[​IMG]




Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Soy vanidosa, déspota, blasfema;
    soberbia, altiva, ingrata, desdeñosa;
    pero conservo aún la tez de rosa.
    La lumbre del infierno a mi me quema.

    Es de cristal cortado mi sistema.
    Soy ególatra, fría tumultuosa.
    Me quiebro como frágil mariposa.
    Yo misma he construido mi anatema.

    Soy perversa, malvada, vengativa.
    Es prestada mi sangre y fugitiva.
    Mis pensamientos son muy taciturnos.

    Mis sueños de pecado son nocturnos.
    Soy histérica, loca, desquiciada;
    pero a la eternidad ya sentenciada.





    Guadalupe Amor
  2. La brisa toca suavemente mis cabellos...los mec y acaricia, mientras el dulce trino de las avecillas endulzan mi oido.
    Abro lentamente mis ojos, increiblemnte este lugar en medio de mi alma, en lo mas profundo de mi mente no es tan malo como creí.

    Perezosamente miro mis alas, o lo que queda de ellas, ¿ será que stan tan agotadas como yo?
    Largo viaje emprendi desde aquel lugar, solo llevando conmigo a la tierna criatura de ojos azules que se ncuentra ami lado, jugando entre las flores, coqueteando con los rayos del sol.

    - Diego...- llamo con mi voz debil y entrecortada, sonriendo al ver que acude ami llamado acercandose timidamente a oler y llamer mi palida mejilla. Haciendo un gran esfuerzo acaricio el marco de su carita atrayendolo suavemente para depositar un beso cerquita de su boca.

    Tiempo despues...noto que me quede dormida, levantandome con deebilidad en mis piernas, pero con fuerte conviccion para caminar, avanzando poco a poco hacia el horizonte ignorando el dolor de la daga que llevo clavada en mi corazon.

    Ay veces que el dolor se hace insoportable, tratando de arrancarla inutilmente, maldiciendo entre dientes mirando al cielo.

    - no seré capaz de sacarla nunca....al menos no sola- sonrio con ironia.

    Internandome en el laberiontode la vida, me dispongo a buscar quien con cuidado y mucho amor, abrigue mi alma y me saque de mi tormento.

    Soñandode nuevo con la tierna ilucion de los tiernos primeros años de vida.
  3. holaaaaaaa
    disculpen pero decidi mejor traerles todo el libro :)

    ToT esq no es divertido q te corten la lectura en un tiempo detrminado

    asiq a os traigo el libro completo.

    Un besito

    Atte: :rosa: Alice akutsu :rosa:

    Archivos adjuntos:

  4. Diana Wynne Jones

    Argumento.

    Al huir de Ingary bajo los efectos de un terrible maleficio, Sophie Hatter encuentra el castillo del mago Howl. El mago es temido en toda la región y hace que su castillo se traslade de un sitio a otro. De forma inesperada, el mago y Sophie colaborarán, cambiando el destino de muchas personas.

    Colección coordinada por M. Carmen Díaz-Villarejo.
    Traducción del inglés: Elena Abós Alvarez-Buiza.
    Imagen de cubierta: José Luis Navarro.
    Diseño de la colección: Alfonso Ruano y Pablo Núñez.


    Título original: Howl's Moving Castle.

    © Diana Wynne Jones, 1986
    © Ediciones SM, 2003
    Impresores, 15
    Urbanización Prado del Espino
    28660 Boadilla del Monte (Madrid)

    ISBN: 84-348-8531-X
    Depósito legal: M-45850-2003
    Preimpresión: Grafilia, SL
    Impreso en España / Printed in Spain
    Imprenta SM — Joaquín Turina, 39 - 28044 Madrid

    Este libro es para Stephen.

    La idea de este libro me la dio un chico durante la visita a un colegio, cuando me pidió que escribiera un libro llamado El castillo viajero.
    Apunté su nombre y lo guardé en un lugar tan seguro que no he podido encon­trarlo hasta hoy.
    Me gustaría darle las gracias de todo corazón.



    CAPÍTULO 1.

    “En el que Sophie habla con los sombreros”


    En el reino de Ingary, donde existen cosas como las botas de siete leguas y las capas de invisibilidad, ser el mayor de tres hermanos es una desgracia. Todo el mundo sabe que el mayor es el que fracasa primero, sobre todo si los tres salen a buscar fortuna.
    Sophie Hatter era la mayor de tres hermanas. Ni siquiera era hija de un leñador pobre, lo que podría haberle dado alguna oportunidad de triunfar, sino que sus padres tenían una sombrerería de señoras en la próspera ciudad de Market Chipping, donde vivían desahogadamente. Eso sí, su madre murió cuando Sophie tenía dos años y su hermana Lettie uno, y su padre se había casado con la ayudante de la tienda, una joven guapa y rubia llamada Fanny. Al poco tiempo Fanny dio a luz a la tercera hermana, Martha. Según eso, Sophie y Lettie deberían haberse convertido en las hermanas feas, pero lo cierto es que las tres niñas crecieron muy hermosas, aunque todo el mundo decía que la más bella era Lettie. Fanny las trataba a las tres con el mismo cariño y no favorecía a Martha en absoluto.
    El señor Hatter se sentía orgulloso de sus tres hijas y las envió al mejor colegio de la ciudad. Sophie era la más estu­diosa. Leía mucho y muy pronto se dio cuenta de las pocas probabilidades que tenía de que el futuro le deparase una vida interesante. Se llevó una desilusión pero siguió viviendo feliz, cuidando de sus hermanas y preparando a Martha para quebuscara su fortuna cuando llegara el momento. Como Fanny estaba siempre ocupada en la tienda, Sophie era la encargada de cuidar a las otras dos. Las pequeñas no dejaban de pelearse y tirarse de los pelos. Lettie de ninguna manera se resignaba a ser la que, después de Sophie, tendría menos éxito.
    —¡No es justo! —gritaba Lettie—. ¿Por qué tiene que lle­varse Martha lo mejor solo por ser la pequeña? ¡Pues yo me pienso casar con un príncipe, hala!
    A lo que Martha siempre replicaba que ella iba a ser ri­quísima sin necesidad de casarse con nadie. Entonces tenía que venir Sophie a separarlas y arreglarles los desgarrones de la ropa. Era muy habilidosa con la aguja. Incluso llegó a ha­cerles vestidos a sus hermanas. Antes de que esta historia co­menzara de verdad, a Lettie le cosió un vestido de un rosa intenso para celebrar la fiesta de mayo, que en opinión de Fanny parecía salido de la tienda más cara de Kingsbury.
    Por aquella época, todo el mundo había vuelto a hablar de la bruja del Páramo. Se decía que había amenazado de muerte a la hija del Rey, y que este había enviado al Páramo a su mago personal, el mago Suliman, para que se encargara de ella. Y, al parecer, el mago Suliman no solo había sido incapaz de cumplir el encargo, sino que la bruja había aca­bado con él.

    Así pues, cuando unos meses más tarde apareció de repente un castillo alto y negro sobre las colinas de Market Chipping, despidiendo columnas de humo sucio por sus cuatro torres, todos estuvieron convencidos de que la bruja había vuelto a salir del Páramo y estaba dispuesta a aterrorizar al país como lo hizo cincuenta años atrás. La gente estaba muy asustada. Nadie salía solo, especialmente de noche. Y lo más terrorífico era que el castillo no siempre estaba en el mismo sitio. A ve­ces, el castillo se veía como una mancha alta y negra en los terrenos yermos al noroeste, otras sobresalían sobre las rocas al este, y en algunas ocasiones se acercaba a la ladera y se colocaba sobre los brezos, al norte, un poco más allá de la última granja. De vez en cuando se movía, echando boca­nadas de humo gris y sucio por sus torres. Al principio todoel mundo creía que muy pronto el castillo llegaría a plan­tarse en el medio del valle, y el alcalde habló de pedir ayuda al Rey.
    Pero el castillo se quedó rondando por las colinas y se supo que no pertenecía a la bruja, sino al mago Howl. El mago Howl tampoco era un santo. Aunque al parecer no que­ría abandonar las colinas, se rumoreaba que le divertía atrapar a jovencitas y quitarles el alma. Otros aseguraban que se co­mía sus corazones. Era un mago absolutamente frío y sin es­crúpulos y ninguna joven estaría segura si él andaba cerca. Sophie, Lettie y Martha, igual que las demás muchachas de Market Chipping, tenían prohibido salir solas, lo que resul­taba muy pesado. Se preguntaban para qué querría el mago Howl todas aquellas almas que coleccionaba.
    Pero al poco tiempo tuvieron otras cosas en qué pensar, porque el señor Hatter murió de repente justo cuando Sophie era lo bastante mayor para dejar el colegio. Y entonces se descubrió que el orgullo que sentía por sus hijas había sido excesivo: para pagar la matrícula del colegio había contraído pesadas deudas. Después del funeral, Fanny se sentó con las niñas en la casa que tenían junto a la tienda y les explicó la situación.
    —Me temo que las tres tenéis que abandonar el colegio —dijo—. He estado haciendo todo tipo de cuentas y la única forma de mantener el negocio y cuidaros a las tres es que os coloquéis como aprendizas en algún sitio. No es práctico que os quedéis todas en la tienda. No puedo permitírmelo. Así que esto es lo que he decidido. Primero Lettie...
    Lettie levantó la vista, con un aspecto de radiante salud y belleza que ni siquiera la pena y el luto podían ocultar.
    —Yo quiero seguir aprendiendo —dijo.
    —Y así será, cariño —replicó Fanny—. He dispuesto que entres como aprendiza en casa de Cesari, el pastelero de la Plaza del Mercado. Tienen la reputación de tratar a sus apren­dices como a reyes, y serás muy feliz allí, además de aprender un oficio útil. La señora Cesari es una buena clienta y amiga, y ha accedido a colocarte en su casa como un favor personal.
    Lettie soltó una carcajada que dejaba ver que no estaba contenta en absoluto.
    —Vaya, muchas gracias —dijo—. Menos mal que me gusta cocinar.
    Fanny parecía aliviada. A veces Lettie podía ponerse muy cabezota.
    —Y ahora Martha —dijo—. Ya sé que eres demasiado pe­queña para trabajar, así






    Buno esta es una de las partes q les traje del libro " el castillo viajero", espero q disfruten la lectura y mas tarde comentaremos de ella.
    Un beso.
    Atte: :rosa: Alice Akutsu :rosa:
  5. - oh madre mia ¡que grande y grato es el amor! - expresaba una pequeña niña que contemplaba el horizonte ocn una rosa entre sus manitas. - lo he conocido madre y mi corazon no alberga mas dicha que la que él me brinda.

    - mi preciosa hija.- contesto la madre con un gesto sereno y serio. aun eres muy joven y un sentimiento tan calido y a la vez doloroso alberga en tu interior, ten en cuenta que todo tiene un principio y un fin.

    - ¡noooo! - la niña reia y agitaba sus maitas al tiempo q una rafaga de aire hacia bailar sus cabellos- noooo ¡¡¡¡el amor no puede acabar!!!! debe ser eterno como el tiempo

    La madre sonrio viendo con ternura la carita enamorada de su hija, suspirando mientras secaba sus manos en su fino delantal blanco, pensando en la realidad de las cosas:

    " si, el amor es el sentimiento mas grande de la vida, nos llena de dicha, plenitud y todo parece magico.
    pero ais como trae la felicidad, trae la tristeza cuando acaba"

    En ese momento un niño de despeinada cabellera se acero a la niña, saludandola mientras le comentaba algo, que la madre no pudo oir, solo alcanzo a ver como sonreian al tiempo q corrian juntos sobre las praderas verdes bañadas del sol de media tarde.

    " bueno - se dijo a si misma- al menos tiene a Demian, su amigo de la infancia, para que siempre la aocmpañe y sepa como hacerla reir - sonrio al recodar otras palabras igual de hermosas"

    " la amistad vuelve a poner una sonrisa, en donde el amor deja una lagrima"



    FIN


    :Duna historia corta sin un principio y sin un final
  6. Hola de nuevo a todos los que tienen la amabilidad de pasarse por mi espacio.
    Un besito a todos ustedes.

    Bueno, ya vi la fecha de mi ultima publicacion y creo que ya es tiempo de volver a dedicarme a lo que me gusta.
    Escribir, leer y pasarla muy bn en cemzoo

    Hoy es un amanecer nuevo para mi
    y tengo muchos proyectos para este año.

    Para empezar el lunes ya reanudo mis clases, asi que
    regreso a la motivacion de la escuela, mis amigos y sobre todo cuando tengo la mente ocupada.

    Pero, kiero seguir con tan bonito proyecto que se tien en el grupo de TALLER CZ
    asi que me esforzare para dar lo mejor de mi para llevarlo acabo
    traer materias de buena calidad
    y de paso dicho sea ver si me inpiro en algo
    y volver a retomar mis escritos

    Por lo demas, solo kiero olvidarme de todo lo que me haga daño
    y mantener conmigo lo que me hace feliz
    amis amigos

    Tamb me cambiare de sub nick
    ya que un comienzo , mrece un nombre nuevo
    no es asi?
  7. :RA:TE AMO MI PRECIOSO AKUTSU :RA:​


    Lo nuestro esta más allá del amor
    Más allá de nosotros,
    de las barreras del ser y estar
    Es: una vida, un canto, ¡música divina!

    Ven dulce ladrón de rosas
    Virtuoso dueño de mi corazón
    Acompañame, afuera la nocherespia,
    se extiende, llena de grandes estrellas
    de espejos que combaten

    Tindete junto ami,
    en esta orilla de blanca espuma
    de tanta vida que se ignora y entrega

    Por tu cabellera sideral
    ¡deciendan luces de la noche!
    Cátedra de misterio entre sus ondas.
    trate en vano de aprisionar tu pelo
    en la cárcel plural de mis carcias
    y sólo consegui ser prisionera
    de la danza preciosa con que se agitan.

    Pronto mi angel hermoso
    mi niño preciosos
    concedeme tus labios
    tengo miedo de perderme en el mar
    de tus divinos ojos

    Hay un cielo de dicha y gloria en tus abrazos
    siento alegria en mi corazon
    tremulo de amor por ti
    Por favor cielo mio
    sostenme en la vida de tus brazos
    para q no me mates con tu ardiente beso

    Soy como soy, como he sido siempre
    ante ti, junto a ti, sólo contigo
    eres mi amor entre todos los hombres
    mi mas clara vision.

    ERES MI DESTINO


    [​IMG]


    Por siempre y para siempre tuya:

    Louise Marie

    :rosa: la prometida del fantasma :rosa:
  8. Si lo sé
    mi vida que tu y yo
    estaremos juntos
    solo algún instante
    que callados miraremos
    el cielo en la ventana
    este mundo que despierta
    y la noche va lléndose lejana
    tan lejana

    Mira nuestra tierra que
    que gira con los dos
    hasta estando oscuro
    Mira nuestra tierra que
    que nos ofrece el sol
    y no nos deja solos, solos, solos

    My love, amor, cariño mío
    siento que me llamas
    y el mar parece
    como si fuera tu suspiro
    y que tu amor me trae
    este amor que va
    Como escondido en medio de sus olas de todas esas olas como una barca que...
    Mira nuestra tierra que
    que gira con los dos
    hasta estando oscuro
    Mira nuestra tierra que
    que nos ofrece el sol
    y no nos deja solos, solos

    Mira nuestra tierra que
    que gira con los dos
    hasta estando oscuro
    Mira nuestra tierra que
    que nos ofrece el sol
    y no nos deja solos

    Mighty sun, mighty sun
  9. Sueñas con un amor
    Puro, sin condición
    Fuerte, eterno como el sol
    Con el que se dibuja una pasión…
    Sueñas con un amor
    Limpio, con devoción
    Libre, sacar las alas del corazón
    Volar a dónde anida la pasión…
    La pasión, es como un viento inquieto
    Que se convertida en libertad
    Es saber que hay alguien más que vive
    Deseando poderte encontrar
    Es viajar sin miedo entre las estrellas y la inmensidad
    Es atravesar el fuego, caminar sobre las aguas
    Convertir un sueño en realidad…
    La pasión es ésa fuerza inmensa
    Que mueve a toda la creación
    Es saber que alguien te está esperando
    Más allá donde se oculta el sol
    Es borrar por siempre de ti la palabra soledad
    Son dos almas que se unen llegando así a la eternidad…
    Nunca te faltará
    Alguien en quien confiar
    Un ángel que de la mano te llevará
    A descubrir un mundo de pasión…
    La pasión, es como un viento inquieto
    Que se convierte en libertad
    Es saber que hay alguien más que vive
    Deseando poderte encontrar
    Es viajar sin miedo entre las estrellas y la inmensidad
    Es atravesar el fuego, caminar sobre las aguas
    Convertir un sueño en realidad…
    La pasión es ésa fuerza inmensa
    Que mueve toda la creación
    Es saber que alguien te está esperando
    Más allá donde se oculta el sol
    Es borrar por siempre de ti la palabra soledad
    De tus labios escuchar el verbo amar…
    Vives con un amor
    Fuerte y sin condición
    Libre y ponerle alas al corazón
    Libre y ponerle alas al corazón
    Volar adonde anida la pasión…
    Mmmhhh
    La pasión
  10. Una vez, al filo de una lúgubre media noche,
    mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido,
    inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia,
    cabeceando, casi dormido,
    oyóse de súbito un leve golpe,
    como si suavemente tocaran,
    tocaran a la puerta de mi cuarto.
    "Es -dije musitando- un visitante
    tocando quedo a la puerta de mi cuarto.
    Eso es todo, y nada más."
    ¡Ah! aquel lúcido recuerdo
    de un gélido diciembre;
    espectros de brasas moribundas
    reflejadas en el suelo;
    angustia del deseo del nuevo día;
    en vano encareciendo a mis libros
    dieran tregua a mi dolor.
    Dolor por la pérdida de Leonora, la única,
    virgen radiante, Leonora por los ángeles llamada.
    Aquí ya sin nombre, para siempre.
    Y el crujir triste, vago, escalofriante
    de la seda de las cortinas rojas
    llenábame de fantásticos terrores
    jamás antes sentidos. Y ahora aquí, en pie,
    acallando el latido de mi corazón,
    vuelvo a repetir:
    "Es un visitante a la puerta de mi cuarto
    queriendo entrar. Algún visitante
    que a deshora a mi cuarto quiere entrar.
    Eso es todo, y nada más."
    Ahora, mi ánimo cobraba bríos,
    y ya sin titubeos:
    "Señor -dije- o señora, en verdad vuestro perdón imploro,
    mas el caso es que, adormilado
    cuando vinisteis a tocar quedamente,
    tan quedo vinisteis a llamar,
    a llamar a la puerta de mi cuarto,
    que apenas pude creer que os oía."
    Y entonces abrí de par en par la puerta:
    Oscuridad, y nada más.
    Escrutando hondo en aquella negrura
    permanecí largo rato, atónito, temeroso,
    dudando, soñando sueños que ningún mortal
    se haya atrevido jamás a soñar.
    Mas en el silencio insondable la quietud callaba,
    y la única palabra ahí proferida
    era el balbuceo de un nombre: "¿Leonora?"
    Lo pronuncié en un susurro, y el eco
    lo devolvió en un murmullo: "¡Leonora!"
    Apenas esto fue, y nada más.
    Vuelto a mi cuarto, mi alma toda,
    toda mi alma abrasándose dentro de mí,
    no tardé en oír de nuevo tocar con mayor fuerza.
    "Ciertamente -me dije-, ciertamente
    algo sucede en la reja de mi ventana.
    Dejad, pues, que vea lo que sucede allí,
    y así penetrar pueda en el misterio.
    Dejad que a mi corazón llegue un momento el silencio,
    y así penetrar pueda en el misterio."
    ¡Es el viento, y nada más!
    De un golpe abrí la puerta,
    y con suave batir de alas, entró
    un majestuoso cuervo
    de los santos días idos.
    Sin asomos de reverencia,
    ni un instante quedo;
    y con aires de gran señor o de gran dama
    fue a posarse en el busto de Palas,
    sobre el dintel de mi puerta.
    Posado, inmóvil, y nada más.
    Entonces, este pájaro de ébano
    cambió mis tristes fantasías en una sonrisa
    con el grave y severo decoro
    del aspecto de que se revestía.
    "Aun con tu cresta cercenada y mocha -le dije-.
    no serás un cobarde.
    hórrido cuervo vetusto y amenazador.
    Evadido de la ribera nocturna.
    ¡Dime cuál es tu nombre en la ribera de la Noche Plutónica!"
    Y el Cuervo dijo: "Nunca más."
    Cuánto me asombró que pájaro tan desgarbado
    pudiera hablar tan claramente;
    aunque poco significaba su respuesta.
    Poco pertinente era. Pues no podemos
    sino concordar en que ningún ser humano
    ha sido antes bendecido con la visión de un pájaro
    posado sobre el dintel de su puerta,
    pájaro o bestia, posado en el busto esculpido
    de Palas en el dintel de su puerta
    con semejante nombre: "Nunca más."
    Mas el Cuervo, posado solitario en el sereno busto.
    las palabras pronunció, como virtiendo
    su alma sólo en esas palabras.
    Nada más dijo entonces;
    no movió ni una pluma.
    Y entonces yo me dije, apenas murmurando:
    "Otros amigos se han ido antes;
    mañana él también me dejará,
    como me abandonaron mis esperanzas."
    Y entonces dijo el pájaro: "Nunca más."
    Sobrecogido al romper el silencio
    tan idóneas palabras,
    "sin duda -pensé-, sin duda lo que dice
    es todo lo que sabe, su solo repertorio, aprendido
    de un amo infortunado a quien desastre impío
    persiguió, acosó sin dar tregua
    hasta que su cantinela sólo tuvo un sentido,
    hasta que las endechas de su esperanza
    llevaron sólo esa carga melancólica
    de "Nunca, nunca más."
    Mas el Cuervo arrancó todavía
    de mis tristes fantasías una sonrisa;
    acerqué un mullido asiento
    frente al pájaro, el busto y la puerta;
    y entonces, hundiéndome en el terciopelo,
    empecé a enlazar una fantasía con otra,
    pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño,
    lo que este torvo, desgarbado, hórrido,
    flaco y ominoso pájaro de antaño
    quería decir graznando: "Nunca más,"
    En esto cavilaba, sentado, sin pronunciar palabra,
    frente al ave cuyos ojos, como-tizones encendidos,
    quemaban hasta el fondo de mi pecho.
    Esto y más, sentado, adivinaba,
    con la cabeza reclinada
    en el aterciopelado forro del cojín
    acariciado por la luz de la lámpara;
    en el forro de terciopelo violeta
    acariciado por la luz de la lámpara
    ¡que ella no oprimiría, ¡ay!, nunca más!
    Entonces me pareció que el aire
    se tornaba más denso, perfumado
    por invisible incensario mecido por serafines
    cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado.
    "¡Miserable -dije-, tu Dios te ha concedido,
    por estos ángeles te ha otorgado una tregua,
    tregua de nepente de tus recuerdos de Leonora!
    ¡Apura, oh, apura este dulce nepente
    y olvida a tu ausente Leonora!"
    Y el Cuervo dijo: "Nunca más."
    "¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
    ¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio
    enviado por el Tentador, o arrojado
    por la tempestad a este refugio desolado e impávido,
    a esta desértica tierra encantada,
    a este hogar hechizado por el horror!
    Profeta, dime, en verdad te lo imploro,
    ¿hay, dime, hay bálsamo en Galaad?
    ¡Dime, dime, te imploro!"
    Y el cuervo dijo: "Nunca más."
    "¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
    ¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio!
    ¡Por ese cielo que se curva sobre nuestras cabezas,
    ese Dios que adoramos tú y yo,
    dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén
    tendrá en sus brazos a una santa doncella
    llamada por los ángeles Leonora,
    tendrá en sus brazos a una rara y radiante virgen
    llamada por los ángeles Leonora!"
    Y el cuervo dijo: "Nunca más."
    "¡Sea esa palabra nuestra señal de partida
    pájaro o espíritu maligno! -le grité presuntuoso.
    ¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica.
    No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira
    que profirió tu espíritu!
    Deja mi soledad intacta.
    Abandona el busto del dintel de mi puerta.
    Aparta tu pico de mi corazón
    y tu figura del dintel de mi puerta.
    Y el Cuervo dijo: Nunca más."
    Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.
    Aún sigue posado, aún sigue posado
    en el pálido busto de Palas.
    en el dintel de la puerta de mi cuarto.
    Y sus ojos tienen la apariencia
    de los de un demonio que está soñando.
    Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama
    tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,
    del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,
    no podrá liberarse. ¡Nunca más!

    Edgar Allan Poe

  11. Un día me dijo que era vidente, y no es que no le creyera, pero me muestro generalmente bastante incrédula respecto a estos temas. Lo que no veo, no existe para mí. No digo que debiera haberle creído sólo porque le estimaba ya que en mi opinión la amistad y la confianza son muy importantes, pero simplemente hice un esfuerzo y le di el beneficio de la duda. ¿Y si era yo la que estaba equivocada?. No volvimos a hablar del tema hasta que un día volvió a aparecer en el chat donde estábamos hablando y me envió un privado. Era una de esas ventanitas que sólo podíamos ver ella y yo. Absolutamente privado.

    ELLA - Hola, ¿seguimos el tema?
    YO - ¡Vale! Pero no creo que puedas convencerme, ya sabes... me cuesta creer estas
    cosas.

    ELLA - No pretendo convencerte de nada, pero nací con ciertos dones y tampoco tengo
    intención de ocultarlos al mundo.

    YO - Eso debe estar bien.

    En realidad no sabía qué decirle. ¿Estaba bien? En fin... poco podía decir yo al
    respecto.

    ELLA - Está bien, pero no siempre. Cuando tengo una visión acabo agotada.
    YO - ¿Te supone un esfuerzo?

    ELLA - Sí, bastante esfuerzo.

    YO -¿Y por qué lo haces?

    ELLA - No es algo que se elija, se nace con ello.

    Hubo un silencio en el que ninguna de las dos parecía saber qué decir. Miré el canal
    donde nos habíamos conocido siete meses atrás. Estaban hablando de las próximas
    vacaciones de verano.

    ELLA - ¿Sigues ahí?
    YO - Sí, ¿no puedes verlo? .-Bromeé.

    Entonces dijo algo que me asustó.

    ELLA - Sí, puedo verte.

    Tragué saliva y pensé, vaya, me está tomando el pelo y yo caigo como una tonta.
    Sentí un escalofrío pero decidí presionarla.

    YO - ¿Ah, sí? Pues dime... ¿con quién estoy?
    ELLA - Sola

    Bueno, eso podía haberlo comentado antes en el chat y que ella lo hubiese leído.
    Decidí seguir con aquello como si se tratara de un juego.

    YO - Dime algo que me sorprenda. Algo que veas en mi habitación.
    ELLA - Veo que tienes algunas de las teclas de tu ordenador borradas. Tecleas rápido.

    YO - Ya, pero eso puede pasarle a cualquiera. Las letras de los teclados se borran.

    ELLA - Tú tienes borrada la A, la S, la L y la M.

    Miré mi teclado más curiosa que horrorizada, pero de la curiosidad a la ansiedad
    hubo tan sólo un instante. Ya no me hacía tanta gracia el juego. Mi condición de
    incrédula, no obstante, me hizo ir más allá.

    YO - Amiga... estoy segura de que casi todos tenemos las mismas letras borradas. Dime
    algo que sorprenda de verdad.
    ELLA - ¿Por qué quieres seguir con esto si no me crees?

    Buena pregunta, pensé.

    YO - Igual para conocerte un poquito más, o para experimentar algo que no haya
    experimentado antes.

    En ese momento supe que ella sonreía desde su lado del monitor. Internet es un sitio curioso. Estás en tu casa, en camiseta de tirantes y pantalón corto, descalza y con el ventilador puesto cuando al otro lado de la pantalla alguien te habla abrigado hasta el cuello, con un par de calcetines y la estufa puesta porque tú estás disfrutando del inminente verano y ellos aún están pasando el clima del invierno.

    Mi amiga se había mostrado siempre amable, abierta, simpática y con un buen sentido del humor. Se podía decir que coincidíamos en todo menos en este tema. No nos gustaba el fútbol, adorábamos las comedias, nos encantaba Oscar Wilde, ambas habíamos visitado Orlando, a las dos se nos había muerto el padre... ¡eran tantas cosas las que nos acercaron y nos hicieron grandes amigas!.

    ELLA - ¿Cómo llevas el libro? –Preguntó de pronto.
    YO - ¿Qué libro?

    ELLA - El que tienes encima de la mesa... déjame ver... La fuerza bruta, de John
    Steinbeck.

    Miré a mi derecha con los ojos como platos. ¿Se lo había dicho? ¿Le había dicho que lo había empezado o que iba a leerlo? ¿Le había dicho que solía poner los libros en mi mesa porque me encantaba mirar una y mil veces las portadas de los libros que me estaba leyendo? Evidentemente, la respuesta debía ser sí.

    YO - Acabo de empezarlo.

    Lo escribí sin dejar notar nada sobre mi –todavía- sorpresa.

    ELLA - Yo no lo he leído.
    YO - Ya te diré qué me parece.

    En el chat general el tema de conversación giraba en torno a las lanchas motoras. No me pareció más interesante que mi conversación en privado y me puse a pensar qué podía preguntarle para descubrirla o rendirme a sus pies definitivamente. Pero habló ella.

    ELLA - Alguien va a llamar a la puerta.
    YO - Ah, pues ve, te espero.

    ELLA - No. Es en tu casa.

    Sonreí incrédula. Iba a poner una risa (jajajaja) cuando sonó el timbre. Miré hacia la puerta de la habitación. Mis ojos volvieron a la frase premonitoria de mi amiga.

    YO - Ahora vengo.
    ELLA - Ok.

    Llegué hasta la puerta y miré por la mirilla. Un vendedor de alfombras.
    - No me interesa. –Dije para no tener que abrir.
    El chico dijo algo que sonó despectivo y se marchó a otro piso.
    Volví al chat.

    YO - ¿Cómo lo sabías? Era un vendedor de alfombras.
    ELLA - Te he dicho que puedo verte.

    Sopesé la posibilidad de que tuviera razón pero mi sensatez lo negaba una y otra vez. No había nacido yo para creérmelo todo, y menos aún aquello que escapaba a la lógica. Mi amiga no sólo estaba en su casa, sino que estaba en otro país y teníamos distinta franja horaria.

    ELLA - ¿Sabes? Algo me dice que debo seguir mirándote. No te asustes pero...
    YO - pero???????

    ELLA - Es que no sabría explicártelo. Generalmente tengo visiones premonitorias, otras veces, como hoy, puedo provocar el verte. Aparecen imágenes frente a mí y te veo, veo tu habitación, pero esto supone un gran esfuerzo. Me duele la cabeza.

    YO - Ya, pero... ¿y el “pero” que decías?

    ELLA - Es que no quiero asustarte pero presiento algo raro.

    YO - Ahora sí que me estás asustando.

    ¡Pero qué poca firmeza tenía, por Dios! ¡Ahora estaba asustándome de verdad! Yo, la
    incrédula, la que si no ve, no cree. Me sentía agitada. Quizás se debía a que eran
    pasadas las diez de la noche ya, estaba sola en casa y la última persona que había
    visto había sido un desconocido poco amable desde una mirilla. Al menos aún podía
    escuchar el volumen alto de un televisor. Era mi vecina, una viejecita que estaba
    algo sorda.

    YO - No sé pero... quizás deberíamos cambiar de tema.
    YO - No es que me hayas convencido pero...

    ELLA - :) No te preocupes, te entiendo. ¿Tengo tu permiso para seguir observando?

    YO - Claro, pero que conste que no tengo tan claro que puedes verme. Mi sesera me
    impide creerte. :)

    Miré de nuevo el chat para ver si surgía algún tema en el que pudiera involucrarme
    pero estaba parado. Había unos siete miembros en el chat y ninguno de ellos hablaba.
    Todos estaban en privados. Miré la ventanita del privado de mi amiga.

    Iba a escribir algo cuando ví que ella se me había adelantado.

    ELLA - Cielo, ahora te asustes pero, no estás sola.

    Sentí un escalofrío en mis piernas y mis brazos. Tanto se erizó el vello que me
    dolió. ¿Cómo se podía calificar a una de “cielo” para luego decirle que no estabas
    sola en la habitación?.

    YO - ¿Qué quieres decir? Me estás poniendo nerviosa.
    ELLA - No puedo identificarle pero está detrás de ti

    YO - Por favor para

    ELLA - No se mueve casi, no te asustes, déjame observarle.

    YO - Estoy asustada.

    Ahora sí que lo estaba. Miraba la ventana. Oscuridad total. No me atrevía a girarme
    hacia atrás. ¿Y si veía algo que no quería ver? ¿Y si allí estaba mi amiga? ¡u otra
    persona! Eso aún era peor... comencé a notar un nudo en la garganta. Hubiera querido
    ser más valiente o más cobarde y llorar, pero estaba estancada en mi propia lucha
    para creer o no creer.

    ELLA - ¿Notas frío a tu alrededor?

    Su pregunta me llegó casi cuando estaba a punto de apagar el ordenador y encender la
    luz del techo para meterme rápidamente en la cama y olvidarme del tema.

    YO - Estamos a más de 30 grados.- Le informé.
    ELLA - Ok. Es que no consigo entrar en él.

    YO - ¿¿¿EL??? ¿entrar??

    ELLA - Se muestra como una estatua por eso no me deja descubrirle. No sé si es bueno
    o tiene malas intenciones. Sólo sé que está ahí, estático.

    YO - Yo no veo a nadie... esto no me gusta.

    ELLA - Ya te dije que no te asustarás, cielo. Además, yo estoy contigo.

    YO - Sí, a miles de kilómetros de distancia.

    Entonces lo noté. Una especie de roce helado, como si hubieran puesto una mano sobre
    mi brazo. En la zona donde la sentí el pelo de mi brazo se erizó. Completamente en
    alto. El resto de mi cuerpo no notó nada.

    YO - ¡Está pasando algo!
    ELLA - ¿Qué??

    YO - He sentido un frío helado en mi brazo.

    ELLA - Tranquilízate.

    YO - Se me ha erizado el pelo, tengo una extraña sensación.

    Comenzaba a ser pánico.

    ELLA - Cielo, tranquila, hazme caso.
    YO - Esto es muy raro

    YO - Estoy asustada

    YO - Necesito tranquilizarme, estoy.... joder!

    YO - joder joder joder joder joder

    ELLA - ¿Quieres dejar de escribir?

    YO - joder joder joder joder joder

    ELLA - Te va a dar una taquicardia, tranquilízate.

    Y entonces noté un soplo frío en un mi cuello, como si me hubieran tirado el aliento.

    YO - ¿Qué significa el frío del que me hablabas?
    ELLA - El frío lo transmiten los muertos cuando se acercan, generalmente algo
    enfadados o...

    YO - ¿OOOOOO??????????

    ELLA - violentos

    YO - ¿VIOLENTOS?????

    YO - Joder ayúdame, qué hagooooooooo?????

    ELLA - Tranquilízate, yo no lo he visto moverse.

    YO - ¡Haz algo!

    ELLA - Cielo ¿quieres tranquilizarte?

    YO - ¡Hay alguien conmigo joder! Tengo un muerto tirándome su aliento en mi espalda,
    estoy acojonada estoy asustada estoy llorando

    ELLA - Cielo.... ¿te importaría escucharme? Deja de escribir y lee esto

    Hice un esfuerzo. Para mí escribir suponía no mirar atrás y leer palabras, ya fueran
    suyas o mías, sentirme menos sola en mi habitación.

    ELLA - No hay nadie, cariño.
    YO - Lo dices para tranquilizarme.

    ELLA - NO HAY NADIE

    YO - Está aquí, lo siento, lo presiento lo notooooooo

    ELLA - Ok. Escúchame. Era broma.

    YO - ¿Broma????

    ELLA - Quería demostrarte que no existen los incrédulos, cálmate por favor. Yo no veo
    nada, es cierto que a veces tengo visiones premonitorias, como cuando han llamado a
    la puerta, pero no puedo obligarme a ver a nadie.

    YO - pero yo siento algo

    Esto último lo escribí con lágrimas en los ojos y más asustada que nunca.
    Sus palabras no me tranquilizaban. Las lágrimas a veces me impedían leer bien pero
    me las quitaba restregándome en segundos los ojos o apretando los párpardos para que
    salieran disparadas y dejaran de molestarme.

    ELLA - Voy a llamarte por teléfono.

    Pocos segundos después sonaba el timbre del teléfono. ¿Había hecho ella misma una
    conferencia para convencerme de que no existían las videntes ahora que ya me lo
    había creído?. Fui a descolgar pero ocurrió algo que congeló mi mano en el aire.

    ELLA - Cielo, no puedo llamarte sin desconectar esto. Sólo tengo una línea. ¿Puedo
    llamarte o prefieres que sigamos aquí?

    Cuando ya tenía puesta la mano en el auricular ví su privado. ¿Cómo podía escribirme
    y llamarme a la vez? Miré el identificador de llamadas antes de descolgar. No había
    número, era anónimo. No era ella. Eso lo tenía claro después de haber visto el
    privado.

    Respiré hondo y dudé entre contestar al privado o descolgar el teléfono. Me decidí
    por la llamada.
    - Dígame.
    - Tu amiga va a a morir mientras tú escuchas este mensaje.

    Jamás había sentido tanto miedo y jamás en mi vida mi corazón había dado un vuelco
    tan grande ni mis piernas –aún sentada- me habían fallado con tal rapidez. Me hice
    de mantequilla. Comenzó a darme vueltas la habitación y luché por recuperar el
    aliento.

    De pronto la línea se cortó y comenzó el molesto pitido de “comunicando”.
    Solté el auricular como si me quemara en las manos.
    Volví rápidamente al chat, al privado. Tecleé tan rápido que lo escribí todo mal.

    YO - ?ESta`s ahí´?
    YO - respondeeee!!!!
    YO - responde por favvor!!!!
    YO - ¿no me lees¿¿¿
    YO - DI ALGOOOOOOOO

    Histérica, cogí mi agenda y marqué su número de teléfono. Yo sí tenía dos líneas y
    podía permitirme permanecer en internet mientras le llamaba. Conseguí comunicación
    con el extranjero y esperé... esperé nerviosa, mordiéndome el labio, más agitada que
    entera, más asustada que nunca... prácticamente bailaba en mi asiento.

    Pero no contestaba.

    Colgué furiosa pegándole tal golpe al auricular que pensé que me habría cargado el
    teléfono. Volví al privado y traté de que mi amiga respondiera. No lo hacía. Al
    final apareció un mensaje en mi privado. En su ventana.

    ELLA - Ahora sí te veo. No tengas miedo. Sólo me quedaré un momento.

    Sentí un escalofrío que me recorrió la espina dorsal. El chat me indicó que tras
    escribir esa última frase, mi amiga había salido del chat. Ya no estaba allí. No se
    había despedido de nadie, ni de mí, ni del resto de los miembros del chat. Había
    desconectado.

    Miré fijamente la pantalla que sólo se movía ahora en el chat general. Ni siquiera
    sé de qué estaban hablando. Para mí todas las líneas no tenían significado, sólo
    podía mirar su último comentario del privado. “Ahora sí te veo. No tengas miedo.
    Sólo me quedaré un momento”.

    Entonces lo entendí.
    Comencé a llorar desesperada.

    Mis manos corrieron a mis ojos y lloré sofocada, entendiendo que mi amiga había
    muerto, que era yo la que había tenido el presentimiento y la premonición, y que
    ahora ella estaba a mi lado. Esta extraña comprensión me hizo girarme y mirar mi
    habitación vacía. No quería creer que no estuviera allí. No podía, no después de
    todo....

    Una caricia, tan suave que apenas era como un suspiro, acarició mi cabeza.
    Transmitió tal cantidad de paz que lejos de asustarme me relajó. Mis lágrimas
    continuaron cayendo por las mejillas. Ya no las secaba. Miraba al vacío sabiendo que
    ella estaba frente a mí.

    - ¿Qué te han hecho? . –Pregunté al aire.
    - Pssss.
    Respiré hondo al escuchar ese sonido. Era como cuando era pequeña, tenía miedo y mi
    madre ponía su dedo en la boca y soplaba para que olvidara el tema y pensara en
    cosas bonitas.

    Ladeé triste la cabeza. La paz de su caricia no me abandonaba pero sabía que éste
    sería nuestro primer y último encuentro sin el ordenador de por medio. Me tembló el
    labio.

    - Te echaré de menos.

    En ese momento en el ordenador hubo un movimiento general. Se minimizó el chat, se
    abrió solo un tratamiento de textos, y apareció una corta frase en una página en
    blanco:

    Y YO A TI.


  12. Qué grande y valioso eres amor!!!!!!

    que me haces suspirar y soñar con la sola mencion de tu nombre

    eres dueño de la sonrisa mas sublime, envuelta en la perfecta exquisites del cielo,

    que lleva a un mundo de sueños


    Qué tanta vida me das amor!!!!!!

    que en los espacios vacios de mi alma

    dibujaste con tus labios dulces

    la pasión que llevamos dentro


    Qué tan dulce eres amor!!!!!

    que me lleva por los mares de locura

    divinidad exquisita de tu cuerpo

    que me invita a vivir en tus deseos


    Qué tan perfecto es mi amado

    que a pesar de los días recorridos

    te amo día a día en mis despertar,

    en cada instante que pasa, cada respiro,

    cada palpitacion de mi corazon...te amo mas y mas....

    y aunq no te tengo aquí conmigo

    al ser el significado mismo del amor

    y de como dos cuerpos pueden vestir la misma piel,

    poseer la misma alma,

    y una ilusión absoluta

    de que un día seremos uno

    tu y yo juntos, mi amor

    sin esta distancia...ni tiempo...

    que si bn, no nos detiene

    nos es aveces motivo de melancolia



    Poema a mi gran amor de mi vida


    AKUTSU


    por que este amor siga su destino q se detrmino x derecho divino

    asi es


    a love that will live forever
  13. Amor, lo nuestro
    No se puede resolver
    Me voy
    No te daré una noche más
    Para decir adiós
    Y tú
    Lo clásico deseo que estés bien
    Y yo
    Será difícil olvidarte pero estaré mejor
    Yo tengo que volar y me perdiste
    Y a otro amor no le darás
    Lo que me diste
    Y cuídate por dios
    Si estas con alguien al besarla
    No llamarlo como me llamo yo
    Mi nombre está grabado
    En tu memoria
    En cada instante que te ame
    Te di la gloria
    En cada parte de tu cuerpo hay
    Una historia que te
    Hablara de mí
    Mi nombre lo veras mucho muy alto
    Va a ser en vano cuando intentes olvidarlo, será
    Imposible para ti recuperarlo, te quedaras sin mí
    Lo ves
    El tiempo pone todo en su lugar
    Y yo estaré
    Lejos de ti en el firmamento
    Donde debí de estar
    Yo pienso que tu caso
    Si es muy triste
    Ver cada noche
    Esa estrella que perdiste
    Te recomiendo amor
    Cuando a alguien beses no llamarlo como me llamo yo
    Mi nombre esta grabado en tu memoria
    En cada instante que te ame te di la gloria
    En cada parte de tu cuerpo hay una historia que te hablara de mí
    Mi nombre lo veras mucho muy alto
    Va a ser en vano cuando intentes olvidarlo
    Será imposible para ti recuperarlo
    Te quedaras sin mí
  14. :leectura:​
    Hola a todos, como verán me dedique a borras todas las entradas en mi blog.
    ¿La razon? Ninguna en especial, sino que cuando publiqué todo lo anterior, yo era diferente, pero ahora que estoy más familiarizada con el foro, con mis amigos, con todo lo que me ha pasado, he cambiado, por lo tanto necesitaba cambiar todo.
    Los quiero mucho.
    Atte: Louise​
    :together:
    :dulcessueños:​