguna tuviste color en tu vida o si existen mas que solo un aburrido gris, un doloroso negro o un vacío blanco ¿Lo has pensando? apuesto a que lo que piensas es que el color jamas se va a acabar, que jamas habrá un mundo gris, ¿Pues que crees? el mundo gris se hace cada día si las personas matan, si las personas roban, si la delincuencia va creciendo en cada parte del mundo, incluso si un niño deja de creer en sus sueños se hace un mundo gris, recuerda lo mas importante en la vida no es llevarla como ves que es lo correcto lo importante de la vida es llevarla como tu crees que es lo correcto, como sueñas, como la vives mientras te haga sonreír, las sonrisas, la felicidad, el amor, la amistad los valores que cada día adquirimos en la vida es lo que pinta el mundo de color y transforma ese aburrido gris, ese doloroso negro y ese vacío blanco en un brillante y muy bello mundo, pues como sabes tu vida como diseñador, como artista, como dibujante, como fotógrafo no seria la misma con un mundo sin color...

    4374921755_0468073785_z.jpg
  2. En ese momento el chico la acuesta en su cama, la cabaña y en si alrededor estaban muy silenciosos, tanto que era una noche perfecta para tener una gran pasión entre esposos.

    El ambarino miro a su querida esposo con ternura y sonriéndole de manera sin igual, la azabache se estremeció un poco al sentir como el chico ambarino quitaba con mucha lentitud su kimono de sacerdotisa, la azabache acaricia las mejillas del chico mientras bajaba sus manos hasta quitar su Hitoe (chaqueta) el chico miro su debajo de su kimono había un estorboso sostén, la chica solo gemía y emitía fuertes suspiros al sentir las manos del chico tocar sus pezones con lentitud y apretando con fuerza cada uno de ellos. La azabache continuo quitando su kosode (camisa) el chico al mirarla sus ojos solo se miraban totalmente enamorados y llenos de romance, InuYasha siguió masajeando los pechos de su esposa mientras esta gemía del placer que le provocaba sentirlo.

    — ¡Ah! Inu…Yasha por favor…no…no te detengas… ¡Ah! —gemía tanto la
    azabache con las caricias del chico que no pudo evitar volverse más que un hombre en la cama, le haría a su mujer el amor tan salvajemente que ni ella lo reconocería.

    —Kagome…disfruta…mi bella princesa, tus pechos son tan hermosos y suaves —el chico se acerca y succiona unos de sus pezones a lo cual la chica no paraba de gemir y gritar del placer que este le provocaba.

    — ¡Ah! InuYasha…no pares…se siente tan bien… ¡sigue! ¡Sigue! ¡Quiero más! —el chico obedecía con mucha pasión, en ese momento hizo que lo nunca había pasado desde que derrotaron a Naraku, el chico se dirigió a sus labios y los beso con una pasión más intensa que como beso la última vez a Kikyo, la azabache abrió los ojos de sorpresa y en un instante le correspondió dejándose llevar por él.

    Sus lenguas jugaban una con la otra, el placer que sentían ambos era tan inevitable y lleno de sentimientos de amor y deseo…la azabache estaba sudando de tanto gemir y sentir las caricias tan suaves de su querido chico de cabello plateado y ojos dorados penetrantes, el chico no pudo soportarlo más que mete sus dedos en la intimidad de la chica, esta al sentir el movimiento suave y excitante grita de manera incontrolable que volvía loco a ese Hanyou, sus orejitas se movían tanto de la excitación que estaba sintiendo al sentir la intimidad tan húmeda de su Kagome y la hacía soltar más que gemidos al sentir esos movimientos tan delicados pero excitantes.

    — ¡Ah, ah, ah, ah! Por favor…InuYasha, mi amor quiero…—decía con la respiración totalmente agitada, la voz entre cortada y llena de placer al todavía sentir los dedos adentro de su intimidad, el chico sonrió de manera coqueta mientras con su otra mano masajeaba un seno de la azabache.

    —Dilo mi querida princesa, dime lo que necesitas o me volveré loco…—el estaba lleno de placer mientras sacaba los dedos de la chica y los pasaba por su lengua con lujuria y una sonrisa que estremecía a la azabache.

    —Quiero…sentirte dentro de mi… ¡por favor ya no lo resisto! —el chico se puso totalmente sobre ella mientras entrelazaba sus manos con las de ella, la chica sentía esta acción de seguridad mientras sentía como su
    miembro entraba en ella lentamente ya que estaba muy tensa y algo nerviosa.

    Los dos esposos sentían caliente cada parte de su cuerpo la chica sentía como InuYasha la envestía con lentitud y después un poco más rápido haciéndola sentir mas y mas placer, claro que era mutuo y lleno de amor y ternura, el chico al mirar como su Kagome soltaba algunas lagrimas
    decidió parar y alejarse.

    —lo siento…ya no lo hare — el chico se trataba de alejar de ella hasta
    que de repente…

    —¡¡Abajo!! —el collar de dominación empezó a brillar y a mandar al cuerpo de la azabache de nuevo al Hanyou, el cual estaba algo confundido por
    esa acción.

    —InuYasha…por favor no te detengas, sigue por favor o no lo voy a poder soportar…—el ambarino de ojos como la miel decidió seguir para complacerla, volvió a introducir su miembro en ella, esta vez estaba tan relajada que los movimientos solo los hacía sentir placer, la azabache acariciaba la espalda de InuYasha y después sus finos cabello para
    relajarse y sentir el placer que este le provocaba.

    —¡Ah, ah, ah, ahhh! Mas rápido InuYasha, quiero más…por favor no te detengas —

    Las caricias eran cada vez más fuertes, la chica solo estaba sintiendo el placer que siempre quiso sentir con aquel ambarino de mirada hechizante, por fin sentía los besos húmedos y los toques que tanto deseaba, su esposo por fin actuaba romántico, pero un momento ¿estaba actuando romántico? ¿Acaso seria el apocalipsis? InuYasha era muy ingenuo, distraído, violento, sarcástico, payaso, quejumbroso pero ¿romántico?
  3. Los dos chicos siguieron besándose lentamente y con pasión, no era amor (aparentemente) solo era un juego, solo un simple juego. El chico la acorralo contra la pared de los pasillos y esta se sujeto de su cuello, el chico bajo lentamente sus manos hacia las delicadas piernas de la azabache, la chica gemía levemente, el juego subía de nivel mas y mas.

    —No aquí…alguien puede vernos… ¿vamos a la bodega del conserje? —dijo InuYasha hasta el séptimo sentido del deseo y susurrando levemente sin dejar de sudar a lo que la chica asintió.

    Corrieron lo más rápido hacia la bodega, había muchas escobas y demás porquerías sin sentido, pero ellos llegaron con mucho deseo que les daba igual, todo les daba igual, si se conocían o no, si los miraban o no, si los acusaban o no, lo importante era lo que querían ambos. Al chico de cabellos plateados le daba igual que pensaran de él, esa chica lo había hecho despertar por primera vez los deseos de hacer el amor con alguien, la poso lentamente en el suelo, claro ya habían cerrado la puerta con seguro, la chica lo mira y sonríe de nuevo con deseo, el chico sin dudarlo el empieza a desabotonar la blusa, cada botón, las manos del chico querían tocar esos pechos tan grandes y suaves de esa chica, después de haberlo logrado había algo que le estorbaba, ¡su sostén!, la chica se excita cada vez mas sin poder ocultarle su deseo de que le encantaba eso, el chico odiaba esas cosas, lo bueno es que en su casa jamás tenía que ver eso de nuevo, sus uñas eran largas, tanto que lograron desgarrar aquel sostén blanco y dejando ver los pechos de aquella chica, eran impactantes, grandes y bien formados, los empieza a masajear lentamente haciendo que la chica gimiera mas y mas, ella alza los brazos haciéndole ver al chico que podía tocar todo lo que deseara, el chico obedece y sigue masajeando a un ritmo más elevado, los pechos bailaban al mismo ritmo llevando a la chica al placer total, el chico se acerca a sus pezones y los empieza a chupar con desesperación, tanto era el placer y los gemidos inevitables, los dos adolescentes estaban tan excitados que se terminan de desnudar lentamente, hasta sonrojarse, ¡que timidez!, si como no ahora ya no había timidez, parece que el Inu-sama de siempre, tan egocéntrico, tan serio, tan tierno, tan todo por fin se había salido de su corazón.

    — ¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!...InuYasha…no pares…me encanta esto…—decía la azabache temblando de lo nerviosa pero tan excitada que estaba, el chico sigue chupando sus pezones, pero en ese momento se separa para mirarla con algo de lujuria en sus ojos.

    —Kagome…se mía…toda mía…—el chico la sigue besando mientras sudaba y sudaba, el placer era totalmente notorio en ambos, aunque querían evitarlo no podían, el chico de ojos ambar brillantes la empieza a penetrar lentamente, la chica al sentir su miembro en ella no pudo evitar gemir aun más fuerte, al principio era dolor pero después un placer que ambos querían y les gustaba sentir, el ritmo del chico fue aumentando mientras la chica no dejaba de gemir.

    — ¡Mas, mas…mas! por favor...te quiero totalmente en mi…mas ¡InuYasha! —la azabache se mueve más para sentir la excitación más fuerte, el chico al ver lo que hacía sigue aumentando el ritmo a todo lo que daba su cuerpo.

    —Kagome…me has tentando, ¡no sabes con quien te metiste! —el chico sigue tocando a la azabache, hasta que los escuchan la campana se separan como pueden y se visten de inmediato, el jueguito había comenzado, tanto que no sabían si después podían pararlo.
  4. Hola chicas Jejeje pues esta es la parte que no pude subir en mi capitulo

    anterior ya que tiene lo que conocemos comúnmente como lemon jajajaja

    pues bueno espero les guste esta pervertida parte y comenten si quieren

    en el fic ¿vale?

    Después de aquella escena terminando con un beso encantador, el chico

    comenzaba a besar su cuello con dulzura, haciendo que la otra chica se

    estremeciera y emitiera leves gemidos con muy fuertes sonrojos.

    -Kagome…te deseo tanto…no te imaginas cuanto…- decía el chico, ponía

    a la azabache bastante nerviosa mientras la lluvia seguía cayendo.

    -Inu…Yasha…yo…- decía mientras sentía como si una corriente de

    electricidad recorriera su cuerpo en ese momento.

    -Dame…una oportunidad, te prometo llegar a donde tú quieras… ¿sí?-

    decía el chico suspirando algo agitado, deseaba a esa chica como nunca,

    quería tocar sus pechos y besarlos, hacerla totalmente suya…quería que

    fuera solo de él.

    -¿eh?...ah ah, está bien…pero no aquí…hay que ir a mi casa…pero sin

    hacer ruido ya que mama, mi abuelo y Sota están durmiendo…- decía la

    chica acariciando sus cabellos con ternura.

    El chico se separaba de ella sonriendo con ternura, en ese momento la

    tomo en brazos aun cubriéndola con su chaqueta y empezó a caminar

    aun respirando agitado y casi a punto de no lograr controlarse.

    -Tranquilo…si quieres mejor date prisa, o me arrepentiré…- decía la chica

    riendo divertida y viendo como InuYasha la mira con mucha molestia y

    después sonríe con algo de malicia en esos hermosos y suaves labios,

    salió corriendo disparado hacia la casa de la azabache jamás permitiría

    que esa oportunidad se le escapara de las manos, la deseaba tanto que

    ya no podía aguantar más.

    -¡No lo harás!, asi que olvídalo niñita…- decía sonriendo de la misma

    forma y al fin llegaba con ella a su casa pero sin hacer mucho ruido la

    pone en el suelo y después mira la ventana mientras la lluvia seguía

    avanzando con más fuerza.

    -¿tienes miedo de subir o qué?, ¡Anda date prisa!- decía algo

    desesperada la chica y el chico solo la mira y suspira.

    -Cálmate Kagome…estoy pensando como subir sin hacer ruido, ¡tonta!-

    decía el chico mirándola con demasiada molestia, se suponía que el loco

    desesperado era el.

    -InuYasha…idiota…- decía la chica frunciendo el ceño y algo fastidiada.


    -¡Ah, ya se!, Kagome sube a mis hombros… ¿vale?- decía el chico

    bajando en cunclillas y haciendo una seña a la azabache para que

    subiera, de alguna manera la chica dudo un momento mirándolo

    confundida -¡Rayos Kagome, date prisa la lluvia se hace mas fuerte!-

    decía mas molesto el chico y Kagome asiente.

    -deja de ponerte asi…a veces no te soporto- decía la azabache subiendo

    a sus hombros y después InuYasha la alza con fuerza para entrar al final

    Kagome entro a su habitación y empieza a escurrir agua por toda la

    habitación hasta secarse con una toalla y después InuYasha entro

    enseguida y la miraba con una grata sonrisa.

    -¿estas lista?, Kagome…ya no puedo esperar mas…te deseo como no

    tienes idea- decía el ojos ambar besando su suave cuello con dulzura y

    pasión haciéndola respirar agitada y bastante nerviosa.

    -S-Si…hazlo ahora…InuYasha…quiero ser toda tuya…solo tuya…- decía

    con la voz muy agitada y nerviosa la cual hizo que nuestro chico de

    cabello plateado se estremeciera aun mas.

    Después de besarse varias veces, ambos jóvenes sudaban de lo nervioso

    que era ese gran momento para ellos, se sentían asi porque estaban

    enamorados y el momento era mágico, tierno y con demasiada pasión, el

    chico comenzó a quitarle la falda lentamente acariciando sus piernas y

    besando su cuello y sus suaves labios, la chica solo se dejaba llevar

    mientras acariciaba sus largos y hermosos cabello plateados. InuYasha

    seguía demasiado excitado mirando a su chica con ternura y deseo,

    masajeaba y besaba sus pechos haciendo que la chica gimiera y gimiera

    continuamente.

    -Ah, Ah…InuYasha…ah ah- la chica seguía gimiendo cada vez más fuerte,

    realmente le gustaba la idea de que el fuera el primero y el único que

    tocara su cuerpo, ya que solo se entregaría totalmente a él.

    -Kagome…te amo tanto…mi hermosa princesa ahhh- bastante excitado

    Inu-sama le quita totalmente las bragas y empieza a meter sus dedos en

    su intimidad sintiendo los gemidos y respiraciones excitadas de Kagome

    de su Kagome.

    -Ah Ah…Inu…Yasha, ah ah…ya no puedo más… ahhh- la chica seguía

    gimiendo totalmente de placer, no quería que parara, no iba a tolerar que

    se detuviera llegando a esa parte.

    -Vamos mi amor…di lo que necesitas- decía aun acariciando sus pechos y

    metiendo los dedos mientras gemía y gemía.

    - por favor te necesito…dentro de mi…ya no aguanto más…ah, ah- decía

    la chica ya bastante excitada y estaba sudada y nerviosa.

    -yo también…deseo eso más que nunca…tranquila lo hare…despacio

    hasta…que tu me digas- decía el chico con la voz excitada, nerviosa y

    llena de placer.

    El chico en ese momento abre las piernas de Kagome acariciándolas y

    después mirándola para saber su respuesta final, no quería que llorara asi

    que quería hacerlo de manera que ella lo disfrutara, la azabache asintió

    dejando salir de nuevo la sonrisa de ese amado chico de cabello

    plateados, comienza a meter su miembro en su intimidad causándole un

    suspiro y después varios gemidos, estaba demasiado excitada para sentir

    dalor asi que solo apretó con fuerza los cabellos del chico, se sentían

    sudados pero aun asi no paraban, ambos lo deseaban y desde ese

    momento ambos se pertenecían.

    -Ah, Ah…InuYasha…eso fue…excelente…te amo…- decía la azabache

    totalmente cansada aun lado del chico mientras una sábana cubría su

    desnudo cuerpo.

    -lo se…eres una diosa en la cama…quien te viera tan tonta…y a la vez

    tan hermosa y me vuelves loco…te amo, te amo como nunca antes lo

    hice…mi amada Kagome- se acerca a ella besando esos suaves y

    delicados labios hasta jugar con sus lenguas y profundizar el beso,

    después de un rato ambos se quedaron dormidos

    -Kagome…te amo…- decía entre sueños el chico abrazándola con ternura

    Bueno chicas ustedes juzguen como quieran pero a mi me gusto esa es la

    parte que faltaba pero es bastante explicita asi que me matan si la subo

    directamente espero comentarios y gracias por leer este fic nos estamos

    posteando y matee ene
  5. Para Hitomi:(hermanita del alma tu sabes que te quiero un monton y recuerda que siempre tienes mi apoyo)
    HERMANA
    Como flor de primavera,
    eres frágil...​
    Mas perfumada que un ocaso de verano, rosa.
    Cuando las montañas se abrazan yo te doy mi mano
    blanca paloma que has llegado a casa,
    angelito, enséñame a volar.
    Entre las copas verdes de la vida, que se deshojan
    alto, mas alto.
    Ven conmigo hermana
    muéstrame el camino…
    Entre las nubes se confunden nuestras risas
    y las lágrimas se mezclan con la lluvia
    mas salda aún.
    Tu rostro...
    hermosa canción de amor,
    tu mirada hace poesía
    y todo lo que escriba
    no podrá jamás describir tu alegría.
    Porque te quiero escriba
    y escribo para que no me dejes sola.

    Para Huma: (tQm mocosita hermosa eres una exelente compañera y amiga)
    Verdadera compañera
    Entre palabras y risas
    bajo una luna latente
    de este frío invierno
    nos conocimos de repente.​
    Amiga mía, cuanto te he esperado,
    no te imaginas cuantas veces te he soñado.
    Eres tan especial y tan compañera.
    me acompañas con mis risas
    tristezas y penas.
    Estas siempre atravesando las fronteras
    para que llegue a mí,
    la melodía de tu voz.
    Y cuando me siento sola
    en días de nostalgia
    me acompañas con tus ojos en silencio
    y me haces sonreír.
    Porque eres flor
    que no deshoja con el tiempo,
    que reparte su perfume
    por donde quieras
    ¡Oh Amiga cuanto te quiero!

    Para Sakumi: (te adoro amiga tu lo sabes nunca cambies hay que seguir con nuestras locuras)

    Para ti que estás ahí
    Eres la luciérnaga que ilumina mis noches sombrías,​
    el manantial cuando me invade la sed,
    el horizonte claro en mis oscuros atardeceres,
    eres lo mejor que me ha pasado en años.

    Me das paz con solo escucharme
    y confianza en lo que puedo llegar a ser en la vida.

    Eres mi amigo, te conocí por casualidad
    o solamente porque el destino te ha llevado hasta mi.

    Eres todo lo que he anhelado tener,
    sabes lo que pienso, siento,
    como puedo reaccionar,
    por eso quiero agradecerte
    y decirte que puedes contar conmigo,
    que aquí sentada detrás de una computadora,
    mi amistad será verdadera
    y que siempre tendrás
    a una amiga para contarle
    lo bueno y malo que te pase
    mi querido ángel, porque así te imagino
    quiero terminar diciéndote gracias,
    solo por estar y haberte conocido.

    Para Angie: (mi niña piziosa eres muy especial para mi tantas locuras y tonterias que decimos en los grupos por eso te adoro)
    Te entrego toda mi amistad

    Quiero amiga estar a tu lado
    brindarte todo mi apoyo.
    Quiero amiga entregarte
    todas las estrellas,
    y que los destellos de cada estrella
    iluminen tus pasos
    para que no tropieces.
    Quiero llevarte las nubes
    para que sequen tus lágrimas cuando estés triste.
    Quiero darte el Sol
    para que tengas energías
    y alegría por todos los días.
    Quiero entregarte la Luna
    para que en las noches
    tengas felices sueños
    y tus deseos se hagan realidad.
    Quiero entregarte mi vida,
    y cuando me necesites…
    ahí estaré.

    Para Sharon: (mi pekeña fan te agradezco todo tu apoyo y sabes que todo lo que necesites con mucho gusto ahi estare tQm no lo olvides)
    Cuando sientas que la noche te atrapa en su inmensa obscuridad y que de ella ya no puedes escapar... Puedes contar conmigo.

    Cuenta conmigo
    Cuando pienses que nadie en este mundo te comprende y ni siquiera se preocupan si tu corazón sigue latente... Puedes contar conmigo.

    Cuando estés tan deprimida por razones de la vida y te sientas de ella cada día mas aburrida... Puedes contar conmigo.

    Cuando ya no te importe viajar en los sueños por que tu alma ha perdido poco a poco el anhelo... Puedes contar conmigo.

    Y aun cuando a mi también todo esto me atormente fingiré que nunca lo he vivido...
    Para que confíes en mi y puedas contar conmigo.

    Para Ross: (amiguita tu le das color a mi dia que haria yo sin ti en esos momentos de aburrimiento de veras!! nunca cambies realmente eres especial)

    Una rosa de tu amistad

    Como los pétalos de tu rosa
    firmes y bonitos,
    proteges con tus púas.
    Para que nadie separe
    ni un pétalo de tu amistad. ​
    Con tu perfume das
    a cada uno de ellos
    el aroma de tu amistad.
    Y con cada rocío
    alimentas los corazones.
    La luz brilla su color de amistad.
    Luz…que ilumina tu camino.
    Su aroma para sazonar tu existir.
    Su belleza para entregar todo tu amor.
    Una rosa de tu bella amistad
    que perdurará
    hasta la eternidad.

    OK ESTAS SON MIS HERMANAS DEL ALMA LAS ADORO A TODAS

  6. Por todo lo que significas para mi

    Se que el año que recién termina
    no ha sido fácil para ti,
    que no es quizás por mucho el mejor que
    has tenido, pudo ser inclusive el
    más difícil que has podido experimentar.
    Sin embargo mi querida niña debo
    bendecir cada pena, cada
    problema, cada lágrima tuya
    derramada, porque si de todo lo
    malo que te ha pasado ayer han
    hecho de ti lo que eres hoy,
    entonces mi amor estoy
    agradecido con lo que pudo
    Haberte ocurrido
    Deseo que en éste año venidero
    logres encontrar lo que estás
    buscando, que los sueños sin
    cumplir sean el objeto de tus
    aventuras, y tus emociones sean
    el motor que impulsen tu destino.
    Que tu camino sea tan largo
    como tu pretendas recorrer y
    encuentres por supuesto mucho
    más de lo que mereces.
    Y lo más importante,
    Que te mantengas siempre
    cerquita de mi.
  7. estos lindos poemas son para todas mis amiguitas mas queridas aqui en el foro disfruten mientras leen piensen lo que vale una amistad mas que cualquier cosa

    a mi mejor amiga

    En un momento inesperado te conocí,
    Después de tanto esperar a ese verdadero amigo te encontré...
    Sin dudar en algún momento te auxilié,
    Queriendo tu felicidad te alenté...
    Si en algún momento te fallé te pido perdón.
    Pero quiero que sepas que te quiero un montón.
    Eres mi mejor amiga y nada ni nadie lo cambiará...
    Un mejor amigo es dificil de encontrar y es buena suerte tener uno...
    Sabes que conmigo puedes contar y nunca te voy a fallar... te quiero por lo que eres...
    Una amiga especial

    amiga mia
    Aunque los océanos y
    los continentes nos separan,
    Nadie puede separar nuestra amistad
    Este vínculo tan fuerte que nació
    cuando estuve en tu país.
    Somos de distintas naciones y razas,
    no de distintos sentimientos.
    Me aceptaste sin conocerme.
    El tiempo creció nuestra amistad.
    Me consolaste cuando estuve triste.
    Me acompañaste en situaciones difíciles.
    Compartimos risas y llantos.
    Cuando estuve a punto de caer,
    me sustentaste,
    Amiga, aunque lejos,
    Te llevo siempre en mi mente y corazón.
    Siempre estarás presente.
    Muy pronto inesperadamente,
    nos encontraremos otra vez.
    Amiga, amiga mía del corazón.


  8. estos lindos poemas son para todas mis amiguitas mas queridas aqui en el foro disfruten mientras leen piensen lo que vale una amistad mas que cualquier cosa

    a mi mejor amiga

    En un momento inesperado te conocí,
    Después de tanto esperar a ese verdadero amigo te encontré...
    Sin dudar en algún momento te auxilié,
    Queriendo tu felicidad te alenté...
    Si en algún momento te fallé te pido perdón.
    Pero quiero que sepas que te quiero un montón.
    Eres mi mejor amiga y nada ni nadie lo cambiará...
    Un mejor amigo es dificil de encontrar y es buena suerte tener uno...
    Sabes que conmigo puedes contar y nunca te voy a fallar... te quiero por lo que eres...
    Una amiga especial

    amiga mia
    Aunque los océanos y
    los continentes nos separan,
    Nadie puede separar nuestra amistad
    Este vínculo tan fuerte que nació
    cuando estuve en tu país.
    Somos de distintas naciones y razas,
    no de distintos sentimientos.
    Me aceptaste sin conocerme.
    El tiempo creció nuestra amistad.
    Me consolaste cuando estuve triste.
    Me acompañaste en situaciones difíciles.
    Compartimos risas y llantos.
    Cuando estuve a punto de caer,
    me sustentaste,
    Amiga, aunque lejos,
    Te llevo siempre en mi mente y corazón.
    Siempre estarás presente.
    Muy pronto inesperadamente,
    nos encontraremos otra vez.
    Amiga, amiga mía del corazón.


  9. La verdad no me queda más duda de que tu amorYa se me terminó, duele pero acabóEs difícil pero no imposibleAsimilar que en verdad te perdíY ahora te veo partirY aunque pase el tiempoY seas feliz con alguien másRecuerda que no hay nadaQue haga que me olvide de ti, yo sé…A quien tú decidiste amarNo sé si sepa que no hay personasComo tu aquí en la tierraTe prometo no vuelvo a llorarSé lo felices que están y cuidenLo que yo soñé, siempre quise para míDe corazón… ámenseSé lo triste que puedo llegar a estarPorque al menos lo intente pero yo no gané.La persona que tiene elAcceso a tu corazón, mira que bendición,Pude haber sido yoY aunque pase el tiempoY seas feliz con alguien másRecuerda que no hay nadaQue haga que me olvide de ti, yo sé…A quien tú decidiste amarNo sé si sepa que no hay personasComo tu aquí en la tierraTe prometo no vuelvo a llorarSé lo felices que están y cuidenLo que yo soñé, siempre quise para míSi tuviera una oportunidadLe cambiaria el final a todoPero no podría porqueLa verdad me da gusto que estásConmigo en la eternidad y entiendoNo eras para mí pero te querré siempreY aunque pase el tiempoY seas feliz con alguien másRecuerda que no hay nadaQue haga que me olvide de ti, yo sé…A quien tú decidiste amarNo sé si sepa que no hay personasComo tu aquí en la tierraTe prometo no vuelvo a llorarSé lo felices que están y cuidenLo que yo soñé, siempre quise para míSi tuviera una oportunidadLe cambiaria el final a todoPero no podría porqueLa verdad me da gusto que estásConmigo en la eternidad y entiendoNo eras para mí pero te querré siempreDe corazón… ámense