Rokudaime, Naruto. :cool:
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Bueno, ya que no encontre donde colocar mi fic.. decidi colocarlo aqui, aun que no creo que pueda pasar todas las semanas, les dejo esta parte para que me critiquen... xD si es que pasan a leer... owo
    ___________________________________________________
    Capitulo 1
    Un Día Tranquilo


    Era un día como cualquier otro, me encontraba en el liceo, hablando con mis amigos en la hora del recreo, como era de costumbre, ya que ha esa hora solo nos dedicábamos a platicar sobre lo que avían hecho la noche anterior, de las bandas que nos gustan o de alguna serie, las conversaciones con ellos terminaban sin tener una línea recta, en algún momento de ellas nos desviamos y hablábamos de cualquier cosa sin sentido alguno, supongo que es la forma de pensar de las chicos que viven en Venezuela, no nos interesa que una conversación tenga sentido, mientras nos distraiga.

    En el grupo con el cual yo siempre me reúno para salir o platicar eran los de costumbre, en realidad no me considero muy sociable pero puedo mantener un pequeño grupo de amigos, entre ellos los mas importantes los cuales se trataban de Darwin, es como el cerebrito de los videos juegos entre todos, siempre se la pasaba jugando o hablando sobre ellos, otro era Luís, el es el mas alocado de todo, no sabría como describirlo en si, es algo bipolar, también se encontraba la chica del grupo Andrea, es la que mantiene el grupo unido, siempre tratando de que salgamos los cuatros juntos, buscando temas de conversación cuando nos quedamos callados, y por supuesto yo, ¿Cómo olvidarme?, el chico callado y anti-social, jeje, Drake Black.

    ¿Y después de clases que haremos chicos?. – pregunto como de costumbre Andrea, con su vocecita de niña buena, a la cual nadie le puede negar nada. –

    No lo se, yo ando muy aburrido. – respondí con pocos ánimos haciendo una pequeña mueca. –

    ¿Qué tal si vamos a los Caobos?, ¿o el Parque del Este?, será divertido caminar un rato. – respondió muy animado Luís, a lo cual Darwin, y yo dimos un pequeño gruñíos. –

    No es que no nos guste caminar por el Parque, pero es que la mayoría del tiempo nos la pasamos por aquellos lugares, aun que en realidad la idea no me desagrado del todo.

    Andrea, Darwin y yo nos dimos una mirada rápida, esperando a que alguien de otra opción, aun que ninguno dio una, supongo que no tenemos mas lugares a donde poder ir cuando se tiene 18 años.

    Si no queda de otra… - Musite en voz baja. –

    Hey chicos, que el recreo no es para siempre, que ya comienzan las clases. – grito Fran el cual paso a nuestro lado, dándome un pequeño golpe en el hombro con el suyo avisándonos que debíamos de entrar a clases ya. –

    Como dije anteriormente, “otro día tranquilo”, sin anda emocionante, la misma rutina de siempre, aun que todos la repetían nunca se quejaban, de casa a clases, de clases a salir a un parque y por ultimo devuelta a casa.

    Al entrar a clases de Biología la profesora nos vio con cara de pocos amigos, ¿por que siempre las de Biología son las menos amigables?, las clases transcurrieron normales, a la 1 de la tarde cada cual nos fuimos a nuestras casas a almorzar, quitarnos el peso de los morrales y cambiarnos, tras haberme preparado el almuerzo, arroz con pollo y puré de papas, en mi casa a quien le va bien la cocina es a mi, mi madre cocinaba en ocasiones raras, como navidad, un día al año por así decirlo, al terminar de comer, lleve los platos al fregadero donde los lave y los coloque a secar como de costumbre, decidí darme un baño rápido antes de salir y encontrarme con mis amigos, ya estamos acostumbrado a la rutina así que planeado el lugar en donde encontrarnos, por suerte mi madre siempre deja el calentador prendido antes de irse a trabajar, así que me desice del uniforme, y me metí al baño a darme un relajante baño.

    A eso de las 2:30 pm, salí del apartamento llevando puesto un blue jean, una franela manga larga color negro y unos tenis deportivos negros, me fui en metro para llegar mas rápido, aun que odio hacer transferencias, al momento en que llegué a la estación “Miranda”, la cual justo al salir te encuentras con varios vendedores y la entrada del Parque del Este, donde mi grupo se encontraba esperándome.

    Llegas tarde, Drake. – me regaño Andrea algo enojada, colocando una mirada acecina seguida con una mueca en los labios que da risa. –

    Lo siento, el metro estaba lleno. – respondí entre risas al mirar la supuesta mirada acecina. –

    Entremos rápido, que quiero ver a los monos. – exclamo Luís, afirmando su admiración hacia esos animales. –

    No te apures, cualquier cosa Andrea tiene un espejo. – dijo Darwin burlándose de Luís. –

    Y para apoyar mas a su amigo Andrea saco el pequeño espejo cuadrado que llevaba en su cartera, dándoselo a Luís mientras decía >> Toma, toma, mira al mono. <<, a lo cual no pude evitar reírme con ganas.

    Que crueles son, jaja, pero ya, entremos. – agregué tratando de que olvidemos el chiste del espejo para no incomodar mas a Luís. –

    Aun no veo al mono. – dijo Luís con el espejo en mano y observándose a si mismo, como burlándose de si mismo, muy común en el. –

    Tras eso entramos al Parque, caminamos un largo rato hablando de todo un poco, Darwin se la paso jugando en su PSP, el cual se lo quite en varias ocasiones para distraerme yo, Luís nos obligo a pasar un buen tiempo viendo a los pequeños monos saltadores y chillones, solo para reírse de sus “monadas”, Andrea como siempre abrazada de mi brazo mientras hablaba o criticaba a los demás, mientras comíamos unos helados, que me toco pagar, dejándome literalmente pobre, seguimos nuestra caminata, en una ocasión nos detuvimos para sentarnos bajo la sombra de un árbol, Luís y yo nos pusimos a jugar fuchi un rato, un vicio que tengo, mientras Darwin le hablaba a Andrea de su juego.

    Se podría decir que otro día pacífico y tranquilo, al cerrar el parque nos dirigimos al Sambil, un centro Comercial muy popular por aquí, que queda cerca del Parque, bueno a unas cuantas cuadras, las cuales tuvimos que caminar, ya dentro del Sambil, tomamos rumbo al cine, donde Darwin y Luís compraron las entradas para ver una película, “Pequeños Invasores”, en realidad todos tenemos gustos de niños para las películas, Andrea se encargo de pagar las cotufas y los refrescos, yo ya les había invitado unos helados en el parque, por eso me vi libre de gastos esta ves.

    Al terminar de ver la película, después de unas 2 horas de risa, por un anciana que le patea literalmente el trasero a un chamo, nos dirigimos a la estación que queda cerca de hay, para tomar el metro y cada quien tomo rumbo a su casa, Andrea y Luís les toco irse en una dirección diferente a la mía y de Darwin, así que nos toco metros diferentes, un alivio para mi brazo ya entumecido de tanto abrazo.

    Deberías de que pedírselo de una ves. – dijo Darwin tratando de sacar tema de conversación mientras el metro estaba en marcha. – Sabes muy bien que a Andrea le gustas. – al finalizar su frase me lanzo una mirada, como si buscara alguna respuesta por medio de mis expresiones. –

    Trate de mantenerme calmado y no mostrar ninguna expresión que pudiera traer problemas, por que también sabia que a Darwin le gusta Andrea, así que ¿Por qué saco este tema, solo para buscar una negativa de mi parte hacia ella o era otra cosa?.

    Andrea para mi solo es una amiga. – le mire observando ese pequeño brillo de alegría al oír mis palabras. – Claro que si quisiera lo mas seguro es que podría tener algo con ella, pero luego se volvería un poco……complicado. – el brillo en los ojos de Darwin se desvaneció, lo mas seguro es por el hecho de que el también entendió que si trata algo con ella tal ves se vuelva complicado para la pequeña amistad que hay entre ellos dos. –

    Si tú lo dices. – se encogió en hombros y desvió la mirada. –

    Al llegar a la estación de Darwin, decidí acompañarlo por un rato, después de todo solo quedaba a dos estaciones de la mía, y yo prefiero caminar, el sabia eso así que no se negó.

    A la entrada de la estación Agua Salud, Darwin se subió en un autobús que le deja en su casa, a lo cual tuvimos que despedirnos en ese momento, y tome rumbo con dirección a mi casa, era de noche, a eso de las 9 o 9:30 y como es de costumbre la mayoría de las tiendas se encontraban cerradas o en proceso de cierre, las calles no eran tan tranquilas por aquí en Quinta Crespo como el transcurrió el día, algunas personas se encontraban en las aceras bebiendo alcohol, yo jamás e entendido ese gusto por la cerveza, es mas me parece despreciable y desagradable, pero siempre a estas horas de la noche se pueden encontrar, pequeños grupos de personas bebiendo.

    Antes de llegar a mi edificio, a eso de dos cuadras, un sujeto se me acerco, por la hora es normal que mantuviera la guardia alta debido a que no vivía en una zona tan seguro, puse suficiente atención en aquel sujeto a la ves que veía el camino, era de estatura normal, un poco mas alto que yo, se podría decir que media 1,80 cm, los rasgos de su cara se notaban fuertes pero suave a la ves, aparentaba unos 30 años de edad, se notaba que estaba bien formado de cuerpo debido a que llevaba una camisa blanca que marcaba su cuerpo bajo una chaqueta negra, unos jean oscuros y unos tenis negros, era del tipo de persona que todos pensarían que son peligrosos a estas horas de la noche.

    Hey chico. – dijo aquel hombre con una voz ronca. –

    Trate de esquivarle haciendo como que no le oí, pero por lo visto el no tenia la intención de pasar de mí.

    Hey, dri no como era. – le oí susurrar, perecía que trataba de recordar algo, aun que ya le avía pasado, podía escucharle un poco. – Drake. – al escucharlo decir mi nombre no pude evitar voltear la mirada, ¿este sujeto me conocía?. –

    ¿Te conozco?. – le pregunte colocando cara de pocos amigos. –

    No…pero al parecer yo si. – se encogió en hombros y sonrió de medio lado. – Mi nombre es Damián, y me enviaron a buscarte, Drake. –aquel sujeto no me parecía conocido, ¿como era que sabia mi nombre y quien le enviaría por mi?.

    Lo siento, pero no te conozco, y creo que te mandaron por otra persona, amigo. – sonreí medio labio y me di media vuelta, pero antes de que diera el primer paso aquel sujeto se encontraba frente a mi. –

    Yo lo siento, al parecer eres importante para cierta personita, así que deja de preocuparte por como se tu nombre o quien me envió. – yo me encontraba sorprendido ante por aquel sujeto, desvié la mirada de aquel extraño sujeto viendo el lugar atrás de mi donde antes se encontraba, para tratar de ver si tendría un gemelo, pero lo único que vi, fue la acera vacía. –

    ¿Alguien interesado en mí, y cómo es posible que alguien se mueva tan rápido de un lugar a otro?.
    Lleve mi mirada de nuevo a aquel sujeto, el cual seguía de pie frente a mi, observándome fijamente, con ambas manos en sus respectivos bolsillos, en ese momento un escalos fríos recorrió mi espalda, como si se tratara de una brisa fría de un día lluvioso se concentrara en mí, sentía como la mirada de aquel sujeto llamado Damián me observaban fijamente, como si aquellos ojos verdes supieran lo que estaba pensando, leyendo mi mente.

    Bueno, nos vamos, o te quedaras hay parado pensando en como me cambie de lugar tan rápido. – dijo Damián interrumpiendo mis pensamientos, llevo su mano diestra a su bolsillo, sacando las llaves de un auto y camino hacia un carro que se encontraba estacionado a nuestra derecha, aun que no se de marcas de carros, pude distinguir que era un carro deportivo. – ¿Vas a subirte o tengo que esperar mas tiempo?, si quieres te explico lo que se en el camino.

    Aun que la idea de subirme a un auto con un completo desconocido me parecía poco común e inteligente, no pude dejar de tener curiosidad de quien era aquella persona que le envió por mi y de donde me conocía, al pensarlo por un momento al final terminaba con una sola respuesta “no te subas, vete a tu casa”, pero decidí ignorar a mi mente y tomar el riesgo, sentía la voz de otra persona en mi cabeza diciéndome que suba, a la cual no me negué ya que avía tomado la decisión de subirme, me acerque al auto con sumo cuidado, manteniendo la guardia en alto, me monte en el puesto del copiloto, Damián solo se dedico a encender el carro y ponerlo en marcha, tomo una gran velocidad por la calle, aprovechando que estas se encuentran libres debido a la hora cualquier conductor aceleraba el paso, pero no podía evitar pensar que en cualquier momento chocaríamos, supongo que no estoy hecho para las carreras.

    Hey puedes bajarle la velocidad, siento que voy a vomitar. – me queje algo mareado, tratando de que fuera mas lento. –

    A perdón, es que me deje llevar, no me acordaba que estaba con un humano al lado. – dijo sonriente a la ves que le bajaba a la velocidad, ¿humano?, acaso ¿el no era un también?. –

    ¿Y me vas a contar quien te envió por mi, o tengo que esperar a que choquemos o algo por el estilo?. – pregunte sin titubear, en realidad me encuentro muy curioso por esto que me esta sucediendo, nunca en la vida avía pensado que subiría en el auto de un completo desconocido al cual enviaron por mí, si se trataba de un secuestro, de seguro era el mas fácil de todo el mundo. - ¿Quién te envío por mí?.

    La verdad, no se por que tú, pero por lo visto el quiere que te conviertas en uno de nosotros. – ¿convertirme en uno de ellos?, ¿acaso no se trataba de humanos o era una especie de secta secreta a la cual tratan de unirme?. -

    ¡Convertirme!, ¿convertirme en que exactamente?. – lo fucile con la mirada tratando de que dejara de observar la calle y me prestara algo de atención, la verdad tengo bastante curiosidad a que se refería con “convertirme”.

    En un Licántropo. – voltio un poco su cabeza lo suficiente para que yo pudiera verle los ojos color verde, los cuales solo por unos segundo cambiaron de color tornándose a un color amarillento.

    Al ver el cambio en sus ojos no pude dejar de sorprenderme, ¿Cómo hizo eso?, podría haber sido un reflejo por la luz, pero juraría que los vi cambiar de color por unos segundo.

    ¿Licántropo, te refieres a Hombre Lobo?, ja!, debes de estar bromeando, ellos no existen. – dije concentrando mi mirada en la calle, ¿de verdad debo de creer que los Licántropos existen?.


    Existimos, y tu serás uno de nosotros. – dijo Damián, llenando mi mente de preguntas, ¿realmente existen los Licántropos?, y cuando dijo “existimos”, ¿se refería a que el era uno de ellos?. –

    ¿De verdad existen los Licántropos?, se supone que solo existen en películas, ¿como es posible que existan de verdad, y mas que nadie sepa de ellos?.

    Ya llegamos. – Dijo Damián, dando media vuelta con el auto, para poder entrar a el estacionamiento de un edificio, el cual pude reconocer como uno de los que quedan en Bellas Artes, por donde me la pasaba de ves en cuando, ¿Qué se supone que hacíamos por esta parte de la ciudad?.
  2. Que tengo que poner para que me dejen un comentario!!!!!!?. XD
  3. Aqui ven a un gran fanatico de Caramelos de Cianuros.. owo

    Ninfomaniatica

    todas las notas de esta cancion
    estan en la escala del corazon
    son un regalo
    son para ti
    un tonto motivo para sonreir
    perdona pero mi vida no la puedo programar
    como tu funcion del periodo mensual
    primitivo
    es cierto yo pienso que la seriedad
    de un compromiso
    se demuestra en la cama o en el piso
    es divertido pero pervertido

    pero tanto que yo quiero
    y no puedo decir
    las palabras se me atoran
    al salir
    y yo que soy tan diferente
    ocurrente y elocuente
    todas las notas de esta cancion
    estan en la escala del corazon
    son un regalo y son para ti
    un tonto motivo para sonreir

    estaba buscando como decirt
    algun adjetivo para definirte
    algun palabra
    alguna oracion
    que determine tu condicion

    hiperkinetika
    electroestatica
    intergalactica
    aerodinamica
    estericonika
    estratosferika
    afrodisicaka
    ninfomaniaca(x2)

    te cuento que enamorarme como un idiota completo
    era la parte que no estaba en el libreto
    es hermoso pero empalagoso

    pero tanto que yo quiero decir
    las palabras se me atoran al salir
    y yo que soy tan diferente
    ocurrente y elocuente

    todas las notas de esta cancion
    estan en la escala del corazon
    son un regalo
    y son para ti
    un tonto motivo para sonreir

    estaba buscando algun adjetivo para definirte
    alguna palabra alguna oracion
    que determine tu condicion.

    [​IMG]

  4. Uzumaki Naruto, el procciomo Rokudaime Y mi personaje Faborito.

    [​IMG]
  5. Bueno, como no se que escribir aqui,
    decidi colocar unas resetas de comida que se, ya que la cocina se me va bien. xD
    En este Caso sera la de la Torta de Queso. owo


    [​IMG]


    Ingredientes:
    - 4 Huevos.
    - 1 Taza de Azúcar.
    - 2 Queso Cremas en Barra de 227 Gramos.
    - 2 Paquetitos de Galletas "María"

    Preparacion:
    Batir en una licuadora los huevos, el azúcar y el queso cortado en cuadros. Una vez lista la mezcla, vertirla en un molde redondo de 20 cms. de diámetro y 5 coms. de altura, previamente untado de mantequilla al que se le ha tamizado con las galletas pulverizadas. Meterlo al horno con 300°C por unos 35 minutos. Para saber si está listo, se introduce un cuchillo, y este tiene que salir completamente limpio

    Dejen un comentario aun que sea. ¬.¬
  6. Hola!!!!, no se que hago aqui. >W<