Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Aviso: Quiero advertirles que éste capitulo tiene contenido lesvico o Yuri, por así decirlo. Aquellas que no se sientan comodas con este tipo de genero por favor, abstenganse de leerlo. No quiero problemas. Lo hice de tal forma que no afecta la historia en cierta forma. Por favor no quiero personas traumadas ni nada por el estilo. Así que queda a su criterio el si lo leen o no.

    Ya sin poder contenerse a sí misma la pelirroja se posó detrás de Kagome. Sus brazos la envolvieron en un cálido abrazo.

    −Te deseo –le murmuró al oído. El tórrido aliento la hizo estremecer. Las manos agiles de Ayame le soltaron la bata. Kagome nerviosa se giró y la detuvo sutilmente.

    −Esto no está bien. No me gustan las mujeres yo…

    −Tranquila –la silencio−, No te tienen que gustar –y sin más se pegó contra ella y la besó. Kagome estaba impactada. Sabía que no gustaba de Ayame, ni siquiera la notaba normalmente. Hasta hace horas atrás la miraba como una niña de diez años y ahora como una mujer. Una que tocaba su cuerpo y la dejaba caliente. Que la hacía arder y humedecer. No, no le gustaban las mujeres pero ella parecía saber qué puntos tocar.

    −¡Ah! –se reprimió y tapo su boca al sentirse gemir. Ayame la detuvo y junto ligeramente sus labios.

    −No. Está bien, déjame oírte. Me gusta –volvió a hacerse de sus labios. Jugó con su lengua, ambas se rozaban y tocaban con dulzura, los labios pequeños de Kagome la hacían alucinar. Era tan dócil, tan manejable.

    Su cuerpo tembló de emoción al notar como la inexperta azabache acariciaba su trasero. Haciendo pequeños círculos con sus dedos. Se dejo tocar hasta volver a tomar las riendas. Con un poco de agresividad tocó los rosados pezones, pellizcó y lamió.

    Kagome gemía y temblaba como si estuviera ardiendo en llamas. Su sonrojo aumento cuando Ayame la hizo apoyarse de la mesa y ambas quedaron reflejadas en el espejo.

    −Me gusta verte así –hablo con la voz teñida de lujuria. Había tomado la dulce cara y la miraba contra el espejo. Kagome chilló al sentir unos intrusos dedos abrirse campo sobre los pliegues de piel caliente de su sexo. Instantáneamente su cabeza se fue hacia atrás y su intimidad acogió los largos dedos.

    −¡Aya-me! –dijo entrecortada al sentir los dedos de ella resbalar con más rapidez.

    −Estás tan húmeda –le susurró al oído. Kagome se miraba sorprendida a sí misma. Se veía tan excitada, sus senos brincaban levemente y sus mejillas estaban cubiertas de un tierno barniz rojo.

    −Ayame. Ayame –repitió mordiéndose los labios−. Voy a llegar…

    −Todavía no –Kagome se quejó cuando dejó de sentir los dedos. Rápidamente fue llevada hasta la cama. Las sentó a horcadas sobre sí y así rosaron ambas entrepiernas de tal forma que la fricción traía consigo el placer. La comenzó a mover sobre sí en un lento vaivén. Los gemidos no se hicieron esperar. Ambas estaban arqueadas Ayame cuando se sintió sobrexcitada sacó un consolador ya lubricado y las penetró a ambas; el rosé fue más intimo, más sexual y complaciente, cuanto más cerca estaban sus entrepiernas, más adentró lo sentían. Y así se fueron moviendo hasta que ambas acabaron en un sonoro gemido.
  2. [​IMG]

    Lemon

    Con cuidado la recostó en una pared. Sus habilidosas manos jugaban con el pequeño pero redondo trasero. Sus dedos trazaban círculos invisibles que hacían gemir a la inexperta chica.

    −Se delicado –pidió con cariño. Él le dio una tierna sonrisa y le cerró los ojos con besos.

    −Lo más que pueda –la cargó en brazos y la posó con suavidad en la cama. Se colocó sobre ella y rozó su nariz con la de ella. Sus labios acariciaban su mejilla mientras sus manos bajaban por los delicados y tersos brazos.

    El calor y el deseo subía, él sin esperar le beso la punta de la nariz y fundió sus labios con los de ella. Por primera vez se atrevió a irrumpir en la virginal boca con su lengua. Húmeda, caliente y sólo para él.

    −InuYasha –gimió cuando tocó sus senos. Era tan delicada, tan sensible.

    −Tranquila. Sólo respira –consoló. Una traviesa mano bajó hasta la pierna. Acarició.

    −“Dios. Sólo tú sabe lo suave que la hiciste” ¬–gimió al adentrar sus manos sobre aquellos labios. Estaba tan húmeda, tan moldeable.

    −¡InuYasha! –chilló. Tomó el masculino rostro y lo miró con miedo. Él la miró y besó sus labios.

    −Tranquila. No te haré daño. Te amo –ella asintió y sus ojos se aguaron. La mano de él masturbaba su clítoris haciéndola sonrojar y más, cuando su mismo cuerpo iba contra aquella mano.

    Extasiado sacó los dedos y los posó sobre los labios de la chica. La pintó con sus propios fluidos y lamió su néctar desde su distintiva boca. Ella aún tenía las piernas abiertas para él. Con paciencia quitó el vestido y tomando sus manos hizo que las pasara por su torso.

    Gimió cuando ella deshizo la camisa y desabrocho el pantalón. Su fría mano recorrió su tórax erizándole la punta de los pelos. Él jadeo y quitó las pequeñas pantaletas, se desnudo frente a ella.
    Que sin poder evitarlo lo recorrió con la mirada. Su cara de volvió escarlata al centrarse en su intimidad.

    Fue hasta ella y tomó con cariño su mano. Los dedos largos sostuvieron su masculinidad erecta, ardiente y viril. Ella intentaba mirar a otro lado pero, la tomó del rostro y la obligó a verlo.

    −InuYasha –gimió con pena. Sonrió y se tumbó contra su cuerpo. Sus labios tomaron un pezón; lamió en círculos, mordió y escucho los leves gemidos. Acarició. Tomó el otro y volvió a lamer, succionar y mordisquear la punta rosada y suave. Volvió a acariciar los heridos tumultos y bajo por su vientre.

    Su lengua dejaba el húmedo rastro por su plano abdomen, ahogó su ombligo con su lengua y bajó hasta la pequeña intimidad. Rosada y bien depilada. Con sus dedos índice y medio abrió los labios y dio una lenta lamida. La chica se retorció y gimió. Tomó la plateada cabeza y la masajeó.

    Sonrió y la penetro con la lengua. Estaba tan lubricada que su lengua entraba fácilmente gracias a los líquidos y la saliva. Sin darle previo aviso posó su latente miembro entre sus piernas, la tomó de los muslos y la beso en la boca, mientras se tomaba el pene y se abría camino entre los pliegues de carne.

    −¡InuYasha! –chilló adolorida. Era grande, duro y ajeno a su cuerpo. Sus uñas hicieron estragos en la espalda de InuYasha que sólo gimió complacido.

    −Tranquila. Relaja el cuerpo –la sintió poco a poco liberar el agarré y comenzó a moverse. Un ritmo lento. Tranquilo, hasta cariñoso. Cuanto la sintió gemir aumento las embestidas, ella gritaba suavemente su nombre mientras apretaba las sabanas. Su cuerpo se arqueaba contra el suyo cada vez que sacaba su hombría y volvía a ser uno con ella.

    Sin piedad la tomó de las piernas y la coloco sobre sus hombros haciendo la penetración más profunda. Ahora la voz de su casi mujer subió dos octavas, hechizado por el vaivén, el acoplamiento y las sensaciones aumento las embestidas en un ritmo salvaje. Luego de acariciar sus senos acabó sonoramente mientras le mordía uno de los senos causándole un placentero dolor.

    −Te amo –susurró ella.

    −Y yo a ti –sonrió y se abrazó a ella.
  3. [​IMG]
    Capitulo VI


    Las cosas llegan a una tregua.


    Las cosas no mejoraban en cuanto a su relación, Kagome se estaba desesperando, InuYasha la había acostumbrado a ser una mujer que le gustara el sexo, y ahora el no la complacía.

    Se sentía tan malhumorado que no veía las necesidades de su esposa, iba rumbo a la universidad, en su auto, que era de el por supuesto, en el único lugar donde se sentía a gusto era en aquel edificio lujoso donde cursaba tercer año de Ingeniería Civil.

    —Hola Inu-kun—. Le saludo una morena de ojos castaños— ¿Cómo has estado?—se podía notar desde un avión que aquella chica gustaba del ojidorado

    —Molesto—. Dándole un beso en la mejilla, ambos se sentaron esperando al profesor de Materiales y suelos. Aquella chica era una de sus mejores amigas en la universidad.

    —Aun no consigues empleo, verdad—. Le dijo mas como una afirmación que como una pregunta.

    —No, aun no, y tuve una fuerte discusión con Kagome—. Le dijo mirando el piso, se sentía un poco triste por eso. Cuando se disponía a contarle, entro el profesor, estuvieron ocupados hasta las once y media.

    —Ahora sí, cuéntame ¿que fue lo que pasó?—. Para ella era un martirio ser la consejera de aquel chico, pero el se había casado y ya no tenía chance, aunque no perdía sus esperanzas.

    —No tengo ganas de hablar sobre eso Barbie—. Su amiga se llamaba Bárbara, así le decía de cariño.

    —Déjame hacerte algo que te encantara—se poso detrás de el y le comenzó a dar un masaje en los hombros haciendo que el chico recostara su cabeza en el estomago de ella

    —InuYasha—la voz desde la puerta sonaba un poco entrecortada y con rapidez abrió los ojos al notar de quien era la dueña.

    —Kagome—. Dijo estupefacto no espera encontrársela, rápido se separo de Bárbara, pero era tarde Kagome ya estaba frente a ellos.

    —Hola Bárbara—. Saludo cortés sin quitar su mirada de molestia

    —Hola, Kag. Yo mejor me voy—. Dijo apresurada la chica, pero su huida fue parada por la misma Kagome que la tomo del brazo.

    —No es necesario, no están haciendo nada malo—. Se sentía como una cuaima, así que se relajo—Solo vine a traerte tu obento—. Se lo coloco en el pupitre y se fue sin dar más explicaciones, se sentía tan estupida.

    —Creó que se molesto Inu-chan—. Le dijo sonriendo Bárbara

    —Tú crees—. Le dijo un poco asustado, seguramente lo dejaría una semana sin hacerle el amor, entonces aquello lo izo bajar a la tierra—, “Hace mas de una semana que no tenemos relaciones…que idiota pero no me a dicho nada, no es necesario…antier la rechace ¡AH! idiota
    —. Y como alma que lleva el diablo salio a millón en busca de su esposa que se encontraba a unos cuantos metros hablando con uno de sus profesores.

    — ¡Kagome!—. Le llamó.

    —Dime—respondió cuando él se poso fatigado frente a ella. No le dio mucho tiempo de respirar por que la había tomado de la cintura y la estaba dando un beso desesperado, con ansias, donde silenciosamente le pedía perdón.

    —Gracias por el obento. Te amo Kagome-chan—. La vio sonreír la dio otro beso fugaz para morderle el cuello e irse, pero no sin antes darle un lindo piquito.

    —Creó que ni me noto—. Le dijo juguetón el profesor. Era muy atractivo, cabello rubio ojos verdes, boca fina y loción seductora. Pero no tan bello como su esposo.

    —Suele ser así, habíamos tenido varias peleas últimamente—. Aquel hombre era uno de sus mejores amigos, su profesor de la facultad, un hombre al cual admiraba mucho.

    —Lo bueno es que se soluciono, aun son unos niños y tienen que tomarse las cosas con calma—. Le sonrió de forma amable—Te invito a una cena que tengo el sábado, me pidieron llevar compañía grata y hasta ahora eres la única persona que se que no me haría pasar pena.

    —Es una cita profesor—. Le dijo sonriendo, como le gustaba gastarle aquellas bromas, pero el hombre se puso serio.

    —No pretendo ser el amante de una de mis estudiantes querida, solo serás mi amiga—. Ella rió a carcajadas, el hombre sabía lo mucho que amaba a InuYasha así que tranquila acepto la invitación. Muy en el fondo sabía que su profesor tenías otras intenciones con ella, pero hasta ahora siempre se había comportado respetuoso.


    &&&&&

    InuYasha caminaba tranquilo por la calle; llovía pero cargaba un paraguas que lo resguardaba, las calles estaban solas, en eso vio a un hombre mayor le estaba dando un especie de infarto y un auto venía a toda velocidad, rápido corrió hacia el, arrojándolo a la acera, por suerte no les paso nada.

    — ¿Esta bien?—le pregunto preocupado, pero el hombre estaba inconciente así que rápido tomo un taxi y lo llevo a un hospital, lo registro y lo internaron a la hora le dijeron que podía verlo. Tranquilo paso a ver al hombre que estaba recostado se veía un poco aturdido.

    —¿Quién eres? Y ¿Qué quieres?—. Aquello le molesto por sobre manera. Así que le hablo tajante.

    —No quiero nada de usted—. El hombre lo miro sorprendido—Ya esta registrado, no tiene que pagar nada, esto es público, le darán de alta en unos días, debería tener más cuidado, o podría tener otro infarto—no sabía por que, pero había entendido todo lo que lo que le habían explicado y aquel hombre no era una mata de dulzura, cuando se dispuso a salir el hombre le hablo.

    —No me has respondido ¿Quién eres?—. El hombre a pesar de su palidez se veía serio e imponente.

    —InuYasha Taisho—. Él hombre lo escudriñaba con la mirada, cuando se cansó de que lo mirara tanto hablo—Si gusta mañana puedo venir a verlo—. No sabía por que había dicho aquello, él hombre le sonrió irónico y cerró sus ojos.


    &&&&&

    — ¡Inu!—. Lo recibió su esposa tirándosele encima—.Estás empapado.

    —Lo siento, querida—. Le sonrió con dulzura ambos estaban en el piso ella sentada encima de el, se reincorporaron y con mucha pena hablo.

    —Lo siento, he sido un tonto—dijo el, ella lo miro dudosa, pero se le guindo por el cuello, demando besos furtivos, rápido le quito la ropa húmeda encendiendo el fuego en su esposo que la tomo de las nalgas ella se enrosco en su cintura, moviéndose contra su miembro, la pego fuerte contra la pared sacándole la ropa, besando el lóbulo de la oreja para bajar por el cuello, tomo uno de sus senos y lo masajeo, así la llevo al cuarto donde no salieron hasta muy entrada la noche.

    —El sábado voy a salir con mi profesor a cenar—. Le comentó mientras comía la ensalada de frutas que había preparado para los dos.

    — ¿Una cita?—. Pregunto enmarcando una ceja.

    —No una cita de pareja, solo de amigos—. Le sonrió tranquila, mientras le daba un piquito.

    —No se Kag—. Le dijo dudoso, el profesor no le molestaba, pero no estaba del todo convencido de la confianza de ambos, el profesor era muy generoso y Kagome muy tranquila—No sabía que cocinabas también—. Le halagó, ella sonrió y se paro sensual con una fresa en su boca incitándolo a que se la comiera con ella.

    —Eso, no es lo único que se hacer bien—. Término por besarlo, se quito el camisón en frente de el dejándolo con la boca hecha agua y en el umbral de la puerta lo llamó incitándolo a acompañarla, es de suponer que los gritos y gemidos no se hicieron esperar, claramente aquello era un linda reconciliación.


    Vampire Star.
  4. A ver aqui les traigo algo a ver si por lo menos alguien mas opina n//n.

    A ver les dejo unas preguntas yo las respondi ahora les toca a ustedes....

    De InuYasha quien es tu personaje favorito?

    Sesshoumaru, Viva Sesshoumaru

    De Sakura Card Captor, quien es mas lindo Shaoran o Yue?

    Los dos n////n

    De Chica Marionetta (no recuerdo como se escribe) quiente gusta mas: Lima, Cereza o Sarsamora

    Sarsamora me fasicina, es sexy fuerte y loca, parecida a mi n////n

    Y por ultimo De Corrector Yui quien es tu corrector Favorito?

    Control es tan lindo!!!! n////n
  5. Por fin alguien que deja comentarios eso me alegro n/////n mucho, bueno veamos hace poco mejor dicho el jueves, estuve en educación Fisica en mi colegio, estuvimos jugando futbol y eso y tuve la desagradable noticia de enterarme que una compañera de clases le había quitado el novio a una de sus amigas.

    La verdad me molesto mucho por que se supone que es tu amiga, y si te lo preguntaron, a ella le preguntaron varias veces que si le gustaba el novio de su amiga y ella lo nego, si es tu amiga deberias de tener la suficiente confianza de decirle mira a mi me gusta tu novio y el me esta dando alas......O algo por el estilo.

    Ustedes Que Opinan????????
  6. Hola, que tal??? como estan gracias por visitar mi blog, por fis serian tan amables de dejar un recadito, aunque sea que diga, que porquería de blog, o que se yo, o tus poemas son horribles, algo por favor...Gracias

    QUE TENGA UN BUEN DIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ARRIBA LOS FANS DE INUYASHA Y SESSHOUMARU!!!!!!!!!!!!!
  7. Ángeles Caídos.


    Desterrados de los cielos, viven un infierno, en los suburbios de la tierra, y los lugares mas oscuros del infierno, atormentados por la lujuria vagan por las sombras seduciendo aquel que se atravesase en su camino, sin poder amar, caminando por ambos mundos, condenado a sufrir eternamente, llorando en la oscuridad, perdiendo la cordura, en bailes y festines de vanidad y deseo, pasiones prohibidas, lujuria encontrada, danzan en una dolorosa melodía, dejándose arrastrar por la oscuridad, amando el pecado y la traición, esperando ser condenados y librándolos de su pesar, gritando de angustia, al verse en un circulo vicioso creado por ellos mismos y siendo demasiados orgullosos como para arrepentirse, asiendo así mas larga su condena.

    Están condenados a vagar por este mundo y el otro, matando, viviendo de los placeres humanos, desobedeciendo las leyes del señor, son castigados no dejándolos ver el sol, seres inmortales, viven una agonía de placeres nocturnos, el dolor, la angustia y la locura los asecha, pocos son los que no son dominados por el placer de la muerte, todos pagan sus errores aunque no lo crean, no son felices, están muertos pero caminan, caminan pero están muertos, siendo iguales a los ojos humanos, pero diferentes ante los ojos de Dios, marcándolos por sus pecados, hijos desterrados, traicionan a su padre, la devoción pasa a ser traición, el amor se convierte en odio, la belleza en vanidad, el cariño en deseo, y la vida pasa a ser la muerte mas lenta y dolorosa que cualquier ser humano se pueda imaginar, alimentándose de ellos mismo, sin poder sentir el salino viento del mar, los deliciosos sabores de las diferentes comidas, son incapaces hasta de sentir el suave tacto de una piel humana…

    Así es como mueren, no sabiendo que es la felicidad, el verdadero placer, y sobre todo siendo incapaces de amar y de ser amados…….
  8. mmmm Este es un poema que tube que hacer para ingles, a ver si les gusta....

    Tus Recuerdos

    Mi mundo se cae
    al ver que tu a mi lado
    no estas, te has ido y
    me has dejado sola
    en esta oscuridad

    Trato de no recordarte
    Pero me es imposible
    Tus recuerdos están grabados
    Como fuego ardiente

    El dulce me recuerda
    A tus labios que saben
    A miel, al mas dulce
    Néctar que en mi vida
    Probé.

    La sabanas de mi cama
    Me recuerdan a tus brazos
    Que tiernamente me a cobijaban
    Cuando tu estabas a mi lado

    Espero que un día
    Regreses y hasta ese
    Día yo te esperare.

    Espero y les guste, n////n no soy muy buena con esto de los poemas
  9. Estoy muy feliz, cuando se los cuenten van a decir que es por una tontería jejeje n///n, pero es que hace poco estaba buscando un FanFic De InuYasha llamado "Solo Quería un café", la Autora es Ojos Negros gran Escritora y despues de tanto tiempo lo logre me llevo casi toda una noche encontrarlo y leerlo nuevo u.uUUUUU me gusto mucho!!!.jjejej sorry creo que me emocione..
  10. Hola que tal....

    Hace poco me hice un test para saber que tipo de ángel va conmigo...Me gusto mucho el resultado n////n...Salio que mi tipo de ángel es Evil...jejejeje, realmente es muy cómico y lo hice varias veces cambiando las respuestas, pero que a la final fueran de lo que a mi me gustara y no seguía siendo un Ángel Evil, un desterrado de los cielos....